Archivo

Posts Tagged ‘Zara’

Crecimiento empresarial

fracasoLeí hace unos días en un diario económico que una cadena inglesa de tiendas de ropa con presencia en un montón de países iba a abrir este año, un total de 425, más que tres de sus principales competidores juntos, entre los que se encuentra Inditex, la matriz de Zara.

Parece que la empresa va viento en popa, pero a mí un crecimiento de ese calibre me produce escalofríos. Si sus competidores, que también son emporios potentes van a ser mucho más moderados ¿Qué es lo que ve esta empresa, que no ven los demás que le hace proyectar semejantes planes de expansión? ¿No leeremos dentro de unos años que la empresa cierra un montón de tiendas en todo el mundo por falta de rentabilidad y por muchas razones más? 

Hay que tener mucho cuidado con el crecimiento de las empresas. Pueden morir de éxito como ya advirtió Felipe Gonzalez al PSOE a finales de los años 80. Primero tiene que haber demanda suficiente que justifique ese crecimiento. Segundo tiene que haber capacidad directiva para que todas esas aperturas en países muy diversos asuman la estrategia, cultura y modos de hacer de la empresa.

Muchas fusiones y adquisiciones de empresas se hacen en aras al crecimiento para ver al cabo de unos años el fracaso de esas operaciones. Un crecimiento desmesurado lleva al fracaso. Cuando un maratón se empieza demasiado deprisa no se suele acabar. Hay que reservar fuerzas y no estar exhausto a mitad de camino. Hasta el jueves que viene.

Amancio Ortega e Inditex

noviembre 8, 2012 46 comentarios

Apareció la semana pasada la noticia de que Amancio Ortega, fundador de Zara e Inditex, había donado 20 millones de euros a Cáritas. Hace tiempo pensé en escribir un mensaje sobre qué podían hacer personas que habían ganado mucho dinero. Mi sugerencia iba a ser en está linea: podían dar una parte de su dinero para causas que merecieran la pena y que les hiciera sentirse satisfechos.

No escribí ese mensaje en su día porque pensé que quien era yo para dar consejos a personas de tal talla. Personas que con su esfuerzo, dedicación y capacidad habían conseguido unos logros dignos de admiración. Pero ya que ha salido la noticia de esta importante donación, me dispongo a comentarla. Una persona que ha ganado mucho dinero puede hacer con él lo que quiera, que para eso es suyo. Esto no quita que se puedan hacer reflexiones sobre cómo hacer el mejor uso del dinero ganado. Uno puede acumularlo para disfrutar de su riqueza. Pero esta alternativa esta limitada por nuestra capacidad de consumir y de disfrutar, la cual es bastante limitada. Dedicar el dinero que nos puede sobrar a causas útiles tiene la ventaja de que, además de posibilitar que se resuelva una necesidad, nos permite sentir la satisfacción de haber colaborado en resolver esa nacesidad.

Lo anterior sirve tanto para los magnates de grandes fortunas como para todas aquellas personas que tienen una situación económica relativamente acomodada. Uno puede usar su dinero para disfrute propio y de su familia, o uno puede pensar también en necesidades ajenas. La satisfacción de haber podido resolver una necesidad de alguien suele ser muy superior a la de disfrutar de más bienes materiales. Claro que para ser capaz de experimentar esa satisfacción uno tiene que tener un poco de sensibilidad (no demasiada). Sensibilidad que no tienen los que viven una vida reducida al ámbito económico.

Conclusión del mensaje de esta semana es que tenemos una responsabilidad sobre el uso que hacemos de los bienes que tenemos. Son nuestros efectivamente, pero el uso que hagamos de ellos influye en qué tipo de personas somos.

Gracias a todos los que me dísteis ideas durante la semana pasada para la conferencia que tengo que dar. Podeis seguir dándolas. Os recuerdo que el lunes 26 de noviembre tenemos una reunión presencial de los lectores de este blog en el IESE en Barcelona. Será a las 19.00 en el campus sur. Los que querais asistir podeis inscribiros enviando un mail aquí:

inscripción


Al final del mensaje de la semana pasada expliqué qué podíamos hacer en esa reunión. Hasta el jueves que viene.

¿Crecer o engordar?

septiembre 27, 2012 13 comentarios

crecer o engordarHe leído en los medios la frase “El crecimiento es un mecanismo de supervivencia; si no hay crecimiento, una compañía se muere” atribuida a Amancio Ortega. Tengo mucho respeto por este fundador y presidente de Zara e Inditex y de él y de sus prácticas he aprendido mucho, pero no estoy de acuerdo con esta afirmación.

Sé de muchas empresas que han acabado en quebrando precisamente por problemas de crecimiento. El mismo Felipe González ante unas elecciones generales en España en los años 90 advirtió “Ojo, no vayamos a morir de éxito”.

Con el crecimiento hay que tener mucho cuidado y hay que saber distinguirlo del engorde. A veces sucede que en tiempos de bonanza, una empresa consigue aumentar sus ventas considerablemente, pero los problemas vienen por las dificultades organizativas y de dirección que supone este nuevo volumen de actividad. También pasa que ante la creciente demanda, se hagan grandes inversiones en personas y en activos físicos. Al cabo del tiempo, viene una desaceleración de la economía y la empresa se encuentra sobredimensionada y con unos desorbitados gastos fijos.

Si por una oportunidad que se presenta en el mercado se intenta crecer más de lo que la empresa puede crecer, a corto plazo se consiguen beneficios extras, pero a medio plazo se deteriora la empresa: se disparan los gastos y se deteriora la calidad del  producto. La empresa pierde ante la competencia y suelen surgir problemas financieros y de liquidez. Generalmente la capacidad directiva y organizativa de la empresa no crece a ese mismo ritmo. Problemas. La empresa había engordado.

No es esto lo que le ha sucedido a Amancio Ortega, que ha sabido adaptar su grupo empresarial a la medida que iba creciendo el volumen de negocio.

Os dejo un video donde dos economistas profesores del IESE hablan de la situación económica actual. Antonio Argandoña opina que posiblemente en 2013 se produzca una recuperación económica. Hasta el jueves que viene.

Ryanair

Hay compañías que son de una gran calidad y que tienen éxito duradero. Ya he hablado en mensajes anteriores de Southwest Airlines, Mercadona, Zara, etc. Cuando llega a ser de dominio público este éxito, sus estrategias se ponen de moda y muchas empresas se disponen a imitarlas. Muchas veces esto lleva a un total fracaso.

¿Por qué? Pues porque tratan de imitar la estrategia de estas empresas, y si bien el tener una buena estrategia es una de las patas de su éxito, la estrategia por sí sola es insuficiente. El éxito viene de la combinación de una buena estrategia y una buena implantación de esta estrategia. Y es en la implantación donde suelen fallar los imitadores. Una estrategia es como un cadáver. A ese cadáver hay que darle vida y la vida es la acción diaria de todos los empleados y directivos de la empresa por sacar adelante la empresa.

Los imitadores lo que suelen copiar es un cadáver al que le falta vida. De ahí mi interés de mostrar en algunos mensajes de este verano unas buenas prácticas directivas que hacen que una buena estrategia sea bien implantada, y por eso las últimas semanas expuse los ejemplos de los directivos de Lenovo y de Google.

Cuando en clase doy el caso de Southwest Airlines, al final me vienen algunos alumnos y me dicen que Ryanair tiene la misma estrategia que Southwest y que por eso les va también. Yo, como no conozco bien a Ryanair, solía contestar que no lo sabía, pero que si era solo la estrategia no era suficiente. Las noticias que hemos conocido esta última semana sobre las prácticas directivas de la compañía, me hacen pensar lo que ya sospechaba antes: que no es una empresa de tan alta calidad. Y si no tiempo al tiempo. Veremos cómo es el futuro de esta compañía.

Hasta el jueves que viene.

Imaginación al poder

El sábado pasado leí que Google sigue pagando el sueldo durante 10 años a las familias de los empleados que fallecen. Además los hijos de estos empleados tienen un cheque de mil dólares cada mes hasta que cumplen 19 años, o si estudian en la universidad hasta que cumplen los 23. Imaginación al poder. ¿Cómo se sentirán los empleados de Google? ¿Preferirán trabajar en otras compañías? A mi me parecen prácticas empresariales que facilitan que el empleado se sienta orgulloso de trabajar en la empresa.

Alguien se podrá llevar las manos a la cabeza y decir que eso es un despilfarro. Que al empleado ya se le paga un sueldo y que la empresa no está para hacer regalos. Totalmente de acuerdo en que la empresa no está para hacer regalos. Pero esto no es un despilfarro. Conozco empresas excelentes, de las que ya he hablado en este blog alguna vez cuyos empleados son 4 veces más productivos que la media de su sector. Es decir que hacen el mismo trabajo con la cuarta parte de los empleados. ¿Por qué será? Un empleado que va cada día ilusionado al trabajo es un empleado que trabaja mucho mejor.

Una vez leí, no sé si será cierto, que Mercadona envía a sus empleadas embarazadas a casa 3 meses antes de dar a luz, y que por supuesto después tienen las 16 semanas de baja por maternidad. No sé si será cierto, pero seguro que alguien que trabaja en esa empresa los podrá confirmar o desmentir. En cualquier caso son prácticas que hacen de la empresa un lugar muy humano en el que trabajar. Humanicemos el mundo empresarial (lo cual no significa que no se exija profesionalidad a los empleados). Todo esto está en la línea de lo que hizo el CEO de Lenovo del que hablé hace dos semanas.

Los directivos tenéis muchas posibilidades de crear entornos de trabajo muy estimulantes. Imaginación al poder. Si eres el alto directivo de una gran compañía puedes crear políticas para toda tu compañía, y si eres jefe de un pequeño departamento puedes convertir el trabajo de las pocas personas que diriges en un lugar muy atractivo o en un lugar para salir en cuanto suenen las 5 de la tarde.

Dentro de unos días termino las vacaciones y afronto con mucha ilusión el curso que viene. Más adelante os pediré ideas para una conferencia que tengo que dar. Hasta el jueves que viene.

Estrategia empresarial y eficacia

septiembre 15, 2011 29 comentarios

Estrategias efcicacesDecía la semana pasada que las tres dimensiones que hay que evaluar para diagnosticar la calidad de una organización eran la eficacia, la atractividad y la unidad. Hoy me voy a centrar en la eficacia. Una organización es eficaz si consigue los objetivos que se propone. Un hospital es eficaz si consigue curar. Un colegio es eficaz si consigue que sus alumnos se formen. Una empresa es eficaz si satisface una necesidad bajo ciertas condiciones. La eficacia se puede medir mediante métricas adecuadas a cada tipo de organización: la de un colegio se podría medir por el número de alumnos que aprueban la selectividad. La eficacia de una empresa por sus beneficios.

Para que una organización sea eficaz ha de tener claros los objetivos y tener una buena estrategia: saber qué se quiere conseguir y cómo conseguirlo. Así tenemos las estrategias de Mercadona o la de Zara; o la estrategia de un gobierno. Toda elección estratégica implica que se descartan otras opciones, por lo que una buena estrategia consiste tanto saber lo que se quiere hacer como saber lo que no se quiere hacer. Así Mercadona se especializa en la gestión de supermercados y renuncia a gestionar hypers, argumentando que no es eso lo que saben hacer. Hay directivos que tienen una capacidad estratégica muy desarrollada. Saben ver oportunidades de negocio donde otros no las ven. Saben lo que tienen que hacer para conseguir sus objetivos. Son directivos eficaces.

La eficacia es uno de los tres indicadores para diagnosticar la calidad de una organización. Esto no significa que cuanto más eficaz mejor. Si aumentas tu eficacia a base de no invertir en formación o deteriorando la confianza en el seno de tu organización, estarás destruyendo la eficacia futura, y por tanto poniendo en dificultades a tu organización. Así, maximizar las ventas en un momento dado puede ser muy eficaz a corto plazo pero destructivo a largo.

Salvo que surja alguna noticia a comentar, la semana que viene hablaré de atractividad. El martes pasado salio el Indice IESE de Incertidumbre Económica correspondiente al mes de agosto. La cosa está muy movida.

Empresas de alta calidad

empresasTres características tienen algunas empresas de alta calidad:

1) El que dirige la empresa es el dueño.

2) El que dirige la empresa, que es el dueño, conoce las operaciones y el día a día de la empresa.

3) El que manda en la empresa lleva allí muchos años.

Cuando el que dirige la empresa es el dueño, tiene las manos libres para tomar las decisiones que le parecen más convenientes, y no tiene que convencer a una junta general de accionistas, que por lo general solo están interesados en los dividendos de la empresa y saben poco de su funcionamiento.

Para que una empresa funcione los que mandan tienen que conocer los pormenores de lo que allí se hace. Si el que manda no conoce bien lo que pasa, fácilmente se equivocará en sus decisiones, salvo que sea muy prudente y se deje asesorar por los que sí conocen el día a día.

Finalmente, construir una empresa de alta calidad lleva muchos años, y destruirla es muy fácil. Si una empresa cambia de director general cada cuatro o cinco años la calidad de la empresa será la del que haya sido su director más incompetente.

Juan Roig es el dueño mayoritario de Mercadona y dirige la compañía desde hace varias décadas y conoce muy bien el funcionamiento de los supermercados. Lo mismo le sucede a Amancio Ortega y su Zara. Herb Kelleger fundó a finales de los 60’s Southwest Airlines, y la estuvo dirigiendo hasta entrado el siglo XXI. Conocía perfectamente lo que pasaba en los hangares.

Con esto no quiero decir que para toda organización de alta calidad deba tener estas tres características, ni que las organizaciones que tengan estas características tienen que ser necesariamente de alta calidad. Puede haber de todo. Pero son tres condiciones que tienen bastante sentido. El jueves que viene daré algunas características más. Hasta entonces, y feliz verano para los que lo empecéis.

A %d blogueros les gusta esto: