Archivo

Posts Tagged ‘11-S’

11-S Conflicto de Intereses (III)

septiembre 9, 2010 8 comentarios

Hablábamos las últimas semanas que fue el conflicto de intereses entre las actividades de auditoría y de consultoría de Arthur Andersen una de las causas que contribuyeron a la desaparición esta auditora.  También comentábamos que lo que pasó con el huracán Katrina revelaba también un problema de conflicto de intereses. Los conflictos de intereses están detrás de muchas situaciones problemáticas, como en los atentados del 11 de setiembre en Estados Unidos.

Vaya por delante que los únicos responsables de esos atentados eran los terroristas. Si embargo esto no quita para que podamos apuntar algunas deficiencias en la toma de decisiones que posibilitaron esos atentados. En general, entre las distintas agencias de inteligencia de Estados Unidos, tenían la información suficiente para saber que  unos terroristas (perfectamente identificados) iban a cometer unos atentados de gran magnitud. El problema es que no había ninguna agencia que tuviera toda la información. La CIA sabía unas cosas, el FBI otras, el departamento de inmigración otras, la policía estatal de Arizona otras y la de Minesota otras, por citar solo algunos de los organismos. Pero nadie tenía toda la información agregada. Pero de los sistemas de información de las organizaciones hablaré en otro mensaje. Solo diré que es uno de los aspectos más importantes para dirigir bien una organización: estar bien informado.

Hoy voy a hablar de los conflictos de intereses entre el gobierno norteamericano y el lobby de las compañías aereas. Fueron estos conflictos los que posibilitaron los atentados. Los titulares “La seguridad en la aviación: asuntos urgentes que necesitan ser tratados”, “El sistema de seguridad aérea sigue siendo vulnerable” son titulares, traducidos del inglés, de diversos informes encargados por el congreso de los Estados Unidos en la década de los 90, que hablan del conocimiento que existía de la falta de seguridad en los aeropuertos y en los vuelos. ¿Por qué no se hizo nada? Muy sencillo, aumentar las medidas de seguridad aumentaban los costes de las aerolíneas y estas hicieron lobby en Washington para impedirlo. Y como siempre, con exito (¿Recordáis Arthur Andersen y Enron?). Y sobre todo las aerolíneas hicieron generosas donaciones para financiar las elecciones de los candidatos al congreso, tanto del partido Demócrata cómo del Republicano.

Comprobar que todas las maletas facturadas viajan con su dueño en el avión, y si no retirar la maleta. Comprobar la identificación de los pasajeros que entran en el avión. Pagar sueldos dignos a los agentes responsables de los detectores de metales eran, entre otras, las medidas que se proponían para mejorar la seguridad. La rotación de los encargados de los detectores de metales era del 200%. La comprobación de antecedentes penales de estos encargados llegaba después de un año, cuando estos agentes habían dejado ya el trabajo hacía medio año. Todas estas mejoras suponían un gasto. Las aerolíneas consiguieron salirse con la suya y no se hizo nada. Por eso ahora sufrimos lo que sufrimos en los aeropuertos.

El jueves que viene más (perdón por lo largo que ha salido este mensaje. El proximo será mucho más corto).

A %d blogueros les gusta esto: