Inicio > Conflicto de interese, Modos de decidir > Toma de decisiones y comportamiento político

Toma de decisiones y comportamiento político

PolitiqueoEl pasado fin de semana el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) celebró un congreso para elegir su nuevo secretario general, la persona que dirigirá el partido los próximos años. Este acontecimiento me sirve para tratar un tema de interés en la toma de decisiones que va más allá de la actividad pública: el comportamiento político.

El comportamiento político es una actitud frecuente en el gobierno de las organizaciones. Se produce cuando distintas personas o grupos en una organización tienen objetivos distintos, e intentan conseguir que las decisiones que se toman favorezcan sus propios intereses.

El “politiqueo” está presente en mayor o menor medida en todas las organizaciones, y es una actitud que las daña por diversos motivos. En primer lugar, como distintos grupos pretenden distintos objetivos, los miembros de la organización no trabajan buscando un objetivo común. En segundo lugar, la información no se comparte. Se reconoce que la información es poder y lo mejor es que este poder no lo tengan los demás. Si no se dispone de toda la información posible, las decisiones que surgen no suelen ser las mejores. En tercer lugar, hay alternativas que serían las mejores, pero que no pueden ponerse en práctica porque alguna de las partes lo impide.

Habitualmente las maniobras políticas lo que pretenden es acumular el máximo poder posible para poder imponer las decisiones que uno quiere e impedir las de los oponentes. La organización se resiente. ¿Por qué será que a esa actitud se le da el nombre de comportamiento “político”?. La realidad es que está presente en todas las organizaciones. Se da en mayor medida  en las organizaciones muy centralizadas y en las muy descentralizadas. En cambio se da mucho menos en las organizaciones en las que el poder de decisión está razonablemente compartido.

El comportamiento político actúa como un cáncer en las organizaciones. ¿Cómo se combate? El único modo es fomentando la unidad. Unidad de la que hablé en un mensaje este verano. Requiere un gran liderazgo por parte de la dirección, para que los miembros de la organización lleguen a descubrir que es la dirección la que mejor defiende sus intereses (los de los miembros). Una dirección que sea capaz de inspirar confianza en su gente. Este es un tema demasiado importante para tratarlo en un simple párrafo, pero realmente es una de las claves del exito de las organizaciones.

Hasta el jueves que viene, que además del  mensaje en el blog, daré en Sevilla una sesión sobre La intuición en la toma de decisiones para antiguos alumnos del IESE e invitados. Aquí dejo información sobre la sesión. También os dejo un video con una intervención en la radio el sábado pasado:
 

  1. António Costa Amaral (AA)
    febrero 9, 2012 en 8:21 am

    El comportamiento político actúa como un cáncer en las organizaciones. ¿Cómo se combate? El único modo es fomentando la unidad.

    You are mixing two very different things.

    One is the political process of the State, which is not a company with a finite number of goals — but millions of people with rich, complex, dynamic, infinite paths of life. In politics, you should strive to reduce the influence of the political process in people’s lives – allowing for all kinds of legitimate differences – not “unity”. If you had to agree with your neighbour on how to manage day-to-day expenses (let alone your existential choices), you’d be fighting every day too. Good fences make good neighbours. And the State (and it’s politicians and its bureaucrats) is too much everywhere where it should not be. Foster differences and respect — not “unity”.

    Another very different thing is a company – where you cannot have people pursuing their own goals. I agree that behaviour/attitude is important. But you should _first_ assess (this is a modified “Eric Weber” model) if you have the correct mission, the correct systems, and the correct people. Unity can be destructive 1) if you have a company which destroys value in society, 2) if the incentives are dead wrong, or if 3) you’ve hired ruthless people who don’t care for ethics, or all of the above.

    Abrazo

    • febrero 13, 2012 en 9:16 am

      Gracias Antonio por tu comentario. Aquí yo estaba usando el concepto unidad en el sentido en que lo uso en mi post de este verano sobre “Toma de decisiones y compromiso”, no en el sentido de uniformidad.
      gracias y saludos,
      Miguel Angel

  2. Ana de Marichalar
    febrero 9, 2012 en 11:03 am

    Miguel is wright: In politics there are not millions of people, just millions of voters and a limited number of politicians; the idea is all politicians should set as goal a common good ,not each one objectives. In politics they care for votes, they keep the information for themselves ( and the rest of mortals cannot analyze data properly, they keep distorting thinks ) . If your objective is one common good no matter which differences at the end everyone should be bound to reach it and they don´t!

    • febrero 13, 2012 en 9:19 am

      Efectivamente, quizá por esto a esta actiyud se le llama comportamiento “político”, Da la impresión que muchos de ellos están preocupados por conseguir votos más que en dirigir bien una comunidad.
      Gracias Ana

  3. febrero 9, 2012 en 11:07 am

    Todos lo hemos visto y sufrido. El “comportamiento político” existe y probablemente existirá en todas las Organizaciones -como bien comentas, especialmente en las centralizadas y/o en las muy descentralizadas-. Es algo que va intrínseco al comportamiento humano, como el miedo, el instinto de supervivencia, dejar huella de nuestro paso, la inseguridad, etc…..
    Lo que no acabo de entender -también lo he visto y lo he vivido en diversas organizaciones- es que haya precisamente Organizaciones que fomenten el “comportamiento político”. Eso sí que no me entra en la cabeza¡¡¡¡¡. Una especie de juego perverso en donde un “gran hermano”, se perjudica así mismo con el fin de tener un poder -que evidentemente no tiene-.

    • febrero 13, 2012 en 9:20 am

      Manuel, algunas organizaciones lo fomentan porque es el modo que tienen sus dirigentes de mantenerse en el poder. No tienen ideas y acciones que ofrecer. Solo mantenerse en el poder.
      Gracias,
      Miguel Angel

  4. Javier Moreno
    febrero 9, 2012 en 12:57 pm

    Pienso que la mayor o menor presencia de este tipo de comportamientos “políticos” tiene mucho que ver con la cultura de la empresa y tambien con la cultura de la sociedad donde esta desarrolla su actividad. Creo que una organización con unos valores sólidos y una cultura que los refleje es capaz de expulsar (más bien de que conseguir se marchen por propia voluntad) a miembros con corportamientos “políticos”.

    Recomiendo para reflexionar sobre este tema la lectura de un gran libro de management:”Asterix y la cizaña” de Goscinny y Uderzo.

    Un saludo,

    Javier Moreno

    • febrero 13, 2012 en 9:23 am

      Javier, no conocía el libro que citas. Parece interesante. Efectivamente, si hay valores sólidos, estos rigen las decisiones. Si no, se está a los vaivenes de las circunstancias, y entonces hay que manipularlas en favor de cada uno.
      Gracias, Miguel Angel

  5. José Luis Fdez. Blanco
    febrero 9, 2012 en 7:27 pm

    He tenido la fortuna de trabajar en varias organizaciones. Una de las lecciones más importantes que he aprendido es que una organización se comporta como lo hace el más alto de sus ejecutivos. Si el primer ejecutivo de la compañía tiene un perfil profesional, con unos determinados valores, se rodeará de los mismos perfiles, quienes a su vez se reunirán del mismo tipo de perfiles. Si el primer ejecutivo no tiene un perfil profesional, buscará rodearse de perfiles poco profesionales con los que se sentirá más cómodo, pero no beneficiará a la compañía.

    • febrero 13, 2012 en 9:26 am

      Gran verdad la que dices José Luis. Las organizaciones son reflejo de la personalidad del que manda. Puedes saber cómo es una persona observando cómo es la organización que dirige. Hay un dicho que dice (valga la redundancia) “si quieres conocer cómo es una persona dale poder y mira cómo lo utiliza”.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  6. Anónimo
    febrero 9, 2012 en 8:44 pm

    Estoy de acuerdo en que el comportamiento político es inevitable en las empresas; y al final creo que la mayoría caemos en ello; ya sea por ambición o por inseguridad. Como Jose Luis dice, va muy de la mano del perfil de los superiores de la empresa, ellos son los que tienen que marcar con su forma de comportamiento los límites de ese juego. La peor desgracia es un jefe que lo fomente entre sus empleados o que los utilize para sus propios intereses.

    • febrero 13, 2012 en 9:30 am

      Anónimo, sobre la manipulación de los jefes seguramente hablaré en el mensaje de esta semana.
      Saludos,
      Miguel Angel

  7. febrero 10, 2012 en 1:14 pm

    Hola a todos, os contesto el domingo. Ahora estoy de viaje con limitado acceso a internet.
    saludos y gracias por vuestros comentarios,
    Miguel Angel

  8. Anónimo
    febrero 12, 2012 en 12:53 pm

    Dado el momento que vivimos, el artículo de profesor Ariño me ha resultado especialmente interesante. Yo vivo en este momento esa situación que describe. Yo añadiría que el comportamiento político lleva a principios como los de “todo lo anterior no vale” o “todo lo anterior está mal y hay que empezar de 0″ y a procesos de “depuración” de profesionales dignos de épocas del siglo XX que a todos nos gustaría olvidar.

    En definitiva, estos comportamientos que llevados a extremos resultan claramente patológicos. Lo único que se consigue es que la organización, al menos, durante algún tiempo, pierda competitividad. La pregunta es, ¿Hasta qué punto, una organización que funciona adecuadamente puede permitirse este lujo en los momentos actuales?, y, si es así, ¿durante cuanto tiempo antes de que sea irreversible?

    • febrero 13, 2012 en 9:33 am

      Anónimo. Los casos que tú describes son situaciones patológicas (que no digo infrecuentes). El comportamiento político se da en todas las organizaciones. Es cuando esta actitud se convierte en el modo habitual de tomar decisiones cuando peligra totalmente la organización. Pero hay muchas organizaciones en las que conviven sensatez con una dosis de comportamiento político. Las que describes tú, son organizaciones tremendamente ineficaces.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  9. febrero 12, 2012 en 7:31 pm

    Desde el punto de vista de “toma de decisiones” vería más interesante hablar de criterios políticos más que de comportamientos políticos. Estoy totalmente de acuerdo que en muchas organizaciones estos critérios son sobrevalorados y esta sobrevaloración puede llevar a la toma de decisiones equivocadas.

    Estoy de acuerdo también que cuanto más uniforme es una organización menos peso tiene el criterio político, pero, si tenemos una organización más heterogénea, los criterios políticos empiezan a cobrar importancia.

    No entro en el debate de si es mejor una organización homogénea o heterogénea. Pero si tengo claro que una organización 100% homogénea no existe y que por tanto el criterio político siempre se ha de considerar.

    Tampoco entro a valorar el comportamiento ético de cada indivíduo, que por supuesto puede llevar a una organización a tomar decisiones desastrosas. (Y no solo por comportamientos políticos).

    Pero personalmente ( y creo que esto es de las cosas que te enseña la vida), és importante a la hora de tomar una decisón analizar las consecuencias políticas que pueda tener. Y esto debería ser compatible con la ética de cada uno.

    • febrero 13, 2012 en 9:34 am

      Sí Jordi, al analizar una decisión hay que evaluar todo tipo de consecuencias. En eso estamos de acuerdo.
      Saludos y gracias,
      Miguel Angel

  10. febrero 13, 2012 en 2:43 am

    Estoy deacuerdo con lo que dijo Javier Moreno.

    Saludos.

  11. Jordi López Bonet
    febrero 15, 2012 en 8:39 am

    He tenido ocasión de conocer el comportamiento político en organizaciones públicas y en grandes empresas y corporaciones. En ellas, para sobrevivir, a menudo es preciso “tomar partido” y apuntarse al equipo ganador. Ahí, de unidad de objetivos de la empresa, bien poco o nada.
    Sin embargo, he trabajado muchos años como directivo en diversas empresas pequeñas y medianas. En ellas, el comportamiento político es mucho menos frecuente y, por lo tanto, en la toma de decisiones no intervienen más motivaciones que las de los objetivos de la empresa y realizar un buen trabajo. Y cuando asoma el comportamiento político, las pequeñas y medianas empresas están condenadas a la extinción a cortísimo plazo. Quizá, por ello, no se da con tanta frecuencia.

    • febrero 16, 2012 en 10:18 am

      gracias Jordi por tu reflexión. En las pymes en las que hay comportamiento político, la mediocridad está asegurada, y efectivamente, una pyme es más fácil que desaparezca que una gran empresa. Esas rara vez mueren.
      gracias,
      Miguel Angel

  12. mayo 16, 2013 en 2:58 am

    I think the admin of this web page is actually working hard
    for his web page, as here every stuff is quality based information.

  13. mayo 16, 2013 en 3:55 am

    In one study, researchers found that tea tree oil was
    as effective at treating acne as benzoyl peroxide, and it didn’t result in the peeling and redness that the peroxide sometimes causes. It has been proven in clinical trials to make a big difference to your skins condition – especially when it comes to reducing the appearance of scars and stretchmarks. Furthermore, it helps to prevent premature aging and reduces and prevents wrinkles.

  14. mayo 16, 2013 en 6:27 am

    Admiring the commitment you put into your website and in depth information you present.
    It’s awesome to come across a blog every once in a while that isn’t the same out of date rehashed information.
    Excellent read! I’ve saved your site and I’m adding your RSS feeds to my Google account.

  1. mayo 3, 2012 en 7:01 am
  2. julio 5, 2012 en 7:02 am
  3. febrero 14, 2013 en 8:01 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.133 seguidores

%d personas les gusta esto: