Inicio > Consideraciones prácticas, Libro Iceberg a la vista, Modos de decidir > Vuelta de vacaciones. Buenos propósitos. Malas decisiones.

Vuelta de vacaciones. Buenos propósitos. Malas decisiones.

Hay tres decisiones que mucha gente toma a la vuelta de vacaciones, sean éstas las de verano o al inicio del año despues de navidad: ir al gimnasio, empezar una dieta para adelgazar y/o dejar de fumar. Al cabo de poco tiempo muchos se ha olvidado de sus buenos propósitos. ¿Por qué sucede esto? Pues por una razón que afecta a estas tres decisiones y a otras muchas situaciones en nuestra vida y en las empresas. En nuestras decisiones damos mucho peso a nuestra situación actual e infravaloramos lo que sucederá más adelante. Ahora vemos la necesidad de adelgazar o dejar de fumar y hacemos buenos propósitos, no dándonos cuenta que llevarlos a cabo nos supondrá más adelante un sacrificio en tiempo y en esfuerzo. Pero infravaloramos ese sacrificio porque se producirá en el futuro. Como esto los saben los gimnasios y las academias de idiomas, nos hacen pagar además de cada cuota mensual una cuota de inscripción. Saben que muchos al poco tiempo dejarán de asistir, y al menos nos han cobrado la cuota de entrada.

Por la misma razón, antes de un campeonato mundial de futbol o unas olimpiadas, te venden un televisor ultra moderno a pagar en cómodos plazos a partir de dentro de unos meses. El placer de la televisión se disfruta ahora y el presente lo valoramos mucho, mientras que el palo de pagarlo se sufre dentro de unos meses, pero eso lo valoramos poco. Si hicieramos cuentas veríamos que estamos pagando una cantidad total excesiva. Por esta misma razón mucha gente ha aceptado hipotecas sobredimensionadas. El piso lo disfrutas ahora, y el pago en el futuro. Solo que… muchos no han podido pagarlo.

Moraleja. Al tomar decisiones piensa que seguramente estás infravalorando las consecuencias que se produzcan en el futuro y te ahorraras unas cuantas malas decisiones. Piensa en el futuro como si fuera ahora. Consejo: cuando tengas que pedir un favor que sea costoso para el que te lo tiene que hacer pídeselo con suficiente antelación. Será más facil que lo acepte. Salvo que seas una persona muy afortunada y tengas muy buenos amigos, que entonces te harán los favores sean los que sean y cuando sean. Si quieres ser una persona afortunada haz todo tipo de favores cuando sea necesario. Tendrás muy buenos amigos.

Feliz vuelta de vacaciones. Nos espera un curso lleno de oportunidades, a mi por lo menos. Sepamos aprovecharlas. Yo, queridos blog-lectores lo abordo con muchísima ilusión. Me voy a embarcar en montar lo que voy a llamar el Centro Internacional para la Toma de Decisiones para aglutinar actividades e iniciativas de académicos y directivos interesados en el tema. Acepto sugerencias y sobre todo esponsors. Dentro de cuatro días conoceré a los que van a ser mis alumnos este curso.

C67UYPXJFTV6 (bloglectores, esto es un código para inscribir el blog en technorati.com)

  1. Juan
    septiembre 2, 2010 en 8:48 am

    gran post el de hoy!
    Justo nosotros estamos preparando ahora el presupuesto para el año que viene y se toman muchas decisiones de “patada para adelante”…
    Mucha suerte con el proyecto, suena muy importante.

    • septiembre 3, 2010 en 10:34 pm

      Juan, por tu email (oculto) te he reconocido. Pues sí, muchas decisiones se toman así. Hay que profesionalizar más la toma de decisiones en la empresa. Otras dimensiones están suficientemente profesionalizadas, pero en esto se puede mejorar.
      Recuerdos a Elena

      Miguel Angel

  2. septiembre 2, 2010 en 10:13 am

    Esos propósitos de dieta, gimnasio, caminar, ir al monte, los hago cada vacación … navidad incluída. Y, es cierto, la vida acaba comiéndose aquellos. Otras veces son los resultados de unos análisis clínicos los que te mueven a iniciar nuevos intentos … porque el miedo guarda la viña.

  3. septiembre 2, 2010 en 10:38 am

    Profesor, gracias por el post. Es cierto que todos estos buenos propósitos se abandonan muchas veces por falta de perseverancia. Un atleta norteamericano, Jim Ryun, me inspiró en una ocasión con una certera frase: La motivación nos ayuda a comenzar, pero es el hábito el que nos permite continuar. Y eso es lo más difícil de algunas decisiones, ser consecuente con ellas, no decaer en el empeño y conseguir los objetivos que se perseguían.
    Un abrazo
    Raúl

    • septiembre 3, 2010 en 10:18 pm

      Raul, efectivamente el hábito nos permite continuar. El hábito se adquiere a base de esfuerzo. Sin esfuerzo no se consigue nada. Todo lo que vale cuesta.
      Saludos

  4. septiembre 2, 2010 en 12:27 pm

    Ariño,

    Es curioso el tema del sobredimensionamiento de los beneficios cercanos. En mi actividad laboral (médico de familia) uno de los grandes retos es conseguir que los pacientes realicen cambios de hábito para prevenir enfermedades futuras (que hagan ejercicio, dieta sana, dejar de fumar, tomar medicación crónica).

    Existen ciertas técnicas de entrevista motivacional para lograrlo, en general consisten en identificar las distintas motivaciones del paciente y resaltar las motivaciones a corto plazo (“mejorará tu aliento”) frente a las de largo plazo (“evitarás un cáncer de pulmón”).

    También se ha visto que hay un rasgo de personalidad más capaz de posponer beneficios a corto plazo para disfrutarlos a largo plazo. Se sabe también que las personas de nivel socioeconómico más bajo tienen menos esperanza en el futuro y por tanto más dificultades para realizar sacrificios por la salud del futuro, es decir predomina en ellos el “carpe diem”, como en el movimiento “punk” de los años 80 (independientemente de que además tengan más dificultad económica para llevar una alimentación sana y hacer ejercicio).

    • septiembre 3, 2010 en 10:22 pm

      Muy interesante Julio, Se ve que sirve esto también a los médicos. Muchas gracias.
      Miguel Angel

      • septiembre 5, 2010 en 2:00 pm

        Miguel Angel,

        Hay bastante escrito en biomedicina sobre toma de decisiones. Por una parte como campo de aplicación (muy interesante pues se trata de decisiones con información incierta, donde el coste de adquirir nueva información se puede traducir en daño para el paciente) y también desde el punto de vista de la “psicobiología de la decisión” (qué estructuras cerebrales afectan a la toma de decisiones, estudios etológicos de comparación con animales, estudios sobre desarrollo cognitivo en la infancia, etc, etc…)

        Puede que te resulte interesante este monográfico de la CABN, con artículos sobre psicoeconomía:

        http://cabn.psychonomic-journals.org/content/8/4.toc

        Especialmente este es relevante para el tema que tratas en el post:

        http://cabn.psychonomic-journals.org/content/8/4/509.full.pdf

        Si alguna vez te planteas abordar el ámbito médico (toma de decisiones en medicina) en tu observatorio no dudes en contar conmigo, estuve un tiempo haciendo investigación sobre “toma de decisión clínicas” y me interesa el tema.

  5. Iryna
    septiembre 2, 2010 en 2:01 pm

    Buenos días! Quería compartir mi modesta experiencia con relación a los buenos propósitos. Cuando el propósito empieza a formar la parte de la visión, y/o de imagen que la persona tiene de si misma, y/o de manera de ser de la persona, esto ayuda a encontrar “recursos” para llevar este propósito de día al día.

    Es verdad que habitualmente “under”-valoramos los recursos necesarios para esto. Los propósitos normalmente implican los cambios. Aparentemente pequeño propósito como ir a gimnasio por la mañana puede suponer muchos cambios durante el día. Si estos cambios están en el conflicto con habitual modelo de la vida, es fácil a abandonar el propósito. Si en cambio uno puede ver la gimnasia como condición necesaria para estar en estado físico y psíquico que favorece significativamente la resolución de las tareas y problemas diarios, ya es otro “modelo” de la vida que facilita la implementación del propósito. (La pena es que esto no se aplica fácil a los recursos financieros.)

    Pregunta final: será mas fácil a llevar el propósito a cabo si previamente uno “re”-piensa (“re”-plantea) el modelo de su habitual comportamiento desde de punto de vista del propósito en cuestión?

    • septiembre 3, 2010 en 10:27 pm

      Iryna, no te reconozco. ¿Eres antigua alumna del IESE?. Llevas razón en todo lo que dices, pconectando con el comentario de Raul, re-pensar o re-plantear el comportamiento habitual puede ayudar, pero eso es solo una parte. Es la parte racional. Entender la conveniencia de un cambio. Pero esto no es suficiente (aunque ayuda y ya es mucho) hay que pasar a la acción. Y esto como dice Raul requiere habito y esfuerzo,
      Saludos

  6. septiembre 2, 2010 en 5:46 pm

    Hola a todos, me he encontrado de repente con estos 5 comentarios. En el plazo de unas horas los leeré con detenimiento y los trataré con vosotros. Gracias por dar vida al blog. saludos,
    Miguel Angel

  7. Klein A.
    septiembre 2, 2010 en 10:38 pm

    Ojo, tanto peligro tiene infravalorar las consecuencias de las decisiones a tomar como ‘sobrevalorarlas’, es decir, cuidado con el falso principio de prudencia que no ayuda precisamente a progresar. Lo importante de una decisión es el hecho de tomarla, ser consecuente y perseverante en la materialización de la misma, y sobre todo, aceptar que nada es absoluto, y no hay decisiones buenas ni malas en sí mismas, sino fallos en la ‘puesta en marcha’ de la decisión tomada.

    • septiembre 3, 2010 en 10:50 pm

      Klein permíteme discrepar con algo de lo que dices. Por supuesto que además de tomar la decisión es muy importante ponerla en marcha bien. pero si hay decisiones buenas y decisiones malas. Si yo tengo la oportunidad de robar y robo, esa es una mala decisión. Lo mejor que le puede pasar a una mala decisión es que tenga fallos en la puesta en marcha. Por otro lado una buena decisión que no la sé poner en practica no sirve para nada.
      Klein no nos conocemos ¿verdad?
      saludos cerca de las 12 de la noche
      Miguel Angel

  8. septiembre 3, 2010 en 12:11 am

    Mucha suerte con el Centro. Necesitamos lideres que sepan decidir.

  9. septiembre 3, 2010 en 4:07 pm

    Miguel Angel creo que es la primera vez que escribo un comentario en tu blog, simplemente quería felicitarte por la sencillez con la que tratas cualquier tema.

    Y espero que comiences el curso con buen pie y puedas desarrollar con gran éxito el “Centro Internacional para la Toma de Decisiones” .

    Un cordial saludo, Phoenix.

  10. septiembre 3, 2010 en 10:40 pm

    Yavendrantiempos y Phoenix. Gracias por lo que decís. Estoy muy ilusionado con el Centro de Toma de Decisiones. Ya he contactado con algunas personas que van a participar. No caigo en quien sois.

  11. Paco
    septiembre 4, 2010 en 8:26 am

    Felicidades Miguel Angel! Excelente post en el que tratas brillantemente el balance consecuencias corto/medio plazo (muy fácil con temas cercanos).
    Por cierto, gracias por recomendar otros blogs. Yo sigo el de Julián que no conocía y el de la HBS (el cual recomiendo porque algunos posts están muy bien; incluso tienen sus casos lo que potencia su practicidad).
    Incluso en un caso de Virnalya Kumar hice mis comentarios.

    Un abrazo,

    Paco

    • septiembre 4, 2010 en 12:05 pm

      Pues sí Paco, esta semana he introducido en el lateral del blog nueva información y enlaces a algunos blogs. Yo no soy de la generación que ha nacido con internet, pero poco a poco voy aprendiendo cosas del diseño del blog y de su difusión por la redes sociales. Espero ir mejorándolo las próximas semanas.
      gracias y un abrazo,
      Miguel Angel

  12. septiembre 6, 2010 en 9:47 am

    Julio Bonis, poste en contacto conmigo y hablamos de lo que propones,
    gracias,
    Miguel Angel

  13. septiembre 6, 2010 en 9:37 pm

    Miguel, solo soy un blogger que entro en tu blog porque me intereso la tematica de la toma de decisiones. Creo que es un problema general en la empresa y en la sociedad, sobre todo en tiempos de crisis.
    Saludos.

    • septiembre 6, 2010 en 9:54 pm

      Yavendrantiempospeores, te parece poco ser un blogger. Te lo preguntaba porque muchos de los que escriben comentarios son antiguos alumnos mios, por si tú también lo eras. En cualquier caso, bienvenido al blog
      MIguel Angel

  14. pepe
    septiembre 8, 2010 en 6:34 pm

    gracias Miguel Angel,
    es bueno quizá plantear los propósitos también antes de las vacaciones,para desarrollarlos después ,mi experiencia para dejar de fumar , asi lo plantee , ocho meses antes de iniciarlas :pensé- este verano dejaré de fumar- el próposito estaba claro – tener las fuerzas concentradas en un objetivo-(porque a la vuelta de vacaciones hay otros temas … y la psique nos engaña- “fuma que el problema desaparece y ya sabemos que no es asi) .
    un saludo Miguel y éxitos en el nuevo proyecto

    • septiembre 8, 2010 en 9:52 pm

      Pepe, totalmente de acuerdo. Esta es una de las recomendaciones. Tomar las decisiones con anterioridad a tener que llevarlas a cabo. Y comprometerse con ellas.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  15. Anónimo
    septiembre 8, 2011 en 10:54 pm

    Hola Miguel A, te he conocido a través de tu artículo en la Razón del 06 de septiembre de Tomar decisiones.Me ha gustado tanto que me lo he recortado y lo tengo guardado,porque aunque estamos en la era de internet,el papel sigue siendo el papel.Me quiero comprar tu libro de Iceber a la vista, está en cualquier librería?

    Gracias y sigue enseñándonos por aquí todos los días( suerte de alumnos del IESE!!!)

    • septiembre 9, 2011 en 9:55 am

      Muchas gracias, El libro lo puedes encontrar en El Corte Ingles, en el FNAC y en otras librerías, Si no lo tuvieran, lo pides y lo encargan.
      Me alegra que hayas dado con el blog. ¿De donde eres?
      saludos,
      Miguel Angel

  1. enero 6, 2011 en 9:08 am
  2. diciembre 29, 2011 en 8:15 am
  3. abril 12, 2012 en 7:01 am
  4. julio 26, 2012 en 7:02 am
  5. julio 26, 2012 en 7:32 pm

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.433 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: