Buen humor

Relacionado

Meter la pata

Cuando uno comete un error caben dos posibilidades. La...

Efectos colaterales

En España estos días se está hablando mucho de...

Una buena práctica

Habitualmente cuando nos planteamos hacer una cosa es porque...

¿Qué podemos hacer?

En el mundo desarrollado hemos experimentado unos altos niveles...

La empresa como red de aprendizaje

La semana pasada moderé una sesión del programa para...

Share

Hace unos días llevé el coche al taller para la puesta a punto antes de las vacaciones. Desde hace 27 años voy al mismo taller en el que siempre me han tratado muy bien, excepcionalmente bien. Esta vez quien me atendió no fue el de siempre sino una nueva empleada. Quedé sorprendido por su optimismo, su alegría, su buen hacer y su actitud de excederse en el servicio.

Esto me recordó a un alumno que tuve hace algunos años, que, el par de veces que apareció por mi despacho, rebosaba alegría y buen humor. También una persona que atendí en el despacho el mes pasado me sorprendió por su actitud positiva ante la vida y su alegría contenida.

El trato que recibí en el taller del coche me ha recordado la actitud de estas otras personas. Personas que tenían la mirada limpia. No era postiza. No era intentar aparentar lo que no se es. Tras reflexionar un poco lo que aprendí es que hay que tener una actitud muy positiva ante la vida. Hay que sonreír, hay que tener buen humor.

Evidentemente no por tener una actitud positiva se resuelven inmediatamente los problemas. Los problemas hay que trabajarlos para solucionarlos, pero lo que también es cierto es que el mal humor y la actitud fúnebre tampoco los resuelve. Tener personas a tu alrededor con actitud positiva, con buen humor y optimistas hace la vida mucho más agradable que tener cenizos. La mirada limpia es lo que distingue a los verdaderos optimistas y positivos de los impostores de actitud postiza.

Reflexión que me hago: alegría, optimismo y ver los muchos aspectos positivos que la vida tiene. Hasta el jueves que viene.

13 COMENTARIOS

  1. ¿Cómo generar -o mantener- el buen humor y alegría dentro de las organizaciones pese a los vaivenes de la economía y otros problemas propios del entorno como es la información que se publica en las redes sociales, la cual, por cierto; genera adhesiones según la percepción de cada persona?

  2. Efectivamente, Miguel Ángel. Hace años aprendí que si adoptas una actitud positiva y feliz en tu día a día y sobre todo en la relación con los demás , estos te devuelven con creces esta alegría y siempre están ahí para echarte una mano si lo necesitas.
    Por otro lado, la vida y el día a día ya se encargan de traernos disgustos y cenizos, por lógica lo hemos de compensar con nuestra alegria.
    Gracias por compartir con nosotros este tipo de reflexiones del acaecer diario. Ayudan a dar un paso al lado para pensar un ratito.
    Un abrazo

  3. Cuando nos tomamos la vida con optimismo, nos sentimos mejor, habló por mi.

    Me gustaría añadir que incluso repercute positivamente en la salud. Son personas que enferman menos que las personas menos positivas.

    salud i felicidad.

Deja un comentario

Artículo anteriorCreer en Dios
Artículo siguienteOjo con las generalizaciones
A %d blogueros les gusta esto: