Inicio > Estrategia, Incentivos > Fichar en la empresa

Fichar en la empresa

fichar en el trabajoDesde el próximo lunes las empresas españolas están obligadas a que sus empleados fichen cuando entran y salen a trabajar. El gobierno quiere saber cuántas horas dedica cada español al trabajo. ¿Por qué? Pues muy sencillo. Porque si hay empleados que dedican más del tiempo reglamentario, esas horas se considerarán horas extras y así se podrán gravar con impuestos por esas horas extras trabajadas.

Esto es poner puertas al campo. ¿Qué pasa con un vendedor que está todo el día en la calle? Dice la ley que los que hacen teletrabajo también tendrán que fichar (no especifica el procedimiento). Pero, en mi caso, así como el de muchos profesionales, ¿qué? Yo a veces trabajo en la oficina, a veces en casa, a veces en una cafetería y a veces en la empresa de un antiguo alumno. ¿Cómo se me ficha?

Además, en mis actividades de consultoría yo no vendo mi tiempo, vendo mis ideas, por lo tanto ¿qué sentido tiene que me hagan medir el tiempo? No se pueden poner puertas al campo. Decía la semana pasada que solo se puede medir lo medible. Y el tiempo que se dedica al trabajo, en muchos casos como el mío, no es medible. Qué ganas de controlarlo todo. A reírnos del intento de controlarnos, y hasta el jueves que viene.

  1. mayo 9, 2019 en 8:20 am

    Afán recaudatorio

    • mayo 11, 2019 en 4:40 pm

      Sí, y parece que no se han parado a pensar en cómo hacerlo
      Gracias Jaume,
      Miguel Angel

  2. Paco Menéndez
    mayo 9, 2019 en 8:40 am

    Hola Miguel Angel,

    Creo que es un tema importante y grave.

    Cierto que hay casos de gente explotada trabajando bastantes más horas de las legales y que esta medida puede ayudarles (a ver si muchos no pierden el empleo)

    Pero como dices, en el siglo XXI vamos a otra cosa con el teletrabajo, flexible working y los part-time jobs, sobre todo aquéllos profesionales no sujetos a un horario comercial estricto.

    Pretender regular a todos los trabajadores por un problema de una pequeña parte (los más explotados en la economía sumergida seguirán igual), es un error grave porque añade costes e ineficiencia a la economía productiva (obviamente, los funcionarios seguirán igual).

    Y claro está, si con eso recaudan más, políticamente les sale redonda la medida.

    Gracias.
    Un saludo,

    Paco

    • mayo 11, 2019 en 4:43 pm

      Sí Paco, esta pensado como si toda la actividad profesional fuera una planta de montaje. Esto podría tener sentido hace 50 años, pero ahora, en una economía del conocimiento es absurdo.
      Pero de acuerdo, como dice Anna en un comentario más abajo, hay que evitar que los empleadores abusen de los empleados haciéndoles trabajar más de lo estipulado. Con eso totalmente de acuerdo, pero debe haber otos métodos más eficaces para conseguirlo.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  3. Adolfo Blanco
    mayo 9, 2019 en 9:27 am

    Comparto tu parecer y el contenido de los comentarios.
    Si bien ha sido una cuestión recurrente en las medidas que sindicatos y gobiernos han barajado, es evidente que para paliar el incremento de gasto los gobiernos de turno tienen dos “llaves”: incremento de deuda del estado o subida de impuestos, pues nunca se contempla reducción del gasto de gestión interna, el de la propia administración, buscando una mejora en la productividad controlando tanto los tiempos de trabajo real de los funcionarios como la reducción de precios en las empresas que prestan servicios a las diferentes administraciones.
    Mi experiencia me permite afirmar que establecer un control riguroso del horario conlleva una merma productiva, pues en muchos casos esas “horas extras” suplen la falta de empeño en la realización del trabajo dentro del horario “normal”. En España, en determinados sectores, se considera un mérito el “presencialismo”, lo que nos ha llevado a alargar las jornadas para ser vistos.
    Si bien es cierto que la regulación es importante cuando sirve para amparar derechos -evitar la explotación del trabajador con cargas de trabajo no retribuidas y bajo la amenaza de despido,-, no creo que este tipo de medidas sirvan para corregir el fraude a la seguridad social, máxime cuando la picaresca y el “entendimiento” entre empleador y empleado, burlará con facilidad el sistema de control.
    Un abrazo

    Adolfo

    • mayo 11, 2019 en 4:44 pm

      Efectivamente Adolfo, disminuirá la productividad y fomentará la picaresca.
      Saludos,
      Miguel Angel

  4. mayo 9, 2019 en 1:56 pm

    Pues pienso que asi se hace mas justicia, porque en muchas empresas se abusa de los empleados y se hacen mas horas que un reloj con unos salarios muy por debajo de otros paises europeos. Es verdad que no se puede aplicar en todos los ambitos pero almenos se adoptan medidas mas justas.

    • mayo 11, 2019 en 4:46 pm

      Anna, totalmente de acuerdo con lo que dices. Hay que evitar que el empleador abuse, tal como comento a Paco un poco más arriba. Eso es una barbaridad, pero de todas formas q¡creo que puede haber otros métodos para conseguirlo. Pero intentar hacer fichar a la gente cuando la mayoría de los trabajos actualmente son más intelectuales que manuales, me parece que va a ser extremadamente difícil.
      Pero muchas gracias por participar y a ver si lo haces más a menudo, con comentarios tan interesantes.
      saludos,
      Miguel Angel

  5. krachnoarmi
    mayo 10, 2019 en 11:50 am

    En España se trabajan muchas mas horas de las “oficiales” y de forma no remunerada. Evidentemente no es aplicable a todos los trabajos, pero sí a bastantes. Es necesario que quien trabaje X horas cobre X horas ( y sus impuestos respectivos por supuesto).

    • mayo 11, 2019 en 4:52 pm

      De acuerdo con todo lo que dices Krachnoarm. El problema que el método de medición que proponen no es aplicable.
      Sabes lo del mecánico que cobró mil euros por arreglar un coche, trabajo en el que empleó un minuto pues solo requería apretar un tornillo. Cuando el dueño del coche le dijo que le parecía muy caro cobrar 1000 euros por apretar un tornillo, el mecánico le dijo que por apretar el tornillo solo le cobraba un euro. Los otros 999 eran por saber qué tornillo había que apretar. Estamos en una economía del conocimiento, no de la fuerza bruta. No servirá lo de fichar.
      Gracias por participar., y te digo lo mismo que a Paco y a Anna
      Saludos,
      Miguel Angel

  6. mayo 10, 2019 en 12:40 pm

    De acuerdo con el artículo y con casi todos los comentarios. La correlación horas de presencia versus salario está en la base de la norma. Forma parte de una cultura obsoleta respecto del trabajo. La presencia en la empresa puede ser positiva o negativa tanto para la empresa como para el trabajador. En el puesto de trabajo se hacen relaciones personales, con compañeros y terceros, se recibe formación, se práctica la misma; todo esto excede la relación horaria. Puedo asegurar que trabajar sin horario es muy gratificante y productivo, para ambas partes. Hay abusos, si, las hay; seguramente se trata de cortarlos. Algo se conseguirá, pero los abusadores lo seguirán haciendo, de otra forma que rodee esta norma. El control de presencia romperá otras cosas; si ambas partes lo usan contra el otro, las relaciones se deteriorarán. Precio alto para cortar con unos abusos que seguramente se pueden atacar con otras medidas menos “invasivas”, respecto de la autonomía de las partes. Vamos a controlar el tiempo de los autónomos, artistas, deportistas, etc., muchos de ellos viven su trabajo con pasión y sin mirar la reloj.

    • mayo 11, 2019 en 4:54 pm

      Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices Troconiz. Remunerar con base en el tiempo dedicado es algo obsoleto. Y también es evidente que hay que perseguir todo tipo de abusos por parte de empleadores.
      Saludos,
      Miguel Angel

  7. JJ Delgado
    mayo 15, 2019 en 8:41 am

    Estamos en lo de siempre, no vemos más allá de nuestras narices.

    Por un lado es necesario acabar con la explotación de empresas y jefes que protegen modelos improductivos con horas a cascoporro o aquellos que premian pasar 10 horas en la oficina.

    Por otro hay que premiar a aquellos que optan por la eficiencia como norma: a mi me da igual cuántas horas hagas y dónde las hagas siempre que el proyecto esté hecho.

    Creo que en este punto de la era digital en el que todos tenemos un portátil con software de la empresa o un smartphone con una app, sería mejor usar horas de conexión aunque, por otro lado, estaría la empresa pagando por horas que no se han solicitado en el caso de que el empleado decidiera usar su tiempo de commuting para responder emails u organizar la agenda?

    Creo que el problema es cultural y que debería ser la inspección de trabajo la que controlara esto (mediante denuncia anónima?)

  1. mayo 18, 2019 en 5:09 pm

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: