Archive

Posts Tagged ‘alegría’

Disfrutar de los éxitos de los demás

alegríaUna muestra de salud mental en las personas es saber disfrutar de los éxitos de los demás. Cuando a alguien le sucede algo que es motivo de alegría, alegrarse con él o con ella es multiplicar la alegría. Los bienes materiales si se comparten se pierden. Si yo tengo 100 euros y los comparto con alguien, esa parte que comparto dejo de poseerla yo.

No sucede así con los bienes que no son materiales. Si yo tengo un motivo de alegría y lo comunico a otro, este otro puede alegrarse conmigo y no por eso pierdo yo parte de alegría.

Pues muchas veces no pasa eso. Es la maldita envidia la que nos impide disfrutar que a otro le vayan bien las cosas. Disfrutemos con lo bueno de los demás. Seremos más positivos, más alegres, tendremos más amigos, estaremos contentos. Todo es mejor. La gente confiará más en nosotros, nos hará partícipes de sus cosas. Podremos disfrutar de más cosas. La envidia nos hará cenizos. Decide lo que quieras ser, alegre o cenizo. Hasta el jueves que viene.

Hablar siempre bien de los demás

diciembre 11, 2014 34 comentarios

pazEl otro día coincidí con un amigo al que hacía tiempo no veía. Años atrás, hablo de hace unos 25 años, nos habíamos tratado mucho. Empezamos a recordar viejos tiempos y salieron en la conversación conocidos comunes de aquella época. Después de casi una hora de conversación, sentí que había estado muy a gusto con este antiguo amigo, y empezando a pensar porqué me di cuenta que sólo había hablado muy bien de cada persona que habíamos recordado, apuntando las cualidades que cada uno tenía. Ninguna crítica. Ningún defecto salió a relucir. ¡Qué rato más a gusto pasé con esta persona y qué buen sabor de boca me dejó esa conversación!

Pues sí. Todo el mundo tiene más virtudes que defectos. ¿No es mejor resaltar esas virtudes de cada uno y no amargar con los defectos que otros puedan tener? Se genera alrededor más paz y más alegría resaltando las cosas positivas. Criticar a los demás nos amarga la existencia a nosotros mismos.

Consejo, hablar siempre bien de los demás. De cualquier persona siempre podemos encontrar muchas cosas de las que podamos hablar bien.

El jueves pasado tuvimos la reunión de lectores del blog. Estuvimos unas 50 personas. Después de intercambiar opiniones sobre si la recuperación económica se afianzaba o se frenaba pasamos a hablar de razones por las que fallan las empresas. Creo que todos aprendimos, y después algunos nos fuimos a tomar unas cervezas.

Hasta el jueves que viene.

Servicio, alegría y toma de decisiones

persona alegre Hay personas con las que se está muy a gusto, generan paz. Piensan en los demás. Intentan no ser problemáticos. Te ayudan cuando perciben que tienes una dificultad. Conciben su vida como un servicio. Son personas que se alegran del bien ajeno. Piensan en los demás. No son egoístas.

Una consecuencia que tiene esta actitud, y que he observado en este tipo de personas es que son alegres. Que siempre ven el lado positivo de las cosas. No son agoreros. Y lo más importante, se les ve felices. Quizá este sea el secreto de la felicidad.

Ya lo decía Tagore en uno de sus más conocidos poemas: “Yo dormía y soñé que la vida era alegría. Desperté y vi que la vida era servicio. Serví y comprendí que el servicio era la alegría”.

Esto explica que haya personas con buena posición social y económica, que parece no faltarles nada, pero que no se les ve felices. Su cara no refleja alegría. Les falta dejar de pensar en sus cosas y pensar en los demás. Les sobra egoismo.

Piensa en un día normal de tu vida y busca cinco ocasiones de servir y de facilitar la vida a los demás. Te puede cambiar la vida. Servir y ser alegre es una decisión propia. Hasta el jueves que viene. Felices vacaciones a los que las empecéis estos días. Os dejo un video de una antigua alumna mia que explica lo que ha supuesto para ella su paso por el IESE

¿Qué podemos hacer?

Llevamos en España cuatro o cinco años complejos. No se ve la salida del tunel. Esta última semana ha sido especialmente crítica. Hay mucho paro, muchos recortes, crispación. ¿Qué debemos hacer en una situación como esta? Con frecuencia me hacen esta pregunta amigos y antiguos alumnos. He ido contestando sobre la marcha lo que se me iba ocurriendo, pero después de tener que contestarlo tantas veces he acabado sacando dos conclusiones.

Lo primero que tenemos que hacer todos es trabajar bien, con competencia profesional, independientemente de que en nuestro lugar de trabajo nos exijan más o menos. Este buen hacer profesional requiere trabajar con unos mínimos criterios morales. En nuestro trabajo debemos vivir la justicia. Ser honrados. Debemos respetar a las personas. Si estás en paro, no te desanimes, sigue buscando. Llegarán mejores tiempos. No se me ocurre que otra cosa decirte.

La segunda conclusión es intentar ser pacificadores. No crear problemas, que ya hay suficientes. Facilitemos la vida a los que están a nuestro alrededor, tanto colegas de trabajo como familiares. No ser cizañeros. Entre las cosas que podemos hacer es mantener la alegría y el optimismo. Si poniendo cara triste consiguieramos resolver algún problema, no lo dudaría, te aconsejaría estar triste. Pero así no se resuelve nada, así que optimismo. Al mal tiempo buena cara. Esa alegría no debe ser reflejo de infantilidad o irresponsabilidad ante los problemas que haya, sino conciencia de que siendo cenizos no se arregla nada. Si está en nuestra mano, intentemos ayudar a resolver los problemas de los que están cerca de nosotros. Muchas veces lo que alivia a la gente es ser escuchada.

Cualquier otra cosa que esté en tu mano hacer, adelante. El principal beneficiado serás tú. Hasta el jueves que viene y disfrutar de las vacaciones los que las esteis haciendo ahora.

Una buena decisión para empezar el año

diciembre 29, 2011 41 comentarios

El inicio de un nuevo año solemos aprovecharlo para hacer propósitos. En este último mensaje del año voy a proponeros uno: ser optimistas y mantener una actitud positiva durante este nuevo año. Se dice que la actual crisis económica es una crisis de confianza. Los bancos no prestan porque no confían en que los prestamistas le devuelvan el dinero. Las empresas no invierten porque no confían en el futuro. Por la misma razón la gente se muestra cauta antes de lanzarse a hacer algo. Esta falta de perspectivas futuras nos hace ver con más intensidad los aspectos negativos de las cosas.

Si estando tristes y viendo el lado negativo de las cosas consiguiéramos solucionar los problemas, el consejo sería claro: manifiesta tu tristeza y regodéate en tus desgracias. Pero esto no soluciona nada. Tengamos una actitud más optimista. Hablemos de los aspectos positivos de las cosas. Sonriamos. Veamos la botella medio llena. No olvides que muchas veces lo que la gente necesita es tener una cara alegre a su lado.

Todo lo anterior no tiene nada que ver con con una irresponsable negación de los problemas, lo cual sería una insensatez. Tiene que ver con abordar los problemas con optimismo y alegría. Así se resuelven mejor. Si además esta actitud hace que tengamos una mayor confianza en nuestro futuro, quizá incluso acabemos este 2012 con la crisis. Propósito en dos palabras: optimismo y alegría. Feliz 2012 cuyo primer mensaje os lo enviaré desde Shanghai.

Paz y toma de decisiones

diciembre 7, 2011 40 comentarios

fastidiarComo mañana es fiesta adelanto al miércoles el mensaje de esta semana. Llevo mucho tiempo pensando sobre qué es aquello en lo que la mayoría de la gente estaríamos de acuerdo. Y siempre llego a la misma conclusión: la paz. Creo que la mayoría de la gente está de acuerdo que intentar conseguir la paz es algo que merece la pena. Paz dentro de uno mismo, paz en la familia, en el lugar de trabajo y paz en la sociedad.

Pero la paz o la discordia la forjamos día a día con nuestras actitudes y nuestras decisiones. Hay personas con las que se está muy a gusto, y personas que parece que disfrutan fastidiando a los demás. Personas que generan paz y personas que generan inquietud. Para saber a qué grupo pertenece cada uno es bueno preguntarse: los que están a mi alrededor ¿me echan en falta cuando yo no estoy o se alegran de mi ausencia? ¿Soy generador de problemas o conmigo las cosas se solucionan?

Si tienes un jefe o un colega con quien es muy desagradable trabajar, piensa que no hay mal que cien años dure. Piensa que el problema lo tiene él. Las circunsatncias de tu trabajo cambiarán algún día pero él tendrá que aguantarse a sí mismo toda la vida. Tú simplemente sufres temporalmente las consecuencias de su modo de ser.

Si eres tú la persona inaguantable pues cambia y deja de fastidiar.  En tu mano está que haya más paz en tu familia y en el lugar en el que te mueves. A lo largo de mi vida, me he encontrado unos cuantos preocupados en fastidiar a los demás. Todos tienen las mismas características: son malcarados y sus vidas son tristes. Los que generan paz suelen rebosar alegría. Hasta la semana que viene. Después de unos cuantos mensajes un poco técnicos, sobre si la muchedumbre es sabia o no, éste va sobre si tú eres una persona sabia o no.

La semana que viene hablaré sobre Standard & Poors o sobre China, ya veré. Dejo un video de un programa sobre Toma de Decisiones que daremos en el IESE en Madrid a finales de mayo.

A %d blogueros les gusta esto: