Terrorismo y libertad

respetoMenos mal. No me atrevía a expresar mi opinión por no parecer un bicho raro. Pero también el Papa Francisco ha levantado la voz diciendo que la libertad de expresión tiene unos límites.

Evidentemente estoy en contra de cualquier acto de terrorismo sea cual sea la causa que lo produce, pero también pienso que la libertad de expresión tiene como límite el respeto a los demás. Especialmente si hace referencia a las convicciones religiosas sean estas cualesquiera que sean.

Yo, os podéis imaginar, no soy musulmán. Soy católico y me parece que mofarse de las creencias de cualquier colectivo es algo deplorable. Y si a lo que se le falta al respeto es a una de las religiones más mayoritarias del mundo…

Alguien podrá argumentar “es que hay musulmanes que matan en nombre de la religión”. Bien, que una mínima minoría de musulmanes malinterpretando el Corán actúen de esa manera no da licencia para ridiculizar las creencias de millones de personas de buena voluntad.

Si queremos que haya paz en las personas, en las familias, en las organizaciones y entre los pueblos lo primero que tenemos que hacer es respetarnos unos a otros. No quiero terminar el mensaje de esta semana sin dejar claras dos cosas que ya he dicho. Primero, que soy católico (y practicante). Y segundo que condeno cualquier acto terrorista del signo que sea. Hasta el jueves que viene.

El pequeño Nicolás

hackersHe de anticipar que desde que supe de este personaje hace un par de meses me ha caído simpático. Me cuadra que haya sacado de quicio a los políticos. No es para menos. Ha puesto de manifiesto las vulnerabilidades del sistema político.

Un hacker es una persona que se dedica a buscar las grietas de un sistema para poder burlarlo. Y eso es lo que ha hecho nuestro pequeño Nicolás. Un hacker informático es el que busca fallos en los sistemas informáticos e introducirse donde se supone debía ser una zona impenetrable. Su motivación no es beneficiarse de los fallos del sistema sino la satisfacción que produce haber encontrado esos fallos. Uno que burla los sistemas informáticos de un banco para traspasar dinero a su cuenta no es un hacker es un delincuente.

Parace que nuestro Nicolás es una persona que ha tenido la habilidad de encontrar fallos en el mundo de las influencias y ha conseguido que se le abran las puertas de los sitios más inverosímiles.

Tengo un amigo que es un hacker en su empresa. Le importan un pito los incentivos. Pone esfuerzo en su trabajo porque le gusta lo que hace, y trae de cabeza a sus jefes. Se las ingenia para cumplir con los requisitos que le hacen merecedor de los incentivos que estos jefes han establecido, haciendo lo contrario de lo que los jefes esperan que haga. No es que lo haga continuamente. Es un buen profesional. Pero lo hace de vez en cuando para mostrar la incongruencia del sistema de incentivos. ¡Cómo nos reímos cuando me cuenta lo que hace!. ¡Qué despistados andan muchos jefes!

¡El pequeño Nicolás! ¡Cómo ha sacado de quicio a los políticos! Quizá se lo merecen. Os recuerdo que el dia 22 de este mes, el jueves que viene, impartiré una sesión webinar desde el IESE a las 13.00. Para participar en ella inscríbete aquí.

Pedir ayuda

gente simpáticaNinguno somos perfectos ni autosuficientes. Necesitamos ayuda de unos y otros. Sin embrago hay mucha gente, especialmente directivos de primer nivel que no se plantean pedir esta ayuda. Piensan inconscientemente que sería reconocer que son vulnerables, que no dominan la situación.

Esto es un error. Pedir ayuda a nuestros colaboradores debería ser lo más normal del mundo. Pedir ayuda es reconocer que el trabajo de dirección es lo suficientemente complejo como para requerir los inputs de jefes y colaboradores.

El directivo que reconoce que necesita la opinión y parecer de su gente es un directivo que genera confianza. Es cercano. Transmite con los hechos que no es perfecto. El directivo que no cuenta con la ayuda de su gente transmite distanciamiento. Su gente celebra disimuladamente los resbalones fruto de su arrogancia.

Directivo, no tengas miedo en solicitar la ayuda de tu gente. Te presentarás ante ellos más humano. Tendrás a la gente contigo.

Además de felicitaros el año nuevo os informo que el dia 22 de este mes impartiré una sesión webinar desde el IESE a las 13.00. Para participar en ella inscríbete aquí.

El jefe siempre tiene razón

diciembre 31, 2014 35 comentarios

jefesLa relación entre colegas en el trabajo suele ser distinta a la que hay entre jefes y los de abajo. Con frecuencia ésta es menos fluida y la menor familiaridad entre unos y otros hace que a veces no sea fácil a los de abajo comunicarse con los de arriba. Y es una lástima, porque con frecuencia los de abajo tienen información que sería útil a los de arriba, pero que no se dan las condiciones de confianza para que pueda transmitirse.

Esta falta de comunicación hace que a veces los de abajo no salgan de su asombro al ver cómo actúan los jefes. “¿Como puede ser que no se den cuenta de esto y hagan esto otro?” se preguntan sorprendidos los de abajo. Pues sí, esto es muy frecuente y lleva a veces asociado injusticias, ponen medallas al caradura que no se las merece y el sacrificado que hace el trabajo escondido y luce poco pasa totalmente desapercibido. Esto unas veces resta autoridad a los jefes y otras causa risa entre su gente al ver lo fuera de juego en que se encuentra éste.

Es esencial para el que manda crear entre su gente un clima de confianza que facilite que se comparta todo lo que está pasando. Es necesario que el jefe sea consciente que puede hacer juicios que estén equivocados y rectificar cuando los de abajo se lo insinúan. Malo el jefe que siempre tiene la razón.

Feliz última noche del año. Feliz 2015 y gracias a todos los que activa o pasivamente participáis en este blog.

Dedicar tiempo a lo importante

diciembre 24, 2014 16 comentarios

hijosRecomiendo vivamente el video con que termino el mensaje de esta semana. Me lo descubrió un colega con quien trabajo en el IESE. Va de dedicar tiempo a la familia, especialmente a los hijos los que los tenéis pequeños.

Podemos excusarnos pensando que tenemos muchas cosas muy importantes que hacer, que no tenemos tiempo y que hay mucho ajetreo en nuestra vida. Si lo pensamos no es verdad que no tenemos tiempo. El tiempo es el bien más democráticamente distribuido: todos disponemos de 24 horas cada día ni un minuto más ni un minuto menos. La cuestión es a qué dedicamos esas horas. y ahí es donde entra nuestra escala de prioridades.

Hay gente que necesita desarrollar una agotadora actividad. Suelen ser personas inseguras que para demostrarse que son importante llenan su día de activismo. La pregunta es si lo que están haciendo es lo que deben hacer. El video puede recordar a muchos qué es lo importante y qué es lo accesorio. No sea que pase el tiempo y descubramos que no nos hemos dedicado a lo que deberíamos. Yo me he encontrado a mucha gente que ha lamentado cuando ya era tarde no haber dedicado a sus hijos el tiempo que merecían.

Feliz navidad a todos y que podáis disfrutar estos días de vuestra familia.

Visto más de 4 milllones de veces en 10 días

Quien siembra vientos…

diciembre 18, 2014 13 comentarios

tempestadesQuien siembra vientos cosecha tempestades dice la sabiduría popular. Es muy fácil exigir derechos pero no cumplir con las obligaciones. Hay personas e instituciones que no se cortan a la hora de transgredir los más elementales principios de honestidad cuando se trata de hacer negocios. La pela es la pela y ante la cuenta de resultados todo vale. Sin embargo lanzan un grito al cielo cuando es a ellos a los que se está agrediendo.

Cuando alguien no cumple con sus obligaciones tiene poca autoridad moral para exigir sus derechos. Hace unos pocos años vaticiné que vendrían tiempos difíciles para cierta multinacional. Mi predicción se basaba la falta de honestidad en alguna de sus operaciones. No digo de qué empresa se trata para ser coherente con mi mensaje de la semana pasada. El tiempo me ha dado la razón. Nunca es motivo de alegría que una empresa esté teniendo dificultades. Lo que sí me alegra es comprobar que mis teorías sobre dirección de empresas se ven verificadas por los hechos. El que siembra vientos…

La semana que viene el jueves es navidad, así que adelantaré el post al miércoles. También informaros que el 22 de enero hablaré sobre la toma de decisiones en un webinar transmitido en vivo desde el IESE. Si queréis participar os podéis apuntar en este enlace. Saludos.

Hablar siempre bien de los demás

diciembre 11, 2014 31 comentarios

pazEl otro día coincidí con un amigo al que hacía tiempo no veía. Años atrás, hablo de hace unos 25 años, nos habíamos tratado mucho. Empezamos a recordar viejos tiempos y salieron en la conversación conocidos comunes de aquella época. Después de casi una hora de conversación, sentí que había estado muy a gusto con este antiguo amigo, y empezando a pensar porqué me di cuenta que sólo había hablado muy bien de cada persona que habíamos recordado, apuntando las cualidades que cada uno tenía. Ninguna crítica. Ningún defecto salió a relucir. ¡Qué rato más a gusto pasé con esta persona y qué buen sabor de boca me dejó esa conversación!

Pues sí. Todo el mundo tiene más virtudes que defectos. ¿No es mejor resaltar esas virtudes de cada uno y no amargar con los defectos que otros puedan tener? Se genera alrededor más paz y más alegría resaltando las cosas positivas. Criticar a los demás nos amarga la existencia a nosotros mismos.

Consejo, hablar siempre bien de los demás. De cualquier persona siempre podemos encontrar muchas cosas de las que podamos hablar bien.

El jueves pasado tuvimos la reunión de lectores del blog. Estuvimos unas 50 personas. Después de intercambiar opiniones sobre si la recuperación económica se afianzaba o se frenaba pasamos a hablar de razones por las que fallan las empresas. Creo que todos aprendimos, y después algunos nos fuimos a tomar unas cervezas.

Hasta el jueves que viene.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.611 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: