¿Soy yo el problema?

Hace muchos años un conocido me dijo que había dos tipos de tontos: los que prestan libros y los que los devuelven. Pere Agell, magistral profesor ya jubilado del IESE, de quien tanto he aprendido, decía a veces en clase a los alumnos, que había que buscar soluciones a los problemas y no problemas a las soluciones.

En las organizaciones siempre hay personas que son generadores de problemas y personas que son solucionadoras de problemas. Hay quien siempre está planteando dificultades, magnificando los inconvenientes de las decisiones que se adoptan, apuntando problemas donde muchas veces no los hay…  No aportan nada. Solo complican. Es molesto trabajar con ellos. Pero no hay que olvidar que los principales perjudicados son ellos mismos. Ellos son los problemáticos, los demás simplemente sufren las consecuencias de su presencia.

En cambio hay otros, que sin obviar las dificultades que se presentan en el día a día, ven las cosas con optimismo, intentan ser positivos, colaboran con una sonrisa cuando hay que echar una mano para resolver un asunto. Da gusto trabajar con ellos. Un buen ejercicio es preguntarse de vez en cuando: cuando yo no estoy presente, los que trabajan conmigo ¿dan un respiro de alivio o me echan en falta?

El ser un solucionador de problemas no debe confundirse con ser una persona que se conforma con todo. Un solucionador de problemas puede llegar a ser muy molesto para un jefe cuando en la empresa se está cometiendo alguna injusticia. Levantará la voz, y bien alta si es preciso, para intentar impedir que se cometan esos abusos, abusos que normalmente perjudican a otros más indefensos.

Termino el año blog-lectores deseándoos a todos lo mejor para el 2011 y dandoos las gracias por la acogida que habéis dado al blog. Avanzado enero os presentaré lo que hemos estado trabajando en el departamento durante los últimos 6 meses, un índice de incertidumbre económica. Feliz año nuevo

  1. Teresa
    diciembre 30, 2010 en 10:19 am

    Hola Miguel Angel, pues muchas gracias por tu blog y tus mensajes!!! Este en concreto da que pensar en lo negativos que somos y lo que ello conlleva (juicios, críticas, mal humor, miedos…..)no solo para nosotros mismos sino para los que tenemos alrededor. Ser positivo requiere mucha fuerza de voluntad, muchísima así como tambien mucha fé y sobretodo en momentos malos, pero es a lo que hay que ir si queremos vivir felices. Muchas gracias otra vez y te deseo un muy buen nuevo año 2011 en el que espero podamos seguir disfrutando de tus reflexiones. Un abrazo!

    • diciembre 30, 2010 en 12:56 pm

      Teresa, feliz 2011. Ahora no caigo en quien eres. ¿Te he dado clase? Ser positivo y optimista es muy atractivo. Tienes por lo menos la recompensa del agradecimiento de la gente cuando eres amable con ellos. Sobre todo cuando alguien está siendo malcarado y le respondes con amabilidad habitualmente cambian y se sorprenden que no hayas respondido con mala cara. Pasa muchas veces. Yo hago frecuentemente este experimento
      Hasta el año que viene
      Miguel Angel

  2. Marta F.
    diciembre 30, 2010 en 4:46 pm

    Miguel Ángel,
    Me permito tomar prestada una frase que Núria Chinchilla utiliza en sus presentaciones y que me parece muy acertada: “El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas”. Yo defiendo la postura del realista, aunque estoy de acuerdo que la positividad es importante para afrontar los problemas e intentar hallarles una solución.
    Bon Any Nou y espero verte por IESE!
    Marta

    • diciembre 30, 2010 en 4:57 pm

      Gracias Marta por lo que aportas. Yo preferiría ser realista y optimista. No son incompatibles. Seguro que nos veremos por el IESE, no creo que me despidan en el corto plazo.
      feliz año
      Miguel Angel

  3. diciembre 30, 2010 en 4:58 pm

    ¡Feliz y venturoso año 2011! Que la parte oculta del iceberg salga a flote para bien de todos. Se presenta año apasionante. Lanzamos una nueva feria para directivos http://www.expo-dp.com en Madrid y Bogotá. Siendo pequeños y trabajando como aprendí en el IESE hemos crecido este año en AEFOL un 180%. ¿Cómo? trabajando más, internacionalizándonos: hemos organizado una feria en Lima (Perú), innovando, procurando servir más y mejor a nuestros clientes. ¡A por todas en el 2011!

  4. JAVIER
    diciembre 30, 2010 en 6:00 pm

    Me pregunto porque tantos generadores de problemas siguen trabajando, mientras que muchos solucionadores están en el paro. En muchos casos los segundos, cambiaron de empresa y resulta que al llegar la crisis, costaba poco echarlos …
    El caso es que la situación es : 1º) tinene que encontrar trabajo, y º) debido a la dualidad del sistema laboral, vuelven a ser carne de cañón. Dilema de por vida: con las nuevas normaszapateriles la dualidad se acrecienta.¿ Cómo se toman estas decisiones? ¿ por qué no hay gobernantes valientes que hagan “tabla rasa” para hacer un país más justo y competitivo?

    • diciembre 30, 2010 en 8:11 pm

      Javier, lo que planteas es una enmienda a la totalidad. Carlos Molinas Planteaba hace 3 ó 4 semanas que hicieramos un debate haciendo propuestas sobre lo que se debería hacer en la situación actual. Para mediados de enero tengo pensado proponer en un post un debate abierto a aportaciones de todos. De momento, si hay trabajo a intentar hacerlo bien y a ser de los solucionadores.
      gracias
      Miguel Angel

    • Anónimo
      diciembre 31, 2010 en 9:25 am

      Estoy de acuerdo contigo Javier. Yo me permito dar mi opinión a tu última pregunta…. mientras la clase política esté más preocupada en volver a salir elegidos al cabo de cuatro años, que en dar soluciones y respuestas valientes y necesarias en qualquier país/ciudad…. no vamos a ir adelante. Nuestro país siempre a ido a remolque del resto de Europa, ¿cuando vamos a conseguir canviar esto?. ¿Saldrá de una vez por todas un gobierno valiente, con agallas y con vistas a realizar gestiones a largo plazo?
      A los empresarios siempre nos estan diciendo que no hemos de mirar a corto plazo para que nuestra empresa sigua adelante, tendríamos que llevar a los políticos a hacer unos cursos de gestión de empresa, igual nos iría mejor!!
      Feliz Año Nueno 2011 a todos

      • Núria Altimiras
        diciembre 31, 2010 en 10:18 am

        Perdonad todos, el anónimo soy yo, pero no havia puesto mis datos.
        Reitero mis mejores deseos para el año 2011

  5. Luis Angel Abad Muñiz
    diciembre 30, 2010 en 8:36 pm

    Interesante dilema el que planteas, Miguel Angel, porque al final de tu post uno acaba planteándose si soy solucionador de problemas o creador de ellos. Al hilo de ello me viene a la cabeza el último libro de Gabriel Ginebra sobre “Gestión de Incompetentes”, donde trata de una u otra forma esta dialéctica que aquí presentas.
    Me quedo intranquilo en la medida de saber si soy una cosa u otra. Pero en la medida en que me empiezo a plantear algo así, confío en que acabe el año venidero más cerca de la solución que de la creación.
    Para ello, doy por hecho que tu blog siempre será un arma de inestimable ayuda para ello.
    Muchas gracias, Miguel Angel, y FELIZ AÑO NUEVO.
    En mi caso particular, ojalá te acabe viendo por el IESE.

    • diciembre 30, 2010 en 10:48 pm

      Pues serás bienvenido en el IESE. Ya me parece bien que te plantees si eres generador o solucionador de problemas. Eso pretendo, que nos lo planteemos todos los que leemos el post, y que intentemos mejorar. Por cierto, todavía no he leido el libro de Gabriel Ginebra, pero tiene pinta de muy bueno.
      Feliz año Luis Angel,
      Miguel Angel

  6. Adolfo
    diciembre 31, 2010 en 12:49 am

    Buenas noches,
    Lo primero, Feliz Año a todos.
    Por supuesto, creo que el primer responsable de tener una actitud positiva o negativa en el trabajo es uno mismo. Pero tampoco debemos olvidar que la actitud de la empresa también juega un papel muy importante.
    Estoy convencido de que un procentaje de los que tienen una actitud negativa lo llevan en su ADN, es decir, siempre han sido así. Pero creo que otro porcentaje importante no siempre fue negativo y, quizá, las injusticias y/o la falta de preocupación de la empresa por sus empleados ha hecho que muchos acaben perdiendo el optimismo inicial.
    También creo que, aunque hay casos excepcionales de personas que ante cualquier adversidad siempre muestran un carácter optimista y de personas que siempre lo ven todo de color negro (yo los llamo cenizos), la mayoría de nosotros somos “grises”, es decir, pasamos épocas en la que tenemos una actitud optimista y positiva, y otras en las que somos algo negativos. Aquí juega un papel importante nuestra situación personal. Para mí, lo importante es la capacidad de autocrítica, es decir, saber darse cuenta de que estamos teniendo una actitud negativa que perjudica a la empresa, a los compañeros y, sobre todo, a uno mismo, y la voluntad de cambiar la actitud.
    Gracias por el blog.
    Saludos.
    Adolfo

    • diciembre 31, 2010 en 11:34 am

      Si Adolfo, las cosas no son blancas o negras. Tienen matices, pero si tu tienes una actitud positiva, no dejes que el entorno – la empresa o el que sea- te agüe la fiesta y te vuelva cenizo aunque sea pomentáneamente. Sigue con tu actitud positiva aunque tu organización no te lo facilite. No podemos dejar que nuestra actitud en nuestra vida lo determinen otros.
      gracias,
      Miguel Angel

  7. diciembre 31, 2010 en 11:30 am

    Comento lo de Nuria. Primero bienvenida al blog, no recuerdo que hayas escrito algo antes. En momentos de crisis serias -y no me estoy refiriendo solo ahora a la crisis económica, sino a una crisis más potente que tiene entre otras consecuencias la crisis económica, una crisis social y de valores- La solución la aportan grandes personalidades que tienen la grandeza de pensar no en si mismos y en sus futuro sino en el bien de sus sociedades. Son personas que tienen aytoridad moral y son respetadas. O surge un individuo o individuos de esta categoría o seguiremos trampeando mal que bien las situaciones.
    Feliz 2011 a todos. Nuria gracias y bienvenida
    Miguel Angel

  8. Saúl Balsa
    diciembre 31, 2010 en 11:49 am

    Hola a tod@s!. Hace poco tiempo que me topé con este blog, y la verdad es que no puedo dejar de consultarlo con cierta frecuencia ya que la temática de la toma de decisiones y el uso de la buena lógica en la misma me parece interesantísimo. Mi más sincera enhorabuena al autor.

    El tópico sobre creador/solucionador de problemas me ha suscitado mucho interés y a la par inquietud. Realmente desconozco, sinceramente, si soy creador o solucionador de problemas, o estoy en punto intermedio de ambos.

    Soy un ingeniero joven que trabaja en un departamento técnico y dada la complicación del producto final que se fabrica es complicado dar soluciones a temas sin apoyarse en la ayuda de los seniors que tenemos alrededor, especialmente cuando el problema es de una dificultad considerable. Sinceramente esto no me preocupa en exceso dado que con el tiempo se aprende a solucionar, y poco a poco se va logrando. Lo que me inquieta más es sobre la cita de Nuria Chinchilla, comentada por Marta. Todos indicáis que hay que ser optimista pero a un nivel más bajo, distinto del top-management, ¿no sería necesario tener una visión crítica a las soluciones que vienen de arriba y buscar problemas a las soluciones, caso de que los haya, y siempre con educación y “buena cara”, nunca con malas formas?. Entre realista, optimista y pesimista ¿no sería necesario tener cierto porcentaje de cada una dependiendo éstos de la situación específica que se esté tratando de resolver?.

    Aprovecho para desearos a tod@s una muy buena salida/entrada de año y todo lo mejor para el 2011. Ánimo, y en este caso sí, a ser siempre positivos.

    Un saludo cordial,

    Saúl

  9. diciembre 31, 2010 en 7:38 pm

    Gracias Saúl por lo que dices del blog, pero tengo tantos antiguos alumnos con los que tenía conversaciones tan interesantes que hace un año decidí poner los temas de conversación por escrito y difundirlos por la red. Así nació el blog.
    Todos somos solucionadoes y generadores de problemas en alguna medida. Lo importante es que avancemos lo antes posible hacia el lado solucionador, y si somos conscientes de que podemos hacerlo -que es lo que este post pretende poner de relieve- avanzaremos más rapidamente. Creo que esto es muy importante, para cada uno y para la gente que le rodea.
    Respecto a lo que dices al final de tu comentario estoy totalmente de acuerdo. De hecho ya lo pongo en mi mensaje al final, cuando digo:
    “El ser un solucionador de problemas no debe confundirse con ser una persona que se conforma con todo. Un solucionador de problemas …”
    Si el de arriba da órdenes injustas, entonces sí que hay que leventar la voz y ser “problemático”
    Saúl, gracias por tu participación, bienvenido al blog y feliz 2011
    Miguel Angel

  10. Fran
    enero 1, 2011 en 9:46 pm

    Cuando haces las cosas bien y con espíritu positivo te pueden salir mal pero creo que tienes mas posibilidades de que te salgan bien, cuando eres negativo solo irradias negatividad que poco a poco va contagiando todo el ámbito tanto profesional como personal.
    Feliz 2011 Miguel Angel

    • enero 6, 2011 en 8:04 pm

      Hola Fran, no he podido ver los comentarios últimos porque he estado 5 días fuera y desconectado de la red. Me parece que has hecho ya algún comentario a algún mensaje anterior, pero ahora no caigo quien eres. Lo que dices es muy importante, Si siendo cenizo se solucionara algún problema entonces el consejo sería: sé cenizo, pero como no soluciona nada, mejor es ser positivo, que como bien dices con optimismo salen mejor las cosas. Por lo menos la gente a tu lado trabaja más a gusto. Saludos y hasta la próxima,
      Miguel Angel

  11. enero 2, 2011 en 11:14 am

    Feliz año nuevo Miguel Anguel y todos los lectores de blog!
    Estoy completamente de acuerdo con todo lo dicho en el post y en los comentarios, pero también me gustaría saber que es lo mejor que puede hacer un jefe o un compañero al ver que uno de la empresa es generador de problemas? Despedirle? Hablar con el? Por que si no hacer nada los demás sufren su presencia y creo que esto afecta la toma de decisiones.
    Un cordial saludo,
    Anna

    • enero 6, 2011 en 8:14 pm

      Anna, pues si el generador de problemas es un compañero sobre el que tú no tienes poder, pues te toca fastidiarte (aunque el que se fastidia más es él, pues tiene que soportarse las 24 horas del día), e intentar interactuar lo menos posible con él. Si tienes posibilidad de cambiarlo pues inténtalo. A veces los resultados son sorprendentes y a veces no sirve para nada. A veces es que nadie le ha dirigido una sonrisa en su vida y desconoce el mundo de la amabilidad.
      Si es tu eres un jefe (jefa) y el incordiador es un subordinado, pues depende, Si los asuntos en que incordia son de menor importancia pues nada, quizá advertirle que sea más amable. Si genera mucho malestar, sin duda despedirlo.
      En una empresa con la que tuve contacto profesional hace unos años había una persona muy problemática. Después de enterarme bien de lo que estaba pasando mi consejo -que me lo pidieron- era despedirlo. Les pareció demasiado fuerte y no lo despidieron. Al cabo de dos años tuvieron que echarlo porque había varios colaboradores dispuestos a marcharse de la empresa porque no podían trabajar con este poyo.
      De todas maneras cada caso es cada caso y hay que conocer muy bien las circunstancias y no se puede dar un consejo genérico que sirva para todos los casos.
      Feliz año a tí y a todos,
      Miguel Angel

  12. Paco
    enero 2, 2011 en 8:14 pm

    Hola Miguel Angel,

    Ante tu pregunta del título yo creo que soy el problema pero también la solución.
    Pienso que estoy entre el grupo de personas optimistas que trata de encarar la realidad con positivismo. Sin embargo, creo que también soy parte del problema porque estoy trabajando en un departamento específico y que en determinados asuntos tengo intereses que a veces son contrarios a las de otros profesionales o departamentos, con los que entro en colisión por ello.

    Por eso, pienso que además de optimismo es necesario tener empatía hacia los demás para entender la complejidad de la realidad y tratar de ser justos en nuestras decisiones. Se trata de tomar las mejores decisiones posibles no sólo para nosotros, sino para toda la organización. Eso es a veces muy complicado y, lo que es peor, no se valora adecuadamente por parte de muchos directivos o responsables.

    Feliz año para todos.
    Un saludo,

    Paco

    • enero 6, 2011 en 8:19 pm

      Paco, si para hacer bien tu trabajo entras en colisión con el trabajo de otros o de otro departamento, hay un problema. Como bien dices la dirección de la empresa es responsable de que tomes la mejor decisión para la organización, pero también es responsable de diseñar y organizar las cosas para que esa mejor decisión no sea perjudicial para tí. La situación daría para todo un caso que discutir en una sesión del IESE. La situación no es fácil, pero es que eso de ser directivo y tomar decisiones no es cosa fácil.
      Feliz año,
      Miguel Angel

  13. Susana
    enero 3, 2011 en 4:44 pm

    Feliz año Profesor !!!

    Que suerte, poder contar con sus reflexiones, yo soy de las que están entre la espada y la pared ( solucionadora nata ; ) ) sin opción.

    estoy impaciente por ver su trabajo : indice de incertidumbre económica !!!

    FELIZ AÑO A TODOS
    un saludo
    Susana

    • enero 6, 2011 en 8:24 pm

      Pues enhorabuena Susana si eres solucionadora. El índice lo sacaré a mitad de mes. estoy pensando modos de darle difusión. Admito ideas.
      Feliz año ¿te he dado clase?
      saludos,
      Miguel Angel

  14. Charo Redondo
    enero 3, 2011 en 5:06 pm

    Antes de nada, Feliz Año Nuevo a todos y un agradecimiento especial a ti Miguel Ángel por este blog que me tiene enganchadísima desde hace muchos meses. Personalmente creo que no debemos confundir el positivismo con el optimismo. Para mi el optimismo tiene que ver con unas expectativas de futuro favorecedoras, en cambio el positivismo es una forma de vivir el día a día, apreciando las cosas buenas que nos pasan e intentando solucionar las adversidades paso a paso, sin agobios, sin negatividad. Creo que a vivir positivamente se aprende y se empieza con la actidud de querer ayudar a los demás…y esta ayuda no es desinteresada ya que te engancha a una droga que es difícil de dejar: el agradecimiento y afecto devuelto de aquellos a los que ayudas. Ser positivo engancha!!! Probadlo!!!
    Miguel Ángel, espero que podamos volver a coincidir en otra cena como la del 24 de noviembre. Un saludo, Charo

  15. enero 6, 2011 en 8:29 pm

    Totalmente de acuerdo Charo de que el ser positivo engancha. Se experimenta el agradecimiento y afecto de las personas a las que solucionas problemas, y entran más ganas de seguir solucionándolos. Pues nada en otra reunión de antiguos alumnos o en cualquier otra ocasión volvemos a reunirnos y compartir mantel. Yo también disfruté mucho hablandoos de la intuición en la toma de decisiones y escuchando vuestras sugerencias, y en la cena de después.
    Saludos,
    Miguel Angel

  16. Pedro
    enero 10, 2011 en 6:21 pm

    Muchas veces esa gente que siempre está señalando problemas son quienes saben que los sufrirán pero tambien saben que no tienen los medios para resolverlos. Se quejan a quien piensan que si los tiene. Desde el punto de vista del jefe pueden ser útiles varillas de zahorí, pues señalan problemas nacientes antes que nadie los vea. Claro que tambien he visto jefes que lo único que esperan de sus subordinados es que le traidan los problemas solucionados, porque ellos no están allí para pensar, sino para dar su venia a las soluciones.

    • enero 11, 2011 en 10:38 pm

      Lo que dices Pedro se puede suceder a veces, pero también sucede que a los jefes no les gusta que haya problemas y los que levantan posibles problemas son mal vistos. Son los que a los que no les gusta el mensaje matan al mensajero,
      gracias,
      Miguel Angel

  17. noviembre 14, 2013 en 10:50 am

    muy buen artículo….

  1. mayo 19, 2011 en 7:03 am
  2. mayo 3, 2012 en 7:01 am
  3. mayo 3, 2012 en 8:34 am
  4. julio 5, 2012 en 7:02 am
  5. julio 19, 2012 en 7:24 am
  6. julio 20, 2012 en 4:53 am
  7. julio 26, 2012 en 7:02 am
  8. septiembre 20, 2012 en 7:02 am
  9. octubre 18, 2012 en 7:01 am
  10. julio 18, 2013 en 7:01 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.128 seguidores

%d personas les gusta esto: