Lenovo

LenovoEl sábado pasado leí una sorprendente noticia: Un CEO reparte su bonus de 3 millones de dólares entre los juniors de su empresa. Se trata de Yang Yuanqing Consejero Maximo responsable de Lenovo. Hay que recordar que Lenovo es el fabricante chino de ordenadores que hace unos 7 años compró a IBM la división de PC’s.

En total los beneficiados han sido más de 9,500 empleados de la compañía: recepcionistas, operarios de la linea de fabricación, y este tipo de trabajadores. Cada uno recibió 314 dólares (el equivalente al salario promedio de un mes de los trabajadores chinos). Cuando difundí la noticia por las redes sociales uno me comentó:  “esos chicos darían su vida por el CEO apartir de ese gesto!!“. Efectivamente. Es el modo más eficaz que ha encontrado el CEO de Lenovo de comunicar a los empleados que ellos son muy importantes para la compañía.

Ese tipo de afirmaciones es muy fácil de hacerlas y muchas veces suenan a frase bonita si no a manipulación. Pero cuando te están costando 3 millones de dólares la cosa cambia. Cuando se comunica a los empleados -de modo creible- que ellos son importantes, del modo como lo ha hecho Yang, estos harán cualquier cosa por la compañía. Vaticino un futuro muy prometedor para Lenovo. Inicialmente tuvo dificultades después de la compra a IBM. No sé como está ahora, pero me propongo seguir esa compañía. Podrá ser muy útil para mis clases.

Otro me dijo a través de Twitter: “buen gesto pero quiza seria mejor y mas justo revisar la politica de bonus para disminuir gap salarial? y no café para todos?“. No. No ha sido la compañía la que ha distribuido los 3 millones. Ese dinero ha salido del bolsillo del CEO. Pues era un dinero que le correspondía. Cada uno hace con su dinero lo que quiere. Por otro lado, yo soy totalmente contrario a los incentivos individuales en las compañías, por razones que ya expuse hace tiempo en este blog. Soy más partidario de la participación en beneficios.

Este tipo de gestos confirma mi opinión que el siglo XXI va a ser el siglo de los asiáticos. La noticia añadía: “según los expertos esto no sirve para nada“. Que es un error no asociar las primas económicas a unos objetivos concretos. Mi opinión es totalmente la contraria  y sin ningún lugar a dudas. Seguiré hablando de esto. No sé cuando podré responder a vuestros comentarios porque ya estoy de vacaciones con limitado acceso a la red.

Categorías:Incentivos, Modos de decidir Etiquetas: , , , , ,
  1. Tomás Solis
    agosto 2, 2012 en 7:11 am

    Hola MA, sin desmerecer el gesto que me parece estupendo planteo una pregunta: es razonable que el CEO de Lenovo tenga un bonus de 3 M€ ?

    Disfruta de tus vacaciones, un abrazo.

    • agosto 2, 2012 en 12:41 pm

      Tomás, interesante el tema que apuntas. El cuerpo me dice que sí, que está fuera de lugar semejante bonus. Sin embargo no hay que dejarse llevar por los sentimientos y plantear las cosas con cabeza.

      Pienso que para que se lo lleven los accionistas estos beneficios mejor hacer otro uso. Los accionistas solo aportan dinero, que no es poco, pero que a la vez es la materia prima más indiferenciada de todas. Al accionista hay que remunerarle el dinero que aporta ajustado por el riesgo que asume. Esto va en la línea de mis tesis de que la finalidad de una empresa no es maximizar beneficios.

      Una vez remunerado el accionista (y al resto de los que aportan algo para la marcha de la empresa, ya sean proveedores, los que aportan trabajo, etc.) hay que decidir qué se hace con lo que sobra si es que sobra algo. Si lo que aporta el directivo es acción directiva sin la cual no es posible la empresa, puede estar justificado un bonus suficiente. Lo que pasa es que eso es muy difícil de justificar. Lo que aporta ese directivo posiblemente valdría poco sin el aporte del trabajo de los empleados. Por lo que quizá una mayor participación en los beneficios por parte de todos parece más razonable que semejantes bonus para el CEO.

      En cualquier caso, me parece que aportan mucho más los empleados con su trabajo que el capital con su dinero.

      El tema no es fácil. Lo que te digo es contracultural. Lo que se piensa es que los que aportan el capital son los dueños de todo, cosa con la que yo no estoy de acuerdo.

      Bueno Tomás, el tema no es sencillo. Respeto a los que opinen de modo distinto a mi. Cada uno que haga con su empresa lo que quiera, pero que después no se queje si los empleados no arriman el hombro. En cualquier caso me parece que lo que ha hecho este CEO es ejemplar, independientemente de que personalmente merezca el bonus o no.

      Buen verano Tomás y recuerdos a María, Luisete y Elena
      MIguel Angel

      • agosto 7, 2012 en 2:56 pm

        hola Miguel Angel,
        voy a hacer una reflección quizás un poco sencilla.
        En un mundo ideal, se deberia utilizar la retribucion fija para remunerar de manera selectiva el trabajo de cada uno (valorandolo a priori en base a experiencia aportada, nivel de responsabilidad, compromisos, etc) y repartir de forma equitativa los beneficios de la empresa, ya que todos viajamos en el mismo barco y queda muy bien de vez en cuando remarcar que cada cabeza cuenta por 1.
        Desafortunadamente, a los directivos remunerados para “maximizar los profits” le sale mucho más facil esgrimir una retribución fija poco llamativa y consumar barbaridades a su propia ventaja a través de la retribución variable.
        Repito, me doy cuenta que el razonamiento es sencillo pero creo que es bastante realista.
        Un abrazo,
        Giorgio

  2. Mª Elena García Martínez- Viademonte
    agosto 2, 2012 en 7:20 am

    Miguel Angel, estoy totalmente de acuerdo contigo en que es mejor la participación en beneficios, porque así cada trabajador se toma la empresa como propia y lucha con más ahinco para que todo vaya mejor ya que asume 100% sus responsabilidades y derechos. Algo parecido ha hecho Minecraft, a diferencia que los 3 millones de dólares los repartió entre su equipo; o Volkswagen que repartió 7.500 euros a cada trabajador alemán; o United Continental que repartió 200 millones € entre todos sus trabajadores. Es importante, muy importante diría yo, que el activo principal de la empresa sienta que es parte importante de la misma y que se le reconoce la labor que realiza. A todos nos agrada que de vez en cuando nos den una palmadita en la espalda. Hay un dicho que dice “las palabras se las lleva el viento”. Hoy en día tenemos más que asumido que las palabras son nada más que éso, y que si no se acompañan con hechos de nada sirve lo que dices. A parte, tenemos que asumir que el sistema empresarial va cambiando, porque la mentalidad evoluciona. Es igual que a un niño, si no eres capaz de fomentar su interés con algo, tienes que buscarlo a través de otra cosa que active ese interés.

    • agosto 2, 2012 en 12:46 pm

      Mª Elena, muy sensato y razonable me parece todo lo que dices y los ejemplos que pones, salvo las dos últimas líneas. A la gente hay que tratarlas como personas maduras. Si no fomentan ellos mismos su interés por realizar un buen trabajo, yo no los querría en mi empresa. Otra cosa es que después de que la empresa haya ido bien, repartamos parte de los beneficios entre los que han hecho posible que la empresa haya ido bien. Pero nunca incentivar. El que no sepa incentivarse solo para mí no sirve.
      Por supuesto quees mi opinión y respeto la contraria.
      Gracias Elena. Con todo el resto de lo que dices estoy de acuerdo,
      Buen veraneo si es que lo empiezas,
      Miguel Angel

  3. agosto 2, 2012 en 9:18 am

    Miguel Angel, disfruta de tus merecidas vacaciones !!

    Cuando leí la noticia en prensa, me sorprendió, como a tí, los comentarios contrarios expresados por los “expertos” citados.

    De acuerdo que un café para todos mal planteado no sirve para nada, pero este caso tiene sus características propias.

    Aquí de lo que se habla es que el máximo responsable de la compañía decide hacer partícipe a los empleados de menor remuneración (unos 9.500 trabajadores, cuyos puestos están normalmente fuera de los sistemas de incentivos) de su bonus (como tu dices, cada uno hace con su dinero lo que quiere) dando un claro mensaje que el éxito de la empresa se debe a todos y cada uno de los empleados (incluso los de base!) y que él sólo no lo habría conseguido, y un gesto así sólo puede hacerse de esta forma uniforme, cualquier otro método de reparto habría dado lugar a malas interpretaciones.

    Si además el Sr Yuanquing es dueño de un significativo 8% de Lenovo, el emisor del mensaje incluye la propia compañía, reforzando la unidad de la empresa.

    • agosto 2, 2012 en 12:53 pm

      Esteve, los humanos entendemos mejor el lenguaje de los hechos que el de las palabras. Este CEO ha hablado con los hechos. Voy a seguir esta compañía porque me parece que tendrá un gran futuro.
      Gracias y felices vacaciones
      Miguel Angel

  4. agosto 2, 2012 en 9:27 am

    Totalmente de acuerdo en que el reparto de beneficios entre los trabajadores es una forma real de demostrar que la empresa es tan solo una suma de personas donde 1+1>2. Cierto también que un bonus de 3M€ parece desproporcionado y que podría estar ya incluido en la política salarial de la empresa el reparto de ese importe.
    Como dice la cita “Si quieres llegar rápido, ve solo; Si quieres llegar lejos, ve acompañado”. Buenas vacaciones a todos!!!

    • agosto 2, 2012 en 12:54 pm

      Gracias Óscar. Mira las consideraciones que hago en mi respuesta al primer comentario, al de Tomás.
      Saludos,
      Miguel Angel

  5. Roger
    agosto 2, 2012 en 9:29 am

    Todo un gran gesto. Cuando vemos que el comun de los mega-CEOs de multinacionales o de grandes bancos no paran de lucrarse año a año, y luego lo van gastando en tonterias o lo meten en fondos o inversiones de dudosa moralidad…. y luego todo son escandalos e indemnizaciones millonarias aun cuando los tienen que despedir, porque la reputación de la empresa peligra.

    • agosto 2, 2012 en 12:54 pm

      Roger, a mi me parece ejemplar. Es un gesto solo y habría que ver más cosas de este directivo. Pero tiene una pinta muy buena. So las empresas fueran dirigidas de este modo habría muchas más empresas excelentes y a todos nos iría mejor. Los empleados de Lenovo no tienen que temer a despidos injustos.
      Gracias,
      Miguel Angel

  6. agosto 2, 2012 en 10:41 am

    En casa tenemos otro ejemplo. Guardiola hizo lo mismo con los empleados del club. Los que abren y cierran las puertas, los stewards, los masajistas… aquellos que no son estrellas pero que sin su trabajo nada sería igual. Por esta misma razón opino que es cuestión de ser asiático, sino la capacidad individual de entender como conseguir la unión y la motivación de tu grupo, con gestos reales.

    • agosto 2, 2012 en 12:58 pm

      Gracias Jordi, no conocía este tipo de cosas de Guardiola. la verdad que no me he puesto a estudiar su estilo de dirección, en primer lugar porque me parece que lo estaba estudiando demasiada gente y después porque no quiso hacer una reseña para la tapa del libro del iceberg, pero quizá tenga que enterarme más de su estilo de dirección. Recopílame información si puedes y quieres y un día lo hablamos.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  7. irene
    agosto 2, 2012 en 11:12 am

    Disfruta de tus merecidas vacaciones……..

    Toda iniciativa altruista creo que es encomiable y abrir la cartera siempre duele…. Me parece fantástico.
    El fondo nos sirve y mucho. Me gustaría proponer que TODOS los políticos, cargos públicos, técnicos consejeros ….. que tienen otra fuente de ingresos además de la pública ó que cobran de varios cargos públicos, que renuncien al menos a una de estas fuentes

    • agosto 2, 2012 en 12:59 pm

      Merecidas, merecidas… mucho es suponer (broma) Irene, efectivamente lsos políticos por el puesto que ocupan deberían ser en esto ejemplares.
      Gracias y saludos MBA’91

      Miguel Angel

  8. Mª Elena García Martínez- Viademonte
    agosto 2, 2012 en 11:18 am

    Uys, meternos con el tema de los políticos… éso si que trae cola.
    A mi no me parece que sea una iniciativa altruista. Más bien sería una inversión, porque es para favorecer un buen ambiente y una productividad en la empresa, además del reconocimiento personal por el trabajo que se realiza. Quizás se adapta más en ser una iniciativa generosa, pero que se busca un fin que ayude a cimentar o mantener los cimientos del desarollo empresarial.

    • agosto 2, 2012 en 1:04 pm

      Es una iniciativa generosa, que seguro que reporta beneficios a la compañía, Como la hayan hecho por los beneficios futuros que reportará esto es manipulación, lo acabarán comprendiendo los empleados y la empresa no tendrá mucho futuro. Sin embargo es difícil pensar que haya sido manipulación cuando le ha costado al CEO (y no a la empresa) 3 millones de dólares.
      Buscar el cimentar y mantener los cimientos del desarrollo empresarial es lo mejor que puede hacer un directivo.
      Muchas gracias Elena, ya se ve que te está gustando el blog,
      Miguel Angel

  9. pacocastano
    agosto 3, 2012 en 7:55 am

    Hola Miguel Angel,

    Estoy de acuerdo que es un gesto muy apreciable hacia los empleados “más desfavorecidos”.

    Y como dices es un gesto personal del presidente. Y seguro que esto va a aumentar la fidelidad de los empleados para con…el presidente. Si fuera además el propietario (como Juan Roig de Mercadona) podríamos pensar que tendrá una larga vida al frente de su empresa, pero quizás no sea el caso.

    Pienso que puede producirse entonces un “divorcio” entre la fidelidad de los empleados hacia el presidente frente a la fidelidad hacia Lenovo.

    Por otro lado veo positivo el gesto de una persona que “se sale de lo establecido en la empresa” si piensa que eso es bueno para los empleados. Quizás sea un primer paso para que Lenovo cambie también.

    Buen verano a todos.

    Paco

    • agosto 3, 2012 en 12:23 pm

      Paco, en la medida que este CEO esté identificado con su empresa.No habrá divorcio entre lealtad al presidente y lealtad a la empresa. Por otro lado la lealtad se debe a las personas y no a las instituciones. Esto es lo que pienso, pero requiere muchas matizaciones.

      Y los más importante es que es un ejemplo para el resto de CEO’s
      saludos,
      Miguel Angel

  10. Fernando García Pascua
    agosto 6, 2012 en 10:16 pm

    Genial acción la del directivo de Lenovo, muy bueno el post y muy interesantes todos los comentarios.
    El que el directivo lo haya hecho voluntariamente y “de su bolsillo” creo que es un gesto muy significativo que como comentas “dice más que sus palabras”.
    Personalmente, creo mucho en los “incentivos” económicos individuales. Igualmente, la participación en beneficios de los empleados me parece muy importante para crear vínculos del empleado con la empresa, y para que todos los empleados perciban y reciban el resultado de sus esfuerzos. Creo que en este post y en comentarios posteriores hemos aprendido mucho al respecto.

    En una cosa discrepo, profesor; y es sobre sus comentarios sobre la retribución de los accionistas y qué es más importante, si la contribución de capital de los accionistas, o la aportación de trabajo por parte de los empleados. Entendiendo perfectamente el fondo de sus palabras, considero tan importante una cosa como la otra y lo que es fundamental es que quede claro desde el principio qué es remuneración de empleados y qué retribución de accionista, y que sea equilibrada. Lo uno sin lo otro (cualquiera que sea) causa un desequilibrio y una falta de equidad que ocasiona problemas mayores. Es como si la carga de un barco se desplazara a un lado; primero el barco se inclina, después de hunde.
    Aunque seguramente, para este tema, habría que dedicar una entrada concreta en su magnifico blog.

    Un saludo
    Fernando

    • agosto 7, 2012 en 10:54 am

      Fernando, muchas gracias. Si, he cargado un poco las tintas en lo de la retribución del capital. Tanto capital como trabajo aportan y por tanto ambos hay que tenerlos en cuenta. Pero hay que distinguir en el capital. Si son accionistas ajenos a la empresa que hoy nos compran y mañana nos venden, lo que están aportando es una materia prima totalmente indiferenciada. Si son accionistas comprometidos con la empresa, y poseen las acciones a largo plazo, o no cotizan en bolsa, entonces ya no es materia prima indiferenciada sino capitalistas comprometidos, y en ese caso hay que tenerlos muy en cuenta.
      Parte de mi interés está en desmantelar el principio de que la finalidad de la empresa es maximizar el beneficio o maximizar el valor de la acción. Lo cual como ya digo en otros mensajes me parace fuera de lugar.
      Gracias Fernando porque has puesto el contrapunto a una afirmación exagerada que he hecho.
      Saludos y buenas vacaciones si es que las estás teniendo.
      Miguel Angel

  11. Thomas
    agosto 7, 2012 en 12:49 pm

    Hace muchísimos años, cuando aún estudiaba en la Facultad, antes de hacer el Master, en algunas Asignaturas exploramos sistemas de compensación innovadores para cada uno de los llamados Factores. Cuando los analizábamos como partes de un sistema, se nos hacía lógica la conclusión de que a todos debía recompensarse adecuadamente para reflejar su esfuerzo aportado. Pero tanto a la fijación de Objetivos, como a la evaluación del grado deseado y el obligatorio que debían cumplirse, contribuían también todos los Factores. Y así sería posible una evaluación objetiva y una reasignación constante del esfuerzo de los Factores. ¿Por qué tanto rollo? Pues porque el gesto del Ejecutivo de LENOVO, así como los comentarios aportados, han de intentar engarzarse en una visión más completa. No puede ser una simple anécdota, por mucho que sea interesante. En mi vida profesional, recuerdo que los Operarios hacían sus 8 horas y en punto salían de regreso a sus casas o a sus otros trabajos. En cambio, los que teníamos responsabilidades a otros niveles, aportábamos más horas (incluso hasta las madrugadas, o en multitud de viajes fuera de horarios de trabajo) para que el Sistema (la Organización) sobreviviera y creciera. También se trataba de cesiones cuasi voluntarias, aunque no merecieran nunca Titulares de Periódico….. Yo creo que se ha de discutir acerca del Gap que hay entre las Remuneraciones de los distintos partícipes del Sistema, para que no se llegue a las diferencias tan descomunales que hay, pero ésto forma parte de un replanteo a todos los niveles de la Sociedad (Organismos Públicos, Empresas Privadas y Públicas, etc.).

    • agosto 10, 2012 en 5:15 pm

      Si Thomas, si hubiera una menor diferencia entre los que cobran unos y otros probablemene la gente se sentiría mejor en el trabajo. De ahí la importancia de lo que ha hecho este CEO.
      Hablas de un método que haría posible una evaluación objetiva del esfuerzo aportado, pero la fijación de objetivos y la medición del grado de cumplimiento no está exenta de subjetividades.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  12. Ramón José
    agosto 7, 2012 en 6:15 pm

    Como ya he comentado en LK, es muy bonito pero con reservas. Me baso en experiencias personales y en 1998 me ofrecieron unos incentivos por objetivos de ventas. Marzo 1998. Octubre 1998, objetivos cumplidos. La empresa decidió que no era política de empresa, y me subieron el suelo un porcentaje elevado 10%, que era la mitad del incentivo alcanzado. 2004-2011. Parte variable sueldo elevado, con 25% según objetivos. Mes a mes, alcancé la media elevada y pagada. Me quito el sombrro, puesto que si se cambiaban los criterios, se alcanzaban los objetivos y se pagaban religiosamente. Otros compeñeros no tenian igual suerte, puesto que los habian negociado a final de año. 2012, dos ocasiones con parte ariable del sueldo, bajando el fijo. Yo no he visto ni informes mensuales, ni resultados, y hemos terminado relación contractual, cuando los primeros números serán firmes en 30 dias. Para que sirven? para luchar, para implicarte, para sentirte parte de un proyecto común laboral, para creer en los que te rodean, para ser uno mas del equipo.

    • agosto 10, 2012 en 5:18 pm

      José Ramón. Los incentivos individuales basados en objetivos son siempre fuente e problemas y de injusticias.
      Gracias,
      Miguel Angel

  13. J. Manuel Lacarte
    agosto 30, 2012 en 8:56 am

    Interesante tema, Miguel Angel.
    Y no solamente por lo que se refiere al caso particualr del incentivo repartido, que ya tiene interés en sí mismo por lo singular. A mi me parece que, como ya apuntas, el impacto que ese acto tiene en el COMPROMISO de los trabajadores con la organización es digno de atención. Yo estoy convencido que la variable compromiso del personal es extraordinariamente estratégica. Debe actuarse sobre ello de forma cotidiana, con un gesto como el de tu nota, estableciento una previsible y realista sensación de “justicia profesional” en la organización, difundiendo integridad a través de todas las actuciones de la cúpula directiva, etc.
    No estoy seguro de que las organizaciones atiendan demasiado a ésto. ¿Quizá se han excedido, en general, en dedicar recursos y actitudes de la Dirección en el desarrollo de las técnicas y herramientas sobre management y Dirección estratégica, tan difundidas en los últimos 50 años? ¿Se ha dejado algo de lado lo referente a mantener un auténtico compromiso , (no de apariencia, sino real) de los trabjadores con su epresa?
    Hay una verdad que no se puede olvidar: Son las personas las que hacen posible cualquier cosa en una organización. Ni los buenos productos, ni la Dirección, ni las brillantes market research, ni las sólidas planificaciones estratégicas, ni siquiera las ideas brillantes logran, por si solas nada de provecho. (sulele sudeder lo contrario si las personas dan la espalda, de facto, a la organización).
    En fin, habrá que seguir lo que va sucediendo en Lenovo.
    Un abrazo y enhorabuena por resaltar este tipo de sucesos

    • agosto 30, 2012 en 10:32 pm

      J. Manuel ¿eres MBA’91?
      A mi me parece que este tipo de actitudes son fundamentales, y son tan poco frecuentes que cuando se observan se convierten en noticia de prensa.
      Si hubiera más imaginación y menos cortoplacismo entre los directivos habría empresas mucho mejores.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

      • J. Manuel Lacarte
        agosto 30, 2012 en 11:55 pm

        Si, Miguel Angel, soy MBA ’91. Vaya memoria!!
        Hoy me he topoado con tu sección y he tenido la oportunidad de pasar un ratito leyendo cosas interesantes. Seguiremos cambiando impresiones. Para mi será una gran satisfacción, seguro. Recibe un fuerte abrazo. Manuel

  1. agosto 16, 2012 en 7:02 am
  2. agosto 23, 2012 en 7:02 am
  3. marzo 21, 2013 en 8:03 am
  4. abril 4, 2013 en 7:03 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.133 seguidores

%d personas les gusta esto: