Archivo

Posts Tagged ‘RRHH’

Sistemas de remuneración

sistema de remuneracionDurante mucho tiempo los empleados de las empresas cobraban un salario por el trabajo que realizaban. Los que mostraban mayor capacidad eran promovidos y así quien más quien menos llegaba a ocupar el puesto que le correspondía en la empresa en la que trabajaba.

Hace unas tres décadas apróximadamente, los teóricos del “management” generaron la genial idea de remunerar a los empleados en función del cumplimiento de unos objetivos establecidos de antemano. Y aquí vino el gran lío y el creciente estrés en los lugares de trabajo. La gente en vez de esforzarse por hacer un hacer un trabajo del que sentirse satisfecho y mediante el cual se ganaba la vida, empezó a competir contra sí mismo y contra sus colegas. Realizar un buen trabajo dejó de ser la razón trabajar de muchos empleados y cumplir una serie de objetivos, muchos de los cuáles no dependían de uno mismo, pasó a ser el centro de la atención.

Esta idea se propagó rápida e indiscriminadamente entre las empresas. Ni que decir tiene lo ineficaz de esta práctica, cuando el centro del trabajo deja de ser el mismo trabajo y su lugar lo ocupa el cumplimiento de unos objetivos. La vida del empleado se ha complicado y se le ha distraido de su principal función: realizar un buen trabajo.

Empresario y directivo: antes de implantar una innovación en tu empresa, piénsatelo dos veces. Y si la principal razón para implantarla es que los demás también lo hacen, entonces es casi seguro una mala innovación.  Ten personalidad y haz los cambios porque sea conveniente hacerlos, no porque “todos lo hacen” y ojo con los gurús que dan consejos sin que se jueguen con su consejo ni su dinero ni su puesto de trabajo ni su empresa (que, por cierto, este es mi caso con el consejo que te estoy dando).

Hasta el jueves que viene. La semana que viene sacaremos el Índice IESE de Incertidumbre Económica correspondiente al mes de junio. Parece que se ve el inicio de la recuperación. Ya lo dijimos el mes pasado.

Imaginación al poder

El sábado pasado leí que Google sigue pagando el sueldo durante 10 años a las familias de los empleados que fallecen. Además los hijos de estos empleados tienen un cheque de mil dólares cada mes hasta que cumplen 19 años, o si estudian en la universidad hasta que cumplen los 23. Imaginación al poder. ¿Cómo se sentirán los empleados de Google? ¿Preferirán trabajar en otras compañías? A mi me parecen prácticas empresariales que facilitan que el empleado se sienta orgulloso de trabajar en la empresa.

Alguien se podrá llevar las manos a la cabeza y decir que eso es un despilfarro. Que al empleado ya se le paga un sueldo y que la empresa no está para hacer regalos. Totalmente de acuerdo en que la empresa no está para hacer regalos. Pero esto no es un despilfarro. Conozco empresas excelentes, de las que ya he hablado en este blog alguna vez cuyos empleados son 4 veces más productivos que la media de su sector. Es decir que hacen el mismo trabajo con la cuarta parte de los empleados. ¿Por qué será? Un empleado que va cada día ilusionado al trabajo es un empleado que trabaja mucho mejor.

Una vez leí, no sé si será cierto, que Mercadona envía a sus empleadas embarazadas a casa 3 meses antes de dar a luz, y que por supuesto después tienen las 16 semanas de baja por maternidad. No sé si será cierto, pero seguro que alguien que trabaja en esa empresa los podrá confirmar o desmentir. En cualquier caso son prácticas que hacen de la empresa un lugar muy humano en el que trabajar. Humanicemos el mundo empresarial (lo cual no significa que no se exija profesionalidad a los empleados). Todo esto está en la línea de lo que hizo el CEO de Lenovo del que hablé hace dos semanas.

Los directivos tenéis muchas posibilidades de crear entornos de trabajo muy estimulantes. Imaginación al poder. Si eres el alto directivo de una gran compañía puedes crear políticas para toda tu compañía, y si eres jefe de un pequeño departamento puedes convertir el trabajo de las pocas personas que diriges en un lugar muy atractivo o en un lugar para salir en cuanto suenen las 5 de la tarde.

Dentro de unos días termino las vacaciones y afronto con mucha ilusión el curso que viene. Más adelante os pediré ideas para una conferencia que tengo que dar. Hasta el jueves que viene.

Prejubilaciones

bancosEl viernes pasado un conocido que trabaja en una entidad bancaria que iba a fusionarse con otra me comentó: “estamos de suerte, la plantilla de mi caja es más joven que la del banco que nos va a adquirir, así que prejubilarán a los suyos y nosotros sobreviviremos”. Esto me ha recordado con tristeza el comentario de otro buen amigo sobre la empresa en la que trabaja. Me decía (era una empresa que yo conocía bastante): “Miguel Angel, ¿cuántos empleados conoces en mi empresa que tengan más de 55 años?”.

Muchas empresas cortoplacistas tienen la mala costumbre de prejubilar a sus empleados. Me parece que es un grave error por muchas razones. ¿Con qué entusiasmo van a trabajar los empleados de esas empresas si saben que llegará el día en que serán sustituidos por jóvenes inexpertos, eso sí con muchos títulos?. Cuánta experiencia acumulada y cuanto saber hacer se tira por la ventana cuando se sustituye a un senior por un recién llegado. Qué ambiente hay en una empresa cuando planea la sombra de la prejubilación sobre empleados que han dedicado años y esfuerzos.

La solidez profesional no la dan los títulos ni la juventud. La dan los años de experiencia, el trabajo constante y el compromiso con una organización. Qué sensación de objeto usable debe tener una persona que se sabe posible prejubilado. Qué cortoplacista visión la de los que sustituyen años de experiencia por jóvenes inexpertos.

Una empresa debe tener una plantilla compuesta por diversos estratos de empleados. La savia nueva de los jóvenes debe estar balanceada con seniors que aportan experiencia, buen hacer y mantienen la cultura de la empresa. Asimismo, el respeto de los jóvenes hacia sus mayores debe estar debe ser correspondido por un esfuerzo por parte de los seniors de poner su experiencia al servicio de la formación de los más jóvenes. Aunque sea hablar de una experiencia personal, no me resisto a decir que el mayor atractivo que tiene ahora mi trabajo profesional es utilizar mi experiencia de 31 años como docente para formar profesores jóvenes y ayudarles en esta apasionante carrera profesional. No le puede ir bien a la banca cuando se deshace de su mayor fuente de talento.

Hasta el jueves que viene y recordar que el 12 de abril a las 19.00 tenemos una reunión presencial en el IESE en Barcelona. Inscribiros aquí los que no lo hayáis hecho todavía y queráis asistir.

A %d blogueros les gusta esto: