Archivo

Posts Tagged ‘Pacificadores’

Aportar o destruir

problematicoEn el mensaje de la semana pasada hablé sobre lo las bondades de tener una permanente actitud de ayudar a los demás. No hace mucho tiempo también hablé de ser pacificador y facilitar la vida a los demás. Hoy voy a hablar de la actitud contraria. Hay personas que tienen una actitud vital de destrucción. Lo que hacen y dicen en relación a los demás solo sirve para causar discordia. No están capacitados para captar los beneficios de ser pacificador.

Cuando una acción no aporta nada positivo y genera malestar en otros esa acción sobra. Evidentemente hay acciones que generan malestar a alguna persona pero que son necesarias para evitar un mal peor. Cuando corrijo a un colaborador mío porque ha hecho un trabajo chapucero, evidentemente le causo malestar, pero estoy intentando que sea un mejor profesional.

Pero no, hay personas que son destructivas. Que están habituadas a la crítica que no trae ningún beneficio y que causa malestar a su alrededor. En general son personas enfadadas consigo mismas, enfadadas con el universo y que proyectan sus amarguras fastidiando a los demás. Siembran cizaña, critican innecesariamente. Con estas personas no se respira un ambiente de paz.

Consejo, cuando actúes pregúntate, ¿lo que estoy haciendo es constructivo o es crítica sin más de la que no sale nada positivo? Crítica que lo único que consigue es sembrar cizaña, sin ningún beneficio para nadie. Saludos a todos y hasta el jueves que viene.

Para estas navidades

diciembre 24, 2015 11 comentarios

belen de navidadEn alguna otra ocasión ya he comentado que hay  personas a las que se les echa de menos cuando no están y en cambio con otras uno puede respirar tranquilo cuando no están ¿Qué tipo de persona eres tú? La navidad es una buena ocasión para intentar ser más de los primeros y menos de los segundos.

Hay quienes están siempre discutiendo y basta con que alguien diga una cosa para que estos estén afirmando lo contrario. En cambio con otras se está muy a gusto. Son afables, buenos conversadores, cercanos, y que valoran lo positivo de todas las personas y restan importancia a lo negativo.

¿No es también una buena ocasión para que los que se dedican a la actividad política dejen de tirarse los trastos a la cabeza unos a otros, y empiecen a pensar qué es lo mejor para la ciudadanía? Me parece que en España se presenta ahora una ocasión de oro para construir en vez de para destruir.

Por cierto no puedo estar satisfecho del experimento que hicimos de intentar predecir los resultados de las elecciones en España. Aunque dimos en el clavo en el porcentaje de votos de los dos partidos mayoritarios, no se predijeron bien los de los otros partidos. No se puede decir que la sabiduría de la muchedumbre funcione. Unas veces funciona y otras no, y cómo aún no sabemos bajo qué condiciones funciona y bajo cuáles no, de momento no podemos afirmar que sea una metodología válida para predecir. Pero gracias a todos los que participasteis y feliz navidad.

Pacificar

Sagrada FamiliaNo soy catalán, pero llevo 34 años viviendo en Cataluña y me siento del lugar. Desde hace unas semanas se está debatiendo si Catalunya debe tener una mayor independencia respecto de España o no. No daré mi opinión sobre el tema pues este blog no es un lugar de debate político, sino un lugar para que entre todos aprendamos a decidir mejor. Pero aprovecho la actualidad del tema para hacer unas consideraciones.

La primera es que tan legítima es la opción de una Cataluña más independiente como la de una Catalunya más integrada en España. Los mandamientos de la ley de Dios no se pronuncian al respecto. Prohiben muy poquitas cosas y permiten casi todo.

La segunda consideración es que, como decía nuestro antiguo president Jordi Pujol cuando en alguna rueda de prensa le preguntaban algo sobre lo que no quería hablar, “aixo avui no toca”: “eso hoy no toca”. Me parece que habiendo un 26% de parados en España, y estando más del 50% de los jovenes en paro o subempleados, los gobernantes deberían centrarse en reflotar la economía y no distraerse con un asunto que, aunque muy importante, no es lo más urgente actualmente. Comentando con alguien esto, me han dicho “Miguel Angel, pueden atenderse los dos asuntos a la vez”. Yo creo que no. La situación económica requiere de los gobernantes fijar toda su atención en resolver el problema del paro y encauzar la economía otra vez en la senda del crecimiento.

Por último añadir que este tema es muy sensible y sobre el que se tienen convicciones muy firmes, por lo que es muy fácil que generen tensión y lleguen a producir animadversiones. Aconsejo ser pacificadores, y sea cual sea la postura que uno tenga sobre el tema, hay que intentar entender las razones de los que defienden opciones distintas a las nuestras y ser conciliadores. Echandonos los trastos unos a otros no se resuelve nada. Seamos compatibles con las personas que opinan de modo distinto a nosotros. Hagamos un esfuerzo por entenderlas. Unos y otros. Y tengamos confianza en nuestra capacidad de diseñar un futuro en el que podamos convivir todos.

Gracias y hasta el jueves que viene, en que os pediré ideas para una conferencia que tengo que dar.

A %d blogueros les gusta esto: