Universidad

Todo el mundo debe tener acceso a la educación. Difícilmente esta idea se puede discutir. Educación básica hasta los 14 años para todo el mundo. Hasta los 16 también para todo el mundo, pero a cada uno según sus intereses, capacidades y aptitudes. Unos para el bachillerato y otros para adquirir una formación profesional u otro tipo de estudios.

Respecto a la educación universitaria, en mi opinión, y acepto la opinión contraria, hay que tener más cuidado. No todo el mundo tiene aptitudes para realizar estudios universitarios, y pretender que todo el mundo los haga y de forma gratuita implica rebajar tremendamente el nivel de estos estudios.

En algunas carreras no se empieza por el primer curso, porque los alumnos no tienen nivel suficiente. Se empieza por el curso cero para enseñarles lo que se supone deberían llegar sabiendo. Los estudios universitarios son algo muy serio y no se debería rebajar el nivel ni frivolizar. La educación universitaria no es una necesidad esencial como el comer o la educación básica.

¿Cuál es mi propuesta? Aumentar las tasas universitarias para que los estudiantes pagaran el coste total de sus estudios. Los estudios universitarios no son una necesidad básica. Algún astuto dirá, Miguel Angel entonces solo podrán acceder a la universidad las familias pudientes. No, junto a esto un generosísimo sistema de becas que no dejara a nadie con capacidad fuera de la universidad. Pero que el que no tenga capacidad para ir a la universidad que se forme para otro tipo de actividades. Y el que acceda a la universidad se encuentre con un nivel alto, apto solo para los que estén capacitados y con un nivel de exigencia también alto. Si no se estudia se acaba la beca.

Mejoraría el nivel de la universidad y cada persona accedería a los estudios para los que está capacitado. Es una propuesta y posiblemente las haya mejores. Ya lo diréis en los comentarios, pero creo que el nivel de los estudios universitarios en España puede mejorar. Hasta el jueves que viene.

  1. noviembre 11, 2021 a las 10:19 am

    Mucha gente pensamos igual y desde hace mucho tiempo. ¿ Por qué todavía no es así?

    Me gusta

    • noviembre 12, 2021 a las 3:00 pm

      Supongo Jaume, que porque el asunto es complicado de cambiar y porque mucha gente no estaría de acuerdo.
      Saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  2. Ramón Farré
    noviembre 11, 2021 a las 11:04 am

    Interesante reflexión! Es una solución para parte de la educación. Se debería analizar todo en globalidad, ofreciendo un sistema de Formación Profesional y otras opciones, pero bien diseñado y reconocido, implicando a empresas,… El modelo alemán tiene cosas muy buenas.
    Gracias Miguel Angel!

    Me gusta

    • noviembre 12, 2021 a las 3:04 pm

      Efectivamente Ramón. Esto es solo una parte de todo lo que supone la educación en España. Gracias por participar,
      Saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  3. Juli
    noviembre 11, 2021 a las 11:07 am

    Estoy de acuerdo en lo que dices de «junto a esto un generosísimo sistema de becas que no dejara a nadie con capacidad fuera de la universidad», pero no evitará que personas con menos capacidad y con poder adquisitivo sigan accediendo a la universidad con lo que no se logrará mejorar del todo el nivel como propones.

    Me gusta

    • noviembre 12, 2021 a las 3:05 pm

      Sí Juli, pero algo se habrá mejorado. Por otra parte con pruebas de acceso medianamente exigentes se evitarían los casos de la gente menos capacitada.
      Gracias por participar,
      Miguel Angel

      Me gusta

  4. Maria
    noviembre 11, 2021 a las 1:12 pm

    Totalmente de acuerdo.
    Gestionar aptitudes y capacidades.
    Yo añadiría una mayor orientación a los jóvenes a la hora de decidir. ( entrevistas, cv’ s académico y/o inteligencia emocional). Hacerles ver cómo pueden encajar sus capacidades en cada disciplina y como bien dices, mejorar oportunidades para los candidatos a becas.
    Hay mucho a mejorar. Gracias

    Me gusta

    • noviembre 12, 2021 a las 3:06 pm

      Muy buena idea María lo de orientar mejor a los jóvenes.
      Saludos y gracias,
      Miguel Angel

      Me gusta

  5. Anónimo
    noviembre 11, 2021 a las 2:22 pm

    Estimado profesor, que yo sepa, la educación universitaria no es gratuita y las matrículas en la universidad pública en los últimos años han aumentado… bastante. Aumentar las tasas no implica que puedan acceder los más capacitados, solo los más pudientes y eso redunda en la brecha social.

    Me gusta

    • noviembre 12, 2021 a las 3:09 pm

      Gracias Anónimo por tu aportación. Si hay un buen sistema de becas no hay problema con la brecha social. Toda persona capacitada podría acudir a la universidad. Por otro lado si las tasas que pagan los estudiantes cubrieran el costo la universidad no necesitaría financiación pública, Es decir, todavía las tasas no cubren los costes. La financiación pública debería ir a las becas.
      Gracias por participar y saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  6. Anónimo
    noviembre 11, 2021 a las 2:26 pm

    Con esto no digo que la educación universitaria sea gratuita, pero según su razonamiento, ¿considera que el nivel de los estudiantes que se pueden costear sus estudios en universidades privadas están todos capacitados?

    Me gusta

    • noviembre 12, 2021 a las 3:10 pm

      No, no considero eso ahora puede acceder todo el mundo a todo tipo de universidades, y es con lo que estoy en contra.
      Gracias y saludos
      Miguel Angel

      Me gusta

  7. Paco Menéndez
    noviembre 11, 2021 a las 10:58 pm

    Hola Miguel Angel,

    En EEUU se está hablando mucho del tema de poder eliminar los student loans. No pienso que sea la solución pero es un debate interesante y los argumentos son de peso (hace dos días escuché un post de Ezra Klein en NYT muy bueno al respecto). Hay varios puntos interesantes bajo mi punto de vista (además de otros):
    – tener a los mejores estudiando en la universidad redunda en beneficio de la sociedad. De ahí que nadie quede fuera
    – el dinero es una barrera no sólo por el coste sino por el lucro cesante de no tener ingresos mientras se estudia en una edad en que se necesita (para viajar, formarse, crear una familia o empezar a planificarlo). En principio, esa barrera los hijos de buenas familias no la tienen
    – además de preparación para la vida laboral, bajo mi punto de vista la universidad representa una formación extra para crecer como ser humano (yo prefiero que mi hija vaya a la universidad a que sea una influencer millonaria, en el global de su vida suponiendo una vida larga, creo que sería mejor)

    En fin, que es un tema complicado y apasionante.

    Un saludo,
    Paco Menéndez

    Me gusta

    • noviembre 12, 2021 a las 3:12 pm

      Muchas gracias Paco, me parecen muy interesantes tus aportaciones. Lo del lucro cesante es así, pero eso no es culpa de la universidad. La unica manera de resolverlo sería que todo el mundo tuviera la misma riqueza y los mismos ingresos. Pero ese problema excede con mucho a lo que yo he planteado.
      Gracias por participar, y saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  8. Aida
    noviembre 12, 2021 a las 9:27 am

    Interesante reflexión.
    Sugiere el artículo que actualmente los mejores no van a la universidad. O, aunque no lo dice, que invertimos en sufragar estudios universitarios a aquellos que no tienen calidad suficiente. También se puede inferir del artículo que las enseñanzas previas a la universidad no dotan a los alumnos del nivel necesario para afrontar los estudios universitarios con suficiencia desde el principio.
    Cualquiera de los tres enunciados se puede resolver de distintas formas, pero no parece que elevar las tasas haga que los buenos alumnos que no van hoy a la universidad vayan a ir mañana por el hecho de que cueste más. Tampoco evita que los malos alumnos que pueden pagarlo vayan. Y por supuesto, no resuelve el problema de nivel en los estudios previos.
    A lo mejor estamos planteando la respuesta a un enunciado que no se explicita en el artículo.
    Por supuesto, hago mis reflexiones desde el profundo cariño que te tengo, profesor Ariño.
    Feliz viernes.

    Me gusta

    • noviembre 12, 2021 a las 10:53 am

      Quizás el profesor Miguel Ángel no lo pueda decir de forma clara pero en mi caso pienso que se debe buscar formar una élite en las universidades españolas. No funciona lo que ha pasado que la universidad española se ha dedicado a formar los hijos de la clase media o trabajadora. El resultado ha sido bajar el nivel académico y generar falsas expectativas. Los hemos engañado. Primero les decimos que deben ser universitarios. Después que deben tener un máster y cuando tienen 25 años que sin experiencia no les podemos dar trabajo.

      Es un tema que genera polémica porque podemos tener unas ideas pero como padres queremos lo mejor para nuestros hijos y que sean universitarios. El error es nuestro. Quizás nuestros hijos no estén preparados para la universidad y ayudarlos sería hacerles entender que una vida plena también se puede conseguir sin un título universitario. Es más, tal como está la universidad española, para muchos jóvenes mejor buscar caminos alternativos y no perder el tiempo durante 4 años. Estamos protegiendo una universidad de masas y todos perdemos.

      En Inglaterra, que les va muy bien desde hace siglos, nadie se escandaliza por ver a todos sus gobernantes pasar por los mismos centros educativos de élite. La educación ha tenido siempre la ilusión de querer transformar la sociedad pero la realidad es tozuda. No se puede sustituir generaciones de familias con los mismos valores transmitidos de padres a hijos, por unos años de colegio. Claro que hay excepciones pero son excepciones, no la norma.

      El sistema comunista fracasó en parte por querer a través de la educación formar a las personas y transformar la sociedad. Lo que hizo fue adoctrinar. Los individuos son las personas y son el pilar fundamental de la sociedad. Su libertad es esencial para el beneficio colectivo de todos. Formemos a la élite, que sea crítica con el sistema y vivamos todos mejor. La élite no deben ser los más ricos sino lo más capacitados. Deberíamos saber seleccionar a quien formamos en las universidades porque es dinero público y deben ser alumnos que en un futuro aporten bienestar a toda la sociedad. En Inglaterra, quienes alcanzan buenos trabajos, devuelven el dinero de su formación al Estado. Aprendamos de otros países que lo han hecho mucho mejor que nosotros y dejemos de lamentarnos si nuestros hijos no son universitarios.

      En mi caso, la primera vez que fui al Iese para cursar un programa de dirección, me dijeron que no estaba preparado. Seguí con mi trabajo y mi formación y lo volví a intentar pasados unos años. Fui de los jóvenes de mi promoción pero pude aprovechar mejor el curso. Se trata de ser más disciplinado y aceptar lo que te dice quien sabe más que tú. Ellos trabajan para formar directivos y yo debo aceptar si estoy capacitado o no, según su criterio, no el mío.

      Me gusta

    • noviembre 12, 2021 a las 3:22 pm

      Hola Aida, gracias por el cariño que dices me tienes. Lo aprecio. Te respondo, no sugiere el artículo que actualmente los mejores no van a la universidad, en absoluto. Ahora va a la universidad todo el que quiere, aptos y no aptos. Y si que digo que invertimos en sufragar estudios universitarios a aquellos que no tienen calidad suficiente. Eso sí que lo afirmo.
      También afirmo que desde hace unas décadas muchas de las enseñanzas previas a la universidad no son suficientes. Y de ahí que tenga que haber cursos 0. Ahora llegan a las facultades de matemáticas gente que no sabe lo que es un logaritmo. Hay que enseñárselo antes de que lleguen a primero.
      Con mi propuesta solo intento que a la universidad vaya el que tenga aptitud para hacer estudios universitarios. Y el generoso sistema de becas que sirva para que todo el que no tenga recursos y tenga capacidad pueda acceder a los estudios universitarios. Quizá efectivamente se esté respondiendo a algo que no está planteado en mi post de esta semana, pero en cualquier caso bienvenidas sean las opiniones que hagan referencia a este tema.
      Muchas gracias Aida por participar.

      Jaume estoy de acuerdo con todo loque dices, y muy buena la anécdota que cuentas al final de tu admisión en el IESE solo cuando ya estabas preparado.
      Saludos a los dos con mucho cariño y afecto Jaume y Aida. Adelante las opiniones divergentes que amplían la visión de los problemas y permiten mejorar la soluciones. Gracias Aida

      Me gusta

  9. Luis Hernández
    noviembre 12, 2021 a las 11:21 am

    Buenos días profesor:

    ¿ Por qué no partimos o tomamos otro punto de vista?
    Es decir,
    – ¿en la Universidad están los mejores profesores ?
    – ¿Qué puede hacer el alumno para tener un buen profesor/a, y no aguantarse con «el de turno»?
    – ¿Cómo sabemos que en la Universidad se imparte una educación ACTUALIZADA ?

    Si queremos tener una educación de calidad, ambas partes (profesores y alumnos) deben colocarse al principio de curso en la casilla de salida buscando la excelencia, el afán por mejorar, orgullo de contribuir a una sociedad mejor.

    Me imagino que los que lean este comentario dirán «otro filosofeando», «un espabilado más», etc., pero piensen en un momento en una situación que a muchas personas les pasa: Tenemos la «ocurrencia de ponernos enfermos», y claro está, vamos al hospital, y queremos que nos atiendan los mejores profesionales y lo antes posible, con los mejores equipos disponibles. Y para llegar a esto, primero hay que ser un buen profesional, y eso se consigue con una BUENA EDUCACION junto con un DURO trabajo diario.

    En fin, son reflexiones de un viernes.
    Buen fin de semana.
    Saludos.

    Luis Hernández

    Me gusta

    • noviembre 12, 2021 a las 3:24 pm

      Luis, estoy totalmente de acuerdo con tu opinión. Una vez la universidad se ha masificado, se masifica de alumnos y de profesores. Yo veo mucha gente que da clases que no son profesores, y me da mucha pena.
      Gracias por tu intervención, que levanta otro problema que habría que abordar también.
      Saludos Luis,
      Miguel Angel

      Me gusta

  10. José Manuel
    noviembre 14, 2021 a las 7:44 pm

    Hola Miguel Ángel. Nunca hago comentarios en redes de temas que no sean estrictamente profesionales, pero en este caso sentí la necesidad de exponer que estoy en total desacuerdo con tu planteamiento en cuanto a la solución. El incremento de las tasas inocente favorece al mediocre pudiente y pone trabas para que sólo los brillantes de clase más humilde puedan acceder a estudios superiores.

    Para mediocres pudientes ya están las universidades privadas. Por lo que el filtro en la Universidad pública ha de ser la capacitación y no el poder adquisitivo.

    Establecer filtros académicos para que sólo aquellos con la capacidad y el nivel de conocimientos requerido acceden SI. Pero en mi humilde opinión el filtro nunca ha de ser el tamaño de la cartera de papá. Al menos en la Universidad pública.

    Me gusta

    • noviembre 14, 2021 a las 8:09 pm

      José Manuel, gracias por tu comentario y por tu aportación. Discrepo en lo que dices que para mediocres pudientes ya están las universidades privadas. No Las mejores universidades norteamericanas, Harvard, Stanford, son privadas. Para los mediocres pudientes están las malas universidades.
      Tu último párrafo es precisamente mi tesis. Estamos de acuerdo. Con un buen sistema de becas el filtro nunca será el tamaño de la cartera, más que para las malas universidades.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  11. Xavier D.
    noviembre 14, 2021 a las 11:20 pm

    Saludos prof. Miguel-A y grupo. Deberíamos ir por partes (como diría el Destripador de Londres). Creo que es una triple cuestión: 1- Hay masificación en la Universidad, 2 – Posibles medidas para corregirlo, y 3 – Siguiendo igual, mejorará o empeorará. Mi opinión es: 1) Como dice el profesor, hay una enorme masificación y con unas consecuencias desastrosas. Pensemos: ¿Que pasaría si participan en la Fórmula 1 unos 100 pilotos? ¿Que pasaría si obtuvieran el Premio Nobel 1000 candidatos? ¿Qué pasaría si compitieran en la Olimpiada 10000 deportistas?… Pues sencillamente, que con tanta masificación se perdería el sentido, el progreso y el atractivo. Creo que lo mismo ocurre cuando la Universidad se convierte en una costumbre para estar a la moda (lo que todos los demás hacen). 2) Filtros (menos los enconómicos que serían los más injustos) pueden haber muchos: motivación, capacidad, esfuerzo, compromiso, actitud, vocación,… etc, pero totalmente contrapuesto a la actual obsesión para que todos vayan y salgan con título. 3) Cuando era pequeño nuestros padres hacían grandes esfuerzos para que tuviésemos en primer lugar una buena educación (=buenos Conocimientos y buen Comportamiento), y luego ya vendría el porvenir. En mi caso incluso tuvieron que ponerse de acuerdo tres familias, para que cada semana uno de los padres se ocupara de llevarnos en coche cada día a los 3 a un Colegio de 15 kms más abajo, luego comíamos allí y regresabamos cada noche a nuestra casa. Era un esfuerzo para todos, pero se hacía porque la Educación era lo más importante, y ello nos ayudaría para el futuro. Cuando ahora veo por televisión nuestros representantes en el Parlamento como: patalean, gritan, silvan, insultan, abuchean, ignoran, desprecian, leen sin saber que van a decir… etc etc pienso que nuestra Educación habrá cambiado y habrá fracasado. 3) Nada suele arreglase solo, y nuestra Educación debería revisarse ya desde el inicio, y hasta el final. Mi amigo Joan tiene una empresa de transporte y hace años se casó con una sueca. Tuvieron 4 hijos, y este verano decidieron marchar por un tiempo a vivir a Suecia (precisamente la formación de sus hijos era uno de los motivos). Esta semana regresó para tratar asuntos de su negocio, y me contó muchas curiosidades de su nuevo entorno. Respecto a la Educación valgan estos dos ejemplos que me gustaron mucho: 1/ Lo primero que se encuentran los estudiantes en la escuela es una madera y una sierra… para que se mentalicen que el día de mañana ¡tendrán que trabajar! y 2/ En un período concreto los estudiantes también tienen que aprender tareas domésticas, como coser a mano y a máquina… ¡para que aprendan a ser autosuficientes! Son ejemplos de una formación de largo plazo. Todo es proponérselo y empezar desde abajo, para terminar hasta arriba con la mejor metodología. Pero el enfoque comunista de todos igual… la historia ya nos lo ha mostrado. Cordialmente, Xavier D.

    Me gusta

  12. Anónimo
    noviembre 15, 2021 a las 10:53 am

    Hola, M.A.: no estoy ya al día de cómo funciona el sistema de acceso a las Universidades, pero no existe algo así como un nota de corte en la selectividad precisamente para evitar esto. Igual lo que digo es un tonteria fruto de mi ignorancia en este tema.

    Me gusta

    • noviembre 15, 2021 a las 3:48 pm

      Anónimo, nota de corte en cada programa o facultad, de modo que si no entras en una facultad te vas a otra que tenga menos demanda, y ellos encantados de recibirte, es decir que si no entras en un sitio entras en otro.
      Saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  13. Yolanda.
    noviembre 15, 2021 a las 12:29 pm

    Hola Miguel Angel,

    Coincido contigo en que no se debería bajar el nivel, ni frivolizar, ni comenzar con el curso 0, así que sólo me gustaría hacer un comentario: incrementar las tasas, por más que haya muchas más becas, no ayuda a la excelencia. Ayuda a que quien tenga dinero pueda matricularse 5 veces de una misma asignatura y quien no lo tenga, con un mismo nivel de conocimientos, no pueda hacerlo. De modo que puedes ser torpe pero si tienes dinero te graduarás y si no lo tienes no.

    La solución creo que no es tan fácil como subir las tasas, es más compleja y requiere pensar despacio y con mucha gente diferente que llegue a acuerdos para responder a preguntas tales como: ¿para qué sirve la universidad?

    saludos

    Me gusta

    • noviembre 15, 2021 a las 3:49 pm

      Gracias Yolanda, pero es que el que haya suspendido cuatro veces en una asignatura es muestra de que esos estudios no son para esta persona.
      Estoy totalmente de acuerdo contigo en que la solución es compleja, pero por algo hayque empezar.
      Muchas gracias por participar y saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  14. Yolanda
    noviembre 15, 2021 a las 4:50 pm

    Miguel Angel, no olvides que los dos han suspendido 4 veces la asignatura: el que puede pagar tasas altas y el que no… 🙂

    Me gusta

    • noviembre 15, 2021 a las 5:15 pm

      Efectivamente Yolanda, ninguno de los dos debe seguir. Ya digo que «el que haya suspendido cuatro veces en una asignatura es muestra de que esos estudios no son para esta persona» pueda pagarlo o no. Estamos totalmente de acuerdo.
      Muchas gracias y saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: