Archivo

Posts Tagged ‘Framing’

Abaratar el despido o dinamizar la economía

octubre 27, 2011 42 comentarios

CEOEVemos la realidad dentro de un marco de referencia, y ese marco de referencia condiciona e influye en las decisiones que tomamos. En un experimento en Estados Unidos, cuando informaban a los pacientes de un determinado cancer que si se operaban tenían un 68% de posibilidades de sobrevivir al primer año, muchos decidían operarse y otros muchos no. Cuando informaban de que si se operaban tenían un 32% de posibilidades de morir en el primer año, ninguno aceptaba operarse.

En clase hago un experimento. Les planteo la siguiente hipotética situación a los alumnos: teneis que compraros un ordenador que cuesta 1500 euros. Lo podeis comprar al lado de vuestra casa, pero si andais 20 minutos, hay otra tienda, que venden el mismo ordenador por 1490 euros. ¿Andais los 20 minutos o lo comprais al lado de vuestra casa?  La mayoría contesta que no merece la pena andar los 20 minutos. En la otra clase hago la misma pregunta pero con una calculadora que cuesta 30 euros en vez de un ordenador. Si andan 20 minutos encuentran el mismo modelo por 20 euros. En este caso todos deciden andar los 20 minutos.

En realidad a los dos grupos les estoy haciendo la misma pregunta: ¿Andaríais 20 minutos por ahorraros 10 euros?. Dependiendo del marco de referencia en el que se plantea la situación la contestación es una u otra.

Todo esto viene a cuenta de que la semana pasada la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) planteó para dinamizar la economía española abaratar el despido, indemnizando a los trabajadores despedidos 20 dias por año trabajado en lugar de los 45 días actuales. Todo el mundo, incluido el partido que quizá gane las próximas elecciones en España, se ha echado encima tachando la propuesta de insolidaridad con los trabajadores. Si en vez de hablar de abaratar el despido hubieran hablado de facilitar la contratación, todo el mundo hubiera estado de acuerdo. La misma medida económica si se plantea en unos terminos se hace inaceptable y si se plantea en otros parece muy razonable.

En definitiva, la misma realidad, dependiendo del marco de referencia en el que la planteamos, nos hacer tomar una decisión u otra. Es por esto, que debemos ver siempre las cosas desde distintos puntos de vista para tener una percepción más completa de la realidad.

No te olvides de contestar y difundir  la encuesta que planteé la semana pasada para intentar predecir los resultados de las próximas elecciones en España.

ENCUESTA

Gracias y hasta el jueves que viene.

Para salir de un hoyo lo mejor es dejar de cavar

Leía la semana pasada en la prensa: “La lluvia causa en un día más de 400 muertos en Rio de Janeiro”. Y a continuación “En 2010 el gobierno gastó 14 veces más en responder a desastres naturales que en prevenirlos”. Este es un ejemplo de un error muy habitual en la toma de decisiones:  para evitar perder algo tomamos frecuentemente decisiones que conllevan un alto riesgo de perder mucho más en el futuro. Pasa cuando se juega en el casino. Uno antes de irse a casa habiendo pérdido algo de dinero, se queda apostando más y al final… pierde hasta la camiseta. Hay quien aparca el coche en la calle en zona de peaje, y no compra el ticket pensando que quizá no pase la guardia urbana. Al final la multa es muy superior a lo que le habría costado el parking.

La razón de estos errores es que las pérdidas tienen un impacto subjetivo muy fuerte en nosotros, y antes de aceptarlas hacemos cualquier cosa por evitarlas. Suelen ser huidas hacia adelante que llevan a un precipicio peor. Invertir en prevenir una catátrofe es un gasto cuya necesidad no es evidente. Antes de incurrir en ese gasto preferimos pensar que no va a pasar nada y… al final llega lo peor.  Si no fuera obligatorio el seguro del coche, habría muchos más conductores que circularían sin seguro de los que actualmente hay (alguna vez he leido que un 10% de los coches van sin seguro. No sé si será cierto). Asegurar el coche es un gasto y quizá no sea necesario y…  Cuando las cosas empezaron a ir mal en Enron, en vez de aceptar la nueva situación, los máximos responsables decidieron manipular la contabilidad para que el precio de la acción siguiera subiendo y…

En las empresas hay proyectos en los que se ha invertido dinero y no están dando los resultados que se esperaban. En lugar de abandonarlos reconociendo la pérdida de la inversión, se sigue apostando por ellos  malgastando más dinero a la espera de unos resultados que nunca acaban de llegar. Decía Peter Drucker que para salir de un hoyo lo mejor es dejar de cavar. Pasa lo mismo cuando se invierte en bolsa. Si las acciones que hemos comprado bajan de precio, en vez de vender estas acciones (que ahora ya no nos gusta tener) las mantenemos e incluso compramos más. Frecuentemente esas acciones siguen bajando.

Este es un error demasiado frecuente, por lo que merece la pena tenerlo en cuenta para no caer en él. Hasta la semana que viene. Podeis seguir enviando vuestras propuestas y comentarios al debate que propuse la semana pasada.

Pero ¿necesita España rescate o no?

diciembre 16, 2010 25 comentarios

En el mensaje que publiqué hace dos semanas estaba candente el tema de si España iba a necesitar ser rescatada o no. Los comentarios a ese mensaje sugieren un debate, que propondré a la vuelta de vacaciones. En los últimos diez días ya practicamente no se habla de esto. Wikileaks y el caos en los aeropuertos españoles han tomado el protagonismo. Los próximos días el tema candente será otro distinto.

Este hecho me permite hablar hoy de un error que a veces cometemos cuando tomamos decisiones. Muchas veces damos un peso excesivo a la información más reciente o la información que es más fácil de recordar. Si tenemos noticias de dos personas que han fallecido de cancer de pulmón, tendemos a pensar que el cancer de pulmón es incurable. Si los titulares de los periódicos informan de un accidente aereo con 100 fallecidos, la semana siguiente se viaja menos en avión. En Florida hace unos años un tiburón mordió a un bañista y ese verano disminuyó el turismo en esas playas.

La situación financiera y económica de España no ha cambiado en 15 dias, sin embargo hace dos semanas estábamos preocupados por si íbamos a ser rescatados, y ahora ya ni se habla del tema. Cuando tomamos decisiones no debemos dejarnos arrastrar por las últimas impresiones o por hechos impactantes. Nos podrían hacer ver la realidad de modo muy sesgado y esto siempre dificulta la buena toma de decisiones. La semana que viene felicitaré la navidad.

Se disparan las ventas de coches

Aparece en la prensa esta semana que en marzo se han disparado las ventas de coches. En concreto, las matriculaciones han aumentado un 63% con respecto a marzo del año pasado. Este dato puede hacernos pensar que las cosas empiezan a funcionar. Pero este dato admite otra lectura: que grave era la situación en marzo del año pasado, que mínimas fueron las ventas de coches ese mes. Todos los datos admiten distintas lecturas. La realidad es la que es, pero las cosas se ven del color del cristal con que se miran.

Dependiendo de cómo planteemos una situación la veremos de un modo o de otro. Si se nos informa que operándonos tenemos un 90% de posibilidaddes de sobrevivir más de un año de vida y si no nos operamos llevaremos una vida de baja calidad, seguramente optaremos por operarnos. Si la información se nos presenta diciendonos que si nos operamos tenemos un riesgo del 10% de que no sobrevivamos má de un año, nos lo pensaremos dos veces.

El modo como enmarcamos la realidad determina en parte cómo la percibimos y esto condiciona las decisiones que tomamos. Una misma botella la podemos ver medio llena o medio vacía. En muchas ocasiones pequeñas frases condicionan nuestra visión de la realidad y por tanto las decisiones que tomamos. Si se informa que con el plan A las ventas podrán aumentar un 20% nuestra reacción será distinta a si se nos informa que con el plan A las ventas solo se incrementarán un 20%. Esto es lo que ha pasado con la notica del incremento en las ventas de coches.

De todas formas, bienvenida sea la recuperación y por algo se empieza. El director del IESE nos anima a que tengamos una visión positiva de la situación. Yo estoy totalmente de acuerdo.

A %d blogueros les gusta esto: