Archivo

Posts Tagged ‘sabios’

Tipología de tontos

octubre 22, 2020 6 comentarios

Dicen que hay dos tipos de tontos, los que prestan libro y los que los devuelven. Fuera de bromas, el otro día estuve reflexionando sobre algunos perfiles de personas con las que me he cruzado en la vida, me di cuenta que había personas no muy inteligentes y muy agradables y otras tampoco muy inteligentes pero insoportables. Por supuesto muchas personas inteligentes.

El ser más o menos inteligente no es mérito ni demérito de nadie, cada uno tiene la que Dios le ha dado. A esto no hay nada que decir. Pero entre los menos dotados los hay que son humildes y serviciales. Conocen sus limitaciones saben hasta donde pueden ser útiles y hasta donde no, y resulta que no son tan tontos. Con ellos se está muy a gusto.

Luego está el tonto terco. El que se empeña en una idea que es absurda, es incapaz de darse cuenta de lo absurda que es y además insiste e insiste. De este tipo de gente lo mejor es alejarse. Sin ninguna mala intención te puede meter en muchos líos.

Después está el tonto soberbio. El que se cree muy listo. Va dando lecciones. Está muy satisfecho de sí mismo. Los que le conocen poco quedan inicialmente deslumbrados por su empuje y su decisión. A la que se les conoce un poco más empiezan a dar pena y a ser el hazme reír de todo el mundo. De estos mejor mantenerse alejados, pues suelen ser avasalladores y generan malestar a su alrededor. No se les puede llevar la contraria, porque en su soberbia no admiten error alguno. Son perfectos. Los errores siempre son de los demás. Generan malestar.

Estés más o menos dotado de capacidad, seas más o menos listo, sé humilde. Es mi consejo, intenta ser útil, servir. Te ganarás muchas amistades y podrás hacer mucho bien, con independencia de lo más o menos inteligentes que podamos ser. Hasta el jueves que viene.

Más de sabios y tontos

noviembre 26, 2015 14 comentarios

tontosCreo que fue Platón quien dijo “Los sabios hablan porque tienen algo que decir y los tontos porque tienen que decir algo”.

Qué gusto da cuando alguien dice algo inteligente y desencalla una discusión que parecía iba a no tener fin. Son personas que saben escuchar. Cuando preguntan es para pedir una aclaración que era necesaria hacer. Cuando hablan inspiran confianza. Lo que dicen lo han pensado. Con estas personas suele bastar con diez minutos para darse cuenta de lo inteligente que es.

También sucede en ocasiones que las reuniones se hacen interminables porque hay quienes se empeñan en dar su opinión. A veces dan una opinión irrelevante sobre un tema importante, y a veces intervienen sobre temas que no tienen ninguna importancia. No suelen ser capaces de decir más de dos frases seguidas con sentido. Han de cambiar de tema. El caso es decir algo. Hablar.

El tonto se distingue porque cuando hace una pregunta en vez de pararse a escuchar la respuesta, su cabeza ya está en otro asunto y preparado para disparar otra tontería.

Más vale estar callado aunque puedan pensar que uno es tonto, que hablar y despejar la duda dijo algún presidente norteamericano. Al tonto se le distingue de lejos. Al listo también.

Os dejo una foto con mis alumnos de Hong Kong a los que di clase la semana pasada. Hasta el jueves que viene.

alumnos chinos

De sabios y tontos

noviembre 19, 2015 12 comentarios

tontosDecía Leonardo Polo que los sabios prevén y los tontos constatan. El sabio y prudente, prevé que si hacemos esto pasará aquello. Si queremos que las ventas aumenten un 10% tenemos que hacer esto y aquello, pero tener cuidado con lo de más allá porque podría hacer fracasar el plan. Una vez hechos los planes observamos que ocurren las cosas tal como habíamos previsto, o vemos que hay un detalle que se nos había escapado y tenemos que corregir. El sabio y prudente piensa a donde quiere llegar y hace los planes para llegar a ese puerto, y si en el camino ve que tiene que corregir corrige.

En cambio el tonto constata. Constata que las ventas han bajado un 10%, o constata que las ventas han subido un 10%, o constata que ha empezado a llover. El tonto simplemente observa lo que está pasando sin darse cuenta que lo podía haber anticipado y se podía haber preparado para la lluvia o para defenderse de una eventual bajada del 10% de las ventas.

Las empresas dirigidas por sabios y prudentes supieron capear la crisis que tuvimos los últimos 7 años. Las empresas dirigidas por tontos sucumbieron. Está tu empresa preparada para las posibles eventualidades futuras, o simplemente constatará que pasa lo que está pasando.

Warren Buffet decía que una empresa tiene que estar organizada de modo que la pueda dirigir un tonto, pues llegará un día en que la dirigirá un tonto. Saludos desde Hong Kong donde estoy dando un curso sobre Toma de Decisiones

A %d blogueros les gusta esto: