Archivo

Posts Tagged ‘naturaleza’

Etica

saltarAlguna vez ya he comentado que la portada de atrás de La Vanguardia, el periódico de más solera de Barcelona, es la sección más leída de este periódico. Le llaman “La Contra”. Nos referimos a ella como “La Contra de la Vanguardia”. Allí cada día entrevistan a alguien que se supone tiene algo interesante que decir.

En la entradilla del artículo ponen unas referencias sobre el entrevistado, para que el lector se sitúe de quien es. Muchas veces en esa entradilla el entrevistado expone sus creencias. En una de las entrevistas de hace unos días el entrevistado decía, que sus creencias, su escala de valores era la ética.

¿La ética? ¿Qué ética? ¿Y si mi ética me dice que robar es bueno? ¿Y si mi ética me dice que tener aventuras con la vecina es bueno? ¿De qué ética estamos hablando? ¿Qué es lo que fundamenta la ética?

Yo creo que al hablar de ética hay que profundizar un poco más. No todas las éticas valen. El hombre tiene una naturaleza. La naturaleza del hombre le permite andar, pero no le permite volar. Si uno intenta volar saltando desde un edificio, evidentemente es libre de hacerlo, pero como eso va en contra de su naturaleza, se pegará una buena bofetada de consecuencias seguramente irreparables.

La ética debe estar fundamentada en la naturaleza del hombre. No toda ética vale. Una ética que me deteriore como persona, que me haga mala persona, es una ética que no vale. Por tanto, para hablar de ética hay que hablar de la naturaleza del hombre, qué es lo que se adecúa a mi naturaleza y qué es lo que no se adecúa.

Y ahora viene una pregunta fundamental cuya respuesta determina la vida de una persona. Determina su desarrollo o su deterioro. ¿Cuál es la naturaleza del hombre? ¿Quién le ha dado al hombre esa naturaleza? ¿Nos la hemos dado nosotros mismos? ¿Tanta es nuestra soberbia que nos negamos reconocer nuestra dependencia de Dios?

Y esto no va por la persona que entrevistaron en La Vanguardia, pues en una entrevista de esas características no hay espacio para estas profundidades. Pero esa entrevista me ha dado pie al mensaje de esta semana. Hasta el jueves que viene, que a ver si podemos empezar a salir de casa los que vivimos en España.

Categorías:varios Etiquetas: , , ,

Cuidado con el cortoplacismo

demografia“Sangría demográfica” es el titular de un artículo de prensa de hace unos días. Al parecer la población española está envejeciendo. La edad media de los españoles ha pasado de 39,3 años en 1998 a 42,4 en el 2015. En las últimas décadas ha habido muchos menos nacimientos que en décadas anteriores, por lo que hay menos jóvenes que antes y más gente madura.

Todo esto es fruto de que a principios de los 70 los sabios del club de Roma alertaron de que al ritmo de crecimiento de la población no habría suficientes recursos en la tierra para alimentar a una creciente población. Y no se les ocurrió otra cosa que aconsejar y fomentar políticas que mermaban el principal recurso con que cuenta la tierra: el mismo hombre.

Conclusión de las cortoplacistas políticas: cuatro décadas después no hay generaciones suficientes de jóvenes para mantener y reemplazar una creciente población de maduros. Y lo peor está todavía por venir. Menuda irresponsabilidad las políticas recomendadas.

Además resulta que es falso, que los recursos no se acaban, pues hay unos seres inteligentes en la tierra que son capaces de hacer un uso cada vez más eficiente de esos recursos y regenerar buena parte de ellos. Seres que ¡oh paradoja! esas mismas políticas tratan de eliminar. Menuda contradicción y menuda falta de sentido

En España en la última década ha aumentado la población gracias a la inmigración. Pero las dificultades económicas de los últimos años ha hecho que una parte de estos inmigrantes se hayan vuelto a sus  países de origen, por lo que la población española comienza a disminuir. Y lo peor está por llegar.

Gobernantes, responsabilidad ante las medidas que se adoptan y las recomendaciones que se proponen. Cuidado con el cortoplacismo.

A %d blogueros les gusta esto: