Inicio > Consideraciones prácticas, Incentivos > El valor de las dificultades

El valor de las dificultades

dificultadesLas dificultades nos contrarían, tanto a las personas como a las empresas. Sin embargo pocas veces reflexionamos sobre el valor de las dificultades y de los inconvenientes de no tener problemas. Gracias a que Japón es un país pequeño y buena parte de su superficie inhabitable los japoneses han sabido desarrollar la industria de las cosas pequeñas. Han sabido fabricar coches pequeños, electrodomésticos pequeños, y productos de electrónica (radios, walk-man, etc) pequeños. Esta dificultad también ha hecho que sea el país más robotizado del mundo.

Estados Unidos en cambio, debido a que su mercado interno era muy grande, no se preocupó durante décadas de exportar sus productos. Los fabricantes de coches japoneses vieron mucho antes la necesidad de exportar sus coches, por lo que capturaron una buena parte del mercado norteamericano generando las consiguientes dificultades para General Motors, Ford y Chrysler.

Y es que tener las cosas faciles no invita a que se agudice el ingenio, sino a seguir viviendo comodamente. En cambio las dificultades son un potente movilizador de creatividad. Creatividad para solucionar los problemas.

A nivel personal uno puede desear no tener contratiempos ni dificultades, pero eso hace que nos acomodemos y dificulta nuestro crecimiento como personas. Cuando tenemos dificultades es cuando nos tenemos que esforzar para superarlas. Este afan de superación es lo que nos hace crecer. Del mismo modo que es el afan de superación lo que hace más fuertes a las empresas.

Este afan de superación, y el proceder de una economía de subdesarrollo es lo que me hace pensar a mi que el futuro de la China como país es imparable, y que en las próximas décadas se nos van a comer a los occidentales. Nosotros estamos demasiado bien instalados en la comodidad. Tenemos excesivo miedo a la incertidumbre. Arriesgamos poco. Tenemos demasiados problemas solucionados. Nos faltan incentivos para mejorar. El siglo 21 es el siglo de Asia.

Hasta el jueves que viene, que además de mensaje en el blog, daré en el IESE en Barcelona una sesión sobre la intuición en la toma de decisiones a las 7 de la tarde.

  1. Daniel Altimiras i Viladrich
    enero 12, 2012 en 12:49 pm

    varios compañeros de nuestro PDD hemos confirmado nuestra asistencia a dicha sesión de continuidad, para conocer con más detalle como “intuir” mejor…. aunque si que es cierto que las “reglas de juego” entre Europa, EEUU y Asia no son las mismas, pero en nuestro caso, desearíamos poder “vender” a China, pues consideramos que a medio plazo no tendrán suficiente capacidad para autoabastecerse a nivel industrial, por mucho que se esfuercen en tener un crecimiento organico y establecido…. Gracias por vuestro trabajo Miguel Angel. Saludos

    • enero 12, 2012 en 1:24 pm

      Gracias por apuntaros Daniel. Lo de vender a China es algo que hay que trabajarlo bien. Hay muchas oportunidades de éxito y muchas de meter la pata. Ya daré más adelante algunos consejos que me han contado expertos en China.
      Saludos,
      Miguel Angel

  2. Anónimo
    enero 12, 2012 en 7:09 pm

    Debo de admitir una vez más que no puedo estar más de acuerdo. Las dificultades nos hacen crecer, y de qué manera. Y que la necesidad hace virtud, es otra realidad incontestable, si se quiere avanzar en positivo. La época que nos está tocando vivir, es una momento que no tiene precio, para hacer inventario de nosotros mismos, reinventarnos si es necesario, y mirar hacia el futuro construyendo con más ganas que nunca.

    Gracias por tus posts Miguel Ángel.

    • enero 13, 2012 en 12:16 pm

      Gracias Anónimo. Nada más que añadir a lo que dices. Un abrazo, Ahora es el momento de las oportunidades.
      Miguel Angel.

  3. Javier Moreno
    enero 12, 2012 en 7:42 pm

    Estoy de acuerdo en que en el futuro de China nos asombrará aún más. Sin embargo, creo que todo tiene sus límites y la población no aceptará indefinidamente las actuales condiciones de vida – segun oí el otro día en un teeldiario, el pasado año murieron en China 650.000 personas por enfermendades derivadas de la contaminación del aire-.

    ¿ Cual es tu opinión, Miguel Angel?

    Saludos

    Javier

    • enero 13, 2012 en 12:19 pm

      El tema es complejo Javier. Habría ques aber cuantos habrían muerto si hubiera habido la contaminación habitual de las ciudades del occidente. La cifra que das no la sé valorar. Lo que si es cierto es que conforme se vayan desarrollando irán prestando más atención al medio ambiente. Como está pasando en Europa desde hace 30 años. No pueden tener una contaminación proporcional al crecimiento.Eso sería inaguantable. Acabarán controlándola.
      Gracias,
      Miguel Angel

  4. enero 12, 2012 en 8:23 pm

    Una vez más un post genial. ¡Gracias Miguel Ángel!

    Yo iría un paso más allá y diría que existe correlación entre tener dificultades y ser feliz. A ser feliz creo que se enseña y se aprende desde pequeño… hay que aprender a valorar las cosas y a este aprendizaje se llega a través de las dificultades. Para ser feliz hay que saber valorar las cosas, creo y también creo que sin dificultades no es posible llegar a ese conocimiento.

    En el caso opuesto cuanta gente hay que le toca la lotería, muchos millones y antes de un año tienen problemas de drogas, familias rotas y demás problemas absurdos. Las dificultades son necesarias.

    P.D. Justo antes de darle a enviar me he fijado en la foto que has puesto para ilustrar el post… genial.

  5. enero 13, 2012 en 12:21 pm

    Efectivamente Luis. El que pretenda vivir si contradicciones está llamado a ser muy infeliz. Las encontrará y se desesperará. Más vale saber que las vamos a tener y aprender a vivir con ellas, sortearlas y solucionarlas. Infeliz el que pretenda huir de las dificultades.
    Gracias Luis. Tú siempre fiel lector del blog. Si, la foto me pareció graciosa. Un abrazo,
    Miguel Angel

    • Carola
      septiembre 23, 2012 en 2:21 am

      :) cierto, la foto es genial!!!

  6. José Ignacio Solaeche
    enero 14, 2012 en 1:09 am

    Buenísimo Miguel Ángel. Mañana lo releeremos con nuestros hijos para que entiendan mejor porqué no les damos todas las comodidades que piden (y piden ;).

    Además, leer tu artículo me ha hecho un poco más feliz (te lo digo porque estoy seguro que te gustará saberlo).

    • enero 14, 2012 en 3:22 pm

      José Ignacio, efectivamente me da mucha alegría que el blog sirva para educar a los jóvenes y para hacer a alguien algo más feliz. En mi mensaje “un error muy común” de hace tiempo, uno comentó: “acabas de salvar mi carrera profesional” o algo similar. También me hizo muchas ilusión.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel.

  7. Cristina Álvarez
    enero 14, 2012 en 1:08 pm

    Buenos días Miguel Angel,
    En relación al post, estoy convencida de que enfrentarse a las dificultades en efecto conduce al crecimiento personal. También me parece que todos, en cierta forma, interactuamos en ese proceso.

    Asimismo, soy de la opinión de que todo en esta vida sucede por alguna razón y de que, por eso mismo, nadie se cruza en la vida de otro por azar. Hay quien lo llama casualidad, otros lo llamamos Providencia. En este sentido, comentarte que, pese a tan sólo haber coincidido contigo apenas 5 minutos al saludarte tras una sesión en la que Elena y yo tuvimos el placer de escucharte en el IESE (por cierto, “agendada” la del 19!) -bueno y también, sobre todo, fruto del aprendizaje que se obtiene a través de la lectura de tu blog-, la aportación que tú haces en este campo la califico de francamente valiosa. Una vez más: gracias, maestro!. Por otro lado, si en esa interacción a la que aludía al principio, yo he podido contribuir de algún modo al proceso de superación de ciertas dificultades, de corazón, lo celebro.

    Asimismo, me gustaría aportar algo que me parece fundamental en relación al tema que planteas en el post (bueno, y también como actitud vital en general): el referido a la importancia que considero debe darse al sentido del humor. En relación a este punto, y además de en tu mismo blog, un claro exponente que he descubierto gracias a él – por cierto, pido disculpas a los blog lectores si causa extrañeza este añadido- es el consistente en “esa gente & patente” – aH!,Os lo digo, Y lo sabéis, si algún día decido estar en twitter, os sigo ;-)-.

    Bueno, nuevamente, me ha salido más largo el comentario de lo que pensaba, disculpas por la extensión. Te deseo todo lo mejor en todos tus proyectos, a ritmo ‘piano’, o no,… ;-)

    Saludos, Miguel Angel ( y me permito añadir: con cariño, Ariño),

    Cristina

    • enero 14, 2012 en 3:26 pm

      Muchas gracias por lo que comentas Cristina, de todas maneras no acabo de entender lo de “esa gente & patente”. A ver si te decides a entrar en twitter.
      Gracias Cristina,
      Miguel Angel

      • Cristina Álvarez
        enero 14, 2012 en 8:04 pm

        Bueno, Miguel Angel, ellos ya se dan por aludidos. No tiene mayor importancia, es un guiño. Se trata en todo caso de “gente” a quienes, pese a que no he tratado, los tengo, al igual que a ti, en buen concepto. Y resulta que me temo que pueda haber habido algún malentendido, así que desde ahora mismo aclaro, por si fuera necesario, que nada más lejos de mi
        intención que molestar a alguien y por si acaso expreso mis más sinceras y humildes disculpas.
        Respecto a twitter, tengo cierta prevención por consejos de amigos. Supongo que, como todo, dependerá del buen o mal uso que se haga. Gracias y saludos, Cristina

  8. Quim Arpí
    enero 16, 2012 en 9:34 am

    Dejadme sólo comentar que la evidencia de que el siglo 21 sea el siglo de Asia debería ser precisamente una de nuestras principales motivaciones para mejorar y superarnos. Después del 21 vendrá el 22 por lo que ya podemos empezar a trabajar fuerte para los que vienen detrás nuestro y quizás, antes del 22, volvamos a ser protagonistas. Ánimo a todos.

    • enero 18, 2012 en 8:53 pm

      Si Quim, aunque más que competir cada uno tiene que ocuparse de hacer las cosas bien, Con eso es suficiente
      gracias,
      Muel Angel

  9. Fernando Núñez
    enero 17, 2012 en 12:06 am

    Como siempre excelente Miguel Ángel y comentaristas. Permitid un desglose en mi comentario: primero resaltar el valor del esfuerzo como uno de los que parecía haber desaparecido y gracias a estas etapas complicadas vuelve a aflorar. Volvamos a inculcarlo a nuestra sociedad desde bien pequeñajos, como debería haber sido siempre. Segundo, también de acuerdo en q todo apunta a q el XXI puede ser el siglo de Asia, pero, esto no produce algo de miedo?? Lo digo por el hecho de q lideren el mundo países con poca democracia y un respeto demasiado frágil a los derechos humanos… O estoy equivocado?? Lo cierto es q sólo conozco el continente a través de lo que puedo leer o escuchar a otros. Puedes aclararnos cómo está la cuestión objetivamente? Gracias

    • enero 18, 2012 en 9:13 pm

      Pues hay algunos derechos que no están respetados. Eso es cierto, lo cual no va a importar para que China lidere el mundo en este siglo. Efectivamente que nos lidere alguien que no respeta los derechos de las personas es peligroso, pero las democracias actuales tampoco lo respetan. Hacer lo que la mayoría dice no garantiza que se respeten los derechos.
      gracias,
      Miguel Angel

  10. Carlos
    enero 17, 2012 en 12:20 am

    Como siempre, tan oportuno y acertado. Y lo cierto es que identificar a tiempo ese acomodamiento puede permitir un cambio que de otra forma no se produciría.

    El post me ha recordado a Paddy Miller cuando nos decía que hay que buscar cambios pasados los 1000 días de “acomodamiento”. Cuando ya nos sentimos cómodos es cuando hay que buscar un cambio. Algo que nos “estimule”. No es que apetezca salir de la zona de comfort… pero quedarse en ella es garantía para que todo “siga igual”.

    El post también se puede enlazar con lo otro que nos comentabas hace unas semanas: no hay que esperar a las crisis para buscar cambios. Es mejor planificarlos cuando las cosas van bien.

    Supongo que ahora toca ser consecuentes. ¡Un toque de espuelas para lanzarse a ese nuevo proyecto!

    Un abrazo

    • enero 20, 2012 en 12:51 pm

      Gracias Carlos, efectivamente como dices, si nos acomodamos, es bueno menearnos un poco, sino el acostumbramiento nos irá ir hacia atras.
      Saludos,
      Miguel Angel

  11. David
    enero 17, 2012 en 11:29 am

    Buenos días,
    Felicidades por su blog que he descubierto recientemente. Considero que es de gran ayuda para superarnos en el terreno profesional y también personal.Gracias.
    Saludos,
    David

    • enero 20, 2012 en 12:51 pm

      Gracias David, si te gusta el blog pues a visitarlo y a difundirlo,
      Saludos,
      Miguel Angel

  12. Cristina y Elena Álvarez
    enero 17, 2012 en 12:57 pm

    Buenos días Miguel Angel,
    Pese a haber confirmado asistencia, nos ha surgido un compromiso profesional que lamentablemente nos impide asistir a la sesión que das este jueves. Muchísimas gracias por la invitación. ¡Seguro que estará genial!.
    Cristina y Elena

  13. Pilar Brujas
    enero 18, 2012 en 1:54 am

    Especialmente acerca de las últimas frases sobre lo que nos cuesta arriesgar….

    añadiría que en Europa nos cuesta más que en China emprender y arriesgar porque CREEMOS QUE TENEMOS MAS QUE PERDER, ¿correcto? …

    pues eso, pensemos lo que está haciendo la competencia (los chinos :), los indios :) con quienes he trabajado mucho tiempo tan estupendamente… :)

    Un fuerte abrazo Miguel Angel,

    • enero 20, 2012 en 12:53 pm

      Pues sí, como tenemos más que perder no arriesgamos, pero esto es un error, acabarán pasandonos por delante, Que nos pasen por delante no es el problema. El problema es que avanzaremos poco.
      Gracias Pilar.
      Saludos,
      Miguel Angel

  14. JOSE ALCAZAR
    enero 22, 2012 en 3:37 am

    Miguel Angel Blogeros, dificultades eso es lo que me he encontrado desde que un día decidi dejar mi trabajo estable en una empresa muy grande en ESPAÑA y venirme a China a empezar como un niño aprendiendo caracteres y a hablar otra vez…y montar una empresa en un entorno desconocido…ya fue hace más de un lustro y os aseguro que ha sido y está siendo dificil , pero gracias a la educación que he recibido en mi familia y entorno he entendido que el valor de dificultades es incluso mayor que el del activo que pueda tener uno en su balance (EN EUROS)…

    Sobre la falta de derechos (entendidos como un occidental) en CHINA es una realidad pero no es así entendida por el ciudadano chino de la misma forma, eso es importante de entender, la sociedad china no para de aprender de la occidental en este campo y luego lo aplica a su sociedad ( creo que es una diferencia entre nosotros y ellos, ellos saben bien sobre nosotros , nosotros aun CHINA nos “suena a chino”)

    Debido a la politica de hijo unico, ha aparecido el concepto de “PEQUEÑO EMPERADOR” el cual ya no valora tanto las dificultades y lo tiene todo de la mano..eso es un gran peligro para CHINA si quiere convertirse en la primera potencia mundial…por lo que aconsejo a Miguel que escriba tambien en BLOGS CHINOS sobre este tema…

    Finalmente, aprovecho esta ocasion para desearos feliz año del dragon

    • enero 24, 2012 en 10:23 am

      Gracias José, sugiéreme algún blog chino donde escribir, aunque no lo podré hacer en Chino. En chino solo sé dar clase.
      Totalmente de acuerdo con que desde nuestra mentalidad occidental no entendemos la mentalidad china, y me da la impresión que ellos nos entienden mejor a nosotros y aprenden más. Esa es otra de sus ventajas a mi juicio.
      Gracias por tu intervención,
      Miguel Angel

  15. Luis
    enero 23, 2012 en 1:55 am

    Estimado profesor,

    me sorprende su reflexión “efectivamente que nos lidere alguien que no respeta los derechos de las personas es peligroso, pero las democracias actuales tampoco lo respetan.”

    Es complaciente con China en esto al sugerir que está a la misma altura, que una sociedad sea admirable en varios sentidos no significa que lo que hace en otros no sea absolutamente deplorable. El camino de la relatividad moral no es acertado. Y no, no se trata basicamente de una mera diferencia cultural que hace que sus habitantes tengan otra percepción. Si así fuera no llegaría el día, que llegará, en que reclamaran los mismos derechos que en una democracia al uso.

    Nuestro principal problema no es una crisis económica, es una crisis de valores. Una cosa es entender que las cosas no pueden cambiar de un día para otro, y argumentar que van abriendo la mano a la velocidad que creen que es mejor, y otra decir que, más o menos, son como las democracias occidentales. Eso para Willy Toledo y Cuba está bien, pero para China y Ariño, nuestro Ariño, que es absolutamente brillante y querible, no.

    Por supuesto que China va a ser la gran potencial mundial, pero eso no justifica la complacencia.

    Un saludo

    • enero 24, 2012 en 10:31 am

      Hola Luis, ¿eres el mismo Luis que siempre escribes o eres otro? pues esta vez no me ha llagado tu direccion de email. Lejos de mi el relativismo moral del que hablas, pero en Europa hay democracia y se permite matar a los no nacidos,…
      Juzgar a China con categorías occidentales es un error, error que yo mismo cometo cuando hablo de China, pero esto no es caer en relativismo moral
      Efectivamente la crisis actual es una crisis de valores.
      Gracias por tu comentario que siempre enriquece el blog.
      Creo que dentro de 200 años se habrá superado la democracia actual. La civilización, tiene una tendencia de avance, aunque alguna vez dé unos pasos atras,
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  16. Luis
    enero 26, 2012 en 10:09 am

    Buenos días profesor:

    No soy el mismo Luis de la entrada #7

    Me encanta su blog y soy perfectamente consciente de que el relativismo moral está muy lejos de usted. Por eso me sorprende su reflexión.

    Comparto que juzgar a cualquier país asiático con categorías occidentales es un error, pero insisto en que esto no es básicamente una mera diferencia cultural.

    Creo que aproximaciones como la del IESE a China, o la de usted, ayudan a China a resolver este problema.

    Temo, a la vez, que se caiga en la complacencia y no se condenen conductas moralmente reprobables, camuflándolas bajo una categoría cultural distinta. En China hay muchos atropellos que no van por ahí, como el uso extendido de torturas, enjuiciamientos por “subversión” por la mera crítica al PCC, prisiones “negras” ilegales, campos de reeducación,…que no tienen mucho que ver con una categoría cultural distinta. Hay otros aspectos que sí tienen que ver, y son criticados, pero no deben camuflar estos.

    Podemos hablar de que gracias a esas torturas, campos de reducación y otras violaciones de derechos se está conteniendo una revolución que daría lugar a una situación peor…esto ya entra en el terreno de la especulación, pero no debe ocultar que entretanto decenas de miles de personas se encuentran en situaciones inaceptables.

    En cuanto al aborto, no tenemos exactamente el mismo punto de vista, pero en China se practica con menos garantías y es un servico generalmente gratuito, ofrecido por el estado a solicitud de la mujer, y plenamente consistente con la política de contención de la natalidad (si bien se prohíbe el aborto selectivo debido al problema que la falta de mujeres supone, y la preferencia del varón por las familias). El uso de la píldora abortiva está también muy extendido. El número de abortos es secreto de estado.

    Sugerir que China está al mismo nivel moral y de derechos humanos que Europa porque en esta última el aborto es legal bajo ciertos supuestos me parece falso e inapropiado, aun compartiendo que la situación en España es muy criticable.
    Este es un tema muy serio que no se puede obviar.

  17. enero 26, 2012 en 1:40 pm

    Luis, aquí nos solemos llamar de tú. Mis reflexiones sobre China van más en la línea del espectacular despegue económico y no he pretendido hablar esta vez (aunque sí lo haré en el futuro) del respeto a los derechos humanos en ese país. El tema ha salido en los comentarios y por eso me he pronunciado.
    Evidentemente la falta de ese respeto es totalmente reprobable, y lo único que pretendía decir es que en otros lugares, y también en el occidente, hay derechos que tampoco se respetan (aunque digamos que sí lo hacemos)
    Yo no he querido entrar a fondo en el tema (quizá lo haga en el futuro) sino hacer algunas reflexiones ante los comentarios al blog. En cualquier caso la discusión entre personas pacíficas y que se respetan, como está siendo el caso, no puede traer más que enriquecimiento para todos. Así que muchas gracias por lo que dices, No pretendo defender a China en este aspecto, pero también advertir que en el occidente no estamos libres de algunos errores.
    Saludos y bienvenidos tus comentarios.
    Miguel Angel

  18. julio 29, 2014 en 7:14 pm

    Estimado Miguel Ángel, una sensacional reflexión que hace ponernos las pilas: “ante las dificultades una persona siempre se crece ante los desafíos”. Un ejemplo muy claro fue la misión del Apolo XIII: “El fracaso de mayor éxito”.

    En los treinta y cinco años aproximadamente en los que las empresas occidentales han realizado inversiones en China atraídos por sus costes laborales y sociales bajos, han dado lugar a que han despertado a un gigante dormido y lógicamente han desarrollado una potencia mundial de gran magnitud. Han creado nuevas clases sociales con gran capacidad de compra, a las que por ejemplo, las firmas del sector del lujo occidentales están aumentado sus beneficios de una manera notable. Han trasladado gran parte de su mercado a Asia y eso les está salvando sus resultados económicos de un mercado como el europeo, que está a la baja en consumo de este sector.

    Otro de los efectos en su contra es que China unos altísimos niveles de contaminación hasta tal punto que las redes de comunicación se paralizan, por lo que tienen que reconvertir todas sus fabricas a energías más limpias y eso conlleva un coste adicional en los productos manufacturados para rentabilizar sus inversiones en bienes de equipo y aunque su economía da tímidos pasos al capitalismo su sistema político no es aún democrático. Además, los costes laborales y sociales han subido con lo que la mano de obra ya no es tan barata por lo que antes he explicado. Es más, China esta trasladando parte de su producción industrial a países del continente africano por que allí los costes laborales son más bajos y los Chinos quieren obtener más margen de beneficio en su fabricación industrial. Por último, su moneda el yuán, no forma parte del todo del mercado mundial de divisas tiene un uso más local que internacional.

    Además de China no perdamos la vista a Vietnam y Filipinas (país con las mayores reservas de caucho del Mundo) y especialmente Rusia que con sus excelentes relaciones con China, les ha aportado la tecnología y los bienes de equipo (especialmente el armamentístico y el aeroespacial – sectores en donde se han aportado los mayores logros y descubrimientos de la humanidad, para bien o para mal) para poder llevar a cabo el desarrollo de su propia tecnología y depender cada vez menos de los países de occidente. Esta es una de las razones por las que en cuestiones diplomáticas se apoyan mutuamente en sus comunicados oficiales y tienen unas formas de proceder y actuar muy similares.

    Todo hay que decirlo, y los chinos no han desaprovechado la oportunidad. Han aprovechado el “Know How” de las compañías occidentales para aprender a fabricar por ellos mismos, situación parecida que le ocurrió a Japón al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Por lo tanto, hemos despertado a un gigante dormido y que el secreto de su imparable desarrollo ha sido su inmenso mercado interior, que ha ido madurando con el paso de los años.

    Por lo tanto China, tiene aún flecos que tiene que pulir y corregir y más que por su crecimiento económico e industrial en los últimos años, es más interesante en fijarse como se ha ido transformando y evolucionando poco a poco económicamente y socialmente.

    Muchas gracias por dejarme participar.

    Un cordial saludo.

    • julio 30, 2014 en 10:13 pm

      Muchas gracias Álvaro por participar, pero haz intervenciones más breves, pues si no es más difícil que la gente te lea.
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  19. Sonia
    julio 29, 2014 en 8:25 pm

    Este post no es nuevo no? Lo digo por las fechas. Aún asi me alegra poder leerlo ahora.
    Antes creía aquella frase que se dice: “cuando se cierra una puerta, se abren otras”. Ahora pienso que esa frase no es verdad, la frase sería : ” cuando se cierra una puerta te puedes parar a mirar, y ver todas las que hay abiertas. Siempre habían estado abiertas pero no las veías” Pasar malas épocas le hace a uno estar más atento y receptivo incluso cuando las cosas empiezan a mejorar.

    • julio 30, 2014 en 10:13 pm

      No Sonia, no es nuevo, pero es actual, por eso lo he difundido ahora también.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  1. enero 15, 2012 en 5:21 pm
  2. enero 26, 2012 en 8:01 am
  3. abril 26, 2012 en 7:04 am
  4. abril 27, 2012 en 9:10 pm
  5. julio 26, 2012 en 7:02 am
  6. octubre 4, 2012 en 8:55 am
  7. octubre 18, 2012 en 7:01 am
  8. abril 4, 2013 en 7:03 am
  9. diciembre 19, 2013 en 8:01 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.348 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: