Archivo

Posts Tagged ‘Crecimiento’

¿Crecer o engordar?

septiembre 27, 2012 13 comentarios

crecer o engordarHe leído en los medios la frase “El crecimiento es un mecanismo de supervivencia; si no hay crecimiento, una compañía se muere” atribuida a Amancio Ortega. Tengo mucho respeto por este fundador y presidente de Zara e Inditex y de él y de sus prácticas he aprendido mucho, pero no estoy de acuerdo con esta afirmación.

Sé de muchas empresas que han acabado en quebrando precisamente por problemas de crecimiento. El mismo Felipe González ante unas elecciones generales en España en los años 90 advirtió “Ojo, no vayamos a morir de éxito”.

Con el crecimiento hay que tener mucho cuidado y hay que saber distinguirlo del engorde. A veces sucede que en tiempos de bonanza, una empresa consigue aumentar sus ventas considerablemente, pero los problemas vienen por las dificultades organizativas y de dirección que supone este nuevo volumen de actividad. También pasa que ante la creciente demanda, se hagan grandes inversiones en personas y en activos físicos. Al cabo del tiempo, viene una desaceleración de la economía y la empresa se encuentra sobredimensionada y con unos desorbitados gastos fijos.

Si por una oportunidad que se presenta en el mercado se intenta crecer más de lo que la empresa puede crecer, a corto plazo se consiguen beneficios extras, pero a medio plazo se deteriora la empresa: se disparan los gastos y se deteriora la calidad del  producto. La empresa pierde ante la competencia y suelen surgir problemas financieros y de liquidez. Generalmente la capacidad directiva y organizativa de la empresa no crece a ese mismo ritmo. Problemas. La empresa había engordado.

No es esto lo que le ha sucedido a Amancio Ortega, que ha sabido adaptar su grupo empresarial a la medida que iba creciendo el volumen de negocio.

Os dejo un video donde dos economistas profesores del IESE hablan de la situación económica actual. Antonio Argandoña opina que posiblemente en 2013 se produzca una recuperación económica. Hasta el jueves que viene.

China (I)

shanghaiDesde el año 2005 voy periodicamente a China a dar clases de Toma de Decisiones. Este contacto con directivos chinos ha hecho que me interesara por lo que está pasando en ese país. Nadie duda de la enorme transformación social y económica que allí se está viviendo. Este hecho ofrece a las empresas del resto del mundo oportunidades. Muchas empresas se están preguntando si no sería el momento de abordar el mercado Chino.

Unos datos nos ayudarán a enmarcar la situación. En el año 2000 la economía China representaba el 3,7% de la economía mundial (el doble de lo que era en 1980) por debajo de Estados Unidos, Japón y Alemania. En solo 10 años, en 2010 la economía China ocupa ya el segundo puesto del ranking, solo por detrás de Estados Unidos, representando ya el 9,3% de la economía mundial. En estos 10 últimos años la economía estadounidense ha pasado de ser el 31% de la economía mundial a solamente el 23%. En ese mismo periodo Japón ha pasado del 14% al 9% y Alemania del 6% al 5%. España, con pequeñas fluctuaciones se mantiene siendo un 2% de la economía mundial.

También las importaciones y las exportaciones chinas se han multiplicado por 4 en la última década cuando en el resto del mundo apenas han aumentado un 50%. La tasa de ahorro y de inversiones en China es en torno al 50% de su PIB mientras que en Estados Unidos es del 22% aproximadamente, aunque estas cifras precisan una aclaración que ya haré en algún mensaje futuro. Una prueba del desarrollo de este país son las dos imágenes de este mensaje. Ambas muestran Shanghai, en 2009 y en 1990.

Shanghai¿Es la hora de que tu empresa se decida a participar en la economía China? Pues esto depende de muchos factores. Qué duda cabe que ese país va a tener un protagonismo económico en las próximas décadas, pero hay que ser cauto a la hora de lanzarse allí. Que haya 1350 millones de consumidores no significa que sea fácil venderles a ellos. En próximos mensajes hablare de oportunidades y riesgos de incorporar a China en la estrategia de una empresa. Hay muchas oportunidades, pero hay que estar avisado de los peligros. Seguiré con este tema. Saludos desde Shanghai y hasta el jueves que viene.

A %d blogueros les gusta esto: