Archivo

Posts Tagged ‘Antonio Machado’

Vivir, contemplar

generación del 98Dice un poema de Machado

Poned sobre los campos
un carbonero, un sabio y un poeta.
Veréis cómo el poeta admira y calla,
el sabio mira y piensa…
Seguramente, el carbonero busca
las moras o las setas.
Llevadlos al teatro
y sólo el carbonero no bosteza.
Quien prefiere lo vivo a lo pintado
es el hombre que piensa, canta o sueña.
El carbonero tiene
llena de fantasías la cabeza.

 

Me viene a la cabeza este poema muchas veces cuando veo a la gente por la calle paseando o haciendo ejercicio con auriculares, oyendo música o lo que sea lo que oyen. y me sorprende que pudiendo contemplar la ciudad, el campo, la gente, etc… prefieran el sonido de una máquina. Yo soy muy respetuoso con las preferencias de la gente. No tengo que decir a nadie lo que le tiene que gustar. Ni yo ni nadie puede hacerlo. Solo que me sorprende que con lo rico que es el mundo en el que estamos muchos prefieran acotarlo a unas ondas sonoras procedentes de una máquina.

Mirar, admirar y pensar dice Machado. Hay mucho mundo del que disfrutar. Hasta el jueves que viene.

Categorías:varios Etiquetas: , ,

Tu verdad no, la verdad

septiembre 18, 2014 28 comentarios

Tu verdadno, la verdadHay bastantes periódicos que en su versión digital lanzan diaria o semanalmente una encuesta para ver qué opinan los lectores. Una pregunta típica sería ¿Va a ganar Barcelona la liga de futbol este año? o ¿Cree que abortar es un derecho de la mujer?, etc. Siempre hay tres posibles respuestas, “Si”, “No” y “No sabe/No contesta”

Ante la pregunta de si el Barça ganaría la liga este año, al cabo de unos meses, cuando la liga se ha acabado, se puede saber quiénes estaban en lo cierto y quiénes en el error. Lo mismo pasa con la pregunta sobre el aborto: abortar es un derecho de la mujer o no lo es, por lo que, tanto en un caso como en otro, unos están en lo cierto y otros en el error, pues no puede suceder que una cosa y su contraria sean ambas verdaderas (esto ya lo dijo Aristóteles).

Distintos son los temas en los que nos organizamos como queremos. Por ejemplo si la pregunta fuera ¿Se debe permitir fumar en los bares si al dueño le parece bien? Tan válida es una posición como la contraria, pues no hay una verdad subyacente que haga que permitir fumar en los bares sea verdadero o sea falso. En este caso nos organizamos como queremos.

Ante los hechos, o se está en la verdad o en el error. Ante las opiniones, puede ser válida cualquier opinión. Antonio Machado decía: “Tu verdad no, la verdad. Y ven conmigo a buscarla, la tuya guárdatela”. Conclusión para esta semana, asegúrate que no te equivocas en hechos que son verdaderos o falsos. Las decisiones que tomes al respecto serán equivocadas si tomas por verdadera una cosa que sea falsa.

Para los que queráis saber mis contestaciones a las dos preguntas anteriores. Afirmo que el Barcelona ganará la liga y sobre el aborto ya me pronuncié hace unos meses. En cualquier caso, siguiendo el consejo de Machado, tenemos que buscar la verdad. Hasta el jueves que viene.

En mi soledad…

“En mi soledad he visto cosas muy claras que no son verdad” escribe el poeta Antonio Machado. Conocer la realidad es fundamental para tomar buenas decisiones. Pero con frecuencia tenemos una percepción subjetiva de la realidad sesgada, y habitualmente a favor nuestro.

Los estudiantes hablan de “he aprobado” o “me han suspendido”. El 80% de los condutores pensamos que somos mejores conductores que la media.  Un profesor de un colegio me comentaba que los padres facilmente reconocen que sus hijos podrían esforzarse más. Que la causa de las malas notas es que no trabajan suficientemente. Pero -me decía- nunca un padre reconoce que su hijo no tiene muchas luces. Cuando por separado se pregunta a parejas de matrimonios qué porcentaje del trabajo de la casa lo llevan ellos la suma siempre es más del 100%. Vemos la realidad como nos gustaría que fuera y no como realmente es.

Esta deficiencia en el conocimiento de la realidad es fuente de muchos errores en la toma de decisiones. Si uno fuera consciente que hace menos trabajo de la casa del que cree, quizá haría más. Si uno conociera las limitaciones de su hijo, podría orientarlo mejor.

Tomaremos mejores decisiones si tenemos una percepción más correcta de la realidad. Este es un consejo tanto para nuestra vida personal como profesional. Cuando surge un problema y tenemos que resolverlo solemos buscar las causas para ponerle remedio. Una buena hipótesis que rara vez hacemos es preguntarnos si la causa del problema somos nosotros mismos. Si sabemos reconocerlo y ponemos remedio mejoraremos como personas e inspiraremos confianza en los que tenemos alrededor.

Esta percepción subjetiva de la realidad sesgada a favor nuestro es un error en el que los políticos son campeones. Recordemos los “brotes verdes”en la economía española de los que hablaba nuestra anterior ministra Elena Slagado. Su sucesor Luis de Guindos afirmaba el mes pasado “El mercado reconocerá la solvencia de España”. Facilmente confundimos nuestros deseos con la realidad.

Una pequeña advertencia: nuestra percepción de la realidad siempre será subjetiva, lo cual no significa que no pueda conocerse. Esta semana no hay video. Castigados. Hasta el jueves que viene.

Etica y toma de decisiones

El fútbol y la éticaComo anuncié en el mensaje de la semana pasada voy a continuar con el tema de los valores y la toma de decisiones. Cada uno decide según su escala de valores, pero decíamos que hay que cerciorarse de que se tienen unos valores correctos, que uno valora cosas que realmente valen y no cosas que no valen. Es decir, que existen valores objetivos: honradez, justicia, lealtad, etc. Si esto no fuera así ¿qué sentido tendría el decir que hemos de tener un comportamiento más ético, sobre todo los dirigentes políticos y los responsables de las empresas?. Si no hubiera principios de actuación, valores, objetivos, cada uno estaría actuando eticamente según “sus” valores, según “su” ética. A nadie se le podría achacar falta de ética en su comportamiento.

Negar la existencia de valores objetivos es el terreno de los mediocres. Si soy yo el que dicto lo que está bien y lo que está mal, yo siempre triunfo. Es como si en la liga de futbol cada equipo pusiera las reglas. Uno dice gana la liga “el que meta más goles”. Otro dice, “el que más penaltis meta”, otro “el que le metan menos goles”, así todos los equipos ganan la liga. No señores. La liga la gana solo un equipo: el que más puntos consigue y punto (o cómo dicen mis alumnos del master punto pelota).

Esto no son simplemente consideraciones filosóficas. Lo serían si no tuvieran impacto en la vida de cada una de las personas y en las organizaciones que  formamos. A nivel personal, si tu escala de valores no es correcta vas a tener más dificultades en la vida. A nivel más macro, si las causas de la crisis económica fueran puramente económicas, con una correcta política económica tendríamos la solución. Pero las causas de la crisis son tanto económicas como éticas, comportamientos eticamente reproblables, entonces ya no es suficiente una adecuada política económica. Hace falta algo más: integridad. Una deficiente escala de valores genera crisis económicas a nivel social y crisis personales a nivel individual.

Termino con una par de poesías breves de Antonio Machado (tiene muchas en este sentido) que avalan lo que estoy exponiendo: “Tu verdad no, la verdad. Y ven conmigo a buscarla, la tuya guárdatela” y la otra: “En mi soledad, he visto cosas muy claras, que no son verdad“. Hasta el jueves que viene.

Toma de decisiones y escalas de valores

En un comentario a mi entrada de la semana pasada, Fernando Núñez me sugería que hiciera alguna reflexión sobre las decisiones que tomamos y su relación con la escala de valores que cada uno tiene. El tema es de sumo interés y muy profundo. Los valores son los principios de actuación por los que cada uno se rige. Cada uno decide según su escala de valores. Pero tenemos que cerciorarnos  que tenemos una escala de valores correcta. Los valores son las cosas que valen y nuestra escala de valores son las cosas que nosotros valoramos, y si lo que nosotros valoramos no son cosas que valen, nuestra escala de valores estará equivocada y por tanto nuestras decisiones y actuaciones serán incorrectas. Es por tanto importante que nos preocupemos de valorar las cosas que realmente valen.

Los valores son objetivos y mis valores son subjetivos. Sí, sí, has leído bien por muy contracultural que suene: existen valores objetivos. La honradez, el respeto a los compromisos adquiridos, la justicia, etc. son valores. Si en nuestras decisiones no tenemos en cuenta que hay que ser honrados, respetar los compromisos adquiridos, etc. nuestras actuaciones serán incorrectas. Nos saldrán las cosas mal. Es por tanto muy importante que nos cercioremos que valoramos lo que realmente vale para no construir nuestra vida sobre principios erroneos. Recuerda que en el mensaje de la semana pasada decíamos que cada uno somos la historia de nuestras decisones.

La idea que acabo de exponer está avalada por Benedicto XVI, que tiene como uno de los objetivos de su pontificado el combatir el relativismo, el todo vale. No, no todo vale. Engañar no vale. En verdad valores solo hay uno: la persona humana. La persona es el único valor intrínseco. Los demás valores son valores en la medida en que sirven a la persona.

El poeta Antonio Machado también defiende esta idea, aunque continuaré hablando de esto la semana que viene, pues todavía hay muchas cosas que decir. Solo añadir un par de ideas muy útiles para los tiempos que corren: la primera es que la lealtad a los compromisos que uno ha adquirido con su conyuge es un valor. Quebrantar este valor tiene dramáticas consecuencias tanto a nivel personal como social. La segunda es mostrar la importancia de educar en valores a los jóvenes. Que aprendan a valorar lo que realmente vale. Les va en ello su felicidad personal y el mundo que construimos.

Sobre este tema he pensado mucho, y los comentarios, como siempre, serán bienvenidos. Cuando hablo de esto en mis clases a los alumnos se les ponen los ojos como platos. Adios,

A %d blogueros les gusta esto: