Aeropuertos cerrados (II)

Aunque desde que se ha vuelto a abrir el espacio aereo europeo, la noticia de la nube de lava ha desaparecido de los titulares de los periódicos, la situación producida estos días atras me va a permitir hablar de dos errores bastante comunes en la toma de decisiones.

Si bien el primer día cuando se produjo la noticia hubo desconcierto, al cabo de cinco días ya estaba todo el mundo opinando en la prensa sobre si se había exagerado la situación, si se había sobrereaccionado, etc. Esta crítica es muy fácil hacerla al cabo del tiempo cuando se tiene más información sobre lo que está pasando. Pero el cierre del espacio aereo hubo que decidirlo casi instantaneamente, por lo que no son aceptables los juicios que a posteriori se hacen sobre la decisión. No se puede juzgar lo acertado que es una decisión utilizando información que no estaba disponible cuando se tomó. Cuando ya se sabe lo que va a pasar es muy fácil decidir. El problema es ese, que cuando hay que decidir no se sabe todavía lo que va a pasar.

El segundo error que se suele cometer es el denominado “self serving bias”. Consiste en que los distintos protagonistas esgrimen los argumentos que más les favorecen a sus intereses. Por un lado las aerolíneas se han centrado en destacar lo descabellada que es la decisión de cerrar lo aeropertos. Por otro lado las autoridades se han centrado en hablar de que no se pueden asumir riesgos. Cada parte ha utilizado los argumentos que mejor defendían sus intereses o mejor justifica su decisión. Esto dificulta la buena toma de decisiones. Ante una situación, cuando se juzga una alternativa primero hay que poner todos los argumentos a favor y también todos los argumentos en contra. Una vez que se han esgrimido todas las razones, entonces se puede empezar a valorarlas y juzgar si esa alternativa es adecuada o no.

  1. Rob Marchant
    abril 29, 2010 en 9:01 am

    Esto me recuerde de un dicho de los comerciantes de la City de Londres (disculpa, que no tengo traducción): “Harry Hindsight, the greatest trader of them all”. Es decir, es muy fácil decir que deberías haber comprado o vendido, cuando ya sabes la dirección la que ha tomado el mercado.

    • abril 29, 2010 en 5:55 pm

      Rob, no conocía el dicho, pero es muy gráfico. Lo utilizaré en mis clases. La verdad es es difícil su treducción al castellano. No tenemos una palabra equivalente al hindsight. gracias

  2. Javier Bertran
    abril 29, 2010 en 10:10 am

    Si es un poco parecido a lo ocurrido con al Gripe A y la OMS. ES fácil criticar cuando ya ha pasado, pero para prevenir hay que tomar decisiones ANTES….aunque parezca una verdad de perogrullo

    • abril 29, 2010 en 6:01 pm

      Si Javier, totalmente de acuerdo, buen ejemplo. gracias, aunque quizá en este caso se fue excesivamente prudente. No obstante, al decidir sobre el cierre del espacio aereo no se disponía de tiempo y para las vacunas de la gripe A si

  3. Paco
    mayo 4, 2010 en 12:22 am

    No crees que en este caso los gobiernos han tomado la decisión basándose en las consecuencias, buscando las menos malas para ellos?
    Cerrar implicaba menos riesgo, básicamente porque si no hubieran cerrado y hubiese habido algún accidente todo el mundo les miraría a ellos como culpables.

    Aunque no se han analizado las consecuencias en profundidad. Por ejemplo, el cierre de vuelos implica largas colas de gente esperando: por qué no se articuló desde el primer día una solución a esto por los gobiernos ante lo especial de la situación y se esperó lo más cómodo a ver si escampaba?

    • mayo 4, 2010 en 2:17 pm

      Pues la verdad Paco, que no se cómo habrán tomado esta decisión, pero si unos cuantos aviones se caen, aunque esto también perjudique a los gobiernos, los principales perjudicados serían las víctimas y sus familias. Por otro lado, el cerrar el espacio aereo tampoco era una buena alternativa para los gobiernos. En fin, una situacíón que ha nadie le gustaría enfrentarse.

  4. Paco
    mayo 4, 2010 en 3:05 pm

    Sí, tienes toda la razón. Totalmente de acuerdo contigo.
    No me expliqué bien: yo me refería a que mi percepción es que los gobiernos han sido más bien reactivos ya que buscaron la solución que minimizando riesgos y daños a las personas menos perjudicaba su imagen. Cerraron los aeropuertos pero no dieron más pasos y buscaron alternativas para trasladar a los turistas en la vuelta de Semana Santa (creo que lo hicieron transcurridos varios días cuando vieron que no iba a cesar).

    Para mí, en la gestión del problema ha tenido mucho que ver la descentralización de la gestión del espacio aéreo en el que la planificación de contingencias de cierta magnitud es mucho menos efectiva si no está muy bien coordinada.

    Acabo de ver las noticias, y creo que el mayor riesgo está en que no aprendamos del pasado. Y es que a veces consideramos varios escenarios pero como creemos que el peor es muy improbable (que continúen las cenizas), no tomamos medidas por si vuelve a suceder otra vez.

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.446 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: