Archive

Posts Tagged ‘creatividad’

Sobre libertad e iniciativa

febrero 16, 2017 6 comentarios

innovacionComentaba en un mensaje reciente que las empresas deben dejar espacio a la iniciativa de su gente. Si cómo hay que actuar en cada momento está rigurosamente especificado y nadie se puede salir de esas rígidas pautas la gente se frustra y además no se aprovecha el mucho talento que hay en los empleados y directivos de la organización.

Pero surge una cuestión. Si dejamos que florezca la iniciativa y la experimentación en nuestra gente ¿cómo garantizamos que no se van a hacer cosas que supongan un alto riesgo para la empresa? Pues muy sencillo la empresa debe establecer una serie de políticas, una serie de comportamientos que no son admisibles. “No se manipulará la contabilidad”; “No se aceptarán pedidos sin factura”, o las que sean.

Son una serie de políticas, pocas que evitarán comportamientos e iniciativas que vayan en contra de los intereses de la empresa, aunque puntualmente saltarse esas normas pudiera reportar beneficios a corto plazo. Se puede tener iniciativa y creatividad dentro de los amplios límites que marcan esas políticas.

Esas políticas deben ser pocas, pero claras y de obligadísimo cumplimiento. Deben estar avaladas por sanciones ejemplares a quien se las salte. No cumplirlas podría entrañar alto riesgo para la empresa. Si no cumpliéndolas no pasa nada, son papel mojado, inútiles y causa de cachondeo dentro de la empresa.

Deben estar establecidas en términos negativos, en el sentido que se puede hacer de todo menos …. menos lo que dice esa determinada política.  Y por supuesto la dirección de la empresa ha de ser ejemplar en su cumplimiento. En su cumplimiento y en las sanciones impuestas a quien se las salta.

De esta manera se fomenta la iniciativa de todo el mundo dentro de la empresa y se evitan actuaciones que pongan en riesgo a la empresa.

¿Por qué cuesta tanto abordar nuevos retos?

no cambiarCasi todas las empresas suelen reconocer la necesidad de innovar y estar al día para seguir siendo competitivas. Se reconoce que el entorno cambia y no se pueden quedar atras. Sin embargo son pocas las empresas que hacen las cosas de modo diferente a como vienen haciéndolas durante años.

He observado que muchas veces la razón para este inmovilismo es que cuando se plantea algo nuevo, a poco que se le encuentre algún inconveniente se descarta. Así es imposible abordar nada nuevo, porque nunca un plan de actuación es perfecto desde todos los puntos de vista.

La cuestión no es si lo que hemos ideado es perfecto o no, que nunca lo es, sino si es mejor comparado con lo que se está haciendo actualmente. Cuando se idea una cosa nueva se le exige la perfección, cuando es suficiente con que sea mejor que lo que actualmente se está haciendo. Ya se irá mejorando poco a poco más adelante.

He visto organizaciones que han dejado pasar oportunidades muy buenas porque no eran perfectas. Además de seguir en la mediocridad, los proponentes de las buenas nuevas ideas se frustran y los mediocres son los que acaban tomando el protagonismo de la organización.

A %d blogueros les gusta esto: