Archivo

Posts Tagged ‘atractividad’

Una decisión importante

contratacionesVoy a hablar hoy de lo que a mi juicio es una de las decisiones más importantes que debe tomar un directivo: qué personas contratar. Son los empleados los que contribuyen a que la empresa sea más o menos eficaz, atractiva y tenga un alto o bajo grado de unidadEs por tanto la profesionalidad de los empleados y directivos  lo que determina la calidad de una organizaciónTres cosas hay que tener en cuenta a la hora de una contratación:

1. La persona a contratar, para que contribuya a la eficacia de la compañía, ha de tener un mínimo necesario de competencia técnica para desempeñar su trabajo: un piloto debe saber pilotar aviones y un cocinero cocinar. Pero digo un mínimo necesario de competencia técnica, porque la formación profesional  la recibimos las personas principalmente en nuestro puesto de trabajo.

2. La segunda cosa en la que hay que fijarse es en el interés del candidato por aprender y formarse profesionalmente. Esto hará que tengamos gente cada vez más competente y la empresa pueda estar al día y desarrollar su competencia distintiva.

3. Finalmente la persona a contratar debe tener capacidad de captar que en tu empresa se tiene en cuenta el impacto que tienen las decisiones  en los demás. Aunque esta persona inicialmente no tenga en cuenta este impacto, si es capaz de percatarse que en tu empresa eso es algo importante y es capaz de empezar a pensar en como afecta a los demás las decisiones que uno toma, este empleado contribuirá a la unidad de la empresa.

Ser capaz de captar estos matices a la hora de contratar no es fácil. Por eso la contratación de personas requiere mucha profesionalidad. Los métodos habituales en las empresas se limitan a comprobar la competencia técnica de los candidatos y con frecuencia se dejan lo más importante, la capacidad de prestar atención a los demás.

Nada más. Hasta el jueves que viene. Os dejo un video en el que una investigadora del IESE comenta el informe sobre la competitividad de la economía española. Que el video no os haga olvidar el tuitear y compartir el mensaje.

Toma de decisiones y compromiso

septiembre 29, 2011 57 comentarios

Toma de decisiones y compromisoComento esta semana la tercera dimensión que determina la calidad de una organización: la unidad. La unidad de una organización es el grado de identificación de sus miembros con los objetivos de la organización. Identificación que se produce no por lo que en esa empresa cobran ni por lo que en esa empresa pueden aprender, sino por la utilidad del trabajo que uno realiza allí. Pues bastaría encontrar una empresa donde uno cobrara más o pudiera aprender más para que desapareciera esa identificación. La identificación se produce porque el trabajo que uno realiza allí es útil y es valorado, y por tanto merece la pena hacerlo.

La unidad se genera cuando uno percibe que lo que él hace es importante. Si mi trabajo importa poco a mi jefe  pondré en él poco entusiasmo. Solo cuando un directivo valora el trabajo de su gente está en condiciones de que haya unidad en su organización. Todo trabajo es valioso, no importa cuan humilde sea y cuánto reconocimiento social tenga. Si un trabajo no fuera valioso habría que suprimirlo y sustituir esa actividad por otra útil. Cómo se valoran a las personas en una organización es lo que determina el que pueda haber unidad en esa organización. Es imposible que haya unidad en una empresa en la que se engaña a los clientes o que no se respeta a los empleados.

Todo directivo debe reconocer que su gente tiene unos objetivos personales. Si consigue que los objetivos de la empresa estén entre esos objetivos personales, esa empresa tiene mucho ganado. Este directivo sólo puede posibilitarlo, porque la gente se identifica con lo que le da la gana. Pero si sabe poner unos objetivos que merezcan la pena, que entusiasmen, que satisfagan una necesidad real, entonces lo estará poniendo muy fácil para que su gente se identifique con la empresa. Así salen las Mercadona, Southwest Airlines, etc. Si lo que en una empresa se valora son los beneficios por encima de todo, la gente se identificará con la empresa en la medida que su bolsillo participe de esos beneficios. Pero eso no es unidad.

Conclusión: valora el trabajo de tu gente. Verás los extraordinarios resultados. Este suele ser el remedio de muchos males de las empresas. La semana que viene hablaré de un tema que me apasiona (salvo que surja alguna noticia que comentar).

Toma de decisiones y aprendizaje

septiembre 22, 2011 42 comentarios

aprendizajeDecía en los últimos mensajes que tres son los parámetros que caracterizan la calidad de una organización: eficacia, atractividad y unidad. La semana pasada hablé de la eficacia. Esta semana voy a hablar de la atractividad. Una empresa es atractiva si ofrece a sus empleados posibilidades de aprender y cualificarse profesionalmente.

Una empresa que no preste atención al aprendizaje perderá competitividad con el tiempo, pues su sector evolucionará y ella seguirá haciendo las cosas como las hacía hace años. Quedará obsoleta. Una empresa en la que se facilite el aprendizaje estará continuamente al día y desarrollará su competencia distintiva: aquello en lo que la empresa es excelente. Cuando sus competidores la hayan imitado ella irá ya tres pasos por delante. Es fácil darse cuenta que el aprendizaje está reñido con la maximización de beneficios a corto plazo, pues aprender tiene un coste y siempre será más económico seguir haciendo las cosas como ya se saben hacer, pero esto es cavar la propia tumba.

Para mí el IESE es un lugar atractivo porque allí me relaciono continuamente con otros cien profesores, cada uno experto en su materia, de los que estoy aprendiendo continuamente. También hay treinta y seis mil antiguos alumnos, con los que puedo conversar y aprender de sus empresas, de sus sectores y de sus modos de hacer. Esto me mantiene continuamente al día, me cualifica profesionalmente y me permite ofrecer en mis clases y en mis publicaciones, nuevos puntos de vista.

Lo que es atractivo para unos puede no serlo para otros: alguién podrá decir que no le atrae absolutamente nada estar relacionandose continuamente con profesores, que prefiere la gestión y la responsabilidad sobre una cuenta de resultados. Efectivamente, pero esa persona querrá también aprender y cualificarse es su actividad de directivo. Una empresa es atractiva en la medida que ofrezca posibilidades de aprendizaje. La empresa ha de preocuparse por encontrar a las personas para las que ese aprendizaje les resulte atractivo, que no tiene porqué ser a todo el mundo ni mucho menos.

Si la semana pasada hablábamos de la capacidad estratégica del directivo, la capacidad de hacer su empresa eficaz, esta semana hablamos de la capacidad de un directivo de hacer su empresa atractiva. Esta es una competencia que requiere saber prestar atención al aprendizaja en su empresa y saber encontrar a las personas para las que ese aprendizaje resulta atractivo. No todo el mundo se siente atraido por las mismas cosas. La semana que viene hablaré de la tercera dimensión: la unidad.

Toma de decisiones y calidad de las organizaciones

septiembre 8, 2011 36 comentarios

Empresa de alta calidadEn dos mensajes de este verano, del 14 de julio y del 21 de julio, exponía algunas características que suelen tener las empresas de alta calidad. En esos mensaje ya advertía que ni todas las empresas de alta calidad tenían esas características ni todas las que tenían esas características necesariamente eran de alta calidad, pero que en definitiva,  esos solían ser rasgos distintivos de buenas empresas.

En el mensaje de esta semana voy a exponer brevemente cuales son las características que determinan la calidad de una organización. Estas características o parámetros son tres: eficacia, atractividad y unidad. los expondré brevemente en este mensaje y en las próximas semanas hablaré con más detalle cada uno de ellos.

a) Eficacia: una organización es eficaz si consigue los objetivos que se propone. Cuanto mejor consiga esos objetivos más eficaz es la organización

b) Atractividad: una organización es atractiva si en ella hay posibilidades de aprendizaje. Son esas posibilidades de aprendizaje lo que hace que esa empresa sea atractiva para mucha gente. En una empresa atractiva se aprenden a hacer cosas que antes no se sabían hacer. Por eso es atractiva para mucha gente. En las empresas en las que no hay aprendizaje pronto quedan obsoletas porque pierden competitividad. A medio plazo la eficacia se resiente.

c) Unidad: la unidad es el grado de identificación de los miembros de una organización con los objetivos de la misma. Identificación que se produce, no por lo que cobran ni por lo que en esa organización pueden aprender, sino por lo que en esta empresa se hace; porque con lo que se hace se satisface una necesidad de alguien, de un cliente; porque lo que se hace da sentido al trabajo de una persona, más allá del sueldo que se pueda ganar o de lo que se pueda aprender en ese trabajo.

Cuanto más eficaz, más atractiva y mayor unidad hay en una organización en mejores condiciones está para cumplir su finalidad. Pero estas tres dimensiones no se pueden aislar. Una organización muy eficaz, con poca unidad y atractividad irá perdiendo su eficacia con mayor o menor rapidez.

En los próximos mensajes me ocuparé de cada una de estas tres dimensiones. Este tema es el núcleo de las tesis de Juan Antonio Pérez López, y son principios genuinamente elaborados en el IESE. Hasta la semana que viene.

A %d blogueros les gusta esto: