Archivo

Posts Tagged ‘salud’

Confinamiento

confinamientoEn los atentados terrorista del 11 de septiembre en Nueva York murieron casi 3.000 personas. Fruto de ese atentado mucha gente le cogió miedo a volar y se empezó a utilizar más el automóvil en detrimento del avión. Consecuencia, los meses siguientes al atentado, el número de víctimas mortales en accidentes de coche excedió al número habitual de víctimas en mucho más de 3.000.

A este hecho no se le presta atención, porque estos últimos fueron de uno en uno y los fallecidos en el atentado fueron todos de golpe. Además, dado un fallecido en accidente de coche después del 11 de septiembre, no se sabe si fue fruto del miedo a volar, o si habría sido un fallecido de los que son habituales cada mes.

¿A qué viene todo esto, y qué tiene que ver con el confinamiento? Pues muy sencillo. Para erradicar la propagación del virus actual, el gobierno de España está imponiendo unas severas medidas de aislamiento a la población. Todo esto con el loable objetivo de preservar nuestra salud. Lo cual está muy bien. Pero además de preservar nuestra salud, simultáneamente nuestra economía se está hundiendo. Fruto de lo cual está habiendo mucho desempleo y mucho más que habrá, lo cual ira en contra del bienestar y la salud mental, y quien sabe si física, de mucha gente. Se elevará la tasa de suicidios, etc.

Es decir, que una de las consecuencias, ni querida ni buscada, de intentar prevenir la salud de los ciudadanos va a ser un deterioro de la salud de los ciudadanos. Como ya dijo el presidente de una de las comunidades autónomas de España, ojo no sea que intentando matar al virus muramos nosotros también en el intento.

No soy profesional de la salud y no sé si hay que confinar tal cómo se está haciendo, si hay que confinar más o si hay que confinar menos. No lo sé. Lo que si quiero apuntar es que ojo que el excesivo confinamiento de los ciudadanos puede ir en detrimento de la propia salud.

Por favor que después de este mensaje que nadie me tache de poner por delante los asuntos económicos sobre los de salud. Cualquiera que me haya leído lo suficientemente sabrá que no pienso así. Solo estoy poniendo sobre la mesa alguna posible consecuencia para la salud de un excesivo confinamiento, además de declararme incompetente para hacer un juicio sobre este asunto. Solo lo pongo encima de la mesa para reflexionar. Si este mensaje te enfada, aun así, por el bien físico y mental tuyo y de tu familia, te deseo que no pierdas tu empleo. Hasta el jueves que viene.

Pronóstico

previsiones económicasMuchos estudios se están haciendo sobre el impacto de la situación actual en el crecimiento económico. Yo tengo un modelo que desde hace muchos años predice, con cierto éxito, el crecimiento del PIB en España. Ese modelo no se puede utilizar ahora porque la situación actual no tiene absolutamente nada que ver con ninguna situación pasada y por tanto el modelo no sabe a qué atenerse.

Eso me pasa a mí y le pasa a todo el mundo que pretende hacer ahora este tipo de previsiones. Hay mucha incertidumbre, la situación es muy nueva y cualquier pronóstico que se haga no hay que darle mucha credibilidad. Nadie sabe nada.

Dicho lo dicho, me atrevo a hacer mis previsiones sin otorgarles, ya digo, mucha credibilidad. Supongamos que el primer mes de la movida, la actividad se reduce a un 60%, del 15 de marzo a 15 de abril. Supongamos que el siguiente mes, la actividad se reduce ya solo al 80%, y los dos siguientes meses, tenemos una actividad del 90%. Todo esto implica que durante un tercio del año (cuatro meses) la actividad promedio será del 80%. Una reducción del 20% durante un tercio del año, arroja una caída anual aproximada del 7%

Seguramente pasados estos cuatro meses habrá un efecto rebote, y cosas que no se hayan podido hacer en ese tiempo se recuperarán entonces. Pero también es cierto que muchas empresas habrán quebrado, habrá ido mucha gente al paro y eso anulará (más o quizá menos, nadie lo sabe) ese efecto rebote.

Como este año íbamos a crecer un 1,5% aproximadamente, si a este crecimiento le quitamos el 7% antes calculado, nos quedamos con una previsión de caída del PIB para 2020 de aproximadamente un 6%. Pero vamos, ya he dicho, que al final todo puede ser muy distinto a lo pronosticado ya que hay mucha incertidumbre, y las suposiciones hechas para este cálculo son muy discutibles. Podríamos caer perfectamente solo el 2 o 3%, como que fuera el 8 o el 10%. De todas maneras, si hay variaciones a esta previsión creo que serán más hacia una mayor disminución del PIB que a una menor disminución. Pues el posible efecto rebote será posiblemente menor que el frenazo de actividad fruto de lo que está pasando ahora.

Alguien, algún sesudo científico, dirá que mi metodología expuesta es muy burda. Cierto, Pero para qué utilizar modelos econométricos complejos, si para elaborarlos también hay que hacer suposiciones muy discutibles. Las cosas cuantos más sencillas mejor.

Dicho todo lo que he dicho, también he de afirmar que el principal problema no es cuánto va a bajar o dejar de bajar el PIB, sino el sufrimiento de muchas personas y familias que se van a quedar sin trabajo. Eso, junto con la salud son los verdaderos dramas. Ánimo e imaginación para volver a poner esto en marcha, como en la foto del mensaje de hoy.

A %d blogueros les gusta esto: