Agradecimiento

Relacionado

Meter la pata

Cuando uno comete un error caben dos posibilidades. La...

Efectos colaterales

En España estos días se está hablando mucho de...

Una buena práctica

Habitualmente cuando nos planteamos hacer una cosa es porque...

¿Qué podemos hacer?

En el mundo desarrollado hemos experimentado unos altos niveles...

La empresa como red de aprendizaje

La semana pasada moderé una sesión del programa para...

Share

El viernes pasado tuvimos en Madrid la reunión anual de antiguos alumnos del IESE. Estaban apuntados 2900 antiguos, y aunque no todos estuvieron simultáneamente, había allí un montón de participantes. Me pasé el día saludando a antiguos alumnos. Junto con los días de graduación en que damos a los alumnos sus correspondientes títulos y diplomas, esta es una de las jornadas más agradables del año.

Notaba en los antiguos alumnos un gran agradecimiento hacia el IESE. Vinieron de muchas partes del mundo. Pues sí, me siento orgulloso de trabajar en el IESE. ¿Que no es una organización perfecta? Pues no, no lo es, pero qué organización lo es. También es cierto que intentamos mejorar cada día.

Un indicador de la calidad de una organización es el agradecimiento y orgullo que, hacia la empresa, sienten sus empleados y los usuarios de sus productos y servicios.

¿Se me puede acusar de vanidad y autocomplacencia en el mensaje de esta semana? A esta posible acusación tengo dos cosas que decir. Primera que no formo parte de la estructura directiva del IESE. No mando. Solo soy un profesor. Segundo: en casi cinco años de existencia de este blog nunca he cantado alabanzas hacia la institución. Permítaseme hacerlo por una vez.

¿Qué tiene esto que ver con la toma de decisiones? Pues que la calidad de una empresa es en muy buena parte fruto de las decisiones que toman sus directivos, y el agradecimiento que sienten hacia la empresa empleados y usuarios es un indicador de su calidad. Pero directivo no confundas agradecimiento de tu gente con que te hagan la pelota. Son cosas muy distintas. Directivo, pregúntate qué puedes hacer que haga que tu gente esté agradecida. Hasta el jueves que viene.

Os recuerdo que el 4 de diciembre tendremos la reunión de blog-lectores en Barcelona. Estais todos invitados. Inscribiros en esta dirección

14 COMENTARIOS

  1. Hola a todos:
    Evidentemente las empresas se constituyen para ganar dinero pero, yo, que he tenido 57 empleados en mi propia empresa no había nada que te llenara más de orgullo y satisfacción que verlos felices.¡Llamadme romántico!
    Lo mismo con lo clientes, claro, que con el devenir de los años se convierten en amigos.
    Un abrazo,
    Josep

  2. Pues si Miguel Angel, el IESE tiene algo especial, cada vez que me acerco no puedo evitar pensar que allí he pasado momentos únicos.
    Nos vemos el día 4!
    Giorgio

  3. Nadie tiene que dar explicaciones del por qué esta orgulloso de trabajar en la empresa en la que pertenece, no es nada malo sino todo lo contrario.

    Yo estoy orgulloso de haber trabajado en la mayoría de empresas en las que he trabajado, porque gracias a ellas, soy el que soy.

    Saludos.

  4. Desde su fundación el IESE sigue marcando la pauta de todas las escuelas de dirección del mundo. Todas le siguen porque nunca ha dejado de ser fiel a su espíritu fundacional, que es trascendental y por eso, libre. Aquí está la diferencia … y todos sabemos que siempre se mantendrá en esa línea. Abrazos latinoamerincaicos a todos los asistentes (o no), y uno muy especial para ti MA.

  5. Es normal que estemos agradecidos Miguel Ángel. Tanto los profesores que tuve la suerte de tener en el programa, como otros que he ido conociendo y el resto de personas con las que he tenido algún tipo de relación, creo que tenéis todas algo en común, que es pasión por lo que hacéis, que al final es ayudar a otros para que tengan la oportunidad de mejorar en sus vidas, a partir de una visión humanista y humana de la empresa y los negocios. En una sociedad como la que nos ha tocado en este tiempo atrás, creo que muchos de nosotros hemos encontrado en IESE respuestas muy solventes a dudas inquietantes que nos producían desasosiego. Eso quizá nos pueda permitir aportar algún cambio que mejore un poco las cosas en nuestro entorno. Gracias de corazón

  6. […] Hay mucha gente que tiene la costumbre de dar las gracias cuando trata asuntos con otras personas. Y esto aunque la persona a la que se le está dando las gracias esté cumpliendo con su obligación. Este es el caso cuando un camarero te sirve un café o una señora de la limpieza borra la pizarra. A mí me parece que esta es una práctica que facilita que haya relaciones humanas cordiales. […]

Deja un comentario

Artículo anteriorDirigir es dirigir personas
Artículo siguienteNo todo vale
A %d blogueros les gusta esto: