Inicio > Perfiles de directivos, varios > Horarios laborales

Horarios laborales

abusoPara que una organización de personas funcione es esencial que se cumplan los compromisos. Que uno sepa a qué atenerse, y que no le estén cambiando las reglas de juego por razones de conveniencia. En algunas empresas –quizá en muchas- hay un horario de trabajo, pero a los empleados se les exige que hagan todo su trabajo sin importar las horas que para ello sea necesario.

Con esto hay que tener cuidado. Una cosa es que en un momento dado, por un asunto importante uno se tenga que quedar en el lugar de trabajo más de la cuenta y otra cosa es que habitualmente se tenga que salir mucho después de la hora fijada de salida. Si esto es así, el jefe está abusando del empleado. El trabajo asignado a este empleado requiere de más personas para llevarlo a cabo. Este empleado no puede estar muy satisfecho en su trabajo y no hay nada peor para una empresa que su gente no esté allí a gusto trabajando.

Otras veces el asunto es más sutil. Sucede que no es necesario quedarse más tiempo en la oficina. Pero si uno se marcha cuando le corresponde está mal visto. Se interpreta como falta de compromiso con la empresa y la gente se queda allí haciendo ver que trabaja, y de hecho trabajando. Pero esto es muy triste. Es un abuso. Además cuando uno lleva demasiadas horas en el trabajo su rendimiento disminuye notoriamente.

Jefe, diseña los puestos de trabajo pensando en un horario razonable. No abuses de la posición de dependencia que tienen los que de ti dependen. Trabajarán más a gusto. Serán más productivos e irá mejor a la empresa.

Cambiando de tema, la semana pasada el ministro de economía de España rebajó el nivel de crecimiento de nuestra economía para 2016 en 3 décimas, del 3% al 2,7%. Un día antes el FMI había rebajado sus previsiones para nuestro país en una décima, del 2,7% al 2,6% (revisiones ambas realmente ridículas). A mí me parece que la economía española va ahora mejor que lo que indican esas previsiones. Según mis cálculos vamos a crecer este año en torno al 3,5%. Lo comprobaremos dentro de un año. Hasta el jueves que viene.

  1. abril 21, 2016 en 3:59 pm

    Eso está cambiando y como dice la canción … cambiará más … ya en Perú una ley reciente permite trabajar remotamente gracias a internet y porque desplazarse, p.ej. en Lima toma como mínimo un par de horas

    • abril 23, 2016 en 3:14 pm

      Sí Javier. Parece que hay una mayor sensibilidad hacia este tema.
      Saludos desde Europa,
      Miguel Angel

  2. raulshv
    abril 21, 2016 en 6:10 pm

    Cultura presentista en lugar de buscar la eficiencia trabajando. Mal endémico de este país, Esta mejor visto el que se harta a hacer horas que el que aprovecha el tiempo, aún cuando el segundo saque el mismo o mas trabajo en menos tiempo

    • abril 23, 2016 en 3:15 pm

      Efectivamente Raul. Eso es lo que pasa.
      gracias por participar,
      Saludos,
      Miguel Angel

  3. abril 22, 2016 en 9:11 am

    Convengo con el Prof. Ariño que alargamientos de jornada puntuales por proyectos o una necesidad urgente, suceden y la organización se adapta (flexibilidad horaria, bolsa de horas, etc.). Las cargas de trabajo deben ser las correctas, equilibradas, tanto en el Departamento como en toda la Organización y ésta debe disponer de los indicadores de desempeño para medir (DMAIC) la eficacia y la eficienciad de cada puesto. Se deben aplicar las medidas correctoras que sean necesarias. Y lo que no se mide no se puede mejorar.

    • abril 23, 2016 en 3:17 pm

      Mirfrancoa, casi totaolmente de acuerdo con lo que dices salvo lo de que “lo que no se mide no se puede mejorar”. Hay muchas cosas que no se pueden medir, y sí que son susceptibles de mejora.
      Cuando uno intenta medir algo que no se puede medir siempre se equivoca.
      De toas maneras, Muchas gracias por participar en el blog,
      Saludos,
      MIguel Angel

  4. Miguel Ángel
    octubre 11, 2016 en 8:32 pm

    Estimado Miguel Ángel, esto es tan fácil escribirlo y tan difícil cumplirlo… Empresas punteras de este país someten a innumerables horas a sus trabajadores y probablamente por ello estén en los resultados que están, todo a costa de la vida de los mismos. Altas rotaciones y fuga de cerebros. La triste realidad aceptada en el sistema laboral español.
    Abrazos

  1. mayo 12, 2016 en 8:01 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: