Archivo

Posts Tagged ‘Índice de incertidumbre’

Cuando más es menos

septiembre 13, 2012 21 comentarios

Escribía hace un par de semanas, opinando sobre la educación diferenciada, que ante una situación, el tener más de una opción siempre facilita que se puedan tomar mejores decisiones. Esto es cierto siempre que el número de opciones que se tienen para elegir algo es pequeño. Cuando se nos presentan demasiadas opciones ante una situación nos solemos hacer un lío y nos es difícil evaluarlas bien.

En un famoso experimento en un supermercado se pusieron dos stands en los que se ofrecían mermeladas. En uno de ellos se podía elegir entre 24 gustos diferentes de mermeladas y en el otro solo cuatro. Estos fueron los resultados: el stand que ofrecía los 24 tipos de mermeladas tuvo más visitas que el que ofrecía solo 4. Pero este último consiguó un mayor  volumen de ventas que el de las 24 opciones. Además, preguntados los compradores sobre cuán satisfechos se sentían con la compra que habían hecho, los que habían comprado en el stand de las 4 mermeladas estaban mucho más satisfechos  que los que habían comprado en la de 24.

La razón por este diferente grado de satisfacción es que los que habían elegido entre 4 posibilidades sentían que habían podido evaluar bien lo que compraban, mientras que los que optaron por elegir entre las 24 mermeladas se quedaron con la duda sobre si habían elegido la mejor posible.

Tener suficientes opciones a la hora de elegir algo es mejor que tener pocas, pero llega un punto en que tener demasiadas nos confunde y nos dificulta el hacer una buena elección. Este hecho puede explicar parte del éxito de Mercadona. Mientras las demás cadenas de supermercados intentan ofrecer una amplia variedad del mismo producto Mercadona facilita la compra ofreciendo una menor gama: lo más demandado por sus clientes.

Cambiando de tema, la semana pasada publicamos el Indice IESE de Incertidumbre Económica correspondiente a agosto.  El índice este mes bajó 25 puntos, situándose en 129 en una escala 0 – 200. El verano parece que ha relajado la incertidumbre. Os dejo un video de mi colega Pablo Maella, coautor del libro sobre el Iceberg, que habla sobre las claves de la eficacia personal. Hasta el jueves que viene.

Decidir y acertar (II)

noviembre 3, 2011 9 comentarios

Pulpo PaulEn el mensaje de hace tres semanas hablaba de que no es lo mismo decidir bien que acertar. Uno puede haber decidido correctamente y no conseguir los objetivos que pretendía con su decisión por causas que están fuera de su control y viceversa. En los resultados de una decisión intervienen muchos imponderables, entre ellos la buena o mala suerte.

Uno puede pensar que lo peor que puede pasar es decidir bien y que las cosas salgan mal. ¡Qué gran desgracia! Pues no, lo peor que puede pasar es decidir mal y que te salgan las cosas bien. En estas situaciones es muy fácil que se produzca el aprendizaje negativo: que a la vista de los resultados  uno crea que ha decidido bien. Así se aprende a decidir mal. Si además la empresa concede unos bonos o incentivos en función de los resultados, el aprendizaje negativo se acelera, y las consecuencias negativas acaban apareciendo tarde o temprano. ¿Cuáles son si no las causas de la actual crisis económica? Si además el directivo es un prepotente…

Además si a uno le han salido bien las cosas pese a haber decidido mal, lo que ha tenido es suerte. Pero que la buena marcha de una empresa se deba a la suerte es muy peligroso, y una empresa tal tiene poco futuro. Además si la buena marcha de una empresa se debe a la suerte, el directivo en cuestión ¿qué está aportando? ¿para qué se le paga?

Seguiré hablando de esto en próximos mensajes, pero mientras avisos y noticias:

1. Ayer publicamos el I3E, el Índice IESE de Incertidumbre Económica. En octubre ha bajado la incertidumbre en 11 puntos y se sitúa en 134 (escala 0-200). Una incertidumbre todavía muy alta.

2. El jueves que viene día 10 doy una sesión en el IESE de Madrid sobre “La intuición en la Toma de Decisiones” en el programa de continuidad para antiguos alumnos.

3. Si todavía no lo has hecho, participa en el estudio que propuse hace dos semanas sobre la posibilidad de anticipar los resultados de las próximas elecciones generales via acumulación de conocimiento de mucha gente. En el mensaje del jueves que viene publicaré los resultados.

ENCUESTA

Hasta la semana que viene.

Índice IESE de Incertidumbre Económica

Se cumple esta semana el primer año desde el inicio de este blog con más de 40.000 visitas, así que muchas gracias queridos blog-lectores por el interés con el que lo estais siguiendo y difundiendo. El mensaje de esta semana va a ser un poco distinto a los habituales. Voy a hablaros del I3E, el Índice IESE de Incertidumbre Económica, que presentamos ayer a los medios en Madrid y que publicaremos cada mes.

Desde hace tiempo nos dabamos cuenta de que había peridodos en que la bolsa subía o bajaba un 0,3% y que no era noticia y otras veces subía o bajaba entre el 3 y el 8% y la incertidumbre económica ocupaba las portadas de los periódicos. Pensamos que el tamaño de estas fluctuaciones podía darnos una medida de la incertidumbre de la situación económica, así que este verano nos pusimos a medir el tamaño de las fluctuaciones diarias de cuatro variables económico-financieras:

  • el Ibex 35
  • la tasa de cambio de  $/€
  • el precio del petróleo Brent y
  • el precio del bono español con madurez a 10 años.

Después de unas transformaciones técnicas llegamos a un Índice cuyo valor medio es 100 y que fluctúa entre 0 y 200. Cuanto mayor es el valor del Índice mayor es la incertidumbre. El valor 100 es el valor promedio de la incertidumbre en la década 2000-2009, valores mayores de 100 indican una incertidumbre superior al promedio de la década pasada y valores menores de 100 indican lo contrario. En el gráfico mostramos la evolución del índice a lo largo de la pasada década.

Vemos que entre el 2000 y el 2003 el Índice se sitúa entre 100 y 150 son épocas de mucha incertidumbre: los escándalos de Enron y compañías similares, el derrumbe de las punto.com. El Índice aumenta abruptamente en setiembre del 2001 y en marzo del 2003. Corresponde a los ataques del 11-S y  la guerra de Irak. A partir de entonces se inicia un progresivo descenso de la incertidumbre y el Índice se sitúa entre 50 y 100 desde 2004 hasta 2007. Era una época de confianza económica, de vacas gordas, en la que también parecía que Al Qaeda estaba dominada.

De repente en 2007-08 surge  la crisis de las hipotecas subprime, la bancarrota de Lehman Brothers y similares y la incertidumbre sube hasta casi 200 en setiembre del 2008. Vuelve a moderarse a mediados del 2009 y en mayo de 2010 la crisis de la deuda griega trae dudas sobre la viabilidad del euro y la solvencia de algunos países y el Índice vuelve asubir a 170. El pasado noviembre vuelve a subir por los problemas de Irlanda y Portugal. En fin, que este Índice refleja con fidelidad la incertidumbre económica.

Este Índice global I3E es la composición de 4 índices parciales, cuyos valores mostramos en la tabla adjunta. Podemos ver que actualmente la incertidumbre procede fundamentalmente de la deuda (el bono español a 10 años). Y, sorprendentemente, la incertidumbre que genera el petróleo (brent) está en mínimos históricos. El Ibex y el dolar están a niveles de incertidumbre normales. Tennemos la esperanza de que este Índice, que publicaremos cada mes, se convierta en un referente de la incertidumbre económica y admito sugerencias para su divulgación. Hasta el jueves que viene.

A %d blogueros les gusta esto: