Archivo

Posts Tagged ‘alcaldes’

Confusión

alcaldesaA la hora de dirigir no se pueden mezclar las preferencias personales con las exigencias del cargo que se ocupa. Donde no hay distinción, hay confusión. El empresario promotor y máximo directivo de una empresa española decidió empezar la expansión internacional yendo a Marruecos. Razón, era un país que le gustaba y en el que le solía pasar sus periodos de vacaciones.

En esta decisión no se había tenido en cuenta ni el mercado potencial, ni la afinidad cultural, ni el entorno económico de los posibles países candidatos. A este empresario le gustaba marruecos y punto. Esta era la principal razón estratégica de su decisión.

Cuando las preferencias personales interfieren en el gobierno de las instituciones y se confunde “lo que se debe” con “lo que me gusta” hay problemas. La alcaldesa de Barcelona la semana pasada confundió sus deberes institucionales con sus preferencias personales.

Se celebraba en Barcelona el Salón de la Enseñanza. Al parecer a la alcaldesa no le cae bien el estamento militar, por lo que al encontrarse con los militares que allí estaban les dijo “No me gusta que estén en el salón. Preferimos que no haya presencia militar en el salón”. Ignoraba la alcaldesa la amplia oferta formativa del ministerio de defensa que viene muy bien explicado en esta noticia de La Vanguardia.

Confundió la alcaldesa sus gustos y preferencias personales con sus obligaciones institucionales. Nada bueno puede salir de este tipo de confusiones. Ni a los directivos con sus caprichos ni a los gobernantes con sus  fobias. Hasta el jueves que viene. Feliz semana santa.

¿Qué se les debe exigir a los próximos alcaldes?

alcaldesEl domingo pasado fueron las elecciones en los casi 10.000 ayuntamientos que hay en España, y en bastantes comunidades autónomas. En las próximas semanas serán proclamados los alcaldes que tomarán decisiones que afectarán a los ciudadanos. Me pregunto ¿Qué condiciones deben cumplir estos, quizá nuevos, alcaldes? Yo propongo dos.

La primera competencia profesional. Que sean capaces de dirigir corporaciones en las que trabajan centenares de empleados municipales, con decenas de oficinas de servicios, que en algunos casos afectan a cientos de miles de ciudadanos. Parece un requisito obvio, pero quizá no lo sea tanto

La segunda que conciban su función como un servicio y no como un privilegio. No me refiero solo a que no metan mano en la caja ni que den concesiones acuñados y amigos. Eso es lo mínimo. Me refiero a que en su quehacer de gobierno han de buscar el beneficio de los ciudadanos cuyos servicios administran y no pensando en las políticas que les ayudarán a mantenerse en el sillón dentro de cuatro años.

Estas dos condiciones se pueden resumir en la idea de ejemplaridad. Los que han salido elegidos como gobernantes de nuestras ciudades deben ser ejemplares. Como lo debe ser cualquier directivo que esté a cargo de una organización.

Como siempre cualquier comentario es bienvenido, y muchas gracias a todos los que participais y difundís el blog. Hasta el jueves que viene.

A %d blogueros les gusta esto: