Archivo

Posts Tagged ‘Ministra de Economía’

No hay más ciego que…

septiembre 19, 2019 10 comentarios

crecimientoEn marzo de 2008, en plena campaña electoral para dirimir quien gobernaría España hubo un debate entre los que iban a ser ministros de economía en función de quien ganara esas elecciones: Manuel Pizarro, aspirante, y el entonces ministro Pedro Solbes. Pizarro aseguraba que venía una crisis muy potente y Solbes la negaba.

Por aquel entonces, ya había explotado el asunto de las hipotecas basura en Estados Unidos, en España los precios de los pisos llevaban 10 meses bajando, la economía se desaceleraba a pasos agigantados y lo único que faltaba era que estallara Lehman Brothers. Pues nada, el entonces ministro aseguraba que no pasaba nada.

Hace 15 días leí un titular en el que decía que los responsables económicos del gobierno de España aseguraban que la economía española está creciendo sólidamente. No hay más ciego que el que no quiere ver.

Los datos económicos indican una clara desaceleración. La única duda es si será una simple desaceleración o será una crisis más profunda. Quizá otra vez los responsables económicos del gobierno de España sean los últimos que se enteren. Quizá acaben enterándose por el telediario.

Esperemos que la desaceleración sea suave y que la sangre no llegue al río. Lo más importante es la creación de empleo. Que todos podamos trabajar. Hasta el jueves que viene.

Elena Salgado, Nuestra Ministra de Economía

En una entrevista del mes pasado en el diario Expansión, a nuestra ministra de economía (nuestra, de España) Elena Salgado, ésta afirmaba “No creíamos que la crisis fuera tan larga y profunda”. Esta afirmación muestra un típico error de los directivos y en general de las personas. Viola dos principios elementales de la toma de decisiones (ver nuestro libro “Iceberg a la vista“). Uno es “No te autoengañes, es muy fácil hacerlo”, y el segundo es “Reconoce la incertidumbre y gestiónala”.

Primer principio: no te autoengañes. A nadie le gustan las situaciones desagradables, por lo que preferimos no considerarlas y no tenerlas en cuenta.  Una crisis larga y profunda, es una situación incómoda y desagradable. Y más para un ministro de economía, por lo que lo más cómodo es suponer que las cosas no van a ser así. Autoengañarse.

Segundo principio: reconoce la incertidumbre. La incertidumbre nos pone nerviosos. Estamos más cómodos cuando tenemos las cosas bajo control. Preferimos vivir con una falsa sensación de seguridad. El problema es ese, que es falsa, y luego viene la tozuda realidad y se impone. Es mejor reconocer diferentes posibles escenarios y hacer planes contingentes para cada cosa que pueda pasar. Así cuando las cosas pasan no nos pillan desprevenidos. Es más cómodo pensar que una crisis va a ser corta y suave. Pero un buen directivo también contemplar que puede ser larga y profunda, hay que reconocer distintos posibles futuros,

Conocer la realidad es algo fundamental para decidir bien, y la realidad futura es en muchos casos incierta. Piensa si esto lo estás teniendo en cuenta en tu acción directiva. Mejorarán tus decisiones.

A %d blogueros les gusta esto: