Archivo

Posts Tagged ‘Profesionalidad’

Cumplir con los compromisos

compromisosDesde que inicié este blog hace ocho años he intentado evitar hablar de política. Es un blog de toma de decisiones y no quiero que haya polémica que ponga a unos en contra de otros. Así que fiel a mi propósito, aunque en España y en Catalunya la situación política está candente, esta semana también voy a evitar el tema y voy a hablar de cumplir los compromisos que uno contrae.

Cumplir con los compromisos es una manifestación de profesionalidad y de seriedad personal. Si uno se compromete a algo y no lo cumple ¿Quién se puede fiar de él? Una persona que cumple sus compromisos manifiesta respeto por los demás. El que no los cumple está diciendo que los demás, aquellas personas con quien se comprometió le importan muy poco.

Muchas veces uno no cumple con lo que dice por despiste. Porque no se da cuenta que se comprometió a tal y tal cosa. Esa actitud es también un sistema de falta de seriedad. De frivolidad.

Puede pasar también que después de comprometerse uno con algo, surjan nuevas circunstancias que hagan muy difícil cumplir con lo que se prometió. Entonces lo que hay que hacer es explicar las razones por las cuales uno no puede cumplir. Si estas razones son suficientemente serias, la gente lo entiende y no suele pasar nada, y si estas razones son pura excusa, también la gente entiende nuestra falta de seriedad y respeto.

Así que consejo si quieres crecer como persona y como profesional, cumple con aquello con lo que te has comprometido. Serás una persona fiable y confiable. Hasta el jueves que viene.

Forges

humorLa semana pasada falleció Antonio Fraguas “Forges”. Para los lectores de fuera de España decirles que Forges fue un muy famoso humorista que cada día publicaba un chiste en forma de viñeta en la prensa española. Era un genio que nos ha hecho reír muchísimo.

Cuando una persona fallece habitualmente todo son declaraciones de alabanza. Cuando fallece un político, propios y extraños, ensalzan sus aportaciones y su figura. Normalmente son declaraciones formales que son olvidadas al cabo de poco tiempo.

Sin embargo, el fallecimiento de Forges ha ido acompañado de sinceras muestras de afecto y admiración por parte de todo el mundo. Y digo sinceras, porque toda la prensa y todos sus colegas se han volcado en mostrar la profesionalidad y la altura humana de este famoso humorista.

Todo esto me ha llevado a mí a la reflexión de cómo vamos a ser recordados cuando desaparezcamos. Y no por la vanagloria de que se nos ensalce o no, lo cual me parece una estupidez. Nadie se lleva esa gloria a la tumba. Sino por la satisfacción de haber dejado una huella positiva a nuestro alrededor. El haber tenido una vida útil que haya favorecido a muchas personas. Ser recordados por la paz y concordia que hayamos sembrado a nuestro alrededor. Por lo que hayamos podido ayudar a los que teníamos cerca.

Qué diferencia una vida egoísta de una vida de servicio. Cada uno es lo que decide ser. Está en nuestras manos la orientación que damos a nuestras vidas. Muchas gracias Antonio Fraguas “Forges”, y no solo por lo mucho que nos has hecho reír.

humor

Acoso laboral (mobbing)

septiembre 28, 2017 38 comentarios

mobbingEl acoso laboral es algo que, según dicen los expertos, ocurre en las organizaciones con más frecuencia de la que nos imaginamos. De repente alguien escoge una víctima a quien acosar y aquí empieza el calvario de este escogido. Empiezan a ignorarle, a darle más trabajo del que puede realizar para que se vea que no cumple. Le ocultan información para que luego se vea lo que se le había encargado se podía hacer de un modo más sencillo. En fin hay muchas maneras de hacerle sufrir dependiendo si el acosador es un jefe, un colega o incluso a veces alguien que está más abajo en la organización.

La víctima suele ser un buen profesional que, paradójicamente, va perdiendo la confianza en sí mismo y acaba incluso creyéndose que el culpable es él mismo. ¿Y qué decir del acosador? Pues muchas veces es una persona insegura que por temor a que se vea la mayor profesionalidad de otro o por envidia, empieza a hostigar a su víctima.

Uno puede pensar que una cosa tan patente no puede pasar desapercibida en la organización. Pues no es así. Las actuaciones son sibilinas y ocurren en el plano de las relaciones entre personas. Por otro lado el acosador ya se cuida muy bien de que el asunto no trascienda a nadie que pueda poner fin al asunto.

Los resultados para la víctima son desastrosos. Un buen profesional empieza a perder seguridad en sí mismo hasta límites insospechados. Sufre. Acaba sintiéndose un don nadie. Su sueño se ve alterado. Tras tres o cuatro horas de sueño uno se despierta y ya no consigue dormir. Y el desgraciado acosador es una persona que no puede soportar que haya un buen profesional a su lado. La principal razón por la que acosa es por envidia y por falta de personalidad. Necesita hundir a otro para sentirse alguien, porque por sí mismo él no es nadie.

El acoso laboral es más frecuente de lo que uno se puede imaginar. Pero es tan sutil que es difícil percibirlo. En mi vida me he encontrado con dos personas que han sufrido acoso, y sufren mucho. ¿Qué hacer si sufres acoso? Pues ser consciente de que entonces eres muy buen profesional y debes tener seguridad en ti mismo (o misma). No te dejes amilanar. Sé que el problema es complejo y que no se soluciona con un par de consejillos. Pero al menos saberlo diagnosticar puede ser parte de la solución. Quizá algún día hable más de esto. Saludos a todos y hasta el jueves que viene.

Cualidades que se buscan en un directivo

diciembre 5, 2013 39 comentarios

directivosLa semana pasada entrevistaban en Expansión a Javier Guillén, director de Status, consultora dedicada al fichaje de directivos. En esa entrevista hablaba de cosas que son muy útiles tanto para empresas como para directivos.

Decía que cuando le encargan encontrar un directivo lo primero que hace es ir a visitar la empresa que se lo encarga para ver cómo es. Y citaba una serie de cosas que dicen mucho del tipo de empresa que se trata: la limpieza del vestíbulo, cómo visten los empleados, qué revistas hay en la sala de espera, cómo es el despacho del director,…  El descuido de esos detalles indica la profesionalidad del lugar y cuánto se respeta a los demás.

Esa entrevista daba datos sobre qué es lo que se busca en un directivo. Por descontado, su competencia profesional. Decía que a la larga lo que más cuenta en un directivo son sus valores, sus virtudes y su competencia. Que sea honrado. Trabajador, que no trate de ponerse todas las medallas. Coherente en su vida de familia. Además de todo esto, si tiene experiencia en el sector mejor, pero, decía Javier, esto no es lo más relevante.

Anoto un par de apuntes míos. El directivo que se coloca todas las medallas acaba solo y siendo odiado por su gente. Los logros suelen ser fruto del trabajo coordinado de un equipo de personas. Si tú ante tus jefes te anotas todas las medallas estás usurpando méritos a tu gente, y esto no pasará desapercibido. La otra idea va en la línea de la coherencia en la vida de familia. Si uno no es leal a su familia, si engaña, que no hará en la empresa en la que trabaja. Esta persona no es de fiar.

Hasta el jueves que viene

A %d blogueros les gusta esto: