Inicio > Modos de decidir > ¿Qué más está pasando?

¿Qué más está pasando?

inmigrantesEn diversas ocasiones he comentado que conforme el mundo se interconecta más y más los principales problemas que surgen rara vez son locales y cada vez son más internacionales (no me gusta usar la palabra global). La semana pasada hablaba de los problemas de la economía china y sus repercusiones en el resto del mundo. Y pensando un poco estos días de verano los principales retos y problemas actuales, se me ocurrían tres. No sé vosotros qué pensareis. Pero os los enuncio.

Uno de los problemas es la inmigración que viene de los países subsaharianos. Personas y familias que no ven un futuro en sus respectivos países y se lanzan a la aventura de cruzar el Mediterráneo corriendo graves peligros y poniéndose en manos de terceros. Saber integrar a estas personas y posibilitarles un futuro digno es todo un reto. Máxime cuando aquí mismo hay carencias de trabajo.

Otro de los problemas me observo es el éxodo que se está produciendo en Siria e Irak de familias que huyen del terrorismo del estado islámico. Llegan con lo puesto, con niños y bebes con frecuencia después de miles de kilómetros en condiciones inhumanas. ¿Qué podemos hacer?

Y finalmente, el último problema que observo en occidente es la situación de la familia. Se ha pasado una familia estable de padre, madre e hijos, a situaciones que producen todo menos estabilidad. Esto da lugar a dos tipos de problemas. El primero es la repercusión personal que esto produce en muchas personas al encontrarse sin el amparo familiar. El segundo surgirá a largo plazo: la soledad de muchos ancianos y la dificultadde la seguridad social de mantener una creciente población anciana con una fuerza laboral cada vez menor.

A grandes problemas, grandes remedios. Siempre he tenido confianza en que la naturaleza humana tiene la capacidad de afrontar los retos que se le presentan. Pero tenemos que proponérnoslo. Hasta el jueves que viene y feliz vuelta al trabajo.

Categorías:Modos de decidir
  1. septiembre 3, 2015 en 11:02 am

    En cuanto al problema de la inmigración, tanto de la que viene de África como de la que viene de Siria e Irak, creo que hay que atacar el problema de raíz. Por un lado, promover que los países africanos de origen de los emigrantes cambien sus sistemas de Gobierno abiertamente injustos y extractivos, que no fomentan el desarrollo económico y personal de la mayoría de sus ciudadanos, que se ven obligados a huir de la pobreza que ello crea; por otro lado, occidente tiene que formar una gran alianza para terminar con el terrorismo del Estado Islámico; esa alianza no sólo ha de ser militar, pero, desgraciadamente, creo que debe, también y fundamentalmente, ser militar.

    • septiembre 7, 2015 en 5:31 pm

      Ezequiel, totalmente de acuerdo con lo segundo que dices. Y con respecto a lo primero, resolver el problema en el país de origen ¿cómo se hace? ese es el problema.
      Gracias por participar,
      Miguel Angel

  2. septiembre 3, 2015 en 12:10 pm

    Buenos días Miguel.
    Ayer la imagen de ese pequeño ahogado en las costas de Turquía nos partía el corazón. Si ves un poco el lado humano de las publicaciones que hay en la web, es terrible que todo esto esté pasando y no hagamos nada.
    Me parece que debemos dejarles venir, -nosotros intentaríamos hacer lo mismo en su caso- y además nos pueden hacer un favor a esta vieja Europa. Somos miopes, y lo que es peor, muy egoístas poniéndoles trabas.
    Y por supuesto hay que invertir -e intervenir- en sus países de origen para que no tengan esa necesidad tan apremiante de salir dejándolo todo y encontrando una solución incluso en la muerte. Somos comodones pero podemos cambiar. Animo.

    • septiembre 7, 2015 en 5:31 pm

      Yo también estoy a favor de acogerlos. Es elemental.
      Gracias y saludos Francisco Javier,
      Miguel Angel

  3. septiembre 3, 2015 en 5:58 pm

    Buen post MA. Yo insistiré en que las decisiones hay que tomarlas rápido. Si te demoras un par de días ya murieron varios (sobre todo niños y niñas). Todo tiene que ver con todo, pero lo más cerca más. Yo soy sudaca y he visto como Monseñor Cipriani le limpiaba los moquitos a un huérfano cuando fue obispo de Ayacucho, nada más llegar. No esperó ni siquiera a tomar posesión que lo hizo una semana después. Acá se acabo el terrorismo cuando se apresó al líder y su banda (estaba con tres y de ellos dos eran mujeres ¿raro no?) y luego fueron cayendo todos. Hubo un quiebre inexplicable y se están recuperando. Para mí que todo es cuestión de quién vende las armas … y eso es lo que me extraña porque el Corán prohíbe comprar tecnología extranjera y a los del EI siempre se les ve bien dotados de fusiles rusos o ingleses.

    • septiembre 7, 2015 en 5:32 pm

      Efectivamente JAvier, hay cosas urgentes que requieren accoón rápida.
      gracias y saludos,
      Miguel Angel

  4. octubre 13, 2015 en 5:05 pm

    Creo que aunque no te guste la palabra global (a mi tampoco), es la adecuada. Respecto a tu pregunta sobre qué hacer, os sugiero empezar por leer “Dialéctica de la secularización” (J. Habermas/Benedicto XVI) y “Dialéctica de la ilustración” (T.W. Adorno).

    • octubre 13, 2015 en 5:10 pm

      Gracias “Moniliformis” por los ocumentos que nos aportas. Seguro que son muy interesantes.
      Saludos,
      Miguel Angel

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: