Inicio > Consideraciones prácticas, Modos de decidir > Toma de decisiones y calidad de las organizaciones

Toma de decisiones y calidad de las organizaciones

Empresa de alta calidadEn dos mensajes de este verano, del 14 de julio y del 21 de julio, exponía algunas características que suelen tener las empresas de alta calidad. En esos mensaje ya advertía que ni todas las empresas de alta calidad tenían esas características ni todas las que tenían esas características necesariamente eran de alta calidad, pero que en definitiva,  esos solían ser rasgos distintivos de buenas empresas.

En el mensaje de esta semana voy a exponer brevemente cuales son las características que determinan la calidad de una organización. Estas características o parámetros son tres: eficacia, atractividad y unidad. los expondré brevemente en este mensaje y en las próximas semanas hablaré con más detalle cada uno de ellos.

a) Eficacia: una organización es eficaz si consigue los objetivos que se propone. Cuanto mejor consiga esos objetivos más eficaz es la organización

b) Atractividad: una organización es atractiva si en ella hay posibilidades de aprendizaje. Son esas posibilidades de aprendizaje lo que hace que esa empresa sea atractiva para mucha gente. En una empresa atractiva se aprenden a hacer cosas que antes no se sabían hacer. Por eso es atractiva para mucha gente. En las empresas en las que no hay aprendizaje pronto quedan obsoletas porque pierden competitividad. A medio plazo la eficacia se resiente.

c) Unidad: la unidad es el grado de identificación de los miembros de una organización con los objetivos de la misma. Identificación que se produce, no por lo que cobran ni por lo que en esa organización pueden aprender, sino por lo que en esta empresa se hace; porque con lo que se hace se satisface una necesidad de alguien, de un cliente; porque lo que se hace da sentido al trabajo de una persona, más allá del sueldo que se pueda ganar o de lo que se pueda aprender en ese trabajo.

Cuanto más eficaz, más atractiva y mayor unidad hay en una organización en mejores condiciones está para cumplir su finalidad. Pero estas tres dimensiones no se pueden aislar. Una organización muy eficaz, con poca unidad y atractividad irá perdiendo su eficacia con mayor o menor rapidez.

En los próximos mensajes me ocuparé de cada una de estas tres dimensiones. Este tema es el núcleo de las tesis de Juan Antonio Pérez López, y son principios genuinamente elaborados en el IESE. Hasta la semana que viene.

  1. Jorge
    septiembre 8, 2011 en 10:47 am

    Me gusta el punto del aprendizaje. Siempre me ha sorprendido las dos perspectivas que existen en nuestro país respecto al asunto:

    -Las empresas quieren contratar empleados a los que no tengan nada que enseñar, consideran siempre el aprendizaje como un coste y no como una inversión.
    -Muchos empleados consideran que no tienen nada que aprender cuando llegan a cierto nivel, y parece que si muestran la necesidad de reciclarse o adquirir nuevos conocimientos se sienten más vulnerables.

    Este creo que es uno de los problemas de la competitividad en nuestro país. Simple pero claro.

    Excelente post.

    Un abrazo,
    Jorge

    • septiembre 9, 2011 en 9:58 am

      Jorge, siempre hay que estar aprendiendo, tanto las personas como las empresas. Si no te quedas obsoletos. Para que aprendan las empresas, tienen que aprender las personas que componen la organización, y tienen que querer compartir ese aprendizaje en favor de las empresas.
      gracias,
      Miguel Angel

  2. septiembre 8, 2011 en 11:17 pm

    Como siempre, muy buen post Miguel Ánguel! Ojalá los pudieras hacer más largos, que me dejas otra vez con ganas de saber más! Lo que para serte sincero el punto a) no me convence, pues yo ni siquiera lo consideraría un parámetro sino más bien algo inherente en la necesidad de supervivencia de las empresas, más que un parámetro de calidad ¿no?

    • septiembre 9, 2011 en 10:02 am

      Gracias Enric, no los hago máslargos porque solo son pequeños apuntes. Para profundizar, ya están los artículos, libros y clases.
      Respecto lo que dices del punto a) tener un mínimo de eficacia para que sobreviva la organización es un imperativo y condición sinequanon. Pero a partir de ese mínimo, hay distintos grados de eficacia, compatibles con la supervivencia de la organización. Pues hay que ver cual es el nivel de eficacia de una empresa (además de las otras dos cosas) para diagnosticar su calidad.
      Hablaré más de esto en los próximos mensajes.
      Gracias,
      Miguel Angel

  3. Anónimo
    septiembre 9, 2011 en 7:14 am

    También el punto del aprendizaje me gusta mucho.
    El principio de la eficacia parece que muchos directivos/managers lo tienen asumido: tienen que conseguir los objetivos (aunque a veces hay puede haber “conflicto” entre los objetivos individuales (egoistas) y los objectivos de la empresa).
    El de atractividad ya cuesta más verlo. Y mira que es importante ! Pero algunos managers continuan viendo a su gente como “mano de obra” y que ellos ya piensan y aprenden y que los otros simplemente ejecuten lo que ellos dicen.
    Y poder trabajar en un lugar donde se consiguiese el principio de Unidad seria genial !

    abrazo,
    marti

    • septiembre 9, 2011 en 10:35 am

      Marti, efectivamente. Nos quedamos en el criterio de la eficacia solamente. De allí al principio de lamaximización de beneficios solo hay un paso. Si tuvieramos en cuenta los tres criterios mucho mejor dirigidas estarían las empresas. Saludos,
      Miguel Angel

  4. Sebastián
    septiembre 9, 2011 en 8:40 am

    Totalmente de acuerdo… el aprendizaje es la clave… si eres atractivo tendrás capacidad de “enamorar” y “motivar” a tu gente y ésta a su vez será más eficaz/comprometida… es la pescadilla que se muerde la cola

  5. septiembre 9, 2011 en 10:36 am

    Gracias Sebastián. No habías participado antes ¿verdad?. Bienvenido. ¿Eres antiguo alumno del IESE?
    Saludos,
    Miguel Angel

  6. Paco
    septiembre 9, 2011 en 10:44 am

    Hola Miguel Angel,

    Veo que se puede establecer un claro paralelismo entre cada una de estas tres características con los tres tipos de motivaciones de las que se habla en el IESE (extrínsecas, intrínsecas y trascendentes).

    Un par de preguntas:
    – Si hay que tomar una decisión, hay una colisión clara entre dos de ellas y no hay tiempo o recursos, cuál debería de primar frente a la otra? O dicho de otra manera, si hubiese que hacer un scoring, cuál pondrías primero? Entiendo que depende mucho de la situación pero aquí te pido que te mojes y por qué
    – No crees que está variando lo que se entiende por cada una de ellas? Por ejemplo, la eficacia ya no se plantea sólo en base a números sino que hay otras cosas como la RSC.
    Cuál crees de todas ellas que es la que más va a variar de acá a 5 ó 10 años?

    Gracias.
    Un saludo,

    Paco

    • septiembre 10, 2011 en 3:32 pm

      Paco, efectivamente estas tres características tienen su correlativo en los tres tipos de motivaciones. En el fondo todo procede de la teoría de Juan Antonio Pérez López.

      ¿Cómo decidir cuando hay colisión entre ellas: Hay que conseguirun mínimo de eficacia que garantice la continuidad a corto plazo. Si la empresa desaparece fruto de tus decisiones, algo estás haciendo mal. Grantizado esto, hay que evitar que con tus decisiones te conviertas en una persona menos confiable (porque hagas una injusticia, o …) Pero de como resolver estos conflictos hablaré en los próximos mensajes.

      Lo de la RSC puede ser algo serio o pura cosmética, en función de lo que sea afectará a los tres parámetros.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

      • Paco
        septiembre 11, 2011 en 9:08 am

        Muchas gracias Miguel Angel.
        Espero
        Totalmente de acuerdo contigo sobre la RSC. Pienso que muchas empresas no se la están tomando en serio, sino tan sólo usándolo para disminuir el riesgo reputacional asociado a aparecen con un bajo scoring en las listas de RSC.
        Lo que no quieren es que esto impacte en su cuenta de resultados y balance, pero en el fondo es pura cosmética.

        Gracias.
        Un saludo,

        Paco

      • Josep López
        septiembre 14, 2011 en 9:35 am

        ¿Qué es la RSC?

        Muchas gracias,

        Josep López

  7. Nrq
    septiembre 10, 2011 en 1:21 pm

    unidad. koinonia. esa característica aristotélica tan bien transmitida por el profesor Calleja. Ansioso quedo por el desarrollo de cada una de estas tres características.

    • septiembre 10, 2011 en 3:34 pm

      Si, todo esto es algo común que caracteriza a lo que enseñamos en el IESE. Los próximos jueves sigo con estos temas.
      Gracias Nrq,
      Miguel Angel

  8. Quim Arpí
    septiembre 12, 2011 en 11:56 am

    El aprendizaje no debe contemplarse solo des de la óptica individual. el aprendizaje del bloque, del equipo, de la organización es fundamental. Para ello la organización debe cuidar especialmente el enlace entre departamentos, zonas, etc. ya que un puesto de trabajo puede ser atractivo pero la fuerza (atractivo) de toda la organización es demoledora. En cuanto a la unidad, tan solo reforzar la necesidad de que esta este cercana al punto 1 (la eficacia). Una empresa unida/cohesionada pero sin eficacia puede caer en un cierto entorno de paternalismo (esto en los mejores de los casos y si consigue seguir viva).

    • septiembre 13, 2011 en 10:32 am

      Quim, tocas temas interesantes que pensaba desarrollar en mensajes posteriores. Empresas con gran unidad y sin eficacia, como dices no son empresas de calidad. Todos se llevan muy bien pero no resuelven nada. Esto lo que significa es que hay que tener un mínimo indispensable de las tres dimensiones. No vale mucho de una cualquiera si otra de las dimensiones está coja.
      El aprendizaje es individual y organizativo. De nada sirve un equipo de futbol de grandes estrellas si no quieren contribuir al exito del equipo. Si cada uno va a su lucimiento. El tema es de lo más complejo, y la empresa que sabe conseguir el aprendizaje organizativo tiene muchíiiiisimo ganado.
      Gracias,
      Miguel Angel

  9. Josep López
    septiembre 13, 2011 en 8:19 am

    Estoy con Jorge en el primer comentario. El Aprendizaje: ¡qué importante que es! Aunque en muchas empresas el día a día hace que pase a un segundo o tercer término o incluso sea mal visto; como un síntoma de flaqueza. Esto, a mi entender, es pan para hoy y hambre para mañana. En mi caso, por ejemplo, que estoy buscando trabajo, cuando veo un anuncio y veo todos los requisitos que solicitan parece que quieran reemplazar a “alguien” con exactamente las mismas habilidades y conocimientos. Cuando yo dirigía un proceso de selección prefería fichar a alguien que quizás estuviera un poco “verde” que al “mejor”. Por dos razones principales: la primera es que este nuevo empleado tiene un recorrido de aprendizaje que de buen seguro lo va a motivar. La segunda razón es que la empresa puede dirigir y tutelar este aprendizaje hacia donde más interese para mejorar la eficacia de la organización. Gracias M.A.

    Un saludo a todos,

    Josep López

    • septiembre 13, 2011 en 10:37 am

      Josep, lo primero suerte en tu búsqueda de trabajo. Envíame tu CV, en el blog tienes mi e-mail. Segundo, tienes toda la razón que el día a día y el conseguir ventas hace poner el aprendizaje en tercer lugar. Contratar gente con menos conocimientos, efectivamente, permite aprender más facilmente. No hay que desaprender. A mi juicio, y ya hablaré de esto en otro momento, hay que tener unos mínimos conocimientos necesarios, y hay que tener entusiasmo por el trabajo y capacidad de aprender.
      gracias y suerte,
      Miguel Angel

      • Josep López
        septiembre 14, 2011 en 9:37 am

        Muchas gracias, Miguel Angel. Te envío mi CV.

        Josep López

  1. septiembre 15, 2011 en 7:04 am
  2. septiembre 21, 2011 en 9:07 am
  3. septiembre 22, 2011 en 7:01 am
  4. septiembre 22, 2011 en 5:22 pm
  5. septiembre 29, 2011 en 10:26 am
  6. octubre 2, 2011 en 10:39 am
  7. octubre 13, 2011 en 8:12 am
  8. marzo 1, 2012 en 8:03 am
  9. agosto 23, 2012 en 7:02 am
  10. septiembre 27, 2012 en 7:01 am
  11. octubre 31, 2012 en 8:01 am
  12. diciembre 13, 2012 en 9:02 am
  13. abril 4, 2013 en 7:02 am
  14. julio 13, 2014 en 1:35 pm
  15. julio 15, 2014 en 1:04 pm
  16. julio 31, 2014 en 7:01 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: