Archivo

Posts Tagged ‘Decisiones operativas’

Mas sobre gestión de riesgos

decisiones estrategicasHablaba hace unas semanas de que había tres tipos de riesgos a los que se enfrentan las empresas y particulares: los riesgos evitables, los estratégicos y los externos. Voy a centrarme esta semana en los riesgos evitables. Son los riesgos en los que se incurre por hacer las cosas mal. Hacer las cosas mal deliberadamente o por imprevisión.

En el año 2010 British Petroleum (BP) provocó un vertido de más de cuatro millones de barriles de petróleo en el golfo de Méjico en un accidente en el que murieron 11 trabajadores y que causó un daño medioambiental de gigantescas dimensiones.  El asunto supuso para BP todo tipo de sanciones además de unas indemnizaciones a los distintos afectados de varios billones de dólares.

¿Se pudo haber evitado el accidente? Pues sí. Días antes del percance aparecían bolsas de gas en lugares dónde no debían aparecer. Diversas junturas de los pozos estaban selladas defectuosamente. Había indicadores que alertaban de que las cosas no iban todo lo bien que debían. Y la compañía no hizo nada. ¿Por qué? pues habrá muchas razones, pero un hecho es que el alquiler de la plataforma petrolífera costaba medio millón de dólares cada día, y la perforación de los pozos llevaba ya cuarenta y tres días de retraso. Había que ir a toda velocidad. A tan velocidad fueron que no prestaron atención a los múltiples indicios de problemas. Lo mismo que pasó en el accidente del Titanic.

¿Cómo se pueden evitar este tipo de riesgos? Primero hay que decir que nunca se podrán evitar todos los riesgos por muy evitables que estos sean. Pero sí que se pueden dar unas pautas para intentar minimizarlos. Primero establecer indicadores críticos de riesgos. Esto significa tener identificadas las cosas que pueden ir mal en un proyecto y tener unos indicadores que levantan la voz de alarma cuando estos riesgos se pueden materializar. Alguien dirá que no todo se puede prever. Cierto, pero ahora estamos tratando precisamente de esos riesgos que si son evitables si se hicieran las cosas bien.

Segundo, establecer y comunicar de modo muy clara unas fronteras que no se pueden traspasar. Es lo que ahora se están llamando líneas rojas. Son acciones que bajo ningún concepto son admisibles. Y no lo son porque ponen en riesgo a la compañía. Van desde criterios de seguridad en el trabajo hasta actuaciones que vulneran derechos de terceros. Se puede hacer de todo, pero hay líneas rojas que no se pueden traspasar.

Piensa en tu compañía qué medidas de este tipo se deben tomar para evitar riesgos que sean evitables. Te ahorrarás desagradables sorpresas. Hasta el jueves que viene.

Toma de decisiones estratégicas

Estrategia y Michael PorterCorresponde a la alta dirección de una empresa fijar la estrategia y tomar las decisiones necesarias para llevarla a cabo. De esto no hay ninguna duda. Pero esta actividad directiva nos permite también distinguir entre los directivos competentes y aquellos que usan el puesto que tienen en la empresa para poco más que lucimiento personal.

Si bien es cierto que la alta dirección debe tomar las decisiones estratégicas, no es menos cierto que los buenos directivos tienen que preocuparse también del día a día de su empresa. Tienen que estar enterados de lo que está pasando.

El directivo que no está al tanto de la operativa diaria de su empresa corre el peligro de establecer una estrategia muy bien pensada, pero que luego sea casi imposible de llevar a la práctica porque los intereses, motivaciones y capacidades de su gente, que son los que han de implantar esa estrategia, pueden estar muy poco alineados con lo que pretende el directivo.

Desde que empecé a trabajar en el IESE, hace ya 26 años, siempre oí que es mejor una buena implantación de una estrategia, aunque esta no sea la mejor posible, que una mala implantación de la mejor posible estrategia. Consejo por tanto para la alta dirección de las empresas: preocúpate tanto de las decisiones operativas como de las decisiones estratégicas. Un directivo que no conoce bien el día a día de la empresa no puede ser un buen directivo. Los directivos mediocres se escudan en que su puesto de alta dirección les exige estar solo pendiente de las decisiones importantes. En el fondo utilizan este argumento para enmascarar su incompetencia.

Hasta el jueves que viene

Decisiones Estratégicas y Decisiones Operativas

octubre 14, 2010 94 comentarios

Decisiones estratégicas en una compañía son aquellas que comprometen una cantidad sustancial de recursos, generan y orientan una cascada de posteriores decisiones. Son complejas, es difícil estructurarlas. No son rutinarias, en cuanto que se toman muy de cuando en cuando, pero que determinan el futuro de la compañía a medio y largo plazo. Las decisiones estratégicas son normalmente responsabilidad de la alta dirección, y se suelen tomar después de haberse estudiado concienzudamente. Por el contrario, decisiones operativas son las que se toman de modo habitual en la compañía, son más rutinarias, son responsabilidad de los mandos intermedios, y rara vez una decisión operativa compromete el futuro de la compañía.

Son por estas razones por las que la dirección general presta más atención a las decisiones estratégicas que a las operativas. Sin embargo, si bien es cierto que cada decisión operativa aisladamente no es de gran importancia, es el conjunto de todas estas decisiones las que muchas veces tiene un impacto mayor que otras decisiones importantes. Una compañía debe preocuparse tanto de definir su estrategia como de ponerla en práctica a través de múltiples pequeñas decisiones. Por lo que la dirección general debe preocuparse de los dos tipos de decisiones.

Conocer la operativa diaria de su compañía es sintoma de calidad directiva. Le permite a un directivo saber las dificultades con las que se encuentra su gente en el día a día. Transmite la seguridad entre su gente de que cuando la dirección toma decisiones tiene en cuenta las posibles dificultades para poder implantarlas. Por el contrario, el directivo que desconoce el dia a día operativo de su empresa, no se entera de lo que está pasando. No transmite confianza en su gente. Es muy ineficaz.

A %d blogueros les gusta esto: