Archivo

Posts Tagged ‘Ley de protección del no nacido’

La decisión de abortar

diciembre 26, 2013 166 comentarios

bebe de PiquéAntes de abordar este tema tan importante quiero dar un mensaje de comprensión a todas las familias y especialmente a las mujeres  que se han enfrentado a esta decisión sea cual sea la decisión que hayan tomado. La decisión de interrumpir o no un embarazo puede analizarse con las metodologías propias del análisis de decisiones.

A la hora de tomar cualquier decisión han de analizarse tres tipos de consecuencias. Primero las consecuencias externas: qué cosas observables exteriormente suceden fruto de tomarse esa decisión. Después hay que analizar lo que le pasa interiormente a la persona que toma esa decisión y por último lo que les pasa interiormente al resto de las personas a las que les afecta esa decisión.

Las consecuencias externas de abortar son que una persona que iba a nacer al cabo de unos meses, ya no nace; que la madre no tendrá que despertarse frecuentemente por la noche una vez que haya nacido el niño; que a ese niño no habrá que alimentarlo; y una multitud de cosas que se nos puedan ocurrir.

Segundo, ¿Qué le pasa interiormente a la mujer que aborta? Pues pueden pasarle muchas cosas. Desde que se acostumbre a este tipo de acciones y la vez siguiente le sea más fácil volver a abortar, hasta que le entre un gran remordimiento que le persiga toda su vida con profundas consecuencias psicológicas. O también otras muchas posibles cosas. Lo importante aqui es ver que todas estas cosas pasan en el interior de la persona y no son observables desde el exterior.

Finalmente, ¿Qué les pasa a las personas a las que les afecta esa decisión? En concreto al niño abortado. Pues que se hace una tremenda injusticia con él. Se le priva del derecho más básico y elemental que tenemos todas las personas y ante el cual cualquier otro derecho debe quedar subordinado: el derecho a la vida. Para hacerse una mejor idea de qué es lo que le pasa a la persona a la que le afecta esta decisión basta aplicar el principio de no hacer a los demás lo que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros. ¿Hay alguien al que le hubiera gustado que su madre lo hubiera abortado?

Por tanto, la decisión de abortar es  una decisión erronea, por lo que doy la enhorabuena a todos los niños que van a poder nacer gracias a la ley de protección de la vida del no nacido recientemente promovida en España. Me alegro de que en la nueva ley nunca sea la madre que aborta la que incurra en delito sino que sean las otras partes involucradas. Repetir mi comprensión y solidaridad con las mujeres que se enfrentan a esa tesitura y si estas reflexiones ayudan a una sola mujer habrá compensado la mucha ira que este mensaje haya podido despertar en alguno. Feliz año 2014. Seguramente la semana que viene seguiré hablando de todo esto, en concreto de las alternativas a abortar.

A %d blogueros les gusta esto: