Desarrollo Profesional

Relacionado

Hipotecas ¿tipo fijo o variable?

Quizá ya sea tarde, pero la recomendación en los...

Lo justo y nada más

Un antiguo alumno que lee frecuentemente este blog me...

Buenos y malos jefes

Una de las ventajas de haber iniciado este blog...

Al comienzo del curso

Comenzamos un nuevo curso académico y disponemos de 12...

El director de recursos humanos

Una cosa que se escucha con frecuencia entre los...

Share

Conforme pasa el tiempo uno adquiere experiencia profesional y cada vez realiza mejor su trabajo. Uno empieza a disfrutar y a sentirse a gusto con lo que hace. Este sentirse bien puede llevar a no querer arriesgar a hacer cosas nuevas que no le pueden salir tan bien como las que hace actualmente. En la situación actual se está muy bien.

Pero pasa el tiempo, quizá un par de décadas y uno queda obsoleto. Es experto en hacer cosas que tenían valor hace veinte años, pero que ahora están superadas, y se encuentra desplazado en su actividad profesional. Me lo decía hace unas semanas un antiguo alumno mío. Me decía, Miguel Angel, se me está moviendo el suelo. Yo era un profesional muy bien valorado y estaba muy satisfecho con mi desempeño profesional. No me preocupé de explorar nuevas aventuras, pero todo está cambiando y mi “expertise” ahora ya es poco útil, me he quedado rezagado. He perdido prestigio.

Es el dilema entre explotar las habilidades que uno tiene y sacarles el máximo partido, o explorar nuevas actividades que requieren tener que arriesgar, sufrir algunos fracasos y no brillar tanto en el corto plazo.

Mi recomendación es un equilibrio entre ambas actitudes. Sacar partido a lo que uno ya es experto, y estar en continua exploración para adquirir nuevas habilidades aunque en el proceso de aprendizaje uno pueda brillar menos. Ojo que el éxito actual no sea la fuente del fracaso futuro. Y no estoy hablando de plazos de uno o dos años, sino de décadas. Y décadas de dejadez hacen que nuestra obsolescencia ya no tenga arreglo. Ojo que el suelo que pisas se te va a mover algún día.

Os dejo una foto de la clase de uno de los cursos que terminé la semana pasada aquí en el MBA del IESE

IESE MBA

15 COMENTARIOS

  1. Buna reflexión Miguel Ángel. Una de las habilidades más importantes de hoy en día, a mi entender la más importante, es la capacidad de adaptarse y de aprender. Si te acomodas y no te mantienes al día otros los harán y quedarás obsoleto. Hoy en día, la velocidad del cambio es mayor que la de hace unos años y, día a día, sigue incrementando. En nuestro trabajo hay que guardar tiempo para mantenerse a la última. Gracias

  2. Buenos días a todos,
    Interesantísimo post, Miguel Ángel.
    En línea con lo planteado, el dilema no debería ser tal, ya que la adaptación al cambio es uno de los mayores desafíos del management, y esta adaptación requiere explorar nuevos ámbitos con un hilo conductor: la coherencia. El progreso está acompañado de cambio y hay que ser consciente de ello.
    Un saludo y Feliz Navidad.

    SAR
    @salonso

  3. Buenas tardes,

    Lamentablemente el mundo empresarial es como dices. Las personas tenemos un valor en la medida en que se nos pueda exprimir como a limones y cuando ya no hay más que dar se asume (el problema es que muchas veces uno mismo también lo asume) que es que ya no se sirve para nada y es cuando acabas en la papelera.

    Pero ojo con el futuro, no vaya a ser que el que menos se lo espera termine también obsoleto. Si es que se dice que una máquina hasta puede hacer un diágnóstico médico con bastante acierto. Menudo futuro nos espera, probablemente el que nos merecemos.

    Saludos,

    V.

    • Sí anónimo, pero las cosas las tenemos que intentar cambiar. No hay que quedarse pasivo, Yo en mis clases no paro de intentar reflejar que la economía es para las personas y no al revés.
      Saludos, y un abrazo. Por cierto, ¿quien eres?
      Miguel Angel

Responder a elisaramos60 Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: