Icono del sitio Toma de Decisiones. Miguel Angel Ariño

Hay quien vive y hay quien sobrevive

iniciativaUna vez leí una pintada que decía «Hay quien llena la vida de años y hay quien llena los años de vida«. En esa misma línea me contaron hace tiempo que en una conversación uno dijo «yo tengo 15 años de experiencia en tal cosa» y el interlocutor le respondió «lo que tú tienes es un año de experiencia repetida 15 veces«.

Yo creo que es en esto en lo que radica la diferencia entre los que llevan una vida aburrida y los que tienen una vida apasionante, llena de proyectos a cual más atractivo.

Hay quienes les falta ilusión vital porque no saben disfrutar con lo que hacen y lo que hacen lo hacen por onerosa obligación. No hay nada que les llame la atención, algo en lo que puedan poner sus esfuerzos y alcanzar logros. Tienen una vida aburrida y con facilidad la llenan con superficiales relaciones sociales donde no hay verdadera amistad y cuyo único efecto es anestesiar el tedio durante unas horas.

En cambio hay otras personas que tienen continuamente algo entre manos, algo que les ilusiona y en lo que ponen empeño. Personas que acaban viendo logros que son fruto de sus esfuerzos. Ven el tiempo como un recurso en el que desplegar sus capacidades. Se entusiasman con lo que hacen. Están continuamente aprendiendo. Difrutan.

Estar en un grupo o en otro no depende de la suerte que a uno le haya tocado vivir. Es más bien una actitud vital. Entusiasmarse con lo que uno hace y no quejarse de su situación marca la diferencia estre un tipo y otro de vida. Como decía antes esto depende de nuestra actitud ante la vida. En definitiva cada uno es lo que ha decidido ser.

Os dejo un video en el que Lucas Carné, antiguo alumno mío y fundador de Privalia habla de espíritu emprendedor. Ánimo y a emprender.

Salir de la versión móvil