Inicio > Consideraciones prácticas, Perfiles de directivos > El arte de vivir amargados

El arte de vivir amargados

amargadoHay personas que disfrutan con los fracasos de los demás. Esto suele ser por dos motivos. O bien porque no toleran no ser los mejores en lo que hacen, o bien porque se plantean tan pocos retos vitales que sus únicas alegrías son ver cómo los demás fracasan.

Hay un tipo de personas que se plantean retos importantes y no soportan el no ser los mejores en lo que hacen. Como muchas veces no logran sobresalir, remedian su frustración alegrándose de los fracasos de los demás. Me da la impresión, aunque puedo estar equivocado, que esto se da más entre los hombres que entre las mujeres. Otro tipo de personas son los que no tienen empuje para plantearse retos. Son los que en vez de vivir sobreviven. Su único consuelo es ver cómo a los demás les salen las cosas mal.

En ambos casos la raíz de esta actitud es la envidia. Mal vicio que no deja vivir. Yo aconsejo tener una actitud más positiva ante la vida. Consiste en alegrarse ante los logros de los demás y tener un deseo sincero de que tengan mejor suerte cuando algo les sale mal. Pasarse la vida compitiendo es agotador. Esta actitud marca la diferencia entre ser un amargado y ser una persona alegre y optimista. He conocido gente con mucha pasta que están amargados y que lo tendrían muy fácil para estar satisfechos consigo mismos.

El lunes pasado publicamos el Índice IESE de Incertidumbre Económica. La incertidumbre ha bajado en noviembre de 114 a 94 en una escala 0 – 200. Hasta el jueves que viene.

  1. Esther
    diciembre 5, 2012 en 9:29 am | #1

    Me ha encantado!.

    • diciembre 6, 2012 en 8:52 pm | #2

      Gracias Esther. Este mensaje está siendo muy difundido por las redes y leido.
      Saludos,
      MIguel Angel

  2. diciembre 5, 2012 en 9:35 am | #3

    A veces, confundimos el acto de “ser competitivos” -algo muy necesario tanto para nosotros mismos como para crear valor a nuestro entorno- con el hecho de “competir”.
    No es exactamente lo mismo, creo.
    Hacer las cosas cada vez mejor es algo positivo (hasta cierto punto), pero pensar que estamos inmersos en una especie de “carrera” contra los demás es un síntoma de no estar bien con nosotros mismos, no tener claro nuestro camino y disfrazar nuestra falta de objetivos con los objetivos de los demás.
    Estar bien con uno mismo es más una actitud personal que algo que tenga que ver con el entorno que nos rodea.
    No estoy muy de acuerdo que la envidia sea más patrimonio masculino que femenino, pero esto ya es otro tema.
    Gracias por el post.

    • diciembre 6, 2012 en 8:55 pm | #4

      Gracias Manuel. Yo también creo que una muestra de personalidad es no depender de los demás ni del juicio que hagan de nosotos, sino depender de nuestro esfuerzo.
      También estpy de acuerdo contigo con que la envidia es tan aplicable a hombres como a mujeres, pero lo que digo en mi mensaje es que los que no soportan no ser mejores que los demás es más propio de hombres que de mujeres. Pero bueno, no estoy seguro de esto.
      Gracias,
      Miguel Angel

  3. Su
    diciembre 5, 2012 en 9:57 am | #5

    Excelente artículo, aunque yo señalaría que la base del problema, lo que causa la envidia es una enorme falta de autoestima que lleva al individuo a no ser capaz de descubrir cuáles son sus valores destacados y potenciarlos y le resulta más sencillo preocuparse de los valores destacados de los demás. Un círculo vicioso si no se toma, como tú indicas, una actitud diferente, siempre en positivo. Gracias por el post.

    • diciembre 6, 2012 en 8:57 pm | #6

      Susana, estoy totalmente de acuerdo contigo, De hecho es más o menos lo que le contesto al primer comentario de más arriba. Gracias por tu intervención. Es la primera vez que escribes en el blog ¿no?
      Saludos,
      Miguel Angel

  4. Anónimo
    diciembre 5, 2012 en 10:03 am | #7

    Siempre se ha dicho que la envidia es el pecado nacional. Me parece que hacer del trabajo el centro de tu vida, olvidando todo lo demás, en muchas ocasiones conduce a estas cosas y en general a poco que indagues en la vida de este tipo de gente, te darás cuenta de por qué actúan así.

  5. diciembre 5, 2012 en 10:06 am | #9

    buenos días profesor, un post muy interesante, como siempre!
    En mi experiencia me estoy encontrando siempre más con una tercera categoría de personas: aquellos que simplemente no pueden con los ritmos de una sociedad y un entorno laboral extremadamente competitivos y que por lo tanto se alegran de los fracasos ajenos en cuanto tienen la esperanza que el listón no se ponga tan alto.
    Dicho de otra forma, creo que a veces la sociedad tambien amarga, y este problema no se debe pasar por alto.
    Un fuerte abrazo!
    Giorgio

    • diciembre 6, 2012 en 8:59 pm | #10

      Muy buena contribución la tuya Giorgio. No habíacaido en esa posibilidad. Lo que tu dices requiere que organicemos el trabajo de un modo más humano y adaptado a un ritmo asequible.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  6. Charo Redondo PDD 3-07
    diciembre 5, 2012 en 10:29 am | #11

    Me encanta el artículo de hoy!!!
    Estoy de acuerdo contigo sobre que muchas personas tienen su mirada enfocada en los demás porque carecen de un objetivo vital. Por qué no lo tienen? Primero porque es difícil pararse a pensar cuál es la razón de nuestra existencia, “para qué estamos aquí?” y lo segundo y más importante porque si definimos un objetivo vital nos damos cuenta de que tenemos que esforzarnos, comprometernos, rectificar, encontrar nuestas carencias, enfrentarnos a nuestros miedos, “ser responsables de nuestros logros y fracasos”,….para llegar a conseguirlo y eso requiere esfuerzo. Es mucho más fácil mirar a los demás, remarcando que si han fracasado es responsabilidad de ellos mismos y, si tienen éxito, seguro que ha sido cosa del azar.
    Relacionado con este tema, os recomiendo la lectura de dos libros del Dr. Mario Alonso Puig: “Reinventarse” y “Vivir es un asunto urgente”.
    Sobre el tema de la envidia, estoy de acuerdo con Manuel, no entiende de sexos…
    Un fuerte abrazo,
    Charo

    • diciembre 7, 2012 en 12:28 pm | #12

      Gracias Charo, apuntas interesantes causas del porque la gente se alegra de los fracasos de los demás. Respecto de la envidia y el género ya he comentado más arriba en una contestación.
      Saludos,
      Miguel Angel

  7. diciembre 5, 2012 en 10:44 am | #13

    Yo estoy encantado de que mi hijo haya empezado a hacer Atletismo, es una buena actividad para educarlo en competir consigo mismo. Marcarse metas y alcanzarlas independientemente de los demás.

    La gente acostumbra a no marcarse objetivos por no asumir el riesgo de fracasar, de esa manera no ponen en juego su autoestima. El fracaso de los demás acaba siendo su satisfaccción. Triste satisfacción incomparable con la de superar nuestras limitaciones.

    • diciembre 7, 2012 en 12:29 pm | #14

      Fernando, apuntas una razón muy frecuente para no plantearse retos: el miedo al fracaso. Miedo que hay que superar si se quiere hacer algo.
      Muchas gracias y nos vemos el lunes,
      Miguel Angel

  8. Albert
    diciembre 5, 2012 en 12:25 pm | #15

    Dado que la envidia existe, ha existido y existirá. Aquí dejo un truco para todos aquellos que lo quieran tomar. “intentad convertir la envidia en admiración” todo irá mejor.

    Un saludo y felicitar a Miguel Angel por el encuentro presencial del otro día. Fue fantástico.

  9. diciembre 5, 2012 en 12:48 pm | #17

    Hola yo me marco unos objetivos a veces los consigo y otras no. Pero sigo luchando, lo cierto es que los demás me preocuopan muy poco y eso que soy responsable de una empresa de servicios de limpìeza y reformas PJA21. Este es mi número 655.652.416 (Barcelona)

  10. Carmen
    diciembre 5, 2012 en 1:52 pm | #19

    Hay un dicho o frase hecha que dice: “Si la enviadia fuera tiña, España sería un país de tiñosos”. Pues eso y una reflexión personal: cuantas energías perdidas por causa de la envidia (del que la tiene y del que la recibe). Reponerte (de las trabas causadas por la envidia), necesita esfuerzo y muchas veces me pregunto ¿y si en vez de restar, sumaran? Está claro que es difícil cambiar (los envidiosos). Yo simplemente, he aprendido a evitarlos (higiene mental necesaria) y obviarlos.

    • diciembre 7, 2012 en 12:31 pm | #20

      Carmen, hace falta salud mental para seguir tus consejos, pero efectivamente, es así.
      Muchas gracias y saludos,
      Miguel Angel

  11. Xavier Rigola
    diciembre 5, 2012 en 2:14 pm | #21

    Hola,
    Respecto al Indice creo que seria muy beneficioso que se aireara el máximo posible fuera de nuestras fronteras, hoy por hoy estos tipos de indices pueden influir mucho en la visión que se tiene de la situación economica de España.

    Como ejemplo, estabamos comprando asiduamente en china un producto y en las últimas compras nos han cambiado el plazo de pago, a peor, aduciendo la mala situación economica de España !!! ….

    Repito, la difusión de estos indices, por lo riguroso, debe de potenciarse.

    Desgraciadamente la visión que se tiene fuera, muchas veces, es mucho peor de lo que en realidad es y muchos titulares no evidencian el esfuerzo que se esta realizando por parte de mucha gente para seguir adelante … porque seguro que saldremos.
    Un abrazo

    • diciembre 7, 2012 en 12:32 pm | #22

      Gracias Xavier por apreciar la utilidad del Índice, y siento lo que os han hecho. A la vez que ánimo y a difundir el índice. Saludos,
      Miguel Angel

  12. Roger
    diciembre 5, 2012 en 2:49 pm | #23

    Este comportamiento lo vemos a diario, por desgracia, hay personas cínicas que se jactan de las desgracias de los demás, aunque los envidien, bien si un conocido ha perdido el trabajo, o se ha arruinado tal empresa, o ha perdido tal partido político, o le ha dejado un familiar… cualquier desgracia etc…
    El corazón del hombre se puede llenar de muchas cosas, buenas y malas, llenarlo de amargura queriendo el bien para los demás, supongo que a las personas que les ocurre, tiene que ser valientes y decidir convertir esta actitud en otra más positiva.

  13. Josep M. Rovira
    diciembre 5, 2012 en 5:07 pm | #25

    No creo que debamos dar más importancia a este tema que, sin duda, es simplemente una consecuencia de una educación deficiente. El índice lo refleja claramente. No creo que esto deba preocupar a nadie, ¿o sí?

    • diciembre 7, 2012 en 12:34 pm | #26

      ¿A qué tema te estás refiriendo Josep María?
      Miguel Angel

      • Josep M. Rovira
        diciembre 11, 2012 en 1:36 pm | #27

        Profesor, disculpa la poca precisión. Me refiero al tema de tu artículo: alegrarse del fracaso de los demás. Creo, y así nos lo han enseñado repetidamente, que el éxito y la satisfacción personal se mide en función de nuestra capacidad, esfuerzo y actitud ante las oportunidades que nos brinda la vida. Estar pendiente de los fracasos de los demás nos resta tiempo y capacidad creativa. Es por eso que mi deducción es tan simple: una buena base cultural es la única forma de entender los cambios con inteligencia, decía Santiago Guillén.
        Estamos en época de cambios -crisis, significa esto- y no nos podemos permitir el lujo de perder el tiempo con nada que no aporte valor al futuro que cada uno estamos diseñando.

        Un abrazo.

        Josep M Rovira

  14. diciembre 5, 2012 en 5:29 pm | #28

    Profesor, sin palabras.

    Creo que es el mejor post que he leído nunca en Internet: humano, real y práctico.

    Felicidades.

    Un abrazo,
    Manuel Rodríguez

  15. Caba Robletto
    diciembre 5, 2012 en 7:25 pm | #30

    Interesante el tema y aporto mi punto de vista. Vivir amargado, es una cualidad del “amargado” puesto que con toda probabilidad su estado primario vivido en su infancia lo ha condicionado a “Ser como es” es decir, vive sumergido ante la amargura y este le condiciona en sus actos, utilizando mecanismos de defensa como el rencor ante una real ó hipotetica evasión.

    La envidia como actitud, bien podría aumentar dicho conflicto. Pero el problema de base nace y se desarrolla desde la infancia. En cuanto al consejo de “tener una actitud positiva” Pregunto: Como le explico a un “AMARGADO” eso de actitud positiva, si por ejemplo no he sido capaz de enseñarle lo perjudicial de dejar el hábito de fumar.

    Mano izquierda quizás, pero paciencia y voluntad también, el tema es harto difícil.

    Abrazos, gracias por la atención, Ramón.

    • diciembre 7, 2012 en 12:36 pm | #31

      Efectivamente Ramón, el cambiar a las personas maduras no es nada fácil. Tocas un tema crucial: la importancia de la educación.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  16. diciembre 5, 2012 en 10:25 pm | #32

    Estoy plenamente de acuerdo !! soy diseñadora de interiores y trabajo en esto hace ya 35 años , he pasado por muchas pruebas y muchas de ellas fueron zancadillas , bajandome el animo para poder figurar !! he aprendido que solo tengo que seguir y ser creativa , no copiar a nadie innovar siempre en lo que pueda .
    No dejé de sentír esa vibra mala !! lo sentía y fuerte pero no hice caso y estoy segura de lo que hago porque le pongo corazón….

  17. diciembre 5, 2012 en 11:09 pm | #34

    Hola a todos. He estado todo el día fuera. Mañana os contesto. Gracias por todos los comentarios que hasta ahora habeis hecho.
    Buenas noches

  18. Miriam
    diciembre 6, 2012 en 12:17 pm | #35

    Gracias por el post Miguel Angel.
    La actitud positiva en estos tiempos es vital… no debemos caer en el pesimismo y en el fracaso y mucho menos pensar en el fracaso de los demás.. ¿Realmente la gente es feliz siendo así?
    Es una pena y más si son empresarios o empleados hasta incluso si son compañeros…

    • diciembre 7, 2012 en 12:38 pm | #36

      Miriam, es imposible ser feliz así. Se vive amargado. Gracias por tu aportación y saludos. Por cierto. No te reconozco. ¿Te he dado clase?
      Miguel Angel

      • Miriam
        diciembre 12, 2012 en 12:50 pm | #37

        Gracias Miguel angel.
        No, no me has dado clase… Mi sueño es que cuando pueda, poder estudiar en el IESE… De momento sigo blogs y tweets de algunos profesores. Felicitarte porque escribes entradas muy interesantes.
        Saludos,
        Miriam

  19. diciembre 6, 2012 en 1:41 pm | #38

    No puedo estar más de acuerdo, que importantes son la generosidad y la magnanimidad.

    • diciembre 7, 2012 en 12:38 pm | #39

      Muchas gracias Patricia. Esas dos cualidades que citas son un buen antídoto.
      Saludos,
      Miguel Angel

  20. diciembre 7, 2012 en 8:42 am | #40

    En Psicología se conoce bien el origen y entramado de esta forma de estar en la vida. Ponemos el “lugar del control” de lo que nos pasa fuera de nosotros y nos nos sentimos por ello responsable de nuestro hacer y sentir. Mucha tradición cultural también que te exonera de preguntarte para qué te sientes así. Somos libres en nuestra forma de sentir. Si alguien quiere cambiar su forma de ver la vida que se ayude de un profesional. Nada como un psicólogo experto en coaching para que tomes consciencia y decidas qué hacer con tu vida.

    • diciembre 7, 2012 en 12:40 pm | #41

      Gracias Isabel, el problema es que el tipo de personas que describo en el mensaje no son capaces de detectar que tienen un problema.
      Saludos,
      Miguel Angel

  21. diciembre 7, 2012 en 5:27 pm | #42

    Buenas tardes a todos.
    Ya poco me queda por decir que no se haya dicho. Cuando una persona tiene envidia es que flaquea en algo, por ejemplo yo flaqueo de conocimiento de idiomas y me da envidia (sana) de pensar en cuanto me gustaría poderme parecer a él. Esta envidia para mi es admiración, y no me repercute en mi ánimo porque considero que no podemos ser perfectos, seguraente que la persona que yo admiro tendrá otras incapacidades.

    Es muy importante valorar lo que tenemos y quién somos.

    Saludos

    • diciembre 7, 2012 en 6:33 pm | #43

      Muchas gracias Josep por tus puntualizaciones. Las “sanas” envidias son constructivas, pues nos ayudan a mejorar.
      Saludos,
      Miguel Angel

  22. Domingo Suárez Pozo
    diciembre 8, 2012 en 7:13 am | #44

    La felicidad es algo que todos quieren, pero una de las mayores tragedias de este mundo es que muchísima gente jamás la encuentra, porque la busca en los lugares equivocados.

    Se es feliz cuando uno se abre a la infinita gama de posibilidades creativas del bien.
    El amor es creativo, la verdad es creativa.

    La verdadera libertad sólo encuentra su espacio creativo en el ámbito del bien, acercándose así a la auténtica esencia del ser humano.
    La infelicidad es la situación en la que entra el ser humano cuando se aleja de su auténtica esencia.

    Obtenido de:

    • Domingo Suárez Pozo
      diciembre 8, 2012 en 7:22 am | #45

      Hola.

      Disculpas. Sólo deseaba poner el enlace donde se expone el texto, justo debajo del vídeo:

      Saludos

      • Domingo Suárez Pozo
        diciembre 8, 2012 en 7:32 am | #46

        Guao, que inteligente es este blog.

        “youtube.com/watch?v=XFR9GNAhY1c&feature=plcp”

        Bueno el enlace donde viene el texto está en la línea de arriba añadiendo “htt://www”

        Saludos

    • diciembre 9, 2012 en 7:06 pm | #47

      Gracias Domingo por tu comentario. Al final podemos ver el video. Efectivamente si se busca la felicidad donde no está, no se encuentra. Saludos,
      Miguel Angel

  23. Pilar
    diciembre 9, 2012 en 1:49 pm | #48

    Buenas tardes a todos, Miguel Ángel felicidades por el tema de esta semana, me ha encantado.

    Resaltaría “pasarse la vida compitiendo y estar amargados es agotador”, psicológica y físicamente. Coincido con algunos de los comentarios que gran parte de esto es consecuencia de la educación recibida en casa. Mi madre desde pequeña ha insistido con: Pilar vive tu vida y deja a los demás; alégrate por los éxitos de l prójimo, mira cómo lo hacen e intenta superarlos; plantéate tus metas y vive tu camino; celebra tus éxitos, y de los fracasos aprende que ha fallado y mejora para la próxima. Yo estoy enormemente agradecida a mis padres de la educación recibida tanto para mí con mis hermanos. La envidia es el fracaso del ser humano.

    Un libro que me hizo reflexionar sobre mi vida y que recomiendo es “Dueños de mi destino”, de Nuria Chinchilla. Hacer un balance de tu vida personal, profesional y social. Todavía estamos a tiempo de cambiar nuestra mente y aprender a ser más felices.

    Muchas gracias, un abrazo,

    Pilar

    • diciembre 9, 2012 en 7:09 pm | #49

      Gracias Pilar, También yo estoy de acuerdo en que en muchos casos la actitud depende de la educación recibida, pero siempre uno es libre y actuar. Esto ya lo dices en tu último párrafo, y me parece que es fundamental.
      La educación recibida influye, pero no determina nuestra actitud, así que yo no disculpo a nadie de tener una actitud positiva.
      Gracias, y seguiremos escribiendo,
      Miguel Angel

  24. Jaime Castillo Soria
    diciembre 10, 2012 en 2:43 pm | #50

    Muchas gracias, Miguel Angel. Tu comentario me ha recordado la historia de un hombre que todos los días, al levantarse y acostarse, pedía a Dios que le tocara la lotería, y vivía amargado envidiando a los que ganaban. Después de muchos años recibió una llamada telefónica. Al levantar el auricular oyó una voz que le decía: “Hola, soy Dios. Perdona que recurra al teléfono, pero como no vienes a la iglesia no me ha quedado más remedio. Quería decirte que no tengo nada en contra de que te toque la lotería, pero por favor, compra un décimo. Si no lo compras, ni siquiera Yo puedo hacer que te toque.”
    Para mi sigue siendo un misterio cómo ayudar a esas personas a cambiar su actitud, y he de conformarme con estar alerta para no caer en ella, y disfrutar de lo que tengo, con sensación de mérito si he contribuido a ello, o de gratitud si no lo he hecho.

    • diciembre 10, 2012 en 3:49 pm | #51

      Jaime, misterio, pero hay que intentar ayudar a otros y ayudarnos a nosotros mismos.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  25. diciembre 11, 2012 en 1:09 pm | #52

    Gracias Miguel Ángel por tu entrada. La vida es demasiado intensa y corta como para vivir pensando en lo que hacen los demás (éxitos y/o fracasos). En todo caso, podríamos ‘contemplar’ a aquellas personas que por haber sido un ejemplo, podamos obtener un aprendizaje para nosotros mismos. Además, el ‘fracaso’ no es sino una magnífica oportunidad para aprender.

    • diciembre 12, 2012 en 10:18 am | #53

      Miguel Angel, has dado en el clavo. Yo estoy muy orgulloso de haber podido aprender de grandes maestros de la vida.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  26. Bernard
    diciembre 11, 2012 en 2:17 pm | #54

    Muy buen comentario y sobre todo muy cierto

  27. Josep M. Rovira
    diciembre 12, 2012 en 1:27 pm | #56

    Creo que la frase final del espectacular montaje con el que nos obsequia el Banc de Sabadell resume muy bien muchos de los comentarios que se han publicado en este artículo. Enhorabuena profesor, parece que lo hayan hecho a posta. Os invito a verlo. http://www.elalegrehimnodelaalegria.com/

  28. Lourdes
    abril 14, 2013 en 8:02 pm | #57

    Gracias profesor por este magnífico post, que hace reflexionar.
    En una sociedad tan competitiva, ante la frustración de no poder conseguir los objetivos que nos proponen o nos proponemos, algunas personas reaccionan así, alegrándose de los fracasos de los demás.
    Es una forma nociva de gestionar, la rabia, inseguridad, falta de autoestima y la gran frustración que experimentan… deberían modificar esta actitud negativa y aprender que en la vida unas veces se gana y muchas se pierde!.
    Es parte de la experiencia magnífica que nos brinda vivir.

    Todos y la sociedad también, deberíamos relajarnos un poco y no exigirnos más de lo que podemos ofrecer!!!

    • abril 15, 2013 en 7:02 pm | #58

      Sí Lourdes, es agotador estar angustiados por los éxitos de los demás. Hemos de disfrutar de lo que tenemos y no añorar lo que no tenemos y podríamos tener.
      Saludos,
      Miguel Angel

  29. luis
    abril 15, 2013 en 5:39 pm | #59

    Qué razón tienes y qué bonito sería qué no se tuviera mi qué mencionar… Suerte a todos y en especial al qué lo lea.

  30. Javier Rospigliosi
    mayo 13, 2013 en 2:30 am | #61

    No tener iniciativas en el nivel profesional (operativo, digo) muchas veces se debe -y otras lleva- a pasearse por el de gobierno (moral o ético) como quien anda al borde de un abismo (y en cierta forma, lo es) y siempre pensando ¿caeré o no caeré …? Pero es al revés: hay que tener iniciativas a nivel “de gobierno” para ascender por el plano inclinado de los problemas que se presentan en la profesíón.

  31. Anónimo
    mayo 16, 2013 en 11:47 am | #63

    Es muchooo más complejo y a la vez simple….no es un tema individual, es un tema social. El sentirse fracasado o con éxito dependerá mucho de lo que la Sociedad haya calado en nuestro subconsciente respecto a lo que “debemos ser”, respecto a lo que se espera de nosotros.
    Puede que el hombre con pasta que decía el artículo esté amargado porque simplemente tenga una vida en casa muy aburrida, se casó con la persona equivocada etc etc y no puede hacer nada porque su sociedad no acepta más que “aguantar”.
    La libertad y trabajarla a nivel individual es lo más importante para no caer en fracasos y poca tolerancia a las frustraciones. Trabajar realmente quien quieres ser,

    • mayo 17, 2013 en 1:24 pm | #64

      Gracias Anónimo, trabajar en quien quieres ser sin que importe la opinión de los demás.
      Muchas gracias y saludos,
      Miguel Angel

  32. Eva
    julio 17, 2013 en 2:47 pm | #65

    En mi caso, mi pareja es la amargada y me preocupa que me “pegue” esa actitud, me considero muy positiva, alegre y exitosa (hasta donde puedo :) ) pero empiezo a creer que estar con una persona como el me hara daño… que opinan?

    • julio 17, 2013 en 3:38 pm | #66

      Eva, pues que en vez de dejarte tú imfluir por él, influye en él tu optimismo,
      Un saludo,
      Miguel Angel

  33. Sonia
    enero 19, 2014 en 9:21 pm | #67

    Un post para pensar. Muchas gracias Miguel Angel. Somos humanos y en algunas acasiones la competitivad nos pueda provocar envidia. Sin embargo, creo que esta envidia es solo comprensible cuando el éxito de otro entorpece el nuestro, como, en una competición, una promoción etc. Lo que es realmente triste es tener envidia de los logros ajenos, cuando estos no nos afectan, no es nuestra vida ni es el camino que hemos elegido. Yo particularmente, si veo que alguien consigue algo que yo quiero, pienso: “que estás haciendo mal que no lo consigues” y lo segundo que pienso es: “genial, se puede hacer, ¿cómo lo ha hecho? a ver si aprendo algo”. Da un poco de pena ver a personas criticando otras que han alcanzado un objetivo, y esto me hace pensar en una frase: “No juzges a un hombre por lo que dicen de él, sino por lo como habla él de los demás”

    • enero 20, 2014 en 5:23 am | #68

      Gracias Sonia, uno tiene que centrarse en intentar hacer bien lo que tiene que hacer y no en amargarse viendo cómo otros hacen cosas que a nosotros ni nos van ni nos vienen. Tenemos que centrarno en hacer bien lo que tenemos que hacer.
      Saludos,
      Miguel Angel

  34. Albert
    marzo 4, 2014 en 4:26 am | #69

    No se que está mejor, el comentario del profesor o como se redondea con observaciones que suman y lo completan. Yo solo querria como aportacion original y como defensor del ” amargado ” , que en un pais latino como el niestro este personaje , el del mal envidioso, se da mucho lamentablemente. Pero en su defensa diré que este es un pais que se castiga tanto al que lo intenta y fracasa por un lado como que ,a el que le sale bien y tiene exito
    ( tambien es muy latino este rasgo ) algunas veces peca de beemnte. Hace alarde de listo y puede actuar con soberbia y prepotencia. Todo
    ello puede alimentar la triste figura del amargado.

  1. febrero 7, 2013 en 8:01 am | #1
  2. febrero 21, 2013 en 8:01 am | #2

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.847 seguidores

%d personas les gusta esto: