Archivo

Posts Tagged ‘contratacion de personas’

Una decisión importante

contratacionesVoy a hablar hoy de lo que a mi juicio es una de las decisiones más importantes que debe tomar un directivo: qué personas contratar. Son los empleados los que contribuyen a que la empresa sea más o menos eficaz, atractiva y tenga un alto o bajo grado de unidadEs por tanto la profesionalidad de los empleados y directivos  lo que determina la calidad de una organizaciónTres cosas hay que tener en cuenta a la hora de una contratación:

1. La persona a contratar, para que contribuya a la eficacia de la compañía, ha de tener un mínimo necesario de competencia técnica para desempeñar su trabajo: un piloto debe saber pilotar aviones y un cocinero cocinar. Pero digo un mínimo necesario de competencia técnica, porque la formación profesional  la recibimos las personas principalmente en nuestro puesto de trabajo.

2. La segunda cosa en la que hay que fijarse es en el interés del candidato por aprender y formarse profesionalmente. Esto hará que tengamos gente cada vez más competente y la empresa pueda estar al día y desarrollar su competencia distintiva.

3. Finalmente la persona a contratar debe tener capacidad de captar que en tu empresa se tiene en cuenta el impacto que tienen las decisiones  en los demás. Aunque esta persona inicialmente no tenga en cuenta este impacto, si es capaz de percatarse que en tu empresa eso es algo importante y es capaz de empezar a pensar en como afecta a los demás las decisiones que uno toma, este empleado contribuirá a la unidad de la empresa.

Ser capaz de captar estos matices a la hora de contratar no es fácil. Por eso la contratación de personas requiere mucha profesionalidad. Los métodos habituales en las empresas se limitan a comprobar la competencia técnica de los candidatos y con frecuencia se dejan lo más importante, la capacidad de prestar atención a los demás.

Nada más. Hasta el jueves que viene. Os dejo un video en el que una investigadora del IESE comenta el informe sobre la competitividad de la economía española. Que el video no os haga olvidar el tuitear y compartir el mensaje.

Recruiting (II)

Decía en mensajes anteriores que la contratación de empleados es, a mi juicio, una de las tareas más importantes del directivo. Y daba dos condiciones que yo buscaría en un empleado a la hora de contratarlo. Una de ellas era que el empleado tuviera capacidad de tener en cuenta el impacto de sus decisiones en los demás. Para que esta segunda condición tenga sentido, la finalidad de la empresa debe ser ofrecer un producto o servicio que satisfaga una necesidad real de los clientes. Si la finalidad de la empresa es maximizar los beneficios los directivos no prestarán atención al entusiasmo real que puedan poner los empleados en su trabajo.

En una situación así, un empleado que sí quiera tener en cuenta el impacto de sus decisiones en los demás no hará más que frustrarse en esta compañía. Verá que solo se le valora en la medida que aporta beneficios a la empresa. Verá que los esfuerzos por facilitar el trabajo a los demás, o por servir del mejor modo posible a un cliente no son valorados por la empresa. Este empleado acabará marchándose de la compañía si tiene oportunidades, y si no las tiene, pues se aguantará y continuará. Y este es el drama de muchas compañías cuya finalidad es maximizar beneficios. Están pobladas de gente que trabaja allí porque no pueden marcharse. Esta es una razón de la mediocridad de estas empresas.

Una empresa en la que sus empleados tienen buenas oportunidades en otras compañías y sin embargo quieren continuar trabajando en la empresa, es una organización muy sólida y sin límites. Si sus empleados trabajan en su empresa porque no tienen otro remedio, su empresa tiene serios problemas, patentes o latentes. Feliz mes de agosto. Seguiré fiel cada jueves a mis blog-lectores.

A %d blogueros les gusta esto: