Icono del sitio Toma de Decisiones. Miguel Angel Ariño

Pero ¿necesita España rescate o no?

En el mensaje que publiqué hace dos semanas estaba candente el tema de si España iba a necesitar ser rescatada o no. Los comentarios a ese mensaje sugieren un debate, que propondré a la vuelta de vacaciones. En los últimos diez días ya practicamente no se habla de esto. Wikileaks y el caos en los aeropuertos españoles han tomado el protagonismo. Los próximos días el tema candente será otro distinto.

Este hecho me permite hablar hoy de un error que a veces cometemos cuando tomamos decisiones. Muchas veces damos un peso excesivo a la información más reciente o la información que es más fácil de recordar. Si tenemos noticias de dos personas que han fallecido de cancer de pulmón, tendemos a pensar que el cancer de pulmón es incurable. Si los titulares de los periódicos informan de un accidente aereo con 100 fallecidos, la semana siguiente se viaja menos en avión. En Florida hace unos años un tiburón mordió a un bañista y ese verano disminuyó el turismo en esas playas.

La situación financiera y económica de España no ha cambiado en 15 dias, sin embargo hace dos semanas estábamos preocupados por si íbamos a ser rescatados, y ahora ya ni se habla del tema. Cuando tomamos decisiones no debemos dejarnos arrastrar por las últimas impresiones o por hechos impactantes. Nos podrían hacer ver la realidad de modo muy sesgado y esto siempre dificulta la buena toma de decisiones. La semana que viene felicitaré la navidad.

Salir de la versión móvil