Inicio > Consideraciones prácticas, Modos de decidir > La empresa y la maximización de beneficios

La empresa y la maximización de beneficios

Decía la semana pasada que siempre he mantenido que es una estupidez pensar que la finalidad de una empresa sea maximizar sus beneficios, en cualquiera de las versiones en que esto se pueda entender. Decía también que el tiempo me está dando la razón, Ahora todo el mundo se apunta al carro de que la culpa de la actual situación económica la ha tenido un desmedido afán de lucro. Desde muchos ámbitos, también en las escuelas de negocios se oyen voces que reclaman un nuevo planteamiento de la actividad económica. En el post de la semana pasada expuse de manera muy escueta cuál es en mi opinión la finalidad de una empresa.

La maximización de los beneficios por parte de las empresas es un objetivo contradictorio, pues con el intento de conseguirlo se destruyen las condiciones que posibilitan la maximización de los beneficios.  Si quieres maximizar beneficios, seguramente querrás despedir gente. Si despides gente, solo porque así tienes más beneficios (o al menos eso es lo que crees) seguramente los que se quedan empezarán a desconfiar de ti y… Esto solo por apuntar alguna idea de las muchas que se podrían decir.

Decir que la finalidad de la empresa es maximizar los beneficios es como decir que la finalidad de una persona es respirar. Una cosa es que una persona no pueda vivir sin respirar y otra que esta sea su finalidad. Una cosa es que una empresa no pueda sobrevivir sin generar beneficios y otra decir que los beneficios son la razón de existir de la empresa. Bill Gates: “Donar dinero es más enriquecedor que quedárselo”. Satisfacer una necesidad de un cliente debe ser el norte de una empresa. Cuanto mejor se satisfaga esta necesidad mejor estará cumpliendo una empresa con su finalidad. Y, por estar haciéndolo bien, más dinero ganará.

A mis muchos antiguos alumnos: parece que tenía razón cuando os hablaba de esto. No hay nada como no dejarse llevar por las modas. Feliz mes de julio.

  1. julio 1, 2010 en 10:16 pm

    Buenas noches Miguel Angel,
    Excelente artículo.
    Soy Gestor de Calidad en una empresa (por poco tiempo, ya que voy a lanzarme a la aventura de emprender en breve), y digo gestor porque me niego a utilizar la palabra “Responsable de Calidad”.
    Hoy conversando con mi actual Director General, le comentaba la oportunidad que estamos perdiendo al tener un Sistema de Gestión certificado en ISO 9001:2008 y tenerlo y tenerme a mi arrinconado.
    Mi planteamiento fue el mismo que expones en tu comentario, la misión de la empresa es satisfacer al cliente, como yo le he transmitido, “proporcionar al cliente lo que espera de nosotros”.
    Su respuesta es que lo único que importa es “vender”.
    Y así estamos.
    Con tu permiso le acabo de enviar por e-mail un enlace a tu artículo.
    Gracias y un saludo.
    Atentamenta,
    Pedro Muro

    • julio 2, 2010 en 10:31 pm

      Pedro, me alegra mucho que los mensajes de este blog oss ean útiles a los directivos en vuestra práctica profesional. Para eso hago el blog
      saludos,
      Miguel Angel

  2. agosto 21, 2011 en 6:51 pm

    Estimada Don Miguel Angel, me ha encantado este post. El fin de toda empresa, como usted bien dice, es satisfacer la necesidad del cliente. Ya cubierta dicha necesidad (expectativa básica), hay que ofrecerle mejorar la funcionalidad básica a través de un mayor valor añadido para poder fidelizar el cliente hacia la marca. Por otro lado, el uso de las redes sociales, puede fomentar su marca y la marca puede realizar brandility con su público objetivo. Si a esto, le añadimos que la marca realiza una adecuada responsabilidad social, podremos generar beneficio que generará la superviviencia de la empresa.

    Muchas gracias por su post

    Saludos

    Jose Antonio

    • agosto 23, 2011 en 1:58 pm

      Gracias José Antonio. hace años decir que la finalidad de la empresa no era maximizar los beneficios era casi una herejía. Ahora parece que se admite más,
      gracias por participar en el blog,
      Miguel Angel

  3. Anna Plans
    marzo 5, 2012 en 10:02 am

    Totalmente de acuerdo.
    Yo parto del principio de que quien sólo se preocupa de su interés, no crece como persona. Creo firmemente que este principio es extensible y aplicable a la empresa.
    La lealtad, la confianza, el espíritu de servicio o la generosidad son valores “gratuitos” que hacen posible el mundo de los negocios.

    Anna Plans

  4. mayo 30, 2013 en 9:12 am

    Why visitors still make use of to read news papers when in this technological globe the whole thing
    is existing on net?

  1. junio 23, 2011 en 7:32 am
  2. julio 21, 2011 en 7:09 am
  3. agosto 4, 2011 en 7:02 am
  4. septiembre 15, 2011 en 7:04 am
  5. septiembre 29, 2011 en 10:26 am
  6. diciembre 22, 2011 en 8:03 am
  7. marzo 22, 2012 en 8:01 am
  8. mayo 3, 2012 en 7:01 am
  9. junio 21, 2012 en 7:04 am
  10. septiembre 27, 2012 en 7:01 am
  11. diciembre 13, 2012 en 9:01 am
  12. marzo 27, 2013 en 8:01 am
  13. mayo 30, 2013 en 7:02 am
  14. diciembre 19, 2013 en 8:02 am
  15. febrero 13, 2014 en 8:01 am
  16. febrero 20, 2014 en 8:00 am
  17. febrero 27, 2014 en 8:01 am
  18. julio 31, 2014 en 7:01 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.236 seguidores

%d personas les gusta esto: