Archivo

Posts Tagged ‘España’

Más sobre información económica

noviembre 25, 2021 2 comentarios

Leo a veces en la prensa o escucho en la radio noticias sobre el euro, que gana posiciones sobre el dólar, que sube su valor, noticias que muestran satisfacción. Como si un euro fuerte fuera una buena noticia. En general un euro fuerte no es una buena noticia. Las empresas que quieren exportar venden productos a sus clientes extranjeros que tienen que pagarlos en euros. Si el euro se aprecia, estos productos salen más caros a estos clientes y por tanto venden menos.

Una empresa va mejor cuantos más clientes, de los buenos, tiene. Clientes de los buenos, que pagan y que generan beneficios. Si una empresa además de vender en su país vende fuera, tendrá más actividad y por lo tanto irá mejor. Las economías que exportan suelen ser mejores que las que venden solo internamente. Pero para eso hace falta que la moneda no sea muy fuerte. Si el euro está fuerte vendrán menos turistas a visitar nuestro país.

Cierto que una moneda menos fuerte dificulta las importaciones. Hay que pagar lo que se importa en moneda del país del que de importa y si nuestra moneda vale menos, salen más caros estos productos. Pero una economía que importa mucho y exporta poco es una economía débil.

Esto no significa que una moneda cuanto menos fuerte mejor. Ni mucho menos. Si un país tiene que pedir prestado a financiadores extranjeros, tendrá que devolverles algún día su préstamo y si la moneda se deprecia estos préstamos estarán saliendo más caros. También la fortaleza o debilidad de una moneda tiene implicaciones en a inflación. Lo mejor es un equilibrio, pero alegrarse porque el euro está fuerte y está subiendo de precio es no saber de qué va la película. Hasta el jueves que viene.

Predicciones económicas

noviembre 18, 2021 6 comentarios

Me sorprende la insensatez de quienes hacen predicciones económicas o, si fuera el caso de los periodistas que las malinterpretan. Pero en este caso me parece que no son los periodistas. Leo en la prensa “Máxima vigilancia al fantasma de la inflación”. El 12 de noviembre se publica la tasa anual de inflación en la Unión Europea en octubre, que resulta ser del 4,1%. En España está en el 5,4%. A continuación, en el cuerpo de la noticia dice que aun así se espera que la inflación este año sea del 2,4%.

¿Cómo puede ser esto? Los precios llevan meses subiendo y no hay expectativas de que se moderen. ¿Cómo van a bajar un 2,7% en estos dos meses que faltan para que termine el año? Es como si en una carrera olímpica de 10 kilómetros, a falta de un kilómetro el ganador llevara al último 40 segundos y el comentarista dijera que el último parece que va a llegar a 40 segundos por delante del que ahora va primero.

No sé lo que va a hacer la inflación en España en el futuro, así que mi previsión es un “no lo sé”. Pero hay que tener en cuenta que la inflación interanual en cada momento es aproximadamente la suma de la inflación mensual de los últimos 12 meses. La inflación interanual en octubre es la suma de la inflación de cada mes desde el noviembre del año anterior. Para calcular la inflación final en 2021 lo que hay que hacer es a la de octubre quitarle las inflaciones de noviembre y diciembre del año anterior, que fueron 0,2 en ambos meses, y sumarles las que vaya a haber en noviembre y diciembre de este año. Como la de los últimos 3 meses ha sido de 0,5; 0,8 y 1,9 respectivamente, se puede augurar que las de los próximo dos meses serán similares, por lo que no es muy descabellado aventurar, que la inflación interanual siga subiendo en España los próximos meses. Puede que resulte que el insensato esté siendo yo. Pero ya digo, mi previsión es que no sé lo que va a pasar, pues ahora está la macroeconomía muy turbulenta. Hasta el jueves que viene.

¿Hay recuperación económica?

octubre 28, 2021 15 comentarios

Los distintos organismos están cambiando las previsiones de crecimiento del PIB para este año y el que viene en España. La última previsión que se hizo para el segundo trimestre de este año resultó ser muy desacertada. Se creía que se iba a crecer un 2,8% y se creció un 1,1%, bastante menos de la mitad de lo previsto.

La verdad es que hacer previsiones ahora es muy difícil. Pues los modelos de previsión utilizan datos pasados. Y lo que ha pasado en los últimos 6 trimestre ha sido muy raro. Nunca habíamos tenido caídas del PIB del 20%, y los modelos no están entrenados para utilizar estos datos tan anómalos.

Hay mucha incertidumbre. En una entrada en este blog hace unas semanas exponía las muchas fuentes de incertidumbre y de problemas. La cuestión que planteo es si todo esto que está pasando, creciente inflación, interrupciones en las cadenas de suministros, etc. es puramente coyuntural o va a tener repercusiones a largo plazo. Dicho de otro modo ¿las turbulencias económicas son puntuales y en seis meses las habremos superado o van a hacer una mella profunda? Yo, la verdad, ando confundido.

Yo siempre me había ufanado de hacer buenas previsiones económicas. Ahora estoy desorientado. Un pequeño dato, después de abril, octubre es históricamente el mes más inflacionista. No son buenos augurios para la inflación del mes que viene. Dentro de dos trimestres sabremos más de cómo evoluciona todo. Si alguien se aventura a darnos su opinión, adelante en los comentarios. Hasta el jueves que viene.

¿Qué está pasando?

septiembre 30, 2021 12 comentarios

Con año y medio de pandemia, las vacunas actuando y la incidencia bajando, parece que podemos empezar a pensar en otras cosas. La economía ha sufrido mucho, y estamos recuperándonos. Pero ¿las cosas van a ser como antes? Yo creo que algunas cosas van a quedar cambiadas.

Primero, la bajada de actividad durante este tiempo ha hecho que algunas unidades productivas cerraran o dejaran de operar. Ahora cuando casi todo ya está en marcha está faltando capacidad productiva a nivel mundial y algunos sectores están teniendo dificultades de aprovisionamiento. Los más llamativos son el de la automoción y el farmacéutico, por cierto, sectores altamente globalizados. Esta falta de suministros va a llevar a un aumento de los precios, y la inflación ya lo está acusando. Posiblemente siga aumentando los próximos meses.

Por todo esto muchas empresas van a dejar de aprovisionarse en los mercados internacionales y van a buscar proveedores más cercanos. Esto quizá cause un retroceso en el proceso de globalización que ha caracterizado las últimas décadas. Tras la buena experiencia de las reuniones telemáticas y las restricciones impuestas por los países va a hacer que disminuyan los viajes, disminuyendo con ellos la globalización. Viajar te expone a otras realidades y ahora esto va a quedar mermado.

China y Estados Unidos van a acaparar la atención internacional. La burocracia de las 27 Europas nos va a dejar en segundo plano. Las consecuencias de la situación de la constructora China están todavía por ver.

En España tenemos un volcán que va a ocupar nuestra atención, y la desafección entre los políticos y la ciudadanía parece que va a seguir creciendo. Nuestra principal preocupación debe ser generar empleo. En definitiva, no sé lo que va a pasar. Hasta el jueves que viene

El imperio de la frivolidad

noviembre 15, 2018 22 comentarios

aprobarHan aparecido esta semana dos noticias en la prensa española que me han dejado pasmado. El gobierno anuncia que prohibirá en el año 2040 los coches de gasolina y diésel. Podrán circular solo los eléctricos.

Menuda imprudencia. En primer lugar, ¿cómo pueden asegurar una ley que entrará en vigor dentro de 22 años? Pues no habrá habido para entonces cambios de gobiernos, de opiniones, de datos, etc, para que en cualquier momento de estos 22 años salga una ley revocando esta futura prohibición. En segundo lugar, ¿quién asegura que las baterías para los coches eléctricos no requerirán unos metales (litio por ejemplo) que solo se encuentren en unos pocos países, y que pasemos vivir de una dependencia del petróleo a una dependencia de un material mucho más escaso?

Con el actual debate de la contaminación de los coches diésel está cayendo sustancialmente la venta de coches, ralentizándo la economía en un sector tan importante, al menos en España.

Esta noticia me parece simplemente una frivolidad sin grandes consecuencias, pues cuando se pase de moda el tema quedará en el olvido. ¡Quién sabe lo que pasará de aquí a 22 años! Lo que me parece más serio es la otra noticia que quiero comentar. También aparecida esta semana. Pues resulta que el gobierno plantea dar el título de bachillerato aún con una asignatura suspendida. Y la sorprendente razón que ha aducido nuestra brillante ministra de educación es que «El peor castigo que puede tener una persona es la rebaja de la autoestima». Para que no se frustren los chicos que no tienen capacidad para el estudio se les da un título que no implica que tengan las competencias y conocimientos necesarios que confieren ese título.

Tener el título de bachillerato en España ya no valdrá nada, porque no garantiza que se posean las capacidades que el título otorga. Menuda faena para aquellos que obtienen ese título superando todas las asignaturas. Los equiparan a los que no las han superado. ¿De qué autoestima está hablando la señora ministra? Frustración tendrán esos chicos cuando vean que no pueden ejercer esas profesiones que requieren el bachillerato. Que estudien otra cosa o adquieran una capacitación para la cual sí que estén dotados. Toda persona sirve para algo, y será más feliz y sacará más provecho si se dedica a esas cosas para las que sirve, y no si tienen un título ficticio que no refleja la formación que tiene.

¿Nos hemos vuelto locos o es que ya lo estábamos desde el principio? Hasta la semana que viene.

¿Cómo va la economía española?

septiembre 13, 2018 2 comentarios

crecimiento económicaPues muestra signos que generan preocupación. Me explicaré. A principios de año el consenso de las previsiones de crecimiento para la economía española que hacían los principales institutos era que se crecería en 2018 entre el 2% y el 2,4%. Mis previsiones eran que creceríamos en torno al 3%. Avanzó el año y esos organismos fueron corrigiendo sus previsiones hacia un crecimiento de entre el 2,7% y el 3%.

Analizando la situación económica este verano, observé una desaceleración en la economía y corregí mis previsiones al 2,6%. Conforme avance el año veremos si esto es puramente coyuntural o nos abocamos a una importante desaceleración (todavía no me atrevo a llamarla ni crisis ni recesión).

Al volver de las vacaciones, los titulares económicos nos anuncian que el empleo en agosto ha sido desastroso. El peor en muchos años. El turismo no ha ido todo lo bien que esperábamos. Muchos turistas que dejaron de ir a Egipto, Turquía y otros destinos similares, han vuelto a esos lugares, restando visitas a España. La relación Cataluña-España no ayuda nada. Para colmo, un titular de los primeros días de septiembre ponía en boca de la nueva ministra de economía que el crecimiento en España era robusto. Sospechoso cuando tienes que aclararlo.

En fin, que hay que estar alerta, aunque el Índice IESE de Incertidumbre Económica está bajo mínimos, lo que significa que no se percibe incertidumbre. De momento yo aviso de lo que se vislumbra.

También es cierto que la economía la mueven las expectativas. Es lo de las profecías autocumplidas. Si se empieza a hablar mucho de las dudas sobre la salud de una economía, la gente se pone alerta y frena la actividad (ya sea inversión, ya sea consumo) y esto hace que al final esa economía acaba sufriendo. Más vale seguir diciendo que la cosa va viento en popa, pero por si acaso, ojo.

El martes 18 de este mes doy una conferencia en el IESE sobre “La Toma de Decisiones: Suerte o Planificación”. El que quiera asistir que se apunte pinchando aquí. Hasta el jueves que viene.

¿Incertidumbre en España?

moción de censuraHe estado una semana fuera de España y me han llegado ecos de la moción de censura que el partido de la oposición va a presentar al actual presidente del gobierno. Para los de fuera de España, esto es una propuesta para votar en el parlamento la retirada del actual presidente y elección de uno nuevo.

Una moción de censura puede progresar o fracasar. No se sabe. Pero lo que me ha sorprendido al regresar a España el lunes son los catastrofistas titulares de los periódicos. Que si esta crisis política va a generar incertidumbre económica y por lo tanto va a haber un frenazo en nuestra economía, que si la bolsa baja, que si sube, y un montón de agoreras noticias.

Llevo años estudiando y cuantificando mensualmente la incertidumbre económica en España. En concreto desde el año 2010 en el IESE me encargo de dirigir el equipo que elabora el Índice IESE de Incertidumbre Económica (I3E). Y lo que hemos observado una y otra vez es que las muchas crisis políticas que ha habido en España en los últimos 5 años no han afectado para nada ni a la incertidumbre económica ni a la actividad económica.

Estuvimos un año con gobierno interino en España, con un ganador de las elecciones que declinó presentarse a presidir el gobierno por no contar con suficientes apoyos. Un líder de la oposición que se presenta a ser investido presidente y fracasa. Una repetición de elecciones que no hace cambiar nada. Unas elecciones catalanas en las que el cabeza de lista del partido ganador es obligado, por los miembros de un partido minoritario, a retirarse. Una declaración unilateral (simbólica o no) de independencia de Catalunya, con miembros del gobierno huidos o encarcelados.

Pues bien, ninguno de estos acontecimientos hizo moverse la incertidumbre económica, ni ha retrasado para nada la recuperación económica de España, que está creciendo por encima de la media de Europa.

Lo que sí hizo temblar la incertidumbre económica, son los rumores en verano del 2015 y después a principios del 2016 de una posible desaceleración de la economía China. El que China devaluara ese verano tres veces en una semana su moneda, etc. En definitiva, son los acontecimientos exteriores a España los que afectan a nuestra incertidumbre económica y a la marcha de nuestra economía, y no los avatares de nuestras batallitas políticas. Hasta la semana que viene, y espero podeder seguir yendo a dar clase a China durante muchos años. Se ve cómo se desarrolla ese país.

Este martes 5 de junio a las 19.00 en el IESE en Barcelona doy con Pablo Maella una sesión sobre los 10 errores más frecuentes en la toma de decisiones. Si quieres asistir te puedes inscribir aquí.

Presupuestos

gobierno de EspañaSe está discutiendo ahora en el parlamento español la aprobación de los presupuestos para este año. La discusión que está habiendo no tiene nada que ver con la bondad o maldad de las distintas partidas.

Un partido dice que no da su apoyo mientras el gobierno no dé marcha atrás en no sé qué cosa que nada tiene que ver con los presupuestos. Otro partido dice que no los apoya por no sé qué razón que tampoco tiene nada que ver con los presupuestos.

Pero bueno, nadie habla de las distintas partidas, nadie habla de si esos presupuestos es el mejor modo de gastar nuestro dinero o si hay repartos mejores. ¿Qué están haciendo los políticos? ¿De qué discuten? Basta ya. ¿Hay alguien que piensa en el ciudadano?

Qué bajo nivel las discusiones del parlamento. Las de España y las de las distintas comunidades autónomas. El sistema político no funciona. Lo que los políticos discuten no tiene nada que ver con la vida diaria del ciudadano.

No sé cómo se soluciona esto, pero cada vez va peor. ¿Hasta cuándo aguantará el ciudadano? ¿Tan difícil es tener una discusión inteligente sobre cómo gastar el dinero que aportamos todos los contribuyentes? Algo tiene que cambiar. Algo va a cambiar. Tiempo al tiempo. Hasta el jueves que viene.

Crecimiento económico

diciembre 13, 2017 4 comentarios

Muchas instituciones hacen previsiones de crecimiento económico. Luego pasa el tiempo, la realidad se impone y se olvidan las previsiones que se hicieron tiempo atrás.

Las previsiones que se hicieron para el crecimiento del PIB en España en 2016, previsiones hechas un año antes, iban desde el 3% que hacía el gobierno, el Instituto de Estudios Económicos (IEE) o REPSOL, hasta el 2,5% que hacían el Fondo Monetario Internacional o el 2,6% de la entonces La Caixa. La realidad fue que el crecimiento de España en 2016 fue del 3,2%. La previsión que hicimos entonces en el IESE era de que creceríamos al 3,4%.

Para el 2017, a principios de año, las previsiones que se hacían eran que incluso se llegaría a crecer al 2,5%. Alguno como el BBVA llegó a decir que se podría crecer hasta el 2,7%. En aquel entonces en el IESE dijimos que el crecimiento en 2017 sería del 3%. La realidad es que a falta de los datos de este último trimestre del año, todo el mundo está de acuerdo en que vamos a crecer entre un 3,1% y un 3,3%. Una vez más en el IESE, como sucede cada año, hacemos mejores previsiones.

Ya comenté en el post de la semana pasada, que aunque es arriesgado todavía hacer previsiones para 2018 –las haremos mejores en marzo cuando ya dispongamos datos de todo el 2017- pensamos que la economía española crecerá al 3,2% a pesar del frenazo catalán. Las restantes instituciones auguran un crecimiento de entre el 2,7% y el 3%. Hablaremos dentro de un año. Hasta el jueves que viene, que prometo el post será menos técnico.

¿Cómo va la economía española?

diciembre 6, 2017 12 comentarios

crecimiento economicoPues bien, va francamente bien. Con cierta periodicidad hago previsiones sobre el crecimiento económico en España. Según mis proyecciones, en 2018 la economía española crecerá un 3%. Pero hay que hacer una salvedad. Para hacer esta previsión solo dispongo de datos hasta el tercer trimestre de este año 2017. Cuando salgan los datos de crecimiento económico del cuarto trimestre de año, quizá haya que revisar a la baja esta previsión debido al impasse que está sufriendo la economía en Catalunya por los acontecimientos políticos de octubre y principios de noviembre.

Mi tesis es que el impacto del frenazo catalán hará disminuir el crecimiento del PIB en España en solo dos décimas, es decir, que en 2018 creceremos el 2,8% en el conjunto de la economía española.

¿En qué baso esta última previsión? Pues supongamos que toda España crece el año que viene al 3%, salvo Catalunya que por todo lo que está pasando puede ver reducido su crecimiento al 1,5%. Pero la economía catalana es solo (y no es poco) un 20% del total de la española, por lo que esta reducción afectará al conjunto de España en una reducción de solo el 0,3%. Pero por otro lado parte de la actividad económica que deja de tener lugar en Catalunya puede trasladarse al resto de España, y esto puede suponer un aumento del crecimiento del 0,1%. Total, que España puede acabar creciendo en 2018 al 2,8% (3,0% – 0,3% + 0,1%)

Pero no es este el mejor momento para hacer estas previsiones. Estas previsiones hay que hacerlas en marzo cundo se disponga de los datos del crecimiento de España en todo este 2017. Ya revisaré mis previsiones dentro de 3 meses, que tendrán una mayor fiabilidad. La semana que viene hablaré de las previsiones que se hicieron a principios de este año sobre el crecimiento económico de 2017, de quien ha estado más acertado y quien menos. Hasta el jueves que viene.

A %d blogueros les gusta esto: