Inicio > Consideraciones prácticas > No tengo tiempo

No tengo tiempo

Hay personas que ante una propuesta dicen “no tengo tiempo”. A mi esto siempre me ha parecido una tontería. Todos disponemos de la misma cantidad de tiempo, en concreto de 24 horas cada día. Este recurso está repartido a todos por igual. Lo que están diciendo es que “no tengo tiempo para eso que me propones”, o lo que es lo mismo “eso que me propones no está entre mis prioridades”, porque las 24 horas del día las llenamos con lo que son nuestras prioridades, y lo que no cabe pues se deja sin hacer.

También hay quien dice “con todo lo que tengo que hacer necesitaría que se me alargara el día”. Otra tontería, si se nos alargara el día haríamos más cosas y siempre nos encontraríamos con falta de tiempo, aparte que el tiempo es ilimitado, hasta que nos muramos tenemos disponible una sucesión de horas una de tras de otra, así que qué significa “disponer de más tiempo”.

Yo lo que creo es que a muchos nos falta orden. Orden que nos haría aprovechar mejor el tiempo y quejarnos menos. Y ¡ojo con el estrés. Hay que saber disfrutar de momentos de relajación y no ir de cabeza todo el día. Hasta el jueves que viene.

  1. marzo 18, 2021 a las 9:11 am

    Estimado, Miguel Ángel,
    Siento disentir en parte. No conozco a nadie que disponga de 24 horas al día para poder “hacer cosas”. De ninguna manera. Entiendo lo que dices, que hay prioridades, y que la gente puede sacar tiempo.
    Pero nunca 24 horas al día.
    Y si hablamos de trabajo únicamente contamos con 40 horas a la semana.

    DaviD.

    Me gusta

    • marzo 19, 2021 a las 4:11 pm

      David, lo que quiero decir es que todos tenemos 24 horas al día, y el modo como las empleamos indica nuestro orden de prioridades. Si algo no hacemos en el tiempo que tenemos es que hay otras cosas que son más prioritarias que eso.
      Gracias por participar,
      Miguel Angel

      Me gusta

      • abril 1, 2021 a las 9:12 am

        Estimado, Miguel,
        Cada vez estoy menos de acuerdo, jaja, sobre todo leyendo la respuesta que le das a @Jose. Creo que se confunde prioridades con obligaciones y quizás con opciones. Si tengo que ir a llevar el coche a la ITV y se me van 3 horas en ello, es una obligación: no puedo elegir ni priorizar. Y así tenemos mil tareas al día/semana/mes/año, ¡NO elegimos y por lo tanto, no podemos priorizar!
        Jose no es que priorice seguir trabajando en esa empresa que no le gusta: ¡no tiene opción, por ahora! No puede decir, “hoy no voy a trabajar porque no es mi prioridad”. Puede decir, “mi prioridad es buscar otro trabajo, mientras no me queda otra opción que seguir”.
        Si estás de acuerdo con lo que digo, verás que no tenemos esas 24 horas: hay robadores de tiempo que no controlamos.

        Saludos!
        DaviD.
        http://www.ingenieriasamat.es

        Me gusta

        • abril 2, 2021 a las 11:06 am

          David, si tienes que llevar el coche a la ITV, es que para ti tener coche con ITV es una prioridad. Nadie te obliga a tener coche.
          Si no tienes posibilidad de cambiar de trabajo, para ti ir al trabajo que tienes es una prioridad. Siempre tienes la opción de dejar de trabajar y cobrar una renta mínima de 400 euros al mes. Nadie te obliga a ir a trabajar, simplemente para ti ir a trabajar es prioritario sobre tener una renta mínima.
          Tenemos 24 horas cada día y las utilizamos en lo que queremos, de acuerdo con nuestra escala de prioridades.
          Saludos,
          Miguel Angel

          Me gusta

  2. Jose
    marzo 18, 2021 a las 9:21 am

    Totalmente de acuerdo con David.
    Durante mucho tiempo en mi trabajo mis jefes me han dado tareas que ocupaban bastante mas de 8 horas al dia.
    En ciertos momentos solicité un orden de prioridades, obteniendo la respuesta de que todo es importante y que habia que hacerlo todo, lo que traducido significa: “no me importa las horas que tengas que trabajar cada dia, ni si el trabajo le quita tiempo a tu familia”.
    Un jefe que no entiende que trabajamos para vivir y no que vivimos para trabajar debe reflexionar porque no esta haciendo las cosas bien.

    Me gusta

    • marzo 19, 2021 a las 4:14 pm

      Jose, no hay contradicción entre lo que dices y mi mensaje. Si después de lo que te decía tu jefe tu seguías trabajando en esa empresa es que para ti, entre las distintas alternativas que tenías trabajar en esa empresa era una prioridad (fuera por la razón que fiera) Si hubiera otras cosas prioritarias, en vez de trabajar en esa empresa estarías haciendo eso prioritario. Saludos y gracias por participar,
      Miguel Angel

      Me gusta

  3. Francisco Menéndez
    marzo 18, 2021 a las 10:52 am

    Hola Miguel Angel,

    Para mí este es un tema importante, el del mandato y de la gestión de tareas no alineadas claramente con el mandato dentro de la empresa. Dejo aparte lo de las 24 horas porque aplica igual si circunscribimos el problema a las 8 diarias.

    Suponiendo que hablamos de trabajo, pienso que aquí el diablo está en los detalles:
    – Se trata de una petición relacionada con el “mandato” que tenemos en la organización?
    – O entra dentro de algo más nebuloso?
    No sólo porque alguien deba hacerlo sino porque no está claro quién es el responsable de que se ejecute.

    Obviamente, estas peticiones están relacionadas con la carga de trabajo en nuestro pipeline “regulatorio” de actividades comprometidas. Y de quién nos lo pide también: si es el CEO o nuestro jefe, parece claro que haya que hacerlo salvo que sea una barbaridad o que no tenga ninguna relación con nuestro trabajo. Si no es así, sí entiendo la respuesta del no tengo tiempo y no estoy de acuerdo contigo Miguel Angel (faltaría la coletilla explicando el por qué a la otra persona).

    Para mí, el problema clave se da cuando lo que nos piden ni está claramente alineado con nuestro mandato ni con nuestros intereses y realmente es importante (si estuviera alineado, probablemente lo haríamos si tenemos capacidad de modo que el problema se acabaría).

    Yo creo que la clave del buen funcionamiento de una empresa – en el día a día, dejando a lado otras consideraciones como estrategia, de rentabilidad y mercado-, se da por la gestión de las relaciones informales que gestionan conflictos de tareas no alienadas con mandatos. Creo que esto es muy común como en el caso de nuevos proyectos, por mal dimensionamiento de recursos o por procesos de cambios profundos (cambios importantes en la dirección, restructuraciones, etc.).

    Y para mí este problema debe ser diagnosticado y resuelto por la dirección. Deben ser capaces de identificarlo y poner remedio para que la empresa sea un entorno colaborativo (o quizás coopetitivo), y se comporte como un equipo que trabaja junto de manera eficaz y eficiente.

    Por poner algún ejemplo de cuando esto no es así, todos conocemos a “caras” que están soltando marrones o a aquéllos otros que siguiendo la ley del mínimo esfuerzo devuelven cualquier tarea que les llega sin aportar nada, generando desazón entre sus compañeros. El problema está cuando este tipo de perfiles consiguen sobrevivir en las empresas sin cambiar su comportamiento y sin sufrir ninguna penalización por ello. Si eso pasa, el mensaje que se da al resto de la organización es demoledor, ya que la gente se preocupa más de limitar su parcela de responsabilidad y de hacer lo menos posible, y menos de que se hagan las cosas realmente importantes para la empresa.

    Disculpas por la extensión de mi comentario.

    Gracias.
    Un saludo,

    Paco Menéndez

    Me gusta

    • marzo 19, 2021 a las 4:21 pm

      Paco estamos mezclando dos niveles. Si uno libremente accede a trabajar en una empresa, entonces asume una serie de obligaciones. Pero si trabajas en esa empresa es porque para uno es prioritario trabajar en esa empresa, pues si tuviera una alternativa con más prioridad seguiría esa alternativa.
      No pensaba que este post tan inocente generara tanta polémica.
      gracias por participar y saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

      • Paco Menéndez
        marzo 19, 2021 a las 11:41 pm

        Miguel Angel, gracias a ti por sacar el tema (para mí muy interesante y de actualidad)

        Estoy de acuerdo en que se asumen ciertas obligaciones cuando uno trabaja en una empresa. Pero la complejidad de las empresas y los trabajos de hoy en día hacen que no todo esté tan claro y que haya muchas tareas que pueden caer en la zona gris en lo que respecta a su responsabilidad (vamos, que pasa lo contrario a una cadena de producción donde todo está organizado y cada uno tiene claro el tornillo que debe de apretar).

        Yo creo que una empresa no es como el ejército, donde la cadena de mando hace que a uno no le quede otra que acatar las órdenes de su superior. Precisamente es ese grado de libertad es el que hace que con unos empleados comprometidos y bien dirigidos haya empresas que consigan objetivos increíbles (recuerdo a Jobs diciendo que contrataba empleados inteligentes para que le dijeran lo que tenía que hacer). Ahora bien, si eso no se cumple, el sistema puede deteriorarse tanto que además de no hacer las tareas de forma eficiente, se tenga el efecto adicional de una plantilla desmotivada. Algo que es muy difícil de corregir llegado a cierto punto.

        Un saludo,

        Paco

        Me gusta

        • marzo 20, 2021 a las 4:39 pm

          Si Paco, cada caso requiere un análisis particular. Gracias por tu aportación
          Miguel Angel

          Me gusta

  4. Arturo Garcia Alonso
    marzo 18, 2021 a las 3:22 pm

    Otro tema a tener en cuenta es si eres tú quien gestiona tu agenda, o se puede decir que “te la gestionan”.
    Si tienes jefes, familia, niños, una casa a tener medianamente en orden, etc., de las 24 horas diarias te quedan “de libre aplicación” bastantes menos.
    Todo lo anterior, dicho de manera genérica, claro.

    Pero entrando en el tema, creo que sí es posible decir “no tengo tiempo”. Si ordenases todo lo que quieres hacer, te podrían salir decenas de actividades a hacer. Imaginémonos que a lo largo de una semana sólo tienes tiempo para las 5 primeras. Quizá la sexta te gustaría hacerla e incluso entra dentro de tus prioridades (el puesto sexto dentro de una lista de varias decenas ocupa un puesto prioritario), pero no tienes tiempo. En este caso, creo que es válido decir que no has tenido tiempo.
    Otro tema es si te quejas porque no han podido hacer la prioridad número 63. En este caso, se le puede fácilmente contestar que no la has hecho porque no está dentro de tus prioridades claramente.
    Es decir, creo que sí es posible decir e incluso lamentar de vez en cuando no haber tenido tiempo para hacer algo que querías hacer. Ahora bien, si te quejas constantemente de esto, entonces quizá sea que tienes un problema de orden.

    Un abrazo,

    Me gusta

    • marzo 19, 2021 a las 4:17 pm

      Arturo, respecto lo primero que dices, unos asume libremente las obligaciones que adquiere, y respecto al resto de tu comentario, una cosa que no te cabe es porque hay otras que son prioritarias.
      Saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  5. Xavier D.
    marzo 22, 2021 a las 2:29 am

    Saludos prof. Miguel A. y grupo. Resulta curioso que hace dos semanas el tema fuese “Semana laboral de 4 días” (parecía indicar Sobra tiempo -> Trabajemos menos), y ahora el tema sea “No tengo tiempo” (lo cual parece indicar Falta tiempo -> Trabajemos más, mejor, organizados, eficazmente, productivamente,…). Seguramente cosas que el profesor Miguel A. debe de estar investigando… Efectivamente el No Tengo Tiempo es un mantra, que adoptamos desde bien pronto, para excusarnos en múltiples circunstancias: en la escuela, en las tareas del hogar, en el trabajo, en las lecturas, en los horarios, … y que nos justifica durante toda nuestra existencia. La gran paradoja es que nadie de nosotros tiene suficiente tiempo, pero todos tenemos todo el que hay. Y es que casi todos somos algo derrochadores de tiempo, y en mayor o menor medida malgastamos un tiempo que luego echaremos en falta (por algo somos humanos y libres, pero no máquinas sin vida). Las consecuencias finales son el indeseable estrés y a veces la insatisfacción profesional. Quisiera aportar estos cuatro consejos breves, que están enfocados para ayudarnos a mejorar el control de nuestro tiempo profesional. 1- Determinar unos objetivos claros y planificar ordenadamente como lograrlos (de lo contrario no sabremos que hacer ni cuando hacerlo), 2- Considerar algunos posibles imprevistos que casi siempre suelen ocurrir: problemas, retrasos, errores, confusiones,… trabajando con un margen suficiente de tiempo que permita amortiguarlos (las Leyes de Murphy son inevitables para todos), 3- Vigilar el pretender asumir demasiado, por querer ambicionar mucho o querer no rechazar nada (asumir menos y concentrarnos en lo prioritario redunda en un aumento de productividad), y 4- Evitar la dilación que siempre nos acaba perjudicando (me gusta especialmente esta cita: Nuestros grandes problemas son creados por la falta de tomar pequeñas decisiones). Son unas ideas sencillas, prácticas, tremendamente útiles, pero que se nos escapan por culpa del No Tengo Tiempo !!! Hasta la próxima (si nuestro tiempo lo permite). Xavier D.

    Me gusta

    • marzo 22, 2021 a las 10:21 am

      Muy buenos consejos y reflexiones Xavier. A mi una cosa que me funciona es hacer al principio de la semana una lista de cosas a hacer e ir tachando y añadiendo. Cuando ves que avanzas eso anima mucho
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  6. marzo 22, 2021 a las 10:32 pm

    Hola Miguel Angel, yo si estoy de acuerdo. Hay prioridades… y ello tambien implica renunciar a otras. Pero por eso son prioridades, y dentro de ellas, también tienen su jerarquia, su espacio de tiempo y de mas o menos calidad. Yo al menos así también lo percibo. Al final lo traduzco en ” dedícate a lo que te importa”

    Me gusta

    • marzo 25, 2021 a las 1:52 pm

      Efectivamente pozmardigm, Has captado en un párrafo lo que quería transmitir.
      Saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder a Jose Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: