Archive

Posts Tagged ‘Humildad’

Más sobre humildad en la toma de decisiones

soberbiaCada vez estoy más convencido de la importancia de la humildad en un directivo. Un directivo humilde concibe su trabajo de dirección como un servicio. Sabe que no es perfecto y se apoya en el equipo que dirige para tomar decisiones. Reconoce sus errores cuando ve que se ha equivocado y sabe pedir perdón.

Por el contrario la falta de humildad en un directivo le hace pensar que siempre tiene razón y si alguna vez no la tiene es porque ha pasado algo imprevisible y que si no hubiera sido por eso habría tenido razón. Solo tiene derechos. Su superioridad le hace pensar que los merece por razón de justicia. No se puede opinar de modo distinto a él. Su opinión es la única válida, por algo él es perfecto. Y finalmente es hostil ante el error de los demás. Como él nunca se equivoca no concibe que se puedan cometer errores.

Hay otra pequeña diferencia. Con el directivo humilde se trabaja muy a gusto y es apreciado por su gente. Al soberbio se le teme, se le rehúye y genera rechazo. Decide qué tipo de directivo quieres ser.

Hasta la semana que viene, pero antes comunicaros que el 23 de abril, dia del libro, Pablo Maella y yo estaremos desde las 12.00 hasta las 13.00 firmando ejemplares de nuestro último libro “Con la misma Piedra. Los 10 errores que todos cometemos al decidir” en la librería Garbí de Barcelona, Via Augusta 9. Y también el 3 de mayo haremos la presentación del libro en el Fnac de la Illa a las 19.00. Os esperamos en ambos sitios a los que os vaya bien venir.

Conversar

tener razonHola a todos, adelanto el mensaje de esta semana a hoy miércoles porque mañana, Jueves Santo, es fiesta en muchos sitios. Hay personas que cuando hablan hacen afirmaciones con gran rotundidad. Hay que desconfiar de ellas. En general el conjunto de estupideces que una persona dice es directamente proporcional a la seguridad con que las dice.

Una vez participé en una mesa redonda en la que estábamos siete supuestos expertos, y fue uno el que acaparó todo el debate con afirmaciones rotundas que iban contradiciendo lo que los demás íbamos diciendo. Conforme hablaba este elemento se iba creciendo.

Cuando en una autopista son todos los demás coches los que circulan en dirección contraria, sospechoso. Una vez un buen amigo me dijo “ya me gustaría estar tan seguro de alguna cosa como alguno lo está de todo”.

Las personas inteligentes saben que pueden estar equivocadas y cuando dicen algo están abiertas a rectificar o cambiar de opinión cuando aparecen nuevos datos o se les muestra un punto de vista que no habían considerado.

Yo disfruto de los buenos conversadores. Uno de mis “hobbies” es una buena merienda con un reducido grupo de amigos, horas por delante y… a arreglar el mundo. Ahí no caben los que tienen solución infalible y probada para todo. Feliz Semana Santa, y hasta el jueves siguiente.

Déjate ayudar

estrategiaUna manifestación de prudencia y de inteligencia es pedir ayuda. Hay personas que piensan que pedirá ayuda es síntoma de debilidad. De que uno no es capaz de hacer tal cosa por si mismo. Gran error.

El que piensa que es capaz de hacerlo todo sin necesidad de ayuda, primero está profundamente equivocado pues no se da cuenta que las capacidades conjuntas de dos o tres personas son superiores a las capacidades de él solito por muy grandes que estás sean. Segundo le falta humildad, pues se cree que él solito puede con todo. Tercero suele ser una persona solitaria y sin amigos, pues pedir posibilita que otros nos puedan hacer un favor ayudándonos, lo cual facilita la amistad. Y finalmente, pidiendo ayuda nos saldrán las cosas mejor que si las hacemos nosotros solos.

No es debilidad mostrar la necesidad de ayuda sino todo lo contrario. Es síntoma de ser persona cabal. Muchas veces el que no pide ayuda es porque tiene que demostrar que es superior a los demás, y que los demás no tienen nada que aportarles. Pero la realidad es todo lo contrario. El que no pide nunca ayuda suelen ser una persona que necesita demostrarse a sí mismo que es muy valiosa.

En un directivo, el pedir ayuda a sus subordinados es un modo eficaz de crear un equipo cohesionado. El directivo que nunca pide ayuda, que siempre lo sabe hacer todo, crea barrera y distanciamiento en su gente. Consejo. No tengas miedo a pedir ayuda. No es debilidad sino todo lo contrario. Es síntoma de prudencia, madurez y sabiduría. Hasta el jueves que viene.

Contra la prepotencia: cercanía

febrero 24, 2011 36 comentarios

Muchas gracias, lectores, por lo mucho que difundísteis por la red el mensaje de la semana pasada sobre los directivos prepotentes. Por los comentarios que hicísteis ya se ve que quien más quien menos ha padecido alguna vez a alguno de ellos. Dado el interés mostrado por el tema, esta semana voy a hablar de la situación contraria: de las carácterísticas de los directivos con los que da gusto trabajar, que por cierto son muchos.

Son directivos que saben que su trabajo consiste fundamentalmente en facilitar la tarea de sus subordinados. Conciben la posición que ocupan, no como un privilegio sino como un servicio. Infunden confianza. No da miedo acudir a ellos porque reaccionan siempre de un modo predictible. Son directivos “cercanos”Son humildes. Se preocupan del crecimiento de su gente. Son de fiar. Cumplen con la palabra dada. No hacen injusticias. Da gusto trabajar con ellos. Y sobre todo, se les echa en falta cuando ya no están.

Este modo de ser no debe confundirse con el directivo “bondadoso” que, queriendo contentar a todo el mundo, acaba siendo injusto con todos. Saben exigir y corregir cuando lo que necesita el subordinado es que se le exija o que se le corrija. Y no les tiembla el pulso cuando hay que despedir al que hay que despedir.

¿Cómo ser un directivo “cercano”?  Pues poniendo en práctica todo lo expuesto en los párrafos anteriores. En definitiva, tratando a las personas como personas. Importándote cada una de ellas. Valorándolas. Juan Pablo II, además de un gran santo que será beatificado el próximo primero de mayo, en cuanto hombre de gobierno es un ejemplo de gobernante “cercano”. Hasta la semana que viene y muchas gracias por el apoyo que estais dando al blog.

A %d blogueros les gusta esto: