Archivo

Posts Tagged ‘China’

¿Incertidumbre en España?

moción de censuraHe estado una semana fuera de España y me han llegado ecos de la moción de censura que el partido de la oposición va a presentar al actual presidente del gobierno. Para los de fuera de España, esto es una propuesta para votar en el parlamento la retirada del actual presidente y elección de uno nuevo.

Una moción de censura puede progresar o fracasar. No se sabe. Pero lo que me ha sorprendido al regresar a España el lunes son los catastrofistas titulares de los periódicos. Que si esta crisis política va a generar incertidumbre económica y por lo tanto va a haber un frenazo en nuestra economía, que si la bolsa baja, que si sube, y un montón de agoreras noticias.

Llevo años estudiando y cuantificando mensualmente la incertidumbre económica en España. En concreto desde el año 2010 en el IESE me encargo de dirigir el equipo que elabora el Índice IESE de Incertidumbre Económica (I3E). Y lo que hemos observado una y otra vez es que las muchas crisis políticas que ha habido en España en los últimos 5 años no han afectado para nada ni a la incertidumbre económica ni a la actividad económica.

Estuvimos un año con gobierno interino en España, con un ganador de las elecciones que declinó presentarse a presidir el gobierno por no contar con suficientes apoyos. Un líder de la oposición que se presenta a ser investido presidente y fracasa. Una repetición de elecciones que no hace cambiar nada. Unas elecciones catalanas en las que el cabeza de lista del partido ganador es obligado, por los miembros de un partido minoritario, a retirarse. Una declaración unilateral (simbólica o no) de independencia de Catalunya, con miembros del gobierno huidos o encarcelados.

Pues bien, ninguno de estos acontecimientos hizo moverse la incertidumbre económica, ni ha retrasado para nada la recuperación económica de España, que está creciendo por encima de la media de Europa.

Lo que sí hizo temblar la incertidumbre económica, son los rumores en verano del 2015 y después a principios del 2016 de una posible desaceleración de la economía China. El que China devaluara ese verano tres veces en una semana su moneda, etc. En definitiva, son los acontecimientos exteriores a España los que afectan a nuestra incertidumbre económica y a la marcha de nuestra economía, y no los avatares de nuestras batallitas políticas. Hasta la semana que viene, y espero podeder seguir yendo a dar clase a China durante muchos años. Se ve cómo se desarrolla ese país.

Este martes 5 de junio a las 19.00 en el IESE en Barcelona doy con Pablo Maella una sesión sobre los 10 errores más frecuentes en la toma de decisiones. Si quieres asistir te puedes inscribir aquí.

¿Qué está pasando?

chinaDesde este pasado lunes se han acrecentado las dudas sobre la situación económica mundial. Las bolsas chinas sufrieron un descalabro que rapidamente se trasladó a las bolsas europeas y a Nueva York. ¿Qué está pasando? ¿Vamos a tener otra caída en la economía?

No se puede decir nada todavía (o al menos yo todavía no tengo una idea clara). Los mercados financieros, la bolsa, los mercados de divisas y de bonos, etc. reaccionan inmediata y bruscamente a cualquier noticia que surge. De hecho después de la importante caída el lunes de las bolsas occidentales, el martes se recuperaron.

Efectivamente, las bolsas chinas se desplomaron lunes y martes y no se han recuperado. Esto ha podido ser sencillamente porque estaban sobrevaloradas (lo que se llama una burbuja en las bosas chinas), y simplemente lo que ha pasado esta semana es que han sufrido la oportuna corrección. Si esto es así, entonces no hay porqué preocuparse. La recuperación económica tras la última crisis seguirá su ritmo.

Pero cómo lo sucedido en esta semana sea reflejo de una desaceleración o incluso de un parón en la economía china, entonces la cosa puede ser más seria. Si China frena su actividad económica, comprará en el exterior menos materias primas (con las materias primas se fabrican las cosas que se producen). Por tanto, los países a los que compra China verán frenada su actividad. China comprará menos energía, petróleo, lo que también afectará a los países a los que compra.

Si China tuviera un peso pequeño dentro de la economía mundial, como sucedía hace unas décadas, entonces sus dificultades tendrían un impacto mínimo en el resto del mundo. Pero China es ahora la segunda economía del mundo, y además es la causante de la mayor parte del crecimiento económico mundial, por lo un frenazo en la economía China tendría un impacto no despreciable en el resto del mundo.

En definitiva, hay que esperar a ver si lo que ha pasado esta semana es fruto de una corrección en los mercados financieros, o es una verdadera desaceleración de la economía china. Si este es el caso, el impacto en el resto del mundo dependerá de la magnitud de esta desaceleración. En cualquier caso, la decisión del gobierno chino e devaluar su moneda hace un par de semanas hace temer que la cosa sea algo más que una corrección en el mercado bursátil. En un par de meses podremos hacer un juicio más fundado. De momento a esperar. Hasta el jueves que viene y feliz vuelta de vacaciones.

Responsabilidad

ChinaEstos días atrás he estado dando clases en Shanghai. Algún día que he tenido libre he aprovechado para patearme la ciudad. He podido ver cómo conviven las grandes avenidas con sus modernos edificios y el evidente desarrollo económico con situaciones de verdadera miseria.

He visto personas que tienen su lugar de trabajo en medio de una acera, o debajo de una de las autopistas volantes que cruzan la ciudad, rodeado de trastos y lonas recogidas de no se sabe donde y que probablemente sean su medio de sustento y el de su familia. Estás situaciones también se empiezan a ver últimamente en España.

chinaObservando todo esto he estado considerando la gran responsabilidad que tiene el hombre de empresa. La gran responsabilidad de utilizar sus capacidades de emprendimiento y de dirección para llevar a cabo proyectos empresariales que permitan generar empleo y así elevar el nivel de vida de tantas familias.

Hablo de responsabilidad porque la actividad empresarial puede muy bien orientarse para obtener un beneficio propio no importando lo que les pase a los demás (ejemplos abundantes tenemos en la prensa) o para generar desarrollo social y personal. Le leí a Juan Pablo II que la propiedad privada tiene una hipoteca social, y las capacidades directivas que uno pueda tener son propiedad suya, pero ha de ponerlas al servicio de los demás y en beneficio de todos.

Incluyo entre los que llamo a la responsabilidad a los que trabajamos en escuelas de negocios. La formación que impartimos no es neutra y podemos estar enseñando a la gente solo a ganar dinero o podemos estar ayudándoles a desarrollar capacidades para ponerlas al servicio de todos. La elección que he hecho yo y la que ha hecho el IESE está muy clara. En el fondo está en juego la felicidad personal a cada uno. Al final de la vida uno debe sentirse orgulloso de cómo la ha vivido.

Aprovecho para mostraros el libro que recientemente ha publicado Pablo Maella: “La casa de la eficacia” en la misma editorial que el del Iceberg. Proximamente hablaré de este libro. Hasta el jueves que viene.

Lenovo

LenovoEl sábado pasado leí una sorprendente noticia: Un CEO reparte su bonus de 3 millones de dólares entre los juniors de su empresa. Se trata de Yang Yuanqing Consejero Maximo responsable de Lenovo. Hay que recordar que Lenovo es el fabricante chino de ordenadores que hace unos 7 años compró a IBM la división de PC’s.

En total los beneficiados han sido más de 9,500 empleados de la compañía: recepcionistas, operarios de la linea de fabricación, y este tipo de trabajadores. Cada uno recibió 314 dólares (el equivalente al salario promedio de un mes de los trabajadores chinos). Cuando difundí la noticia por las redes sociales uno me comentó:  “esos chicos darían su vida por el CEO apartir de ese gesto!!“. Efectivamente. Es el modo más eficaz que ha encontrado el CEO de Lenovo de comunicar a los empleados que ellos son muy importantes para la compañía.

Ese tipo de afirmaciones es muy fácil de hacerlas y muchas veces suenan a frase bonita si no a manipulación. Pero cuando te están costando 3 millones de dólares la cosa cambia. Cuando se comunica a los empleados -de modo creible- que ellos son importantes, del modo como lo ha hecho Yang, estos harán cualquier cosa por la compañía. Vaticino un futuro muy prometedor para Lenovo. Inicialmente tuvo dificultades después de la compra a IBM. No sé como está ahora, pero me propongo seguir esa compañía. Podrá ser muy útil para mis clases.

Otro me dijo a través de Twitter: “buen gesto pero quiza seria mejor y mas justo revisar la politica de bonus para disminuir gap salarial? y no café para todos?“. No. No ha sido la compañía la que ha distribuido los 3 millones. Ese dinero ha salido del bolsillo del CEO. Pues era un dinero que le correspondía. Cada uno hace con su dinero lo que quiere. Por otro lado, yo soy totalmente contrario a los incentivos individuales en las compañías, por razones que ya expuse hace tiempo en este blog. Soy más partidario de la participación en beneficios.

Este tipo de gestos confirma mi opinión que el siglo XXI va a ser el siglo de los asiáticos. La noticia añadía: “según los expertos esto no sirve para nada“. Que es un error no asociar las primas económicas a unos objetivos concretos. Mi opinión es totalmente la contraria  y sin ningún lugar a dudas. Seguiré hablando de esto. No sé cuando podré responder a vuestros comentarios porque ya estoy de vacaciones con limitado acceso a la red.

Categorías:Incentivos, Modos de decidir Etiquetas: , , , , ,

China (II)

NixonContinúo con el mensaje que inicié hace un par de meses sobre el desarrollo económico de China.  Muchas empresas están considerando si ha llegado la hora de hacer negocios con China. Esto es así porque es un país con más de mil trescientos millones de habitantes que ha dejado la condición de país economicamente subdesarrollado para pasar a la de pujante país emergente.

Si bien son muchos los atractivos que presenta este país para hacer negocios, también es bueno hacer algunas advertencias, en primer lugar ir a China porque todo el mundo está yendo o porque está de moda es un pasaporte para el fracaso. La mayoría de las iniciativas que emprenden las empresas por la única razón de que “todo el mundo lo hace” acaban fracasando, si no pensemos en el boom de las punto.com de inicios de la pasada década. Hay que tener muy claro porqué va uno allí. Qué es lo que pretende.

También hay que tener en cuenta que hablar de mil trescientos millones de consumidores puede ser algo engañoso, son consumidores muy variados, nada homogéneos, distribuidos en una superficie mayor que toda Europa, y que llegar a ellos es todo menos fácil. Por otro lado para poder llegar a entenderse con unos posibles socios chinos no se puede ir a la manera occidental: unos minutos de saludos de cortesía y luego ir al grano. En general la mentalidad China solo hace negocios con aquellos en quien confía y crear relaciones de confianza lleva tiempo. Las primeras muchas reuniones son para conocerse, no para entrar en el meollo de las cosas.

Además, cuando se llega a un acuerdo con un socio en la China, hay que estar muy pendiente de todos los detalles y de su ejecución. Uno puede volverse a España o a su país de origen pensando que las cosas han quedado claras y muy bien puede pasar que los socios chinos hayan entendido cosas muy distintas de las que uno cree que se han acordado. La costumbre china de nunca decir que no puede hacer pensar que se ha llegado a un acuerdo cuando lo que sucede es todo lo contrario. En general una buena recomendación es emplear mucho tiempo aparentemente infructuoso en establecer relaciones y conocer y darse a conocer muy bien a los socios.

Recuerdo que el 12 de abril tendremos una reunión presencial de todos los lectores de este blog que querais venir a conoceros. Será en el IESE de Barcelona a las 19.00. Para tener una idea de cuantos vendreis enviar un email a esta dirección electrónica. Hasta el jueves que viene.

China (I)

shanghaiDesde el año 2005 voy periodicamente a China a dar clases de Toma de Decisiones. Este contacto con directivos chinos ha hecho que me interesara por lo que está pasando en ese país. Nadie duda de la enorme transformación social y económica que allí se está viviendo. Este hecho ofrece a las empresas del resto del mundo oportunidades. Muchas empresas se están preguntando si no sería el momento de abordar el mercado Chino.

Unos datos nos ayudarán a enmarcar la situación. En el año 2000 la economía China representaba el 3,7% de la economía mundial (el doble de lo que era en 1980) por debajo de Estados Unidos, Japón y Alemania. En solo 10 años, en 2010 la economía China ocupa ya el segundo puesto del ranking, solo por detrás de Estados Unidos, representando ya el 9,3% de la economía mundial. En estos 10 últimos años la economía estadounidense ha pasado de ser el 31% de la economía mundial a solamente el 23%. En ese mismo periodo Japón ha pasado del 14% al 9% y Alemania del 6% al 5%. España, con pequeñas fluctuaciones se mantiene siendo un 2% de la economía mundial.

También las importaciones y las exportaciones chinas se han multiplicado por 4 en la última década cuando en el resto del mundo apenas han aumentado un 50%. La tasa de ahorro y de inversiones en China es en torno al 50% de su PIB mientras que en Estados Unidos es del 22% aproximadamente, aunque estas cifras precisan una aclaración que ya haré en algún mensaje futuro. Una prueba del desarrollo de este país son las dos imágenes de este mensaje. Ambas muestran Shanghai, en 2009 y en 1990.

Shanghai¿Es la hora de que tu empresa se decida a participar en la economía China? Pues esto depende de muchos factores. Qué duda cabe que ese país va a tener un protagonismo económico en las próximas décadas, pero hay que ser cauto a la hora de lanzarse allí. Que haya 1350 millones de consumidores no significa que sea fácil venderles a ellos. En próximos mensajes hablare de oportunidades y riesgos de incorporar a China en la estrategia de una empresa. Hay muchas oportunidades, pero hay que estar avisado de los peligros. Seguiré con este tema. Saludos desde Shanghai y hasta el jueves que viene.

¿Y Zara, cómo lo hace?

Zara Inditex Amancio OrtegaNo sé qué día de la semana pasada leí que la cotización de las acciones de Giordano -una cadena china de tiendas de ropa- había subido un 5% en la bolsa de Hong-Kong. Motivo: los rumores de que Inditex, la casa matriz de Zara, iba a adquirir esa cadena. Si en el mensaje de la semana pasada daba unas pinceladas sobre las claves del éxito de Mercadona, hoy voy a hablar del éxito de Zara. El sector de la moda se caracteriza por unos ciclos de producción de la ropa de más de un año. Desde que se empieza a pensar cuál será la tendencia de moda la próxima temporada, se hacen estudios de mercado, diseño de ropa, fabricación y distribución, hasta que finalmente alguien compra un vestido pasa más de un año. Con tanto tiempo por medio las empresas no tienen tiempo de reaccionar. Si no has acertado con lo que va a querer el público la próxima temporada, te comes lo que has producido y si no has fabricado lo suficiente de lo que tiene éxito, pierdes oportunidades de venta (para mis antiguos alumnos de los masters del IESE, típico problema de la fractila crítica)

Y ahora viene lo de Zara. Su fundador Amancio Ortega es, según Forbes, la septima fortuna del mundo. ¿Cuál es la clave del éxito de Zara? pues lo mismo que Mercadona:  haber ideado un método para hacer lo contrario que se hace en su sector. Zara tiene más de 5000 tiendas repartidas por todo el mundo. Tiene un sistema de información que le permite saber cada día qué se vende en cada tienda, y tiene cientos de talleres pequeños distribuidos por Galicia, Portugal y el resto del mundo, dispuestos a recibir órdenes en cada momento sobre lo que tienen que confeccionar. De cada producto hace tiradas muy pequeñas. Si de algo se vende poco -y lo saben casi instantáneamente- paran su fabricación y distribución. Si de algo se vende mucho, aumentan su fabricación. De modo que fabrican prácticamente solo lo que saben que se va a vender.

Potente sistema de información y rápida capacidad de reacción. Lo primero para saber qué es lo que el público quiere y lo segundo para tenerlo preparado a tiempo. Una vez más, como en el caso de Mercadona o Southwest Airlines, el éxito está en hacer las cosas de modo distinto a cómo se hacen en tu sector, y… hacerlas bien. Por cierto, un pequeño detalle, ni Zara ni Mercadona se gastan un euro en publicidad.

Hasta el jueves que viene. Aunque tengo bastantes posibles temas sobre los que hablar, dadme sugerencias. Gracias de antemano.

A %d blogueros les gusta esto: