De sabios y tontos

Relacionado

Meter la pata

Cuando uno comete un error caben dos posibilidades. La...

Efectos colaterales

En España estos días se está hablando mucho de...

Una buena práctica

Habitualmente cuando nos planteamos hacer una cosa es porque...

¿Qué podemos hacer?

En el mundo desarrollado hemos experimentado unos altos niveles...

La empresa como red de aprendizaje

La semana pasada moderé una sesión del programa para...

Share

Decía Leonardo Polo que los sabios prevén y los tontos constatan. El sabio y prudente, prevé que si hacemos esto pasará aquello. Si queremos que las ventas aumenten un 10% tenemos que hacer esto y aquello, pero tener cuidado con lo de más allá porque podría hacer fracasar el plan. Una vez hechos los planes observamos que ocurren las cosas tal como habíamos previsto, o vemos que hay un detalle que se nos había escapado y tenemos que corregir. El sabio y prudente piensa a donde quiere llegar y hace los planes para llegar a ese puerto, y si en el camino ve que tiene que corregir corrige.

En cambio el tonto constata. Constata que las ventas han bajado un 10%, o constata que las ventas han subido un 10%, o constata que ha empezado a llover. El tonto simplemente observa lo que está pasando sin darse cuenta que lo podía haber anticipado y se podía haber preparado para la lluvia o para defenderse de una eventual bajada del 10% de las ventas.

Las empresas dirigidas por sabios y prudentes supieron capear la crisis que tuvimos los últimos 7 años. Las empresas dirigidas por tontos sucumbieron. Está tu empresa preparada para las posibles eventualidades futuras, o simplemente constatará que pasa lo que está pasando.

Warren Buffet decía que una empresa tiene que estar organizada de modo que la pueda dirigir un tonto, pues llegará un día en que la dirigirá un tonto. Saludos desde Hong Kong donde estoy dando un curso sobre Toma de Decisiones

12 COMENTARIOS

  1. Que bien dicho, le felicito. Fantástico Leonardo POLO , al que llegué de la mano de mi querido profesor D.Fernando Selles, de quien aprendí también , que el sabio no carece de amigos, como dice Aristóteles, porque es acogedor. Gracias
    M Eugenia

  2. Gran frase de Polo. Yo aprendí de él que la muerte (léase quiebra en el caso de una empresa) proviene por falta de sincronía y, por otro lado, que la sincronía es el gran secreto de la propagación de la luz o cualquier movimiento físico (y gracias a Polo, me atrevo a decir que espirituales, en su orden, también). El que prevé se fija en los próximos sincronismos, mientras que el que constata ni siquiera se había dado cuenta de esa posibilidad. Muy buena cita MA, gracias.

  3. Siento hechar un poco de agua al vino… pero Leonardo Polo se olvidó de una tercera categoría, que son los «aun más tontos» que ni siquiera son capaces de constatar!!

    Saludos, y totalmente de acuerdo con tu post.

    Javier del Agua

  4. Cuando estudiaba derecho en Pamplona, solía ir a las sesiones de Leonardo Polo. El «Maestro» explicaba que todos los hombres veníamos a tener la misma inteligencia y lo que nos diferenciaba era una nuestra imaginación con su capacidad de relacionar conceptos y prever actuaciones futuras.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: