Más sobre información económica

Relacionado

Efectos colaterales

En España estos días se está hablando mucho de...

Una buena práctica

Habitualmente cuando nos planteamos hacer una cosa es porque...

¿Qué podemos hacer?

En el mundo desarrollado hemos experimentado unos altos niveles...

La empresa como red de aprendizaje

La semana pasada moderé una sesión del programa para...

Actitudes positivas y actitudes negativas

Pasamos en el trabajo una buena parte del día...

Share

Leo a veces en la prensa o escucho en la radio noticias sobre el euro, que gana posiciones sobre el dólar, que sube su valor, noticias que muestran satisfacción. Como si un euro fuerte fuera una buena noticia. En general un euro fuerte no es una buena noticia. Las empresas que quieren exportar venden productos a sus clientes extranjeros que tienen que pagarlos en euros. Si el euro se aprecia, estos productos salen más caros a estos clientes y por tanto venden menos.

Una empresa va mejor cuantos más clientes, de los buenos, tiene. Clientes de los buenos, que pagan y que generan beneficios. Si una empresa además de vender en su país vende fuera, tendrá más actividad y por lo tanto irá mejor. Las economías que exportan suelen ser mejores que las que venden solo internamente. Pero para eso hace falta que la moneda no sea muy fuerte. Si el euro está fuerte vendrán menos turistas a visitar nuestro país.

Cierto que una moneda menos fuerte dificulta las importaciones. Hay que pagar lo que se importa en moneda del país del que de importa y si nuestra moneda vale menos, salen más caros estos productos. Pero una economía que importa mucho y exporta poco es una economía débil.

Esto no significa que una moneda cuanto menos fuerte mejor. Ni mucho menos. Si un país tiene que pedir prestado a financiadores extranjeros, tendrá que devolverles algún día su préstamo y si la moneda se deprecia estos préstamos estarán saliendo más caros. También la fortaleza o debilidad de una moneda tiene implicaciones en a inflación. Lo mejor es un equilibrio, pero alegrarse porque el euro está fuerte y está subiendo de precio es no saber de qué va la película. Hasta el jueves que viene.

2 COMENTARIOS

  1. Saludos prof. Miguel-A y grupo, Como hay ausencia de participación, me animo a contarles alguna cosa (de economía se muy poco, pero vivencias tengo bastantes). Creo que los temas del profesor de la semana pasada y de esta, podrían resumirse así: la información enconómica está mal interpretada y es poco fiable. Retomando mi experiencia de los ’80 con uno de los líderes mundiales de hipermercados (ahora está palabra ya no se usa, pero definía muy bien el tipo de negocio: grandes tiendas de todo bajo un mismo techo, con más de 10mil m2 de venta, más de 35mil referencias y una línea de cajas con más de 100 pasillos… y todo ello todavía sin ordenadores!!!), recuerdo que en aquel tiempo los estudios, previsiones e informes apenas existían. Pero ¿suponía está carencia un problema para poder gestionar francamente bien y crecer a gran escala? Pues en absoluto. Lo que ocurre es que se tenía que hacer de otra manera (y esto es lo que puedo contarles). En nuestro caso, la presencia francesa se concretada normalmente en los 2 puestos de máxima responsabilidad del centro: Director y Subdirector (que era el responsable de Perecederos antes de ascender), y luego esporádicamente venía alguna visita de supervisión, y más a menudo un auditor que se ocupaba de homologar la contabilidad con el sistema de la matriz. Existía un plan estratégico nacional quinquenal, un presupuesto anual asignado para cada centro, y en donde nosotros también elaborabábamos un informe trimestral de gestión con muchas páginas y bastantes datos. Era un documento muy confidencial, y sólo podíamos ojearlo en grupo unos pocos minutos. Siempre solíamos mirar las mismas hojas: 1)La Cuenta de Resultados, 2)La Cifra de Ventas/evolución de cada Sección, 3)Si la Inversión Autorizada no la habíamos excedido, y 4)Recomendaciones de Asesorías (continuamente se contrataban consultoras para estudios concretos)… y muy en último lugar veíamos por encima ..)Situación Coyuntutal (leyes, moneda, convenio, etc) y ..)Expansión y Desarrollo. Lo explico con tanto detalle, para resaltar estas dos ideas: 1/ La Coyuntura era poco conocida y no nos quitaba ningún sueño (claro que nuestra actividad era sólo comercializadora y con la importación delegada en otras sociedades) pero la soportábamos igual como otros hechos fortuitos: lluvias, aumento de la gasolina,… etc aunque estos si afectaban directamente nuestra actividad comercial, y 2/ Estábamos absolutamente todos muy bien alineados, enfocados y concentrados en la Cifra de Ventas (pues eso sí que se revisaba siempre todos los días). Dicho de otra manera, no malgastábamos energías en factores que no podíamos controlar (y que correspondían más a la DG), pero en cambió nos esforzábamos hasta el tope en lograr Vender más. Es una anécdota, de un caso concreto y de hace ya muchos años, pero igual sirve para reflexionar y ver otras maneras. Cordialmente, Xavier D.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: