Siempre tienen razón

testarudoYa hablé de algo parecido ahace un par de semanas. Hay personas que siempre tienen razón. No importa cuán estúpidas sean las cosas que dicen que se las ingenian para demostrar, totalmente convencidas, que están en lo cierto.

Habitualmente las opiniones sobre las cosas se hacen dentro de un contexto y de unas circunstancias. Pues bien estas personas, cuando se les hace ver que lo que dicen no tiene sentido, siempre explican que en el contexto en el que están hablando las cosas son tal como ellas han dicho. Y dan por supuesto que ese contexto es el más habitual y por tanto todo el mundo lo sobreentiende. Total, que acaban demostrándose a sí mismos que tienen razón, aunque estén afirmando que el Alcoyano es mejor equipo que el Barça. Son tercos.

Humildad. Nos podemos equivocar y reconocerlo es muestra de madurez. El que nunca se equivoca vive en una burbuja y provoca risa en la gente que le rodea que están pendientes de ver qué truculento razonamiento usan para volver a salirse con la suya. Si el que muestra esta actitud es un jefe el cachondeo entre los de su equipo da mucha vida en el lugar de trabajo. Hasta la semana que viene.

Seamos serios

diciembre 27, 2017 16 comentarios

enseñanzaNo voy a hablar de lo que está pasando en Catalunya porque ya se ha dicho todo y todo el mundo está ya saturado. También he felicitado a muchos la navidad, por lo que no voy a hacer más referencia a esta fecha.

Voy a comentar una noticia del periódico que me ha dejado con la boca abierta. Leo “Los candidatos a profesor deberán sacar un 5 en todas las pruebas de la oposición”. ¡¡¡¡Pero cómo!!! ¿Qué va a enseñar un profesor que ni siquiera él ha aprobado?

Resulta que hay convocadas un montón de plazas para ser profesor. La mayoría para los que ya son profesores interinos. En los exámenes hay dos pruebas, una de conocimientos y otra de aptitud pedagógica. ¿Qué va a enseñar una persona que no tiene conocimientos o no tiene aptitud pedagógica? Se equivoca de profesión. Y la mayoría de estas personas ya están siendo profesores interinos. La discusión debería estar si puede ocupar una plaza de profesor una persona que no saca un 9 ó un 10 en alguna de estas dos dimensiones.

Aunque sea un tópico repetido no me resisto a recordar que la educación es fundamental para el futuro de una sociedad, y si pedimos tan poco a nuestros profesores ¿qué sociedad vamos a tener? ¿Nos pondríamos en manos de un cirujano que suspendiera en conocimientos de medicina o en su capacidad de aplicarlos en una sala de operaciones?

¿Cómo va a tener prestigio una profesión tan importante como la de profesor si exigimos tan poco para ejercerla? Lamento en estas fiestas de navidad haber transmitido el mal humor que me ha producido leer esta noticia. Me apasiona la profesión de profesor. A los 7 años yo ya sabía que quería ser profesor y me duele que se la trate de un modo tan frívolo. Miguel Angel cálmate. Feliz año 2018.

Lo sé todo

diciembre 20, 2017 17 comentarios

frasesHe leído en las redes sociales la siguiente cita atribuida a Miguel de Unamuno: “Lo sabe todo, absolutamente todo. Figúrense lo tonto que es”. Efectivamente, la persona inteligente sabe que puede estar equivocada y no hace afirmaciones rotundas y con absoluta seguridad. Está abierta al error y esto le posibilita el aprendizaje. El que lo sabe todo no puede aprender ya más. Lo sabe todo. Está cerrado a mejorar.

Una vez participé en una mesa redonda. Éramos siete los que opinábamos. Había uno que arrasaba con una seguridad absoluta, sin importarle contradecir con toda rotundidad lo que otros comentábamos. Conforme avanzaba el debate los demás nos mirábamos con sorpresa por su prepotente actitud y su falta de tacto. Es entonces cuando comprendí que la cantidad de tonterías que uno dice es directamente proporcional a la seguridad con que las dice.

Un colega mío del IESE una vez me dijo, “ya me gustaría estar tan seguro de algo como alguno lo está de todo”. No sé quién también dijo que “el sabio habla porque tiene algo que decir y el tonto porque tiene que decir algo”.

En definitiva, la realidad existe, la verdad es objetiva, pero nuestro conocimiento de la realidad es subjetivo, imperfecto y a veces equivocado. Ser consciente de esto evitará que tomemos posturas maximalistas que pueden ser erróneas y estaremos abiertos a aprender. Feliz navidad a todos los blog-lectores.

Crecimiento económico

diciembre 13, 2017 4 comentarios

Muchas instituciones hacen previsiones de crecimiento económico. Luego pasa el tiempo, la realidad se impone y se olvidan las previsiones que se hicieron tiempo atrás.

Las previsiones que se hicieron para el crecimiento del PIB en España en 2016, previsiones hechas un año antes, iban desde el 3% que hacía el gobierno, el Instituto de Estudios Económicos (IEE) o REPSOL, hasta el 2,5% que hacían el Fondo Monetario Internacional o el 2,6% de la entonces La Caixa. La realidad fue que el crecimiento de España en 2016 fue del 3,2%. La previsión que hicimos entonces en el IESE era de que creceríamos al 3,4%.

Para el 2017, a principios de año, las previsiones que se hacían eran que incluso se llegaría a crecer al 2,5%. Alguno como el BBVA llegó a decir que se podría crecer hasta el 2,7%. En aquel entonces en el IESE dijimos que el crecimiento en 2017 sería del 3%. La realidad es que a falta de los datos de este último trimestre del año, todo el mundo está de acuerdo en que vamos a crecer entre un 3,1% y un 3,3%. Una vez más en el IESE, como sucede cada año, hacemos mejores previsiones.

Ya comenté en el post de la semana pasada, que aunque es arriesgado todavía hacer previsiones para 2018 –las haremos mejores en marzo cuando ya dispongamos datos de todo el 2017- pensamos que la economía española crecerá al 3,2% a pesar del frenazo catalán. Las restantes instituciones auguran un crecimiento de entre el 2,7% y el 3%. Hablaremos dentro de un año. Hasta el jueves que viene, que prometo el post será menos técnico.

¿Cómo va la economía española?

diciembre 6, 2017 9 comentarios

crecimiento economicoPues bien, va francamente bien. Con cierta periodicidad hago previsiones sobre el crecimiento económico en España. Según mis proyecciones, en 2018 la economía española crecerá un 3%. Pero hay que hacer una salvedad. Para hacer esta previsión solo dispongo de datos hasta el tercer trimestre de este año 2017. Cuando salgan los datos de crecimiento económico del cuarto trimestre de año, quizá haya que revisar a la baja esta previsión debido al impasse que está sufriendo la economía en Catalunya por los acontecimientos políticos de octubre y principios de noviembre.

Mi tesis es que el impacto del frenazo catalán hará disminuir el crecimiento del PIB en España en solo dos décimas, es decir, que en 2018 creceremos el 2,8% en el conjunto de la economía española.

¿En qué baso esta última previsión? Pues supongamos que toda España crece el año que viene al 3%, salvo Catalunya que por todo lo que está pasando puede ver reducido su crecimiento al 1,5%. Pero la economía catalana es solo (y no es poco) un 20% del total de la española, por lo que esta reducción afectará al conjunto de España en una reducción de solo el 0,3%. Pero por otro lado parte de la actividad económica que deja de tener lugar en Catalunya puede trasladarse al resto de España, y esto puede suponer un aumento del crecimiento del 0,1%. Total, que España puede acabar creciendo en 2018 al 2,8% (3,0% – 0,3% + 0,1%)

Pero no es este el mejor momento para hacer estas previsiones. Estas previsiones hay que hacerlas en marzo cundo se disponga de los datos del crecimiento de España en todo este 2017. Ya revisaré mis previsiones dentro de 3 meses, que tendrán una mayor fiabilidad. La semana que viene hablaré de las previsiones que se hicieron a principios de este año sobre el crecimiento económico de 2017, de quien ha estado más acertado y quien menos. Hasta el jueves que viene.

Urgencia en la toma de decisiones

noviembre 30, 2017 4 comentarios

futbolEs un tópico que los directivos en las empresas tienen que tomar frecuentemente decisiones muy importantes, con carencia de tiempo y con información limitada.

Esto a mí me parece una tontería. Si esto fuera así la vida del directivo sería insoportablemente estresante. Rara vez se tienen que tomar ese tipo de decisiones. Si se dirige bien se pueden anticipar la mayoría de las cosas futuras que nos pueden pasar y planificar con tiempo lo que se va a hacer dependiendo de lo que pueda llegar a pasar.

Pero muchas veces a los directivos nos pillan las cosas por sorpresa. Y esto suele pasar porque pensamos que sabemos lo que va a pasar. Nos imaginamos un futuro, que normalmente es un futuro favorable para nosotros. Pensamos que lo que nos gustaría que sucediera es lo que va a suceder. Confundimos deseos con realidad. Luego viene la tozuda realidad y las cosas suceden de un modo muy distinto al previsto, nos pillan por sorpresa, y vienen los estreses y las prisas.

Esto se evita pensando. Pensar es algo que siempre recomiendo en mis clases. Parece que es una perogrullada, pero deberíamos pensar más. Pensar en distintos posibles escenarios futuros, y planificar planes para cada escenario. Así cuando las cosas suceden rara vez nos pillarán por sorpresa. Tendremos pensado de antemano cómo actuar y no vendrán las prisas de última hora.

Cuando ya tenía el mensaje listo, un alumno me ha hecho ver que la decisión del arbitro en el último partido Valencia-Barcelona este fin de semana de no dar por bueno un gol de Messy es una de esas raras situaciones en las que efectivamente no hay tiempo, hay información incompleta y la decisión es muy importante. En este caso el pobre arbitro tuvo que hacer un juicio rápido, instantáneo, y en una situación así, cualquiera se equivoca.

Hasta el jueves que viene. Gracias a los fieles lectores que seguís difundiendo el blog.

Todavía más sobre big data

noviembre 23, 2017 6 comentarios

marketingHasta hace poco, los profesionales del marketing y las ventas, al lanzar sus campañas publicitarias lo que hacían era segmentar los clientes en grupos. Mujeres de 25 a 40 años, jóvenes de 18 a 30 años, profesionales maduros, etc. y enfocaban la publicidad al segmento al que querían dirigirse. Ahora, como a través de nuestros “Smart phones”, las páginas que visitamos y los lugares a donde vamos, dejamos rastro de nuestras preferencias, las empresas pueden personalizar individualmente las campañas de marketing.

Si antes se segmentaba la población en cuatro o cinco segmentos, ahora pueden hacerse 46 millones de segmentos para clasificar a los 46 millones de españoles, y puede dirigirse la publicidad a cada uno de nosotros. Por eso cuando hemos consultado un vuelo a Almería, poco después nos aparece en nuestra pantalla publicidad de hoteles de Almería.

Todo esto tiene grandes ventajas para los anunciantes. Dirigen su publicidad al público al que le puede interesar y no gastan recursos en anunciarse a los que no piensan ir a Almería. Para poder hacer todo esto hacen falta recursos tecnológicos, expertos en procesamiento de cantidades masivas de datos y también mucha rapidez para mostrarme la publicidad en el momento que estoy conectado, y no después.

Pero todo esto tiene también inconvenientes para los usuarios. Yo utilizo “youtube” para escuchar música de Perales, Julio Iglesias y Mocedades, y también para practicar el inglés. Pues bien las únicas recomendaciones que me muestra youtube para ver son las de esos tres artistas y programas de métodos de inglés. Creen que es lo único que me interesa. Ya me gustaría que me mostraran otras cosas que pudieran ser interesantes. Pues no, me las tengo que buscar yo.

Con este método de personalizar las ofertas acabamos con un surtido muy limitado, solo aquello en lo que ya hemos mostrado interés. Rara vez te muestran algo aleatorio que quizá pueda interesarte. Solo van a lo seguro, a lo que ya saben que consumimos. Vamos a acabar escuchando siempre la misma música, viendo los mismos programas y comprando los mismos productos. Ojo con dejarnos entontecer por los algoritmos. Seamos protagonistas de nuestras vidas.

La semana pasada volvía a Hong Kong a dar clase. Los alumnos, todos chinos, estuvieron muy agradecidos. Os dejo una foto de la clase. Hasta el jueves que viene.

en Hong Kong

A %d blogueros les gusta esto: