Archivo

Posts Tagged ‘mercado de trabajo’

El paro en España

mercado laboralSe suele considerar el crecimiento del PIB de un país como el mejor indicador de la marcha de la economía. Y efectivamente, esa cifra indica si se crece económicamente o no. Sin embargo, hay un indicador que a mí me parece mucho más importante. Es la creación de empleo y el paro. En España hemos cerrado el año 2019 con una cifra de poco más de tres millones de parados. En concreto 3.163.605. Lejos de los más de 5 millones de parados del primer trimestre del 2013, pero también lejos de los menos de los dos millones del verano del 2007.

Creo que, en el ámbito económico, la principal preocupación de un gobierno debe ser la creación de empleo. Me corrijo. Su principal preocupación debe ser crear las condiciones para que se genere empleo. Porque el empleo se crea en las empresas (sin descontar por supuesto la administración pública).

Cierto que la creación de empleo viene ligada al crecimiento económico. Pero mientras haya paro un gobierno no puede quedarse tranquilo. También es cierto que la creación de empleo es posterior al crecimiento económico. Cuando la actividad económica y empresarial crece, entonces se crea empleo.

Qué se debe hacer para que se produzca crecimiento y generación de empleo, eso está en manos de los economistas y las políticas económicas. Hay políticas que dinamizan la economía y facilitan la creación de empleo y hay políticas que lo ahogan todo. A los gobiernos, en materia económica, hay que juzgarlos por cuánto empleo se crea en el país que dirigen.

Para una persona que observa la economía como parte de su actividad profesional, los momentos actuales en España son interesantísimos. Para una persona, prácticamente todo el mundo, que vive de su trabajo, la creación y destrucción de empleo es algo de máxima prioridad. El tiempo validará o condenará las políticas económicas de nuestro nuevo gobierno. De momento el paro está en 3.163.605 personas y el nivel de empleo es aproximadamente 19.640.000 personas. Hasta el jueves que viene.

Horarios laborales

abusoPara que una organización de personas funcione es esencial que se cumplan los compromisos. Que uno sepa a qué atenerse, y que no le estén cambiando las reglas de juego por razones de conveniencia. En algunas empresas –quizá en muchas- hay un horario de trabajo, pero a los empleados se les exige que hagan todo su trabajo sin importar las horas que para ello sea necesario.

Con esto hay que tener cuidado. Una cosa es que en un momento dado, por un asunto importante uno se tenga que quedar en el lugar de trabajo más de la cuenta y otra cosa es que habitualmente se tenga que salir mucho después de la hora fijada de salida. Si esto es así, el jefe está abusando del empleado. El trabajo asignado a este empleado requiere de más personas para llevarlo a cabo. Este empleado no puede estar muy satisfecho en su trabajo y no hay nada peor para una empresa que su gente no esté allí a gusto trabajando.

Otras veces el asunto es más sutil. Sucede que no es necesario quedarse más tiempo en la oficina. Pero si uno se marcha cuando le corresponde está mal visto. Se interpreta como falta de compromiso con la empresa y la gente se queda allí haciendo ver que trabaja, y de hecho trabajando. Pero esto es muy triste. Es un abuso. Además cuando uno lleva demasiadas horas en el trabajo su rendimiento disminuye notoriamente.

Jefe, diseña los puestos de trabajo pensando en un horario razonable. No abuses de la posición de dependencia que tienen los que de ti dependen. Trabajarán más a gusto. Serán más productivos e irá mejor a la empresa.

Cambiando de tema, la semana pasada el ministro de economía de España rebajó el nivel de crecimiento de nuestra economía para 2016 en 3 décimas, del 3% al 2,7%. Un día antes el FMI había rebajado sus previsiones para nuestro país en una décima, del 2,7% al 2,6% (revisiones ambas realmente ridículas). A mí me parece que la economía española va ahora mejor que lo que indican esas previsiones. Según mis cálculos vamos a crecer este año en torno al 3,5%. Lo comprobaremos dentro de un año. Hasta el jueves que viene.

A %d blogueros les gusta esto: