Inicio > Consideraciones prácticas > El estrés en nuestras vidas

El estrés en nuestras vidas

estresEl jueves pasado dí una sesión en Sevilla a antiguos alumnnos del IESE e invitados. A la vuelta de ese viaje cogí una gripe que me ha tenido casi cinco días paralizado. Esto me ha hecho pensar que a veces vamos estresados por la vida por autolimitaciones que nos imponemos innecesariamente.

Me explico: conforme avanzaba la semana me iba preocupando pensando que iba a llegar el jueves y que la gripe me iba a impedir tener preparado el post de esta semana. Hasta que me he dado cuenta que el publicar todos los jueves es una ficticia autoimposición. Que si una samana no publico o retraso el mensaje unos días no pasa nada.

Esto creo que es bastante frecuente en la vida de las personas. Pensamos que hay que hacer las cosas de una determinada manera y nos falta flexibilidad para saber que se pueden hacer de otros muchos modos. Incluso muchas veces si lo que queríamos hacer no lo hacemos no pasa nada. Hay muchos problemas que el mejor modo de solucionarlos es dejar pasar el tiempo. Esto pasa a las personas y pasa a las empresas. A nivel empresarial, la incapacidad de pensar que se pueden hacer las cosas de modo distinto a como las hemos hecho toda la vida limita la innovación y la creatividad. Las empresas que se cuestionan porqué hacen lo que hacen tienen la posibilidad de mejorar continuamente sus actividades y sus procesos.

Veo que la propuesta de tener una reunión presencial ha sido bien acogida. Ya os diré cuando será, pero todo apunta para después de semana santa.  Hasta el jueves que viene (o para ser coherente, hasta el día que publique el próximo mensaje)

  1. Manel
    febrero 23, 2012 en 9:22 am

    Por favor, aunque nos falte flexibilidad, y ello nos limite la capacidad de innovación y la creatividad, no hay que perder la confianza y mantener la esperanza. No dudes en poder cumplir el “compromiso” del próximo jueves.

    Felicidades por tu trabajo.

    • Cristina y Elena
      febrero 24, 2012 en 9:42 am

      Buen post, Miguel Angel.

      Manel, discrepamos en parte de lo que dices, pero… Uy!! qué gracioso…

      Un buen día a todos, sin estressss!! :-)

      • Cristina y Elena
        febrero 29, 2012 en 11:23 pm

        Manel, al hilo de nuestro comentario anterior, nos parece oportuno compartir una breve reflexión, aplicable tanto a nivel de empresa- mundo que, como en su día dijimos, nos resulta ajeno- como personal. En nuestra opinión, incluso cuando una empresa funcione correctamente es inevitable cierto nivel de estrés, que hasta puede ser positivo como elemento dinamizador. Sin embargo, nos parece que si por razones “x” en esa empresa se toman decisiones y adoptan estrategias ajenas a los objetivos que le son prioritarios, propios y legítimos, lo más fácil es que se incurra en acciones tanto o cuanto desatinadas con la pretensión de obtener no se sabe qué teóricos beneficios. Y lamentablemente todo esto constituye en sí mismo una fuente generadora de un estrés tan negativo como innecesario.
        Nada más, saludos Manel y aprovechamos para desearle a Miguel Angel que se recupere totalmente de la gripe. Con nuestros mejores deseos,
        Cristina y Elena

    • marzo 3, 2012 en 12:11 pm

      Gracias Manel, Cristina y Elena. Hoy es el primer día que empiezo a encontrarme bien, y prefería dar prioridad a contestar los comentarios del últimos jueves. Gracias por seguir participando en el blog,
      Miguel Angel

  2. febrero 23, 2012 en 2:17 pm

    Jajajaj Manel
    me he visto reflejada en tu post…. yo la obligación me la pongo el lunes que según el SEO es el día de mayor audiencia en internet. Así que te puedes imaginar lo stressada que voy el fin de semana.
    Está claro que las personas inquietas queremos abarcar muchas veces más de lo que podemos asumir, y no por capacidad, sino por tiempo, energía o simplemente por que el día tiene 24 horas.
    Así que seamos conscientes de hasta donde somos capaces de llegar y hagamoslo bien…. Esa es la respuesta que me daba Mercadona cuando yo protestaba por que no me mandaban el pedido a casa….. Por cierto os tengo que comunicar que tras 6 años de ir detrás de mi objetivo….. he conseguido que Mercadona me traiga el pedido a casa !!!!!

    • marzo 3, 2012 en 12:13 pm

      Enhorabuena Sonia por la compra de Mercadona. El que la sigue la consigue.
      Comentando lo que dices, yo desde estas navidades he decidido poner un poco de freno en mi vida y vivirla mejor, disfrutando de los amigos.
      Gracias,
      Miguel Angel

  3. José Ignacio Solaeche
    febrero 23, 2012 en 4:02 pm

    Como nos dijo ayer un muy buen hombre, en esta vida hay que ir, como los buenos montañeros, con lo esencial; las demás cosas, pronto se convierten en estorbos.

    Bien entendido, qué gran verdad.

    Y efectivamente, lo importante era el mensaje, la comunicación; el día de la semana, no era esencial.

    Como siempre, muchas gracias Miguel Ángel.

    • Josep López
      febrero 24, 2012 en 11:54 pm

      ¡Muy bueno!

    • marzo 3, 2012 en 12:14 pm

      Gracias José Ignacio. Si una semana no escribo, no lo echeis en falta,
      Miguel Angel

  4. febrero 23, 2012 en 4:55 pm

    Hola Miguel Angel y rest@:
    Un post bien corto pero no menos denso y del que yo particularmente obtengo varias lecturas:
    1.- Si que es cierto de que a veces nos autoexigimos algo por el puro placer de “stresarnos”: En mi modesta opinión, creo que eso obedece a un instinto animal básico -cerebro reptiliano, he oído decir a gente que sabe mucho mas que yo-, mediante el cual, con un cierto grado de stress, rendimos más, estamos más alerta, atentos frente a peligros, etc…
    2.- Desde luego que ponerse “metas ficticias” no es bueno. Pero, hay que tener en cuenta el interlocutor. Si se recomienda esto a chavales de 16-18 años, es posible que el post, lo escriban en marzo de 2015…..
    3.- Desde luego que estoy de acuerdo -lo he visto, lo he sufrido y hasta seguro que lo he hecho- en que la falta de ver las cosas de otro modo, limitan la creatividad y la innovación. Un truco que tengo para minimizar esto es muy simple: Preguntar y Preguntar. -y lo que es más difícil- ser capaz de escuchar cosas que no esperábamos ¿qué hago entonces?.
    4.- Lo de “dejar” los problemas en un cajón, en algunos casos es una excelente idea, pero hay que tener el suficiente criterio para saber qué problemas se aparcan y cuales son de resolución inmediata…..
    Gracias y disculpad el “rollo”.
    Un abrazo a todos y espero que nos “desvirtualicemos” después de Semana Santa.
    Manuel

    • marzo 3, 2012 en 12:17 pm

      Manuel, el mensaje fue corto, porque con la gripe que tenía no daba para más. Lo del cerebro reptiliano me pone un poco nervioso. Hace unos dias apareció en la Vanguardia un tipo que hablaba de esto y que decía que colaboraba con el IESE en temas de toma de Decisiones. NO puedo estar más en desacuerdo con las cosas que decía en esa entrevista, y desde luego conmigo o mi departamentono colaboraba.
      Con el resto de tu comentario totalmente de acuerdo,
      Miguel Angel

  5. Xavier B.
    febrero 23, 2012 en 7:11 pm

    Totalmente de acuerdo M. Angel! El estress es un factor relativo y a veces va bien tomar perspectiva para ver mejor la realidad y ser capaces de pensar diferente. Un abrazo.

  6. febrero 23, 2012 en 7:51 pm

    Yo diría que los que nos dedicamos a negocios que como cualquier trabajo genera lo que llamamos estrés incluso mas que un trabajo de empleado,necesitamos gasolina de primera. Es decir suplementar con fito nutrientes nuestro día a día ya que la alimentación por bien que se haga tiene un gran déficit de vitaminas y minerales,debido a la forma intensiva de producción sea vegetal o animal.
    Se que no respondo exactamente a tu comentario en el que te doy la razón con el dicho de que hay mas días que hoyas,pero seguramente por mi condición como experto en medicina natural no puedo evitar eso que se denomina como deformación profesional.

    • marzo 3, 2012 en 12:18 pm

      Antonio, gasolina de primera y no forzar el coche más de la cuenta.
      Gracias, Miguel Angel

  7. Caba Robletto
    febrero 23, 2012 en 8:40 pm

    Apreciado Profesor:

    Puntualizo la foto del post Imposible (táchese Im) con la frase donde expone:

    Conforme avanzaba la semana, me iba preocupando … y me doy cuenta que preocupación se transforma en pre-ocupación, es decir “salto los obstáculos” y alcanzo el objetivo “Ocupándome” en cosas distintas. Felicidades por los contenidos expuestos, gracias.

    Abrazos, Ramón.

  8. Anónimo
    febrero 24, 2012 en 9:24 am

    Hola Miguel A.

    Me ha gustado tu post. A ver si te veo alguna vez que vengas por Madrid.
    Un juerte abrazo,

    Jorge

    • marzo 3, 2012 en 12:32 pm

      Jorge, últimamente voy poco por Madrid, pero también habrá que organizar una reunión presencial de los bloglectores allí,
      Saludos,
      Miguel Angel

  9. febrero 24, 2012 en 10:32 am

    Gracias Miguel Ángel,

    Un poco de menos autoexigencia y autoestrés no sólo es bueno para la salud propia si no para la del resto de personas que nos rodean.

    Y, como sugieres, dejar de hacer las cosas siempre de la misma manera sin preguntarse porqué las hacemos como las hacemos, es una puerta a la creatividad.

    Gracias de nuevo,

    Teresa

    • marzo 3, 2012 en 12:33 pm

      Si Teresa, nuestro estres lo sufrimos nosotros, y lo sufren los demás. Gracias,
      Miguel Angel

  10. Josep López
    febrero 24, 2012 en 11:46 pm

    Ante todo me alegro de que ya te encuentres mejor, Miguel Angel.

    Me he sentido totalmente reflejado en tus comentarios del post y me quedo, con tu permiso, con varias palabras:

    El “estres” nos paraliza, nos sentimos abrumados y nos obliga a parar y a pensar. Quizás es un acto inconsciente de autoprotección. En mi caso intento priorizar y relativizar. Dar prioridad a las cosas que realmente tienen importancia (no confundir con urgencia) y coger un poco de perspectiva ¿es realmente importante que publique el post este jueves?¡Pues no! Te echaremos de menos pero nada más.

    “Autolimitaciones” o “autoimposiciones”, o autobligaciones, o sea, masoquismo-autoflagelación. O como hacer de algo que nos gusta y que nos apasiona algo desagradable.

    “Flexibilidad”, “innovación”, “creatividad”: muchas veces el día a día no nos permite parar, levantar la cabeza y preguntarnos… esto que estoy haciendo ¿sé puede hacer de otra forma? o lo que es peor ¿es productivo? (extrapolándolo también a nivel empresarial). A veces el estar “muy ocupado” es una forma de huir hacia delante.En mi opinión, ¡muy peligroso!

    Un abrazo a todos,

    Josep López

  11. febrero 26, 2012 en 1:12 pm

    Que razón tienes, estoy totalmente de acuerdo, hace unos años estaba escriiendo un blog de economía y la autoexigencia, hizo que escribiera dos post al día, eso si a medida que más escribia, más adeptos tenía, pero en ocasiones hay que parar para reflexionar.

    Una formula que ha funcionado a la perfección y que simplifica las palalas flexibilidad, innovación y creatividad, es intraemprendurismo, al hilo de esto registramos el .com de esta palabra que entiendo que va a ser modelo de cambio.

    Que por cierto a medida que veo las cosas, que cada día por cierto desde el punto de vista de valores lo veo más deprimido, veo más necesario el cambio. ¿Tu que opinas?. ¿Crees que el modelo de recuperación, va añadido a un enorme cambio de valores?.

    Cuando hablamos de pautas autoexigidas, me sale siempre la imagen de LOST y el ordenador que cada X tiempo se tiene que poner una secuencia 4, 8, 15, 16, 23 y 42. Creo que todas las pautas, vienen establecidas por el software mental, este software con el debido tiempo se puede transformar…. Es aplacar la rutina…. con otra rutina….. 15 días haciendo lo contrario…. y listo.

    • marzo 3, 2012 en 12:37 pm

      Genaro, (y también Manuel que comenta más abajo), si no revitalizamos nuestros valores, la salida del pozo será efímera. Como Dice Manuel que dice Einstein, si siempre hacemos lo mismo siempre obtendremos los mismos resultados.
      Gracias,
      Miguel Angel

  12. Manuel Sánchez-Robles
    febrero 27, 2012 en 9:26 am

    Gracias, Miguel Angel.
    El otro día leía esta frase de Albert Einstein: “Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes”. Para mí, buen punto de arranque…

  13. febrero 27, 2012 en 10:12 am

    Hola a todos, lamento no estar participando estos días pero he tenido una recaida en la gripe, que no sé cuanto me va a durar.
    Saludos,
    Miguel Angel

  14. Josep López
    febrero 28, 2012 en 11:16 pm

    Cuídate, Miguel Angel, que este año los virus vienen armados hasta los dientes y bragados en mil batallas en el invierno austral.

    Un fuerte abrazo,

    Josep López

    • marzo 3, 2012 en 12:34 pm

      Josep, hoy después de 15 dias empiezo a encontrarme bien, No pensé que una gripe-resfriado me duraría tanto.
      Gracias,
      Miguel Angel

  15. Alvaro Vilaseca
    marzo 14, 2012 en 2:46 am

    Miguel Angel, qué ilusion me hace poder participar de tu Blog y dejar algún comentario! Coincido contigo en que con frecuencia se genera un stress “evitable” por nuestras autolimitaciones o autoimposiciones y careciendo de cierta flexibilidad. Sin embargo, creo que el stress forma parte de una dimension esencial de las personas. Me refiero a “mi” teoría del ser humano. Todas las personas tenemos ambiciones (rectas y viables) que forman parte de nuestro plan de vida en los que ponemos nuestro mejor esfuerzo y todos los medios humanos a nuestro alcance, pero que la realidad de la vida se presenta de una forma diferente y se encarga de alterarlos. Y esa brecha entre los resultados esperados y los realizados, es la fuente del stress. En efecto, el stress depende de como gestionemos esa brecha. En caso, que entendamos que si hay actitud de luchar, aunque nos creamos derrotados, en realidad no estamos vencidos, dejando que aflore un espiritu deportivo, y que el tiempo nos permitirá descubrir una perspectiva diferente, mantendremos la necesaria paz interior que alimenta la esperanza. En cambio, muchas veces, damos rienda suelta al amor propio y orgullo, fruto en la maldita pegadiza compañera que es la soberbia, que nos lleva a actuar con ansiedad, eludiendo enfrentar esa “adversidad”, asumiendo el papel de victimas, apelando a la compasion, posicionandonos en espectadores de nuestras vidas, en lugar de ser los verdaderos protagonistas y forjadores de nuestro destino. El mejor consejo que recibi, ante ello fue: sal a correr y ocupate mañana de ello! Abrazos, Alvaro

    • marzo 15, 2012 en 11:01 am

      Alvaro, me alegra mucho encontrarte por el blog. Efectivamente el estres en parte depende de como gestionamos nuestras aspiraciones y las dificultades que nos va poniendo el entorno. Pero precisamente por eso, como sabemos que el entorno nos va a poner dificultades, hay que tenerlo en cuenta para que no nos generen estres.
      gracias,
      Miguel Angel

  1. julio 12, 2012 en 7:01 am
  2. julio 12, 2012 en 5:25 pm
  3. julio 26, 2012 en 7:01 am
  4. enero 10, 2013 en 8:01 am
  5. junio 27, 2013 en 7:02 am
  6. octubre 10, 2013 en 7:03 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.117 seguidores

%d personas les gusta esto: