Archivo

Archivo del autor

Disfrutar

diciembre 13, 2018 10 comentarios

IESE

Recomiendo hacer todo lo posible por disfrutar en el lugar de trabajo. Muy aproximadamente dedicamos un tercio de nuestra vida a dormir, otro tercio a trabajar y otro tercio a familia, descanso, amigos, etc. Si todo este tiempo que pasamos en el trabajo estamos a disgusto y enfadados, estamos desaprovechando una buena parte de nuestra vida.

Las circunstancias en las que nos encontramos son las que son. Si podemos hacer algo por mejorarlas lo hacemos y si no podemos hacer nada entonces hay que aceptarlas. Lo que sí depende de nosotros totalmente es la actitud que tomamos ante nuestro trabajo.

Mi recomendación es ir con disposición de ayudar a la gente que trabaja con nosotros, a no ser generadores de problemas, a estar dispuestos a aportar todo lo que esté en nuestra mano para resolver los problemas que puedan surgir. En definitiva, a estar pendientes de las personas con las que trabajamos. Si adoptamos una actitud así disfrutaremos más de nuestro trabajo.

Desde que tenía 7 años quise ser profesor, y lo estoy siendo desde hace 37 años. Y cada vez disfruto más en el aula. Voy dispuesto a aprender mucho de los alumnos y a que ellos aprendan mucho en las clases. Acabo de terminar dos cursos en el MBA del IESE y las caras de agradecimiento de los alumnos es algo impagable. Reflexión para todos: piensa qué puedes hacer para disfrutar de tu trabajo. Hasta el jueves que viene.

MBA IESE

Ryanair, lo podían hacer mejor

diciembre 6, 2018 10 comentarios

mal tratoLos que me leéis con asiduidad sabéis que soy poco amigo de Ryanair y de su modo de actuar. La semana pasada, invitado por la Sociedad Gallega de Reumatología, asistí a su congreso anual impartiendo una conferencia sobre Toma de Decisiones. La combinación más conveniente para viajar hasta Vigo desde Barcelona requería volar con Ryanair.

Los organizadores del congreso tuvieron la delicadeza de comprarme un billete tipo “priority”. Lo cual me daba derecho a entrar de los primeros y llevar en cabina una pequeña maleta. Lo de la maleta no era necesario pues para pasar una noche suelo llevar un equipaje muy ligero. Sin embargo la posibilidad de tener preferencia a la hora de entrar me resultó atractiva.

Mientras esperábamos a que nos llamaran a embarcar se fueron formando dos colas. Una muy larga y la otra muy corta. Inocente de mi pensé que la cola corta era para los que viajábamos con “priority”. Cuál fue mi sorpresa cuando al incorporarme a la cola me enteré que los de “priority” éramos mayoría, éramos los de la cola larga.

Cuando me tocó mostrar mi billete mostré a la mujer que los controlaba mi sorpresa por que habiendo comprado “priority” había tenido que hacer una gran cola. Me dijo que había 100 con “priority”. Le pregunté que cuantos eran el resto y me dijo que 70.

Si todo el mundo hubiera comprado “priority”, ¿Qué prioridad era esta? Deberían limitar la venta de los pasajes “priority” para que estos tuvieran sentido. Pues no.

Aproveché esta breve conversación para preguntarle si los empleados también estaban hasta el gorro de la compañía al igual que los usuarios. Y me respondió que sí, con cara de pena. Esto me pareció mucho más triste que lo que pudiera ocurrirme a mi. En el fondo yo viajaba en esa compañía porque quería. Demás mi trato con esa compañía se reduce a un viaje cada 3 o 4 años. Sin embargo, para los empleados es una pesadilla diaria de la que la mayoría no pueden escapar si no quieren ir al paro. Espero la semana que viene comentar alguna noticia más positiva.

¿Eres un jefe predictible?

noviembre 29, 2018 4 comentarios

decisionesTipologías de jefes hay muchas, los hay muy serios y distantes, los hay cercanos, los hay controladores, los que facilitan la iniciativa de su gente, y así montones de posibles perfiles. Sea como sea un jefe, hay una característica necesaria para ser buen jefe: ser predictible. Qué la gente sepa cómo va a responder en las distintas circunstancias.

No hay cosa que aleje más a un jefe de su gente, que el que sea impredecible. Antes una situación un día actúa de una manera muy amigable y simpática, y al día siguiente en la misma situación y circunstancias estalla en cólera. Esto deja a la gente desconcertada y sin saber cómo tratarle. El jefe se queda solo y las relaciones entre el jefe y su gente pasan a ser de temor.

Uno puede ser muy duro, o bien muy afable, o como sea, pero lo importante es que su gente sepa a qué atenerse cuando trata con él. Así que consejo se consistente. Y si además eres amable, mucho mejor. Hasta la semana que viene.

No hay más ciego que el que no quiere ver

noviembre 22, 2018 8 comentarios

insistirA veces sucede que estamos comprometidos con algo, queremos que algo pase y ponemos todo el esfuerzo para que suceda. Puede ser un proyecto empresarial, que nuestro hijo sea ingeniero, o cualquier otra cosa. Y resulta que las cosas no van como nosotros pensábamos, el proyecto empresarial no acaba de salir, a nuestro hijo las matemáticas no se le dan, etc. Y en vez de reconocer la realidad, rectificar e ir a por otra cosa, como estamos encariñados con nuestro objetivo seguimos empeñándonos en que va a salir, cuando la evidencia es que el fracaso está asegurado.

No aceptamos el fracaso y seguimos ciegos ante la realidad, encontrando excusas de por qué de momento está fallando y por qué enseguida las circunstancias cambiarán y obtendremos lo que pretendíamos. Esto es autoengañarnos. No aceptar la realidad y huir hacia adelante. Pasa muchas veces, cuando las cosas no acaban de salir no lo reconocemos y seguimos intentando nuestro objetivo, convencidos de que las circunstancias adversas son pasajeras, y cuando vuelvan las circunstancias normales, con ellas vendrá el éxito.

Recomiendo ser realista y no insistir en el error. Si algo no funciona reconocerlo y a por otra cosa. Esta reflexión no significa que tengamos que abandonar los proyectos que iniciamos en cuanto se presenta una dificultad. No. Las cosas normalmente hay que trabajarlas y duro para que salgan. La reflexión de esta semana es para advertir, que cuando ya es evidente que una cosa no va a salir, por el mucho esfuerzo que hemos puesto y los pocos resultados, no nos ceguemos, reconozcamos la realidad y rectifiquemos. Como decía Peter Drucker, no sigamos cavando si lo que pretendemos es salir de un hoyo. Hasta la semana que viene.

El imperio de la frivolidad

noviembre 15, 2018 21 comentarios

aprobarHan aparecido esta semana dos noticias en la prensa española que me han dejado pasmado. El gobierno anuncia que prohibirá en el año 2040 los coches de gasolina y diésel. Podrán circular solo los eléctricos.

Menuda imprudencia. En primer lugar, ¿cómo pueden asegurar una ley que entrará en vigor dentro de 22 años? Pues no habrá habido para entonces cambios de gobiernos, de opiniones, de datos, etc, para que en cualquier momento de estos 22 años salga una ley revocando esta futura prohibición. En segundo lugar, ¿quién asegura que las baterías para los coches eléctricos no requerirán unos metales (litio por ejemplo) que solo se encuentren en unos pocos países, y que pasemos vivir de una dependencia del petróleo a una dependencia de un material mucho más escaso?

Con el actual debate de la contaminación de los coches diésel está cayendo sustancialmente la venta de coches, ralentizándo la economía en un sector tan importante, al menos en España.

Esta noticia me parece simplemente una frivolidad sin grandes consecuencias, pues cuando se pase de moda el tema quedará en el olvido. ¡Quién sabe lo que pasará de aquí a 22 años! Lo que me parece más serio es la otra noticia que quiero comentar. También aparecida esta semana. Pues resulta que el gobierno plantea dar el título de bachillerato aún con una asignatura suspendida. Y la sorprendente razón que ha aducido nuestra brillante ministra de educación es que “El peor castigo que puede tener una persona es la rebaja de la autoestima”. Para que no se frustren los chicos que no tienen capacidad para el estudio se les da un título que no implica que tengan las competencias y conocimientos necesarios que confieren ese título.

Tener el título de bachillerato en España ya no valdrá nada, porque no garantiza que se posean las capacidades que el título otorga. Menuda faena para aquellos que obtienen ese título superando todas las asignaturas. Los equiparan a los que no las han superado. ¿De qué autoestima está hablando la señora ministra? Frustración tendrán esos chicos cuando vean que no pueden ejercer esas profesiones que requieren el bachillerato. Que estudien otra cosa o adquieran una capacitación para la cual sí que estén dotados. Toda persona sirve para algo, y será más feliz y sacará más provecho si se dedica a esas cosas para las que sirve, y no si tienen un título ficticio que no refleja la formación que tiene.

¿Nos hemos vuelto locos o es que ya lo estábamos desde el principio? Hasta la semana que viene.

Shenzhen, el Silicon Valley de China

noviembre 8, 2018 6 comentarios

chinaEscribo el mensaje de esta semana desde Hong Kong, donde cada año acudo una semana para dar clase de Toma de Decisiones en la escuela de negocios de la Hong Kong University of Science and Technology. Y voy a hablar de la ciudad de Shenzhen, que es la ciudad que uno se encuentra justo cuando sale de Hong Kong y entra en China continental.

A Shenzhen y sus alrededores se le está llamando el Silicon Valley de China. Hace 40 años Shenzhen era una pequeña ciudad de pescadores de apenas 20.000 habitantes con casas de un piso en los márgenes de un río. Actualmente es una ciudad de más de 13 millones de habitantes, sede de las más importantes empresas asiáticas puestas en marcha en los últimos 20 años. Shenzhen es la tercera ciudad de china, y, después de Jakarta, en Indonesia, es la segunda ciudad del mundo que más está creciendo.

En Shenzhen se fundaron la operadora de telecomunicaciones Huawei, Tencent, proveedora de servicios de internet, la empresa de robots líder mundial UBTech. Allí se sitúa la principal fábrica de componentes electrónicos Foxconn. En 1980 fue declarada por el gobierno chino como Zona Económica Especial, y de allí le vino el gran desarrollo económico posterior.

¿A dónde voy con el mensaje de hoy? Pues a mostrar que una decidida y organizada planificación de política económica por los correspondientes responsables puede hacer maravillas en el lugar donde se aplican. El ejemplo lo tenemos en Shenzhen. El desarrollo económico se puede planificar, que no significa controlar, sino dar las facilidades suficientes para que pueda llevarse a cabo en beneficio de todos.

Los responsables políticos tienen el poder y la capacidad de organizar las cosas, pero quizá no sean especialistas en saber qué es lo que hay que hacer, cómo organizar las cosas. Pero pueden asesorarse de profesionales qué sí que tienen ideas de cómo hacerlo, dejarse aconsejar y promover políticas de desarrollo.

Un buen ejemplo lo tenemos en todo lo que está haciendo el ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat, segunda ciudad de Catalunya, adosada a Barcelona, que con acierto está promocionando la actividad económica en su zona de influencia. L’H ha pasado de ser la ciudad de aluvión de los años 60 y 70 a una ciudad de gran dinamismo económico. Es una ciudad que está sabiendo aprovechar muy bien las oportunidades. Hasta el jueves que viene.

Beneficios empresariales

octubre 31, 2018 20 comentarios

MBAEn las clases que imparto en el IESE a veces salen los estados contables de las empresas sobre las que estamos tratando. Dentro de la cuenta de resultados el último número es el beneficio de la compañía. Surge en alguna ocasión el debate de si ese beneficio, es grande o pequeño, suficiente o insuficiente.

Ese debate suscitado me permite sacar el tema de que el beneficio que produce una compañía es mucho más que los ingresos menos los costes. Entre los costes a los que se enfrenta una compañía unas buenas partidas son los salarios y la compra de suministros a otras empresas. Y aunque desde el punto de vista contable esas partidas son costes, la realidad es que esas partidas son también beneficios que la actividad de esa empresa produce.

Los salarios son beneficios para los empleados que pueden así llevar una vida digna, dar educación a sus hijos y muchas cosas más. Las compras realizadas a otras empresas generan actividad económica en esas empresas a las que se compra, pues estas otras empresas pagarán salarios a sus empleados, generarán beneficios que tributarán impuestos en beneficio de todos y así muchas cosas más.

La verdad es que inicialmente en la clase sorprende ese punto de vista, pero es así. La actividad económica y empresarial produce muchos beneficios más allá del resultado de la cuenta de pérdidas y ganancias. Además, la actividad empresarial da trabajo a las personas y el factor principal del desarrollo de una sociedad es el trabajo que realizamos. Con nuestro trabajo mejoramos la sociedad desde el punto de vista material, pues construimos autopistas, casas, productos útiles para el hombre. Pero también con el trabajo nos desarrollamos como personas, pues nos permite aplicar nuestras capacidades y destrezas en algo útil. Así que bienvenida sea la actividad empresarial y un homenaje a los empresarios que con su iniciativa promueven la mejora de todos.

Creo que este punto de vista de la empresa y la centralidad de la persona dentro de la empresa es algo que nos diferencia al IESE respecto a otras escuelas de negocio. Me parece, y esto es opinión personal, esta es la característica diferencial del IESE. Aunque serán los responsables de esta escuela de negocios los que digan si esto es así o no. Lo que he expresado es opinión personal. El mensaje de esta semana ha surgido de un interesante debate que tuvimos en clase con mis alumnos del MBA.

A %d blogueros les gusta esto: