Archivo

Posts Tagged ‘vanidad’

Personalidad

personalidadHay personas que viven amargadas preocupadas por la opinión que los demás tienen de ellas. Viven preocupadas por su imagen. A mí esto me parece una pérdida de energías y una preocupación absurda. Creo que lo importante es preocuparse por quien uno es. Preocuparse de ser un buen profesional; un buen padre o madre de familia; un buen amigo, etc.

De qué sirve proyectar una imagen de buenas personas si no lo somos. Estamos engañando solo a los tontos, pues la gente inteligente sabe captar quienes somos. Además, qué importa lo que opinen los demás. Lo importante es lo que somos, no lo que parecemos. Y si nos preocupamos de ser buenos profesionales, buenos padres, etc. Ya lo captará la gente. Y si no lo captan, qué más da.

El intento de querer dar siempre una imagen positiva genera en mucha gente ansiedad, frustración, problemas de salud mental, etc. Sobre todo cuando uno en su campo quiere ser el mejor, no hace más que compararse con los demás y vive amargado.

Viviríamos mucho más tranquilos si dejáramos de preocuparnos de lo que opinan de nosotros. Además esta preocupación manifiesta una patente falta de personalidad, que evidentemente se refleja en la imagen que damos de nosotros mismos, consiguiendo todo lo contrario a lo que pretendíamos.

Consejo: preocúpate de quien eres y despreocúpate de intentar dar una buena imagen. Hasta el jueves que viene y, María Angeles, muchas felicidades.

Simplificar

ser normalYo creo que la vida podría ser más sencilla de lo que es. Por un lado tenemos una tendencia a complicarnos la vida y por otro hay quienes están interesados en complicárnosla.

Me centraré en la primera causa. Tendemos a complicamos innecesariamente, cuando nos preocupamos por el qué dirán, qué imagen se llevarán de nosotros, haré el ridículo, etc. No somos tan importantes para que la gente empiece a hablar de nosotros. Si hacemos el ridículo seguramente un buen montón de personas a nuestro alrededor lo estarán haciendo también y pasaremos desapercibidos. No somos tan importantes. Y si actuamos con normalidad la imagen que se llevarán de nosotros será la de personas normales. Malo si proyectamos una imagen distinta de lo que somos. Estaremos engañando.

Si dejamos de preocuparnos de nosotros mismos viviremos más tranquilos y nuestra vida será más sencilla. Moraleja de esta semana, cuando tomes decisiones no te preocupes mucho de ti y piensa más en los demás. Hasta el jueves que viene.

A %d blogueros les gusta esto: